El mundo de los dispositivos vestibles o vestibles (en inglés wearable devices o wearables) no deja de ser por ahora un sector minoritario. Pero mes a mes aumenta el número de unidades vendidas y con ellas el interés del resto de los consumidores, aunque centrado en las pulseras de actividad. Además tras la llegada del reloj de Apple el resto de relojes inteligentes se han estado vendiendo mejor debido a una mayor atención del consumidor en alternativas con Android.

Los productos más interesantes ahora mismo son los relojes inteligentes o smartwatches con Android Wear, renombrado a principios de 2018 a Wear OS, la apuesta de Google para el sector, y compatibles tanto con teléfonos Android como iOS. Pero también hay otros sistemas propietarios, como el usado en los relojes de Samsung que utilizan Tizen, o los sitemas básicos de los relojes y pulseras de Garmin. El uso más común que se les da actualmente a los dispositivos vestibles es para cuantificar la actividad física, como por ejemplo llevar la cuenta de pasos, calorías quemadas, o ciclos de sueño.

Comparativa de relojes inteligentes

Ejemplos de relojes inteligentes y pulseras de actividad física
Pantalla Comp. Conect. Extras Precio
Watch Series 3 (38 mm) 1.32''  iOS Bluetooth, Wi-Fi, NFC, GPS, sensor cardíaco, a prueba de agua ciclismo, calorías, distancia, elevación, golf, ritmo cardíaco, carrera, sueño, respiración, pasos, natación, Aplicaciones de watchOS 354.00 €
Gear S3 Classic 1.3''  Android
iOS
Bluetooth, Wi-Fi, NFC, GPS, sensor cardíaco, a prueba de agua Aplicaciones de Tizen 276.38 €
Ticwatch E ''  Android
iOS
Bluetooth, Wi-Fi, GPS, sensor cardíaco, a prueba de agua calorías, distancia, ritmo cardíaco, carrera, pasos, Aplicaciones de Android Wear 159.99 €
M600 1.3''  Android
iOS
Bluetooth, Wi-Fi, GPS, sensor cardíaco, a prueba de agua calorías, distancia, elevación, sueño, pasos, Aplicaciones de Android Wear 218.20 €
Vívoactive 3 1.2''  Bluetooth, NFC, GPS, sensor cardíaco, a prueba de agua calorías, distancia, elevación, golf, ritmo cardíaco, carrera, sueño, respiración, pasos, natación, Aplicaciones de Garmin 258.45 €

Tipos de dispositivos

Dentro del sector de los vestibles, los relojes y pulseras se pueden catalogar por sus funcionalidades y aspecto:

  • Reloj inteligente o smartwatch: son productos con una electrónica más compleja ya que incluyen una pantalla táctil, un procesador suficientemente potente —actualmente de un par de núcleos—, entre 512 MB y 1 GB de RAM, y 4 GB de almacenamiento. En este artículo me centro en ellos, ya tengo watchOS, Wear OS o algún otro sistema operativo de otro fabricante. Son por tanto como teléfonos inteligentes en miniatura, con acceso a una tienda de aplicaciones para instalarles aplicaciones de todo tipo y no solo relacionadas con la actividad física. La inclusión de un micrófono en algunos modelos permite que puedan contestarse o hacer llamadas con ellos.
  • Pulsera de actividad o pulsera cuantificadora: suelen ser pulseras simples con o sin una pequeña pantalla para mostrar información o funcionar como relojes básicos. Por lo general suelen ser baratos y centrados en ejercicios sencillos como andar, correr, correr en cinta o bicicleta estático. Podéis ver el artículo de mejores pulseras de actividad.
  • Reloj deportivo: tienen el aspecto habitual de un reloj, e incluyen las funcionalidades para realizar el seguimiento de actividad física. El fabricante puede proporcionar una pequeña tienda de aplicaciones a través de una aplicación para el teléfono emparejado para que se instalen en ellos los deportes que se vayan a practicar, o proporcionar nuevas esferas de reloj. Podéis ver el artículo de mejores relojes deportivos.

Centrados en notificaciones y actividad física

Tanto los relojes inteligentes como las pulseras de fitness y los relojes deportivos incluyen diversos sensores para medir los pasos que se dan, distancias recorridas o controlar el sueño y ritmo cardíaco. Por el momento no hay una aplicación definitiva que los convierta en dispositivos indispensables del día a día de cualquier consumidor, y por ello explotan su faceta de dispositivos para gente que gusta de realizar actividades físicas de todo tipo. Los sensores incluidos, sobre todo el de ritmo cardíaco, se pueden usar en los mejores modelos con precisión suficiente (que no ideal) para otros propósitos como los de realizar una evaluación médica del portador.

Por eso los relojes están pensados para acceder durante pocos segundos a información importante, como notificaciones o envío rápido de un mensaje de texto, pero nada que requiera más de 10 a 15 segundos. Debido a su escasa batería, en la horquilla de los 300 a 400 mAh en el caso de los relojes con pantalla a color, de usarlos intensamente ninguno duraría más de 2 o 3 horas. Cualquier tarea que no se pueda finalizar en unos pocos segundos es mejor realizarla con el teléfono.

La duración de la batería de Android Wear aumentó con una de las primeras actualizaciones, de apenas un día de uso medio a dos días, y algunos usuarios consiguen sacarle tres días si no lo usan demasiado. Casi todo el consumo en este último escenario se refiere a utilizarlo para notificaciones, pero no para GPS o 3G. En este tipo de relojes (y también las pulseras de actividad) con GPS no esperéis más de unas pocas horas de duración cuando esté activo.

En el terreno de la conectividad, debido a su pequeño tamaño y necesidad de consumir poco, sus antenas no son especialmente buenas. Cumplen, pero tendrán más problemas de cobertura de las que tendríais con vuestro móvil. No pueden radiar a tanta potencia como un teléfono o se quedarían sin batería en un espacio ínfimo de tiempo.

Actualmente también se utiliza en los teléfonos simultáneamente GPS y GLONASS para evitar ciertos momentos de pérdida de cobertura que existe usando solo GPS y además mejorar su precisión. Puesto que los relojes que incluyen sistema de posicionamiento sólo usan GPS como norma general, y utilizando chips de bajo consumo, tampoco son los más fiables y no sustituirán la necesidad de utilizar el teléfono si vais en coche para obtener direcciones fiables. Son suficientes para navegar, más o menos, por la ciudad y registrar el curso aproximado que hemos tomado al salir a correr, caminar o pedalear.

Las opciones de relojes con Wear OS son además las más interesantes puesto que la comunidad de desarrolladores es más amplia y va a contar con soporte durante un tiempo indefinido. Actualmente se pueden usar indistintamente tanto con smartphones Android como con los iPhone, y de ahí que Google optara por el cambio de nomenclatura y dar la sensación de que son exclusivos de teléfonos Android y que no se pueden usar con los iPhone.

Apple Watch

Apple cuenta con el mejor reloj inteligente en forma del Watch Serie 3, con caja de aluminio y una corona digital para interactuar con lo que se ve en su pantalla, más un botón de inicio en el lado derecho. Está disponible en varios colores, como plata o negro, y en dos variantes de la anchura del reloj de 38 y 42 mm.

El procesador es un S3 diseñado por Apple de doble núcleo, que es hasta un 70 % más potente que el usado en el Watch 2. Integra wifi 802.11 b/g/n, Bluetooth 4.2, altímetro barométrico, acelerómetro, giróscopo, lector de ritmo cardíaco, GPS, y GLONASS. Hay una versión con LTE que se provisiona mediante una eSIM integrada, pero solo está disponible en ciertos países donde hay operadoras con este sistema de SIM embebida.

El nuevo sistema de micrófonos permite recoger la voz incluso si el reloj no está cerca de la boca, y con bastante calidad de sonido. Incluye un sistema avanzado de cancelación de ruido para hacerlo posible. watchOS 4 aporta además nuevas funciones en las aplicaciones, como seguimiento de más deportes, natación o golf.

Samsung Gear S3

El Gear S3 Frontier y el Classic incluyen un hardware similar pero con distinta apariencia, aunque el Frontier incluye conectividad LTE integrada. El procesador es de dos núcleos a 1 GHz, incluye 750 MB de RAM con 4 GB de almacenamiento, conectividad Bluetooth, wifi así como GPS, tienen protección Gorilla Glass SR+, sensor de ritmo cardíaco, y son a prueba de agua.

El éxito de esta línea de relojes reside en el software, ya que el sistema basado en Tizen y la interactuación con la esfera del reloj rotatoria son fundamentales para proporcionar al usuario la información correcta cuando la necesite, sin tapar la información que se ve en pantalla. Esta pantalla es de 1.3 pulgadas con una resolución de 360 × 360 píxeles de tipo SuperAMOLED.

La batería es de 380 mAh, y puede dar tres días de autonomía con un uso esporádico, o un día si se recurre al GPS y se usa frecuentemente. El GPS es suficientemente preciso para actividades como carrera y ciclismo, tanto en exteriores como estático, pero al no ser totalmente a prueba de agua no se puede utilizar para nadar.

Mobvoi Ticwatch Pro

El Ticwatch Pro de Mobvoi es un reloj inteligente con Wear OS que promete una autonomía de hasta 30 días. La promesa está respaldada por el uso de dos pantallas para este reloj: una a color OLED para el uso de aplicaciones avanzadas, y otra encima de esta de cristal líquido y de muy bajo consumo como la de un reloj digital Casio cualquiera que se usa solo para mostrar la información mínima, como hora o ritmo cardíaco.

Es una solución inteligente al problema de tener que estar recargando a diario los relojes cuando ni siquiera estás usando el GPS —en cuyo caso ninguno dura más de unas horas—. Incluye un procesador Snapdragon Wear 2100, los habituales 512 MB de RAM y 4 GB de almacenamiento, con acceso a la tienda de aplicaciones Play Store de Google.

Dispone de sensor de ritmo cardíaco, aunque carece de GPS como para dejar el teléfono emparejado en casa al salir a correr. Dispone por tanto de Bluetooth 4.2, pero también wifi 802.11 b/g/n y NFC para pagos sin contacto a través de Google Pay. Las pantallas son de 1.39 pulgadas, y la de color tiene una resolución de 400 × 400 píxeles.

Ticwatch S (Sport) y E (Express) de Mobvoi

El Ticwatch E es un reloj inteligente bastante básico, pero del que solo se puede decir que es barato y que además lo que hace, lo hace bien. Dispone de Android Wear 2.0 preinstalado, con acceso a todas las aplicaciones de la Play Store, y algunas de Mobvoi, su fabricante, que resultan de utilidad como Tic Health o Fit.

Es un reloj de esfera circular, de 40 mm de diámetro, y con un lector de ritmo cardíaco. Sirve para distintos tipos de actividades, como andar o correr, y dispone de GPS, GLONASS, Bluetooth 4.1 y wifi. El diseño del reloj está hecho a prueba de agua y polvo con certificado IP67, y en general es de los más baratos que vas a poder comprar y que no te den ganas de tirar. Su batería de 300 mAh dura en torno a dos días, o unas horas si se usa activamente el GPS. Dispone de micrófono y altavoz para poder, entre otras cosas, activar el Asistente de Google y hacer llamadas.

Polar M600

El M600 es un reloj con Android Wear que mantiene el diseño característico de la compañía, e incluye una pantalla a color de 1.3 pulgadas. El procesador es un MT2601 de Mediatek, un doble núcleo a 1.2 GHz, que le dará una buena fluidez. Dispone de Bluetooth 4.2, Wi-Fi 802.11 b/g/n, y localización por GPS y GLONASS.

En la parte posterior del reloj incluye un sensor de ritmo cardíaco de seis ledes, y en general tiene un diseño y compatibilidad orientado totalmente a lo que la compañía es experta, que es la práctica de deportes de todo tipo. Incluso los acuáticos ya que es a prueba de agua IPX8, que protege de la inmersión completa y prolongada.

La pega con respecto a otros relojes y pulseras de Polar es el talón de Aquiles de Android Wear: la batería dura hasta 2 días. Solo unas horas si se usa de manera continuada el posicionamiento por GPS. El reloj cuenta con aplicaciones específicas de Polar para la monitorización de actividad, alertas de inactividad y genéricas.

Samsung Gear Sport

Samsung cogió el estilo del Gear S3 y le ha añadido algunas características para hacer un reloj deportivo orientado a todo tipo de actividades. El Gear Sport cuenta con una pantalla táctil OLED de 1.2 pulgadas y resolución de 360 x 360 píxeles, con la esfera de reloj rotatoria para interactuar con ella sin taparla y dos botones de selección. Utiliza correas estándar de 20 mm sujeta con pines.

Incluye el procesador Exynos 7270 de doble núcleo a 1 GHz y 768 MB de RAM, que para este tipo de reloj es suficiente, además de los habituales 4 GB de almacenamiento, que se pueden utilizar para descargar música en él e instalar otras aplicaciones de la tienda Tizen de Samsung. Su diseño puede resultar algo aparatoso para ciertos usuarios, pero no difere mucho de otros relojes inteligentes o relojes deportivos.

Tiene wifi, Bluetooth, NFC —para realizar pagos sin contacto con Samsung Pay— y GPS/GLONASS, indispensable para dejar el móvil en casa al salir a hacer ejercicio. Está hecho a prueba de agua pudiéndose sumergir a 5 ATM, por lo que sirve para una variedad más extensa de deportes, incluido el ciclismo, carrera o natación. También tiene un lector de ritmo cardíaco suficientemente fiable. La duración de su batería de 300 mAh es la habitual de dos o tres días de uso normal, o de unas horas con el GPS activado.

Fitbit Ionic

El Ionic es un reloj inteligente de Fibit que incluye una pantalla de 1.42 pulgadas con resolución de 348 x 250 píxeles, y posee un brillo de 1000 nits para que se pueda ver bien en cualquier situación. También dispone de 2.5 GB de almacenamiento interno para guardar canciones a través de una aplicación específica, y tiene una tienda de aplicaciones desde donde descargar más.

Está hecho a prueba de agua, y se puede utilizar en todo tipo de deportes gracias a los sensores incorporados, desde natación hasta correr, así como control de la respiración. Cuenta con una buena duración de batería, con un uso normal de unos cinco días y con un uso de GPS en torno a las ocho horas. El GPS también es de los más fiables del mercado.

Su lector de ritmo cardíaco funciona generalmente bien, y Fitbit tiene una buena tradición de ir mejorando con el tiempo los algoritmos de medición de sus dispositivos. Incluye NFC para pagos sin contacto, que es una ventaja adicional para los que ya estén acostumbrados a hacerlo desde su teléfono. Por último, permite realizar un seguimiento del sueño así como la cantidad de oxígeno en sangre (SpO2). Funciona bien para la habitual variedad de actividades físicas como correr, ciclismo o senderismo.

Huawei Watch 2

El nuevo vestible Watch 2 de Huawei está disponible en dos versiones distintas, que se diferencian en que una incluye conectividad LTE y la otra no, además del diseño exterior y de la correa. La versión Watch 2 Classic tiene correa de cuero y la versión Watch 2 correa de plástico.

Son a prueba de agua con certificado IP68, usan un procesador Snapdragon Wear 2100 de cuatro núcleos Cortex-A7 a 800 MHz, 750 MB de RAM, 4 GB de almacenamiento, batería de 420 mAh, con pantalla de 1.2 pulgadas. La caja y el bisel están hechos de cerámica, del que Huawei asegura que es mucho más resistente que otros materiales.

Con la batería de 420 mAh prometen hasta siete horas de funcionamiento con el GPS, que vendrá en ambas versiones, o al menos un par de días de uso normal. Dispone de NFC para pagos sin contacto, y llegara con Android Wear 2.0 preinstalado, siendo compatible con teléfonos iOS y Android.

Garmin Vívoactive 3

El vívoactive 3 es un reloj deportivo que cuenta con una tienda de aplicaciones sencilla para esferas de reloj y aplicaciones pequeñas, por lo que por los pelos se puede calificar de reloj inteligente. Incluye conectividad GPS/GLONASS integrada. Su diseño es el de un reloj más clásico con esfera circular e incluye una pantalla de 1.2 pulgadas con una resolución de 240 × 240 píxeles. Dispone de NFC para realizar pagos sin contacto a través de un sistema llamado Garmin Pay.

Dispone de aplicaciones para realizar todo tipo de actividades gracias a su sensor de ritmo cardíaco y oxígeno en sangre, tanto en interior como exterior, y se pueden instalar a través de la tienda de aplicaciones. También sirve para realizar un seguimiento del sueño, mostrar notificaciones del teléfono emparejado. Su autonomía alcanza las 13 horas de uso de GPS, o hasta una semana de uso normal.

Asus ZenWatch 3

Con esfera fabricada en acero inoxidable 316L (un 82 % más resistente que el acero convencional), el Zenwatch 3 cuenta con una pantalla de 1.39 pulgadas de 400 x 400 de resolución con un densidad de píxeles de 287 ppp, cubierta por un cristal ligeramente curvado y con recubrimiento Corning Gorilla Glass, alcanzando los 9.95 mm de grosor.

Asus presume con el Zenwatch 3 de que el reloj pasará mas tiempo en la muñeca que en el cargador gracias a las tecnologías de ahorro de batería con las que cuenta el Snapdragon Wear 2100 que porta en su interior, y que además cuenta con carga rápida capaz de alcanzar un 60 % de carga en tan solo 15 minutos. Y también se presenta ZenWatch Manager, con el que se podrán crear esferas personalizadas y sumarlas a las más de 50 que ya incorpora el reloj.

El reloj será compatible con Android e iOS, y contará con tres botones físicos, medición de actividad, micrófono, protección IP67 y se podrá elegir el tipo de correa entre cuero italiano o goma de alta calidad, además de poder elegir también el color de la esfera entre plateado, negro y rosa y plateado.

Xiaomi Amazfit

El Amazfit es un reloj de una submarca de Xiaomi y se encuentra entre los smartwatches más baratos que incluyen tanto GPS como lector de ritmo cardíaco. No es un reloj para los que hagan multitud de deportes, sino más bien para los que hagan las actividades físicas más comunes, como andar, correr, senderismo, por lo que se quedan fuera la natación o el ciclismo.

Incluye una pantalla táctil de 1.34 pulgadas con una resolución de 320 x 300 píxeles, y utiliza una interfaz intuitiva para interactuar con el dispositivo. Tanto el GPS como el monitor de actividad son suficientemente exactos como para poder hacerse una idea general de ambas medidas, aunque los que requieran mayor precisión en alguno de estos apartados tendrán que recurrir a relojes más caros.

Incluye 4 GB de almacenamiento que se pueden utilizar para almacenar música y dejar el teléfono en casa cuando se salga a correr. La batería puede durar de tres a cinco días contando con una o dos horas de actividad física al día que requiera el uso de GPS, por lo que es un apartado que tiene bastante bien cubierto.

Garmin Fénix 5 Plus

El Fénix 5 Plus es un reloj inteligente muy completo en todos los sentidos, con un precio igualmente elevado que echará a muchos atrás a la hora de pensar en su compra. Está disponible con cajas de 42 mm, 47 mm y 51 mm, y está hecho a prueba de agua para usarse en ejercicios de natación, vela y otros. Se puede sumergir hasta a una presión de 10 ATM.

Incluye todos los sensores que se pueden esperar, como barómetro, brújula, ritmo cardíaco, etc., y también puede medir la concentración de oxígeno en sangre. Sirve básicamente para todo tipo de ejercicios, ya sean estáticos o de fuerza.

Adicionalmente, incluye NFC para realizar pagos sin contacto a través de Garmin Pay. Se puede emparejar con un teléfono inteligente para configurarlo e instalar aplicaciones sencillas, esferas de reloj y pequeños widgets. Para los que salgan a correr dejando el teléfono en casa, incluye 16 GB de almacenamiento.

Cambios recientes

Productos añadidos

  • Mobvoi Ticwatch Pro [13 jul 2018]
  • Garmin Fénix 5 Plus [13 jul 2018]

Otros artículos de teléfonos