La elección de un buen monitor para un PC puede llegar a ser terriblemente complicada. Hay una gran variedad de ellos, muchos son monitores antiguos que llevan en el mercado más de dos años, y es difícil saber en qué hay que fijarse para elegir el monitor que mejor se adaptará, sobre todo, a la vista de cada usuario.

Existen diversos problemas que se pueden plantear en la elección de un monitor, pero es algo que detallaré después del listado de los mejores monitores. Los modelos incluidos en este artículo tienen una buena relación calidad-precio, los hay también baratos —no todo el mundo puede gastarse 200 euros en un monitor—, o especialmente buenos para usos determinados aunque puedan resultar más caros como para diseño o gaming.

Podéis consultar otros artículos de componentes:

Nota: si veis alguna cosa errónea en este artículo, no queda clara o estáis en desacuerdo, por favor indicadlo en los comentarios y ayudadnos a mejorarlo. Intentad mantener una actitud positiva y colaboradora, que de personas con actitudes negativas y destructivas ya está lleno el mundo. Hablando se entiende la gente, y siempre es posible que saquéis conclusiones alejadas de lo que queremos transmitir en el artículo.

Económicos (menos de 100 euros)

2216h.jpg

Vais avisados de que gastando menos de 100 euros os llevará a tener monitores normales, calidad decente, por debajo de las 22 pulgadas de diagonal, sin grandes alardes de conectividad, y posiblemente poco ángulo de visión si optáis por un panel TN. Pueden tener un buen uso como segundo monitor o, lo más habitual, para trabajo ofimático en empresas y en casa, aunque cada mes que pasa los precios bajan y las tecnologías de estos monitores mejoran y se pueden encontrar modelos interesantes con paneles de tipo IPS o VA.

Todoterreno (menos de 180 euros)

s2419h.jpg

Estos modelos ya son bastante mejores y podéis encontrar buenos modelos, aunque por lo general tienen conectividad limitada. Es un rango en el que abundan los 1080p con conexión VGA o DVI, y alguno que otro HDMI a medida que vamos invirtiendo más en el monitor. Personalmente prefiero los monitores de Dell o LG en esta gama —y casi en cualquier rango de precios—, aunque no hay que desmerecer la labor de BenQ o HP, ya que al final todas las compañías usan los mismos paneles IPS, TN o VA de los mismos fabricantes.

El VC239HE de ASUS es de los monitores IPS de 23 a 24 pulgadas más baratos (125 € en abr. 2019), si bien prescinde de altavoces y recurre como otros a conectividad de solo un HDMI y un VGA. Buena calidad de color, fabricación y pie, si bien es un monitor que cuanto más barato esté mejor le sienta a lo que ofrece.

El GW2480 de BenQ es un modelo IPS relativamente barato (135 € en abr. 2019) con buena calidad de color (99 % de la escala de color sRGB) y características, recortando algo en los botones físicos, pero incluye altavoces y un pie estable.

El 276E9QJAB es un monitor de 27 pulgadas 1080p de tipo IPS que aporta una buena calidad de color, cubriendo el 100 % de la gama sRGB y el 93 % de la NTSC, con 5 ms de tiempo de respuesta, 60 Hz, y compatible con el refresco adaptativo FreeSync para las tarjetas gráficas de AMD. Incluye un conector HDMI, un DisplayPort y un VGA. Se puede ajustar en inclinación entre los –5º y 20º. Tiene en general un buen diseño en color plata con marcos mínimos, y altavoces integrados.

Avanzados generalistas (más de 180 euros)

0_s2419h.jpg

Los siguientes monitores son buenas elecciones para aquellos que usen el equipo para trabajar, jugar y diseñar, aunque debido al tipo de panel predominante (IPS) suelen contar con tiempos de refresco más altos que los TN, generalmente compensados por otras técnicas, por lo que salvo que tengáis un ojo biónico no deberíais notar nada malo en ello. De otra forma deberíais buscar paneles de tipo TN para contar con tiempos de refresco bajos (1 ms GaG).

1080p (FHD o 2K)

El S2419H de Dell, es un monitor IPS con una gran calidad de color para el precio sobre el que se sitúa, cubriendo el 99 % de la gama sRGB. Incluye altavoces estéreo, tiene unos típicos 250 nits de brillo máximo, y en general, como la mayoría de monitores de Dell de tipo IPS, son de buena calidad en el terreno de la imagen.

El S2719H es un monitor de 27 pulgadas 1080p de tipo IPS con una excelente calidad de color, y con la ventaja de incluir altavoces. Sin embargo, no dispone de otros extras como Adaptive Sync, aunque su refresco de 60 Hz y su baja latencia de entrada lo hace decente para jugar, si bien por diseño y calidad de pantalla lo orienta más a un uso generalista, ofimática o empresas.

1440p (QHD o 2.5K)

La diferencia entre el P2421D y P2421DC es que el segundo tiene un conector USB tipo C para datos, vídeo y carga de 65 W del equipo conectado, además de un DisplayPort y un HDMI y concentrador de dos USB 3.0. Tienen paneles IPS de 23.8 pulgadas QHD de 60 Hz y 5 ms de respuesta. Destacan sobre todo por la calidad de color, y están orientados a uso generalistas y no tanto para juegos.

Lo primero que quiero decir sobre los monitores de 27 pulgadas con una resolución de FHD es que hay que tener en cuenta que tienen una baja densidad de píxeles, en torno a los 82 PPP, y por tanto se corre el riesgo de que, si se usan desde cerca, se puedan contar literalmente los píxeles en pantalla. Incluso a una distancia de 60 cm de uso puede hacer que muchos noten excesivamente que la imagen no está bien definida, por lo que tenedlo en cuenta a la hora de comprar uno de estos monitores. Tienen otros usos, como por ejemplo jugar a una consola en una habitación desde cierta distancia, para lo cual pueden ser bastante mejor elección.

El U2719D incluye un panel IPS y resolución QHD que cubre el 99 % sRGB, 99 % Rec. 709, 85 % DCI-P3, Delta E < 2.

2160p (UHD o 4K)

Los monitores 4K UHD ya tienen precios más competitivos y son una buena compra para acompañar a una tarjeta gráfica potente como una RTX 2070 en adelante que permitan jugar a una buena cantidad de juegos a 4K. Necesitaréis HDMI 2.0 o DisplayPort 1.2 en el monitor y tarjeta gráfica para jugar a 4K y 60 FPS o la salida de vídeo no tendrá suficiente ancho de banda para comunicarse con el monitor.

Hay una creciente tendencia a poner en el mercado monitores con panel de 31.5 pulgadas y resolución 4K, pero puede resultar un tamaño excesivamente grande si el escritorio en el que se vaya a dejar el monitor tiene poca profundidad.

El 32UK550-B de LG es un monitor barato de 80 cm de diagonal con resolución 4K el cual es de tipo VA y tiene una buena calidad de color al cubrir el 95 % de la escala DCI-P3 con color de 10 bits (8+FRC). Interpreta imágenes de alto rango dinámico con certificado DisplayHDR 400, pero es más simbólico que un monitor HDR real.

El 27UL550-W es un monitor sencillo IPS, con resolución 4K y 27 pulgadas, compatible con HDR pero sin una calidad de color excelente como para usarse de manera profesional en diseño, si bien se puede usar puntualmente para ciertas labores de diseño porque la calidad de color es aun así bastante buena. Interpreta imágenes de alto rango dinámico, pero carece de certificado alguno, y tiene un brillo máximo de 300 nits, por lo que no es algo en lo que destaque.

El 27UL500-W es prácticamente igual al anterior pero no incluye los dos puertos USB 3.0.

El 27UK670-B incluye además un puerto USB tipo C con datos, carga de 40 W y vídeo DisplayPort a través de este versátil conexión.

El 27UL850-W cuenta además con resolución 4K, DisplayHDR 400 y FreeSync, con un panel de 10 bits (8+FRC) que cubre el 99 % de la escala de color sRGB, con un USB tipo C con carga de hasta 60 W y dos puertos USB 3.0. Incluye altavoces estéreo de 5 W.

El 278M1R de marca Philips es un monitor generalista con panel de 27 pulgadas y resolución 4K, con buena calidad de color aunque no lo sea para uso profesional exigente, siendo de 10 bits (8+FRC), cubre el 89 % de la Adobe RGB y 105 % de la sRGB, y tiene DisplayHDR 400. Dispone del sistema de iluminación Ambiglow de los bordes de la pantalla. Incluye altavoces estéreo de 5 W, concentrador de cuatro USB 3.0, DisplayPort y dos HDMI 2.0.

4K de más de 40 pulgadas

8K (UHDV)

Dell pone a la venta por 5000 dólares el primer monitor con una resolución de 8K, o 7680 x 4320 píxeles, llamado UltraSharp UP3218K. El panel tiene un brillo de 400 nits y un contraste 1200:1, y cubre el 100 % de las gamas de color Adobe RGB, sRGB, DCI-P3 y Rec 709, con color de 10 bits.

Panorámicos generalistas

panoramic.jpg

Los monitores panorámicos están más orientados a un uso profesional, por lo que la mayoría de ellos tienen una gran calidad de color, y por lo general son curvos para que toda la superficie de la pantalla esté a la misma distancia y se eviten zonas algo más oscuras.

Por lo general cubren del 97 al 100% de la gama de color sRGB, y también mantienen buenos valores de la gama de color Adobe RGB, pero este apartado ya varía más según el monitor en cuestión.

Una nota para los Mac: de forma general, para usar resoluciones no estándares es conveniente que el monitor tenga entrada DisplayPort y se use la salida Thunderbolt (USB tipo C o mini-DisplayPort en los más antiguos), o usar una salida HDMI a HDMI en el monitor —aunque esta podría no funcionar tampoco— si el Mac tiene una, pero los cables mixtos tipo HDMI a Mini DisplayPort pueden no servir para alcanzar las resoluciones de estos monitores panorámicos.

El 49WL95C es un monitor de los de panel de dos monitores básicos en uno, y está orientado a diseñadores. Tiene una resolución de 5120 × 1440 píxeles, con color de 10 bits (8+FRC), y conector USB tipo C con DisplayPort, USB y carga de 85 W para el dispositivo que lo use.

El monitor U3818DW, uno de los más grandes panorámicos de Dell, tiene uno de los nuevos paneles de 37.5 pulgadas con resolución 3840 × 1600 píxeles, un 20 % más que los UWQHD de 3440 × 1400 px. La pantalla cuenta con color semiprofesional, de 8 bits con un 99 % de cobertura de la gama de color sRGB y 76.1 % de la DCI-P3.

Dispone de dos conectores HDMI, un DisplayPort, un USB tipo C —compatible con DisplayPort—, y un concentrador de cuatro puertos USB 3.0. La pantalla tiene una curvatura de 2300 R.

El 499P9H incluye un panel de 124 cm (48.8 pulgadas), de tipo VA curvo con resolución de 5120 × 1440 píxeles, refresco de 60 Hz y 5 ms de tiempo de respuesta, y cubre el 103 % NTSC, 121 % sRGB, 91 % Adobe RGB, con una Delta E < 2. Dispone de puertos HDMI, DisplayPort y USB, y un USB tipo C compatible con datos, vídeo y carga de 65 W. También integra una cámara en su parte superior, y altavoces en la inferior.

El monitor 32UD99 de LG dispone de un panel de 31.5 pulgadas, con resolución 4K UHD, y el formato de HDR con el que es compatible es el HDR10. El brillo máximo del monitor es de 550 nits, por lo que se centrará para usar HDR en que el contraste mínimo sea muy inferior al de los habituales paneles IPS para poder crear una mayor diferencia entre las zonas iluminadas de las que no lo están.

Cuenta con un tiempo de respuesta de 5 ms, un refresco de 60 Hz, y cubre el 95 % de la gama de color DCI-P3. Dispone de dos conectores HDMI 2.0a, un DisplayPort 1.2, dos USB 3.0, y un USB tipo C compatible con DisplayPort 1.2, USB 3.0 y carga de hasta 60 W. También dispone de FreeSync y dos altavoces estéreo de 5 W. Se puede ajustar en altura e inclinación.

El 29WK600 es un monitor panorámico de 73.6 cm de diagonal con resolución de 2560 × 1080 píxeles, que sería el límite entre verse bien y ver excesivamente los píxeles. Es un interesante monitor tanto para jugar de tipo IPS con refresco de 75 Hz y FreeSync como para uso ofimático con su color de 8 bits que cubre el 99 % de la escala sRGB.

HDR

Las imágenes de alto rango dinámico ―HDR, por sus siglas en inglés― disponen de una mayor calidad de colores debido a que hay una mayor diferencia de luminancia entre las zonas de luz y oscuridad. En los monitores se consigue creando decenas o cientos de zonas de retroiluminación gestionada de manera independiente, pero también con monitores de mayor calidad en la reproducción de las gamas de color. Es una tecnología nueva, que además en juegos no hay buena compatibilidad, y en series y películas tampoco está especialmente extendido.

Para evitar el engaño por parte de los fabricantes llevando al mercado monitores HDR sin la calidad suficiente como para ser considerados HDR —1000 nits de brillo máximo—, VESA ha creado un certificado llamado DisplayHDR. Dispone de tres niveles (400, 600 y 1000) en función del brillo mínimo que tienen y otras características del color. Por ejemplo, el DisplayHDR 400 requiere que el color sea de 8 bits auténtico (no vale 6 + 2), y los otros dos tienen que ser de 10 bits (8 + 2 o 10 bits reales).

El 34WK95U incluye un panel de 34 pulgadas con resolución 5120 × 2160 píxeles, 450 nits de brillo máximo y 60 Hz, que tiene un panel de 10 bits (8+FRC), con capacidad de alcanzar los 600 nits lo que le da compatibilidad con DisplayHDR 600. También tiene una gran calidad de imagen al cubrir el 98 % de la escala de color DCI-P3. Cuenta con un puertos Thunderbolt 3 capaz de entregar 85 W, dar señal de vídeo y datos, entre otros conectores.

Diseño

Los siguientes monitores son buenas elecciones para diseño gráfico y edición por su calidad de colores y buena resolución.

El LG 27UN83A-W siguiente modelo es sencillo, compatible con gama de color 99 % sRGB, 4K y apto para diseño gráfico en general, como diseño web, Photoshop, pero nada que requiera perfecta calidad de color. Dispone de DisplayHDR 400, y un conector USB tipo C con datos, vídeo y carga de 60 W, por lo que se puede usar como base de acople de un MacBook Pro.

El 272B7QUPBEB de Philips tiene un panel QHD de 60 Hz, con buena calidad de color cubriendo el 114 % del espacio de color NTSC, y un 132 % del sRGB. Dispone de un conector USB tipo C con DisplayPort, habilita el uso de tres USB 3.0 en el monitor, y proporciona carga de hasta 60 W a un equipo que se conecte al monitor.

El SW321C de BenQ es un monitor de 32 pulgadas IPS con calidad de color de 10 bits reales y tabla de búsqueda de 16 bits, cubriendo el 99 % de la escala Adobe RB, 95 % de la P3 y 100 % de la sRGB. Interpreta imágenes HDR, en formatos HDR10 y HLG. Dispone de un USB tipo C que entrega hasta 60 W de carga, y un lector de tarjetas SD integrado además del concentrador de dos USB 3.0. Es sobre todo para trabajo fotográfico, y se vende con una visera retirable.

El U2720Q de Dell es un monitor con un panel de 10 bits que cubre el 99 % sRGB, 99 % Rec. 709, 95 % DCI-P3, y tiene Delta E < 2, de 27 pulgadas y resolución 4K. Reproduce imágenes de alto rango dinámico con DisplayHDR 400, pero es un modo testimonial sin aportar resultados interesantes. Pero como monitor para diseño es bueno, y para los usuarios de portátiles con Thunderbolt 3, puede entregarles 90 W, vídeo y datos por él.

El PD2700U de BenQ incluye un panel con color de 10 bits reales con resolución 4K que cubre el 100 % del espacio de color sRGB y el 100 % de la rec. 709, con contraste 1300:1 y brillo máximo 350 nits. Es un buen monitor para diseño fotográfico y vídeo, con HDR10. Incluye conectores DisplayPort, mini-DisplayPort y HDMI, más un concentrador de cuatro USB 3.0.

El PD2700Q es el mismo modelo que el anterior pero con resolución QHD.

El ProArt PA32UCX-PK de ASUS es un monitor de 81.3 cm de diagonal (32 pulgadas) con resolución 4K, 600 nits de brillo máximo en uso normal y hasta 1200 nits de pico, con DisplayHDR 1000 e interpreta HDR10+. Tiene un refresco de 60 Hz e incluye Adaptive Sync, pero está centrado en la calidad del color, con un Delta E inferior a 1, y cubre el 99 % de la escala de colorDCI-P3, 89 % de la Rec. 2020, 99.5 % de la Adobe RGB, y 100 % de la sRGB. Se vende con una visera retirable, y dispone de dos Thunderbolt 3 —carga de 60 W, vídeo, datos—, tres HDMI 2.0b y un DisplayPort 1.4, así como un concentrador de tres USB 3.0.

El ProArt PA32UC es un monitor de 32 pulgadas que cuenta con un panel excelente de calidad visual, y cubre el 85 % de la gama Rec. 2020, 99.5 % de la Adobe RGB, 95 % de la DCI-P3, y el 100 % de la sRGB. Cuenta con 1000 nits de brillo máximo lo que lo habilita para tener HDR real. Dispone de conectores Thunderbolt 3 para imagen, vídeo y datos, además de DisplayPort.

El ProArt PA32UC es un monitor de 32 pulgadas que cuenta con un panel excelente de calidad visual, y cubre el 85 % de la gama Rec. 2020, 99.5 % de la Adobe RGB, 95 % de la DCI-P3, y el 100 % de la sRGB. Cuenta con 1000 nits de brillo máximo lo que lo habilita para tener HDR real. Dispone de conectores Thunderbolt 3 para imagen, vídeo y datos, además de DisplayPort.

El ProArt PA329C de Asus está orientado totalmente al sector profesional con un panel de 32 pulgadas con resolución 4K y 600 nits de brillo máximo (DisplayHDR 600), con profundidad de color de 10 bits con tabla de búsqueda (LUT) de 14 bits y △E< 2, y que cubre el 98 % de la escala de color DCI-P3. Dispone de un USB tipo C para datos, vídeo y carga de hasta 60 W, además de otros DisplayPort y HDMI.

El Prestige PS341WU es un interesante monitor panorámico para diseño, con panel IPS que cubre el 98 % de la gama DCI-P3 y tiene una resolución de 5120 × 2160 píxeles, además de tener un brillo máximo de 600 nits y un certificado DisplayHDR 600 que puede resultar interesante para los que hagan vídeo. Cuenta con una variedad de conectividad DisplayPort, HDMI y USB tipo C, más un concentrador de tres puertos USB 3.0.

El 439P9H de Philips es un monitor panorámico curvo 1800 R con panel VA de 3840 × 1200 píxeles el cual cuenta con color de 10 bits (8+FRC), y cubre cubre el 99 % de la recomendación BT.709, el 95 % de la escala de color DCI-P3 para vídeo, 105 % NTSC, 123 % sRGB para web, 91 % Adobe RGB para fotografía, y todo con una Delta E < 2 en modo sRGB.

Tiene conectividad bastante variada, con HDMI 2.0b, DisplayPort 1.4, concentrador USB 3.0 y dos USB tipo C que pueden dar señal de vídeo, datos y cargar con hasta 90 W el dispositivo conectado.

El ProArt PA34VC es un monitor panorámico curvo de 3440 × 1440 píxeles con panel IPS, de 300 nits de brillo máximo, y buena calidad de color cubriendo el 100 % de la escala sRGB y con una △E < 2, pudiendo interpretar imágenes de alto rango dinámico (HDR). Dispone de dos conectores Thunderbolt 3 (carga, vídeo y datos) además de otros DisplayPort, HDMI y USB, e integra altavoces.

El ProArt PA27AC dispone de una precisión de color ?E < 2 y tabla de consulta de color (LUT) de 14 bits, cubriendo el 100 % de la gama sRGB y el 100 % de la Rec. 709, y un sistema de compensación de uniformidad del panel para asegurar que no hay diferencias de color significativas entre distintas zonas.

El SW240 incluye un panel IPS con color de 10 bits más tabla de búsqueda (LUT) 3D de 14 bits, y cubre el 99 % del espacio de color Adobe RGB , el 100 % del sRGB, y el 95 % DCI-P3.

El mejor monitor para diseño es el Pro Display XDR de Apple, pero es muy caro y su resolución 6K solo es compatible con los últimos MacBook Pro 16 e iMac 2019, funcionando a 5K en el resto. Su brillo alcanza los 1600 nits de pico, aunque puede sostener los 1000 nits al reproducir contenido de alto rango dinámico. Su calidad de color es perfecta. Tiene tres USB tipo C y un Thunderbolt 3 con el que se conecta al equipo anfitrión.

Para juegos

Este sector está copado por paneles TN, con bajos tiempos de respuesta (1 ms G2G típicamente).

2160p (UHD o 4K)

El Predator X27P de Acer incluye el mismo panel del anterior, pero en otro formato. Frente al Predator X27, este modelo incluye tasa de refresco variable (VRR) sobre HDMI, y deja claro que incluye un módulo G-SYNC al referirse a ello como G-SYNC Ultimate.

El siguiente monitor de ASUS es grande, tipo televisor al tener 43 pulgadas, y cuenta con resolución 4K y un panel VA con capacidad de alcanzar los 750 nits. Tiene certificado DisplayHDR 600, así como 120 Hz de refresco y es compatible con FreeSync 2 HDR y una buena calidad de color cubriendo el 90 % de la DCI-P3.

El ROG Strix XG49VQ es de 124.5 cm (49 pulgadas) panorámico con curavatura 1800 R y resolución de 3840 × 1080 píxeles, por lo que es como dos monitores 1080p juntos. Tiene un panel VA, un refresco de 144 Hz, calidad de color que alcanza el 125 % de la escala sRGB y el 90 % de la DCI-P3, y tiene 450 nits de brillo máximo. Incluye FreeSync 2 que es compatible con HDR10, y tiene un certificado DisplayHDR 400, por lo que en realidad no es especialmente bueno para este apartado. Incluye altavoces estéreo y conectividad variada.

1080p (FHD o 2K)

El Optix G271 es un monitor FHD con refresco de 144 Hz, pero de tipo IPS, por lo que tiene una gran calidad de color si se compara con un panel TN o VA, aunque algunos preferirán los VA por su mayor contraste aunque no llegue a la calidad de color de los IPS. Tiene un tiempo de respuesta de solo 1 ms, y es compatible con FreeSync. El panel cubre el 95 % de la escala de color DCI-P3.

El Optix MAG274R incluye un panel IPS de calidad con resolución FHD y 144 Hz, con 1 ms de tiempo de respuesta, el cual cubre el 95 % de la escala de color DCI-P3 y color de 10 bits (8+FRC), por lo que el color es muy bueno. Implementa refresco adaptable FreeSync. Tiene DisplayPort, dos HDMI y hasta un USB tipo C (señal DisplayPort), con dos puerto USB 2.0.

1440p (QHD o 2.5K)

El ROG Strix XG27WQ tiene panel VA curvo con índice 1500 R, una resolución QHD de 165 Hz y 1 ms, y dispone de DisplayHDR 400. La calidad de color permite cubrir el 92 % de la escala DCI-P3 y el 125 % de la sRGB.

El Elite XG270QG es un modelo de resolución 2.5K y 144 Hz con sobrefrecuencia a 165 Hz con un panel de tipo IPS con 1 ms de refresco GaG. Interpreta imágenes de alto rango dinámico con certificado DisplayHDR 400. Tiene un concentrador de tres USB 3.0, DisplayPort y HDMI. Incluye un módulo de refresco adaptable G-SYNC.

El 27GL850 es un monitor con panel Nano IPS de LG, que tiene una buena calidad de color cubriendo el 98 % de la escala DCI-P3, siendo de 27 pulgadas con resolución QHD o 1440p, con un refresco de 144 Hz. Interpreta imágenes de alto rango dinámico y HDR10. La ergonomía del pie incluido permite el ajuste en altura, inclinación, giro y pivotación del panel.

El EX2780Q es un monitor QHD de 144 Hz con FreeSync 2 HDR, color de 10 bits (8+FRC), y certificado DisplayHDR 400. Incluye varios HDMI y DisplayPort, y hasta un USB tipo C con carga de 10 W para recargar móviles.

El AORUS CV27Q es otro monitor interesante de Gigabyte, con color de 8 bits y un panel VA que permite cubrir el 90 % de la escala DCI-P3. Sus 165 Hz son compatibles con Adaptive Sync (FreeSync y G-SYNC compatible), lo que lo hace

El CQ32G1 es un monitor de panel de 31.5 pulgadas VA curvo de 144 Hz de refresco, con Adaptive Sync funcionando entre los 30 y 144 Hz. Tiene buena calidad de color, cubriendo el 124 % de la escala sRGB.

Formatos panorámicos

Uno de los primeros monitores de Cooler Master es el GM34-CW y es un modelo totalmente para jugones y que busquen algo realmente bueno. Es de 34 pulgadas panorámico con resolución de 3440 × 1440 píxeles, con panel VA y DisplayHDR 400, contando con FreeSync Premium Pro. Junto con un refresco de 144 Hz y 1 ms de MPRT, es un monitor completo y de calidad.

El UltraGear 34GN850-B es un monitor de 34 pulgadas panorámico con resolución de 3440 × 1440 píxeles, de tipo IPS curvo con refresco de 160 Hz y 1 ms de respuesta. Es compatible con G-SYNC y FreeSync, con calidad de color de 10 bits emulado (8+FRC) y cubre el 98 % de la escala de color DCI-P3. Alcanza los 400 nits de brillo máximo e interpreta imágenes HDR.

El AORUS CV27Q es otro monitor interesante de Gigabyte, con color de 8 bits y un panel VA que permite cubrir el 90 % de la escala DCI-P3. Sus 165 Hz son compatibles con Adaptive Sync (FreeSync y G-SYNC compatible), lo que lo hace

El 38GL950G-B es un modelo de 95.3 cm de diagonal con resolución de 3840 × 1600 píxeles y un refresco de 175 Hz, así como 1 ms de tiempo de respuesta, que puede ser ideal para los jugones que quieran un monitor panorámico. La calidad de color es excelente al incluir una retroiluminación nano-IPS, y cubre el 95 % de la escala de color DCI-P3. Tiene un certificado DisplayHDR 400 que solo interpretará el contenido pero no cuenta con zonas de atenuación local del brillo. Incluye un módulo de refresco adaptable G-SYNC.

Para juegos ≥240 Hz

El VG279QM tiene un panel IPS de 68.5 cm (27 pulgadas) con resolución FHD y un refresco de 280 Hz con 4 ms de respuesta. La imagen tiene color de 8 bits y cubre el 99 % de la escala de color sRGB, tiene DisplayHDR 400 y tiene refresco adaptable compatible con G-SYNC y FreeSync.

El ROG Swift 360Hz PG259QN es de los primeros monitores con un panel IPS de 360 Hz y 1 ms de tiempo de respuesta, e incluye un módulo de refresco adaptable G-SYNC. El panel de 62.2 cm de diagonal con resolución FHD será ideal para los profesionales de deportes electrónicos, y su utilidad no será tanta para la mayoría de los jugones normales. Tiene un panel de 10 bits (8+FRC) e interpreta imágenes de alto rango dinámico con HDR10.

Portátiles

Los fabricantes de monitores también crean de vez en cuando modelos portátiles que puedan usarse junto a un dispositivo como portátiles o incluso los teléfonos con conector USB tipo C y tengan salida de vídeo.

Características de los monitores

Los monitores de este artículo usan paneles con tecnología TFT/LCD (ambos términos se refieren a lo mismo) por encima de una retroiluminación proporcionada por ledes. Aunque hace unos años era habitual que se utilizasen ledes de colores distintos al blanco, con el avance de la tecnología se ha conseguido abaratar el coste de losledes blancos (W-LED) utilizados de forma general en los TFTs más recientes. Este tipo de led permite conseguir colores en el panel TFT más fidedignos.

Los paneles TFT Thin-film Transistor, o transistor de películas finas— están compuestos por un sustrato generalmente de cristal, la capa de transistores creada por deposición y otras capas de polarización y de color RGB que crea distintas disposiciones de los subpíxeles de un panel. Esta disposición afecta por ejemplo a la calidad del color, ángulos de visión y nitidez.

Tecnologías de panel

La tecnología específica de los paneles utilizados en los monitores puede ser de varios tipos, aunque se centran en dos: TN e IPS. El primer caso suelen ser más baratos de fabricar pero permiten alcanzar mayores frecuencias de refresco y de respuesta (buenos para juegos), mientras que los IPS tienen buena calidad de color y peores tiempos de respuesta (buenos para ver películas, ofimática y diseño).

La tecnología TN cuentan con peores ángulos de visión que los IPS, pero también depende mucho de la calidad del panel fabricado. TN es una tecnología con mala fama porque se usa en monitores de menos de 100 euros, pero también en monitores de más de 300 que cuentan con buenos colores, ángulos de visión y calidad de imagen. El secreto está en lo que te quieras gastar y no valorar los TN en base a su amplia oferta.

Otros dos menos comunes son VA y PLS. Ambos son más bien alternativas a IPS que a TN. En el caso de VA cuenta con mejores ángulos de visión que los TN, y es capaz de tener mejores contrastes estáticos y bajos tiempos de respuesta. PLS es una tecnología de Samsung destinada a corregir los problemas de los TN.

Refresco de pantalla

La frecuencia de refresco de pantalla y la cantidad de fotogramas por segundo que genera una tarjeta gráfica idealmente deberían ser la misma. Ambos parámetros son frecuencias puesto que miden cuántas veces se repite algo por segundo. Cuando ambos valores son distintos, en ciertas situaciones se puede producir que la pantalla muestre un trozo de un fotograma y otro trozo del siguiente, a lo cual se denomina tearing o cortes de fotogramas.

Existen tecnologías como FreeSync de AMD y G-SYNC de Nvidia integradas en ciertos monitores, generalmente los destinados a juegos, que se encargan de acompasar la frecuencia de fotogramas que recibe a la frecuencia de refresco, eliminando los cortes de fotogramas y mejorando marginalmente los FPS en juegos. Esto también se puede conseguir al activar la sincronización verticial en juegos, pero puede producir una pérdida de FPS. Hay nuevas versiones, G-SYNC HDR y FreeSync 2, compatibles con HDR —ver el apartado HDR más abajo—.

En el caso de FreeSync, solo entra en efecto esta tecnología entre un determinado rango de frecuencias que depende del monitor. Hay una recopilación de ellos en la web de AMD.

FreeSync: tarjetas gráficas compatibles

  • Radeon serie RX 5000
  • Radeon VII
  • Radeon RX Vega
  • Radeon serie RX 500
  • Radeon serie RX 400
  • Radeon Pro Duo
  • Radeon serie R9 300
  • Radeon R9 Fury X
  • Radeon R7 360
  • Radeon R9 295X2
  • Radeon R9 290X
  • Radeon R9 290
  • Radeon R9 285
  • Radeon R7 260X
  • Radeon R7 260

FreeSync: APU compatibles

  • Todas las APU para placas base AM4
  • A10-7870K
  • A10-7850K
  • A10-7800
  • A10-7700K
  • A8-7670K
  • A8-7650K
  • A8-7600
  • A6-7400K

Tiempo de respuesta y latencia

Uno de los parámetros más importantes de un monitor es el tiempo de respuesta de la imagen. Aunque los fabricantes indiquen un valor concreto, sólo dice una parte del tiempo de respuesta real de los monitores. Por un lado porque cada fabricante lo mide de una forma, y por otro porque hay otros factores que influyen al tiempo de respuesta total de un monitor, como por ejemplo la tonalidad a la que cambie un pixel en cuestión.

Otro factor del que depende la respuesta de un monitor es la latencia desde que se realiza una acción en el PC hasta que se muestra por pantalla. Una de las componentes es el tiempo de respuesta del monitor, pero también el procesamiento de la señal enviada desde el equipo. Este procesamiento puede hacer que un monitor a priori bueno con 1 ms de tiempo de respuesta pueda convertirse en 10, 15 o 20 ms de latencia.

En paneles de calidad la latencia suele ser inferior a 5 ms, y en los normales de 15 a 30 ms. Por eso algunos monitores IPS con 6 u 8 ms de refresco pueden ser mejores que otros TN de 1 ms. Monitores IPS como el U2414H tienen una latencia extraordinariamente baja, por lo que se comportan en juegos mejor que muchos monitores fabricados expresamente para juegos.

HDR

Las imágenes de alto rango dinámico (HDR) empezaron siendo un término fotográfico y se extendió a las pantallas. Esta tecnología permite una mayor diferencia entre las zonas de claridad y oscuridad de una pantalla, lo que favorece colores más vivos y zonas oscuras... más oscuras.

En el terreno de los monitores se consiguen imágenes HDR con ciertos paneles que incluyen cientos de zonas de retroiluminación diferenciadas, lo que permite controlar la iluminación de manera independiente a lo largo y ancho del panel. Tradicionalmente los paneles solo disponen de una única posición de la intensidad de retroiluminación, y por tanto es más difícil conseguir imágenes realistas.

En general, para considerarse monitor HDR necesitan tener un brillo de 1000 nits, aunque también es aceptable 500 nits y un contraste muy inferior a lo normal. El refresco adaptativo G-SYNC HDR es compatible con los paneles del primer tipo, y FreeSync 2 es menos estricto con el HDR y solo necesita un panel que tenga al menos 400 nits.

A tener en cuenta

Lo principal a tener en cuenta a la hora de comprar un monitor es que lo hagáis pensando que tenéis una semana para probarlo y devolverlo según establece la ley. Al ser algo que vas a tener que mirar todos los días durante el tiempo de vida útil del monitor, mi consejo es que lo probéis y, si no os convence, devolvedlo sin mayores problemas.

La calidad de la imagen depende a partes iguales de la calidad del producto pero también de la forma subjetiva de ver las cosas de cada uno, que no es igual en dos personas distintas. A unos usuarios les parecerá bien un panel con algo de fugas de luz porque no las notan, y otros las encontrarán terriblemente molestas al ser más sibaritas en el aspecto de imagen. Es como el tema del sonido: hay algunos que no cuentan con suficiente agudeza auditiva y otros que detectan hasta la más mínimo ruido que pueda haber de fondo.

No esperéis gran cosa de los altavoces integrados en los monitores. Generalmente cumplirán con su función de escucharse en estéreo, pero la potencia en los monitores más pequeños suele ser de 1 o 2 W, y en los monitores de más pulgadas llegan hasta los 7 W. Cuanto más cueste el monitor, mejor sonido tendrá, aunque es otro aspecto que tendréis que probar después de comprar porque la calidad del sonido también tiene cierta componente de subjetividad.

Estos altavoces integrados suelen pecar de tener unos malos graves, lo que matará gran parte de la música actual. Empresas como Dell venden barras de sonido para sus monitores —como la AC511 que se enganchan en la parte inferior de muchos de ellos en el caso de que no incluya ya unos altavoces; hay que comprobar qué barra de sonido es adecuado para qué monitor de Dell, porque no todos usan la misma. Estas barras de sonido pueden integrar controles de volumen e incluso un micrófono.

Problemas habituales

Una de las cosas a tener en cuenta de los TFT es que la temperatura de color y brillo no son uniformes en toda la pantalla debido a diversos factores. Hacia los bordes y las esquinas puede oscurecerse, y es debido a problemas relacionados con la fabricación de los propios TFT, que se puede hacer más evidente en las pantallas grandes. También afecta a esta uniformidad muchos otros factores, como dónde se hayan almacenado, la línea de producción en la que se haya fabricado o si han recibido golpes durante el transporte.

Las capas antirreflejos de los monitores también producen una ligera difuminación de los píxeles como consecuencia de cómo funcionan estas capas mate. No es nada que sea molesto ni evidente salvo que se tenga un monitor sin antirreflejos al lado, por lo que suele ser conveniente probar el monitor unos días después de comprado, sobre todo si se va a usar de segundo monitor y uno de ellos tiene antirreflejos y el otro no.

Esto afecta sobre todo al uso profesional, ya que los monitores acabado mate disponen de un cristal encima para proteger el panel pero también para hacer más nítida la imagen en un uso profesional de diseñador gráfico. Hay monitores con un cristal con minimización de los reflejos que permiten un punto intermedio entre nitidez y antirreflejos. En el caso de modelos concretos como el XDR de Apple, su cristal tiene un alto coste pero elimina casi todos los reflejos manteniendo a su vez la nitidez de imagen.

Otro problema recurrente es el de las fugas de luz. Se trata de problemas en el sellado del panel para evitar que la retroiluminación se fugue por los bordes, lo que crea puntos de luz discreta en los bordes de las pantallas. Pueden ser molestos al reproducir imágenes oscuras, y no hay que confundir este problema con el de la homogeneidad del panel. Si el brillo o la calidad del color no es uniforme, puede ocurrir que hacia los bordes, al reproducir un color negro homogéneo, haya zonas más claras y otras más oscuras. Eso no es una fuga de luz sino un problema de homogeneidad del panel. Una fuga de luz suele ser un punto o zona de brillo más intenso que produce un foco de luz que se va difuminando.

Cambios recientes

Productos añadidos

  • LG 27UL500-W [25 oct 2020]
  • Philips 248E9QHSB [25 oct 2020]
  • Samsung S24F354FHU [25 oct 2020]
  • Samsung S27F358FWU [25 oct 2020]
  • Philips 243V7QDSB [25 oct 2020]
  • BenQ PD2700Q [25 oct 2020]
  • LG 29WK600-W [25 oct 2020]
  • LG 38GL950G-B [25 oct 2020]
  • ViewSonic Elite XG270Q [25 oct 2020]
  • Asus ROG Swift 360Hz PG259QN [25 oct 2020]
  • LG 27UL850-W [30 oct 2020]
  • LG 27UK670-B [30 oct 2020]
  • AOC 27G2U5 [03 nov 2020]
  • Dell UltraSharp U2421E [07 nov 2020]
  • BenQ GW2780E [16 nov 2020]
  • Dell P2719H [16 nov 2020]
  • MSI Optix MAG322CR [16 nov 2020]
  • Gigabyte G32QC [16 nov 2020]
  • Dell S2721DGF [16 nov 2020]

Productos eliminados

  • AOC I2281FWH [25 oct 2020]
  • Samsung C24F390FHU [25 oct 2020]
  • Philips 248E9QHSB [25 oct 2020]
  • Dell P4317Q [25 oct 2020]
  • ViewSonic VX4380-4K [25 oct 2020]
  • Asus VG245H [25 oct 2020]
  • LG 27UK850-W [25 oct 2020]
  • LG 27UK650-W [25 oct 2020]
  • AOC AG352QCX [25 oct 2020]
  • Asus ROG Swift PG348Q [25 oct 2020]
  • Asus PG258Q [25 oct 2020]
  • Asus ROG Strix XG258Q [25 oct 2020]
  • Samsung LS24F352F [25 oct 2020]
  • BenQ GL2580H [16 nov 2020]

Otros artículos de PC

Otros artículos de interés