Cuando quieres crearte un nuevo PC desde cero, muchas veces tienes que ponerte al día de los componentes que hay en el mercado y las nuevas tecnologías existentes. Una tarea bastante laboriosa, sobre todo para aquellos que tienen menos idea del mundo de los PC. Por eso os traemos este artículo con diversos ejemplos de equipos ya montados.

Esta guía es solo a título orientativo, buscando cubrir diversos puntos de precio con opciones que sirvan para jugar, diseño profesional o simplemente un uso ofimático/multimedia. Se busca en ellos el uso de componentes de calidad que estén a buen precio, si bien debido a la actualización automática de los precios puede que se desajusten hacia arriba o hacia abajo el coste total de un equipo determinado. Por tanto, tendréis que hacer cierta labor de ajuste, o mirar alternativas si en la tienda en que vayáis a comprar el equipo no tienen el componente que queréis.

Por tanto, este artículo se basa en las distintas guías de componentes de PC que actualizamos varias veces al mes. Tenéis más ejemplos de equipos montados en la sección de PC configurados. A continuación tenéis los enlaces a dichas guías de componentes.

Otros artículos de PC

Cosas a tener en cuenta

El artículo es una sucesión de configuraciones de ejemplo que creo que pueden ser de mucha utilidad como base para crear configuraciones más personalizadas. Para entender el artículo y las configuraciones, hay que tener algunas cosas en cuenta.

  • Nomenclatura: los equipos están nombrados según su orientación (gaming, diseño, ofimática), y el tipo de procesador y gráfica que usan (IN sería procesador Intel y gráfica NVIDIA, mientras que AA es procesador AMD y gráfica AMD). El calificativo OC es que está pensado para hacer overclocking.
  • Almacenamiento interno: puesto que muchas veces cuando se va a comprar un nuevo PC se puede reaprovechar un viejo disco duro, normalmente sólo incluyo el mínimo de un disco duro en el precio de la configuración. La mejor opción es añadirle, al menos, una unidad de estado sólido (una SSD) adicional de 120 GB exclusivo para el sistema operativo y hacer que arranque rápido y mejore la respuesta general del equipo. Podéis echar un vistazo a las mejores SSD. Como regla general solo incluyo una SSD en los equipos, siendo de al menos 240 GB.
  • Geekrank: siguiendo lo mostrado en los artículos de mejores procesadores y mejores tarjetas gráficas, el porcentaje mostrado es la potencia relativa con respecto al procesador o tarjeta más potente del momento. Puesto que la inmensa mayoría de juegos sólo aprovechan cuatro núcleos del procesador, en caso de tener más de cuatro núcleos se mostrará ese valor de clasificación, y entre paréntesis la clasificación si se tuviera en cuenta todos los núcleos.
  • Fuente de alimentación: la capacidad de la fuente de alimentación de todos los equipos es más que suficiente para sus necesidades de consumo. Los equipos actuales consumen por lo general bastante poco. Uno de ofimático puede situarse sobre los 100 W o menos en carga, mientras que uno medio para jugar sobre los 250 W. Es muy poco en comparación con épocas pasadas. Por eso ajusto las fuentes a 450 W en estos casos de uso ofimático. Si os parece poca capacidad de la fuente, no os preocupéis. El equipo no va a consumir por arte de magia 500 W jamás. Incluso si hubiera más variedad, ajustaría a una fuente de 400 W para estos equipos de bajo consumo. Es recomendable que la fuente trabaje en torno al 40-60 % de carga ya que es el punto donde hay mejor eficiencia energética. Puedes leer más sobre este tema en el artículo de las mejores fuentes de alimentación.
  • Marcas de los componentes: podéis tener la certeza de que las marcas escogidas son de primera calidad. Puede que no conozcáis alguna, como Enermax, EVGA o PNY, pero son buenas marcas que no debería daros ningún miedo el optar por ellas. Es díficil que alguien que no mire componentes cada poco esté al corriente de todas las marcas que hay, pero en general se puede decir que no hay ninguna mala y la calidad hay que mirar caso por caso. Hay marcas buenas que lanzan gamas malas de fuentes al mercado, y marcas malas que lanzan gamas buenas de fuentes, por ejemplo.
  • Son configuraciones de ejemplo: y lo más importante de todo, como ya he dejado claro, es que son ejemplos de equipos montados por precio, y no son inamovibles. Tendréis que ajustar lo aquí expuesto a vuestras necesidades concretas, y en muchos casos a lo que tengáis disponible en vuestro país y a su precio. En las guías relacionadas que veréis más arriba y al final del artículo tenéis alternativas válidas, y siempre podéis dejarme un comentario si tenéis alguna duda.

Equipos básicos

photodune-369552-office-m.jpg

Equipos para uso ofimático y tareas generales: navegar por internet, ver películas, o algún juego puntual de pocos requisitos gráficos. Usan la gráfica integrada en el procesador. En la medida de lo posible es recomendable incluir una unidad de estado sólido (una SSD) para el sistema operativo y aplicaciones habituales porque acelera enormemente el rendimiento del equipo.

El siguiente equipo incluye una APU de AMD de generación Raven Ridge. Debido a su orientación ofimática, basta con ajustar los componentes a esas necesidades, por lo que se recurre a una placa base sencilla y memoria que acompañe bien al procesador. Debido al procesador escogido, un Ryzen 5 2400G, tendrá también cierta potencia para jugar en calidad básica a 1080p.

Si se quisiera optimizar la unidad de procesamiento gráfico (GPU) integrada en el procesador, es conveniente comprar memoria de al menos 2933 a 3200 Mhz, más cara, si bien se podría usar sin casi cambio en su rendimiento en tareas generales por memoria de 2400 o 2666 MHz.

Nota: los procesadores Ryzen 2000 requieren de una placa base con el BIOS actualizado, algo que se indica con una pegatina de «compatible con Ryzen 2000» en la tapa de la caja. Por ejemplo, la placa base B450 es directamente compatible sin tener que hacer nada.

Equipos básicos para jugar

gaming_pc_screen_keyboard.jpg

Los siguientes son equipos destinados a jugar a 1080p en calidad media a alta, según título. Estos equipos son buenos para juegos MOBA y FPS competitivos, como Overwatch, League of Legends o Counter Strike: Global Offensive, en los que se podría jugar 1080p y 60 FPS, ajustando bien la calidad para que se vean más que decentemente bien. Otros juegos más recientes pueden requerir bajar los ajustes aún más si se quieren esos 60 FPS, o reducir la resolución, aunque funcionarán bien en general. Si quieres incluir una tarjeta gráfica mejor, entonces habría que pensar también en un cambio de procesador para que acompañe mejor al equipo.

Los dos primeros equipos son modelos económicos para jugar con opción de procesador con gráfica integrada, una APU de tipo Ryzen 5 2200G de AMD, así como otro con opción de procesador Intel y gráfica de Nvidia. Este último admite variaciones, en forma de añadir una tarjeta gráfica más potente como una GTX 1050, y podrá moverlo el procesador sin problema.

El siguiente equipo aprovecha la buena relación potencia-precio de los procesadores de AMD para aportar un conjunto sólido de procesador, placa base y memoria, así como una tarjeta gráfica económica. Como casi todos los demás procesadores Ryzen, se incluye una refrigeración de serie en la caja que es bastante decente, con buenas temperaturas y bajo ruido, por lo que no es necesario comprar otra por separado.

El siguiente equipo ya entra en el terreno de jugar a FHD en condiciones a 1080p y calidad alta-ultra, con una buena tarjeta para ello como es la RX 570, si bien en los juegos más modernos y exigentes habrá que bajar un poco la calidad para alcanzar los 50-60 FPS.

Equipos avanzados

ajustes-que-deberias-evitar-jugar-pc.jpg

Son equipos que se portan bastante bien a FHD para lo que cuestan, y la mayoría de juegos funcionarán en calidad alta o ultra, dependiendo del título, e incluso en mucho se podrá jugar a QHD o a FHD y 100+ Hz.

La idea detrás de estos equipos es crear crear una base sólida de procesador, pero con una cantidad más limitada de memoria, 8 GB, pero suficiente para la inmensa mayoría de juegos.

Equipos gama alta para jugar

pc-gaming-battlestation-14.jpg

Equipos para jugar en calidad FHD con ajustes en ultra en todos los juegos actuales y los que vengan en el próximo año. También se comportan bien a una resolución de QHD con calidad alta o ultra, como siempre según título. Lo ideal en este caso es 12 o 16 GB de RAM, pero 8 GB sigue siendo suficiente para la mayoría de juegos, y con tarjetas gráficas como una GTX 1070 para jugar en monitores de 60 Hz no se notarán bajones de FPS en cualquier caso. Pero, como digo, lo ideal son los 16 GB de RAM, pero es algo que siempre se puede expandir comprando inicialmente un módulo y adquiriendo un segundo en unos meses.

Equipos para overclocking y gama entusiasta

Estos equipos son para jugar a 4K en alta calidad, por lo que se centra en las tarjetas gráficas más potentes como la GTX 1080 Ti, ya sea sola o acompañada de una segunda tarjeta gráfica. Por tanto, tienen unas necesidades distintas, como es acompañarlos de procesadores más potentes, memoria de más velocidad, etc., para que los componentes no limiten a las tarjetas gráficas.

Equipos para diseño

Los procesadores Ryzen de AMD son los que aportan el mejor rendimiento por su precio en tareas de diseño, y por eso centro en estos procesadores los siguientes equipos. Sin embargo, no incluyen unidad gráfica integrada, por lo que habrá que acompañarlos de una tarjeta gráfica dedicada en todos los casos.

El siguiente equipo sirve para trabajo básico de diseño gráfico pero también para audio, centrado en cargas de trabajo que sean exigentes de CPU y no tanto de GPU, ya que la RX Vega 8 del Ryzen 5 2400G es un modelo básico al fin y al cabo para estos menesteres. Sin embargo, para un equipo de ofimático o diseño económico, puede ser una buena opción, y posteriormente se puede expandir con una tarjeta gráfica dedicada.

Sistema operativo

Si también necesitáis adquirir una licencia de Windows 10, lo más conveniente es comprar una licencia directamente a Microsoft a través de su tienda digital. Las versiones de Windows 10 que se venden en tienda son las marcadas como OEM, que son las que se instalan en equipos preensamblados. Es técnicamente una ilegalidad comprar la licencia para un equipo que te vas a montar tú mismo por piezas.

Dejando de lado si es legal o ilegal instalar la versión OEM (que Microsoft no va a perseguir a nadie por ello), estas versiones quedan vinculadas al hardware del equipo, por lo que si haces cambios importantes en el mismo (como cambiar la placa base), tendrás que comprar una nueva licencia de Windows 10. La ventaja de comprar el sistema operativo en la tienda de Microsoft es que se puede ir reutilizando la clave en futuros equipos, por lo que es una licencia de por vida. Es algo similar a lo que ocurre con los portátiles que se venden con la licencia de Windows 10, que solo es para ese portátil y no se puede reutilizar.