Microsoft ha trabajado duro para adaptar Windows al sector de las tabletas, pero con su sistema operativo completo y no con una versión adaptada y descafeinada. Por ello en los últimos años ha ido mejorando el rendimiento y reduciendo requisitos de hardware para hacerlo funcionar correctamente, y eso ha desembocado en Windows 10, un sistema operativo que se adapta a cualquier tipo de dispositivo.

Ahora mismo el mercado de las tabletas está dominado por las tabletas con iOS y Android, pero a la hora de usarlas para productividad, no son lo mismo. Los profesionales necesitan ciertas herramientas que no están en esos sistemas operativos, y recurren a tabletas con Windows para poder usarlas como si fueran un portátil cuando sea necesario, pero sin prescindir de la pantalla táctil.

Sobre la nomenclatura

En este sector hay dos tipos de dispositivos ahora mismo interesantes: los convertibles, también llamados dos en uno, que son un portátil con pantalla táctil y que se pueden abatir totalmente para usarla; y las tabletas, aunque al usar Windows, tener puertos USB y Bluetooth, se les puede conectar teclados y ratones normales, un monitor externo, o usar fundas teclado específicas para ellas.

Hay muchas páginas y compañías que en la práctica no distinguen entre convertibles y tabletas con Windows 10 y lo venden todo como convertible o dos en uno. Es una cuestión de gustos, pero yo prefiero diferenciar porque de otra forma un iPad con una funda teclado sería también un convertible, y no es cierto.

Como una definición de convertible más amplia podría entenderse aquel dispositivo de pantalla táctil de diez o más pulgadas que incluya Windows 10 y se pueda abatir o separar su pantalla para usarse como tableta.

Sea como sea, el resultado es que ahora mismo hay una gran variedad de convertibles y tabletas con Windows entre las que elegir, y cada vez hay más debido a la gran acogida que están teniendo.

Nota: si veis alguna cosa errónea en este artículo, no queda clara o estáis en desacuerdo, por favor indicadlo en los comentarios y ayudadnos a mejorarlo. Intentad mantener una actitud positiva y colaboradora, que de personas con actitudes negativas y destructivas ya está lleno el mundo. Hablando se entiende la gente, y siempre es posible que saquéis conclusiones alejadas de lo que queremos transmitir en el artículo.

Comparativa de CPU

Rendimiento procesadores
Core i5-6300HQ 100.00%
Core i7-7500U 86.51%
Core i5-7200U 78.17%
Core i7-6500U 73.31%
Core i5-6300U 72.35%
Core i5-6200U 65.94%
Core i3-6100U 64.02%
Core m7-6Y75 58.35%
Core m5-6Y54 55.04%
Core m5-6Y57 54.10%
Core m3-6Y30 50.49%
Core M-5Y70 49.76%
Core M-5Y10 45.04%
Atom X7-Z8700 31.72%
Atom Z3795 29.26%
Atom X5-Z8500 27.90%
Atom Z3770 20.54%
Atom x5-Z8300 19.89%
Atom Z3736F 15.21%

Comparativa de GPU

Rendimiento de GPU
MX150 100.00%
Iris Plus Graphics 650 72.25%
HD Graphics 630 55.24%
HD Graphics 620 55.02%
HD Graphics 520 53.52%
HD Graphics 610 47.20%
HD Graphics 400 42.80%

Básicos (menos de 500 euros)

Estos modelos suelen ser más bien tabletas de poca potencia, que ejecutan bien Windows 10 pero que suelen estar orientados a trabajo ofimático básico, ver películas y otros usos típicos de las tabletas.

Puedes leer nuestro análisis del Hi10 Pro de Chuwi.

Avanzados (500 a 1000 euros)

En esta categoría entran modelos avanzados, ya sean convertibles o tabletas que incluyen en su venta la funda teclado para que sean realmente productivos.

El mundillo de los productos chinos también tiene representes en el sector de las tabletas con Windows 10. En este caso, Teclast cuenta con presencia en España, por lo que los distribuidores locales proporcionarán la garantía europea de dos años. Es algo a tener en cuenta al comprar un producto chino (hacerlo en un sitio de confianza con garantía).

Por lo demás esta tableta es una versión más barata y similar a las Surface (con los recortes habituales en estos productos de calidad de fabricación) y otras que están apareciendo en el mercado, con un procesador suficiente para mover Windows 10, y con almacenamiento y memoria para los usos ofimáticos y básicos que puede esperar cualquier usuario de una tableta de este precio.

Profesionales (1000 a 1500 euros)

Estos modelos suelen tener similitudes con los ultrabooks, pero pueden incluir tarjetas gráficas dedicadas, procesadores potentes y otras características interesantes como alta capacidad de almacenamiento SSD, o incluso una base de acople que incluya a su vez otra funcionalidad como un disco duro, más puertos USB, conectividad adicional, y otros.

Más de 1500 euros

Cambios recientes

Productos añadidos

Productos eliminados

Otros artículos de PC

Otros artículos de interés