La evolución de las unidades de almacenamiento para un PC ha dejado en los últimos años como el producto más buscado para actualizar un equipo a las unidades de estado sólido (SSD, del inglés solid-state drive). Actualmente ya no son productos caros y eso hace que además para el uso en el día a día del sistema operativo y algunas aplicaciones y juegos los usuarios empiecen a buscarlas como alternativas externas para llevarlas consigo y disfrutar de una alta velocidad de transferencia en cualquier parte.

Este artículo se centra en esas SSD externas, las cuales pueden ser también varias en cuanto a la protección de la unidad en sí y a la conexión que usan. Aunque es habitual que tengan un puerto USB 3.0, ya sea un tipo A o un tipo C, también hay multitud de modelos que usan el conector USB tipo C para dotarlas de una conexión Thunderbolt 3, mucho más rápida.

Antes de empezar con el artículo, también puedes consultar otros artículos de componentes que tenemos en la web:

Cosas a tener en cuenta al comprar una SSD externa

wd_black-p50.jpg

Hay que dejar claro desde un primer momento que una SSD no es un tipo de disco duro (HDD, del inglés hard-drive disk) aunque haya tiendas que incluyan las SSD en el apartado de los discos duros. Las SSD no incluyen partes móviles, y en lugar de platillos y cabezales de lectura usan memorias flash no volátiles tipo NAND. Tenéis más información sobre el funcionamiento de estas unidades en el artículo de Qué es una SSD: componentes, tecnologías y tipos.

Sobre el rendimiento secuencial y aleatorio

El principal problema de las SSD externas reside en el controlador que traduce de la interfaz que implementen (SATA, PCIe) al bus de conexión externo con el PC. En el caso de las unidades que funcionan sobre Thunderbolt no hay ningún problema porque el controlador permite el funcionamiento a pleno rendimiento de estas unidades, pero las conexiones USB se ven penalizadas por el propio protocolo de transferencia y que afecta sobre todo a la velocidad de transferencia de archivos pequeños, muchas veces referenciada como velocidad aleatoria.

La velocidad que permite Thunderbolt 3 es de hasta 40 Gb/s y no impone restricciones a la velocidad aleatoria. Las unidades USB permite velocidades según la versión: USB 3.0 hasta 5 Gb/s, USB 3.1 hasta 10 Gb/s y USB 3.2 hasta 20 Gb/s. Todas ponen en mayor o menor medida restricciones a la transferencia aleatoria, menos en las USB 3.2, pero en la práctica no se debería notar salvo que se transfieran infinidad de archivos pequeños. Esto último es el motivo por el que los profesionales, por ejemplo fotógrafos, buscan los dispositivos Thunderbolt 3.

Formatos

Los formatos en que se venden las SSD externas es tan variado como el de los discos duros. Aunque hay modelos de buen diseño que recurren al aluminio para apelar a los sentidos del comprador, otros incluyen diseños más burdos pero resistentes a caídas e incluso son resistentes al agua. Estas unidades a prueba de agua y polvo suelen ser algo más caras, con tapones integrados para el conector y otras posibles entradas de agua.

También existen bases de acople para PC que tienen en su interior espacio para una unidad o varias de tipo M.2 y de 2.5 pulgadas lo cual les da versatilidad más allá de los conectores adicionales que proporcionen, como más puertos USB o conexiones de vídeo, y generalmente son bases que funcionan sobre una conexión Thunderbolt 3. Tampoco hay que olvidarse de que hay carcasas para SSD internas y así poderlas usar externamente, que en muchas ocasiones puede salir más barato, pero no siempre.

Modelos para respaldos

Mucha gente quiere hacer copias de seguridad o respaldos de la información de sus PC y por tanto estas unidades externas son perfectas para ello. Existen programas que permiten hacerlo de manera simplificada, y en el caso de macOS se integra Time Machine que además permite mantener un histórico de versiones de un mismo archivo de fácil consulta. Para este uso es mejor optar por las unidades que aporten mejor precio por giga más que por aquellas que aportan mejores velocidades.

Tabla comparativa SSD euro/giga

ssd_msata_vs_money.jpg

A continuación podéis ver varias tablas con las que poder saber el precio por cada giga de las SSD. Puede ser el parámetro más interesante a la hora de comprar una unidad debido a que la mayoría proporcionan la misma sensación de rapidez en carga de aplicaciones, y no tienen una diferencia en juegos, por lo que tampoco hay «SSD para jugones» en el mercado.

Precio por giga para interfaz USB
X6 Portable, 2 TB
0.051 €/GB
101.99 €
X6 Portable, 4 TB
0.064 €/GB
256.99 €
X6 Portable, 500 GB
0.066 €/GB
65.87 €
X9 Pro, 4 TB
0.069 €/GB
276.99 €
X9 Pro, 2 TB
0.076 €/GB
151.99 €
WD Elements SE, 1920 GB
0.077 €/GB
147.00 €
SD600Q, 480 GB
0.080 €/GB
38.28 €
My Passport SSD, 2 TB
0.085 €/GB
170.59 €
X6 Portable, 1 TB
0.086 €/GB
85.99 €
XS1000, 1 TB
0.087 €/GB
86.99 €
WD Elements SE, 960 GB
0.091 €/GB
87.00 €
X9 Pro, 1 TB
0.091 €/GB
90.99 €
T7 Shield Portable, 2 TB
0.091 €/GB
187.03 €
XS2000, 2 TB
0.093 €/GB
185.99 €
SD810, 2 TB
0.094 €/GB
187.50 €
My Passport SSD, 1 TB
0.095 €/GB
94.99 €
Portable SSD T9, 4 TB
0.097 €/GB
398.99 €
Portable T7, 2 TB
0.100 €/GB
200.53 €
Elite SE880, 1 TB
0.101 €/GB
101.11 €
X8 Portable, 2 TB
0.102 €/GB
204.36 €
SD810, 1 TB
0.104 €/GB
103.51 €
Extreme Pro, 2 TB
0.104 €/GB
208.95 €
T7 Shield Portable, 1 TB
0.106 €/GB
108.55 €
Portable T7, 1 TB
0.109 €/GB
109.00 €
SE800, 1 TB
0.112 €/GB
114.66 €
Portable SSD T9, 2 TB
0.112 €/GB
229.90 €
X10 Pro, 2 TB
0.113 €/GB
226.99 €
XS2000, 1 TB
0.115 €/GB
114.99 €
SE770G (1 TB)
0.117 €/GB
119.47 €
Portable SSD T9, 1 TB
0.129 €/GB
131.99 €
Rocket NANO, 2 TB
0.129 €/GB
264.99 €
SE800, 512 GB
0.130 €/GB
66.70 €
X10 Pro, 1 TB
0.132 €/GB
131.99 €
X8 Portable, 1 TB
0.135 €/GB
134.91 €
Rocket NANO, 1 TB
0.137 €/GB
139.99 €
Precio por giga para interfaz USB4 o Thunderbolt
SE920, 1 TB
0.182 €/GB
186.55 €
Rugged SSD Pro, 1 TB
0.237 €/GB
237.17 €

Con conexión USB 3.0

samsung-t5-review.jpg
9to5Mac

SD600Q de ADATA

La serie SD600Q está integrada por modelos resistentes y de pequeño tamaño, por lo que se recibe el beneficio de la velocidad de las SSD en un formato de bolsillo. Tienen buena velocidad y calidad fabricación.

Puedes leer nuestro análisis del SD600Q de ADATA.

WD Elements de Western Digital

Ironkey Vault Privacy 80 de Kingston

Vídeo

Lo mejor

  • Pantalla para facilitar la configuración y añadir un nivel adicional de seguridad.
  • Evidencia la manipulación física de la unidad.

Lo peor

  • Precio alto, aunque en línea de su competencia.
  • Rendimiento normal para una SSD externa USB 3.0.

Con conexión USB 3.1 o USB 3.2

img-1.jpg

SSD portátil T9 de Samsung

Las unidades de la serie T9 de Samsung tienen un tamaño de 88 mm × 60 mm × 14 mm y pesan 122 g. Cuentan con una toma USB 3.2 tipo C para conectarse con el equipo, alcanzando velocidades de 2000 MB/s de lectura/escritura secuencial.

ADATA SE900G

Lo mejor

  • Buen rendimiento por USB 3.2.
  • Carcasa resistente con iluminación ARGB.
  • Casi no se calienta.

Lo peor

  • El USB 3.2 limita el rendimiento aleatorio.
  • La iluminación ARGB añade un sobrecoste.

SE770G de ADATA

Vídeo

El SE770G de ADATA es un modelo pequeño, de buen rendimiento con hasta 1 GB/s de transferencia, y con iluminación ARGB en su superficie. Su diseño es realmente bueno, y utiliza un conector USB tipo C, incluyéndose dos cables cortos con él, uno a USB tipo C y otro al tradicional USB tipo A (rectangular).

Kingston XS1000

El modelo XS1000 es una SSD de pequeño tamaño, 32.58 mm × 69.54 mm × 13.5 mm, y peso reducido de 29 g. Tiene un puerto USB 3.1 tipo C, y se proporciona un cable a un USB tipo A. Su velocidad de lectura/escritura secuencial alcanza los 1000 MB/s.

SK Hynix Beetle X31

La serie Beetle X31 de SK Hynix está compuesta por SSD con un tamaño de 46 mm × 75 mm × 14.8 mm y un peso de 53 g. Su aspecto es característico, asemejando a un escarabajo según la compañía, y está hecho en color dorado. Incluye un puerto USB 3.1 tipo C que permite velocidades de hasta 1000 MB/s de lectura/escritura secuencial.

ADATA SD810

Las unidades de esta serie SD810 de ADATA tienen un tamaño de 72.7 mm × 44 mm × 12.24 mm y pesan 41.7 g. La estructura está hecha a prueba de agua y polvo con certificado IP68, además de que superan la prueba MIL-STD-810G 516.6 frente a caídas de 1.22 m. Tienen una conexión USB 3.2 con una velocidad máxima de 2 GB/s.

XS2000 de Kingston

Crucial X10 Pro

Las unidades de la serie X10 Pro de Crucial tiene un tamaño de 65 mm × 50 mm con un peso de 38 g, y son ultrarresistente con certificado IP55 de protección frente a agua y polvo. Tienen un conector USB 3.2 tipo C que permite una velocidad de lectura/escritura secuencial de hasta 2000 MB/s. Cuentan con cifrado AES-256 por hardware.

Crucial X9 Pro

Esta serie es como la anterior de Crucial, pero con una interfaz USB 3.1 tipo C la cual limita la velocidad de lectura/escritura secuencial a los 1000 MB/s.

SE800 de ADATA

ROG Strix Arion S500 de ASUS

X6 Portable de Crucial

La serie X6 Portable usa internamente una interfaz SATA, algo más lenta de hasta 540 MB/s, pero más orientada a un público generalista frente a la serie X8 que está orientada a profesionales. Es una unidad más pequeña, con un conector USB 3.1 tipo C.

Elite SE880 de ADATA

La serie Elite SE880 es de pequeño tamaño, 35 mm × 64.8 mm × 12.25 mm, y pesa solo 31 g. Tiene una conexión USB 3.2 tipo C que permitirá velocidades de hasta 2000 MB/s de lectura/escritura secuencial.

Extreme Pro de SanDisk

La unidad Extreme Pro tiene un tamaño de 110 mm × 57 mm × 10 mm y cuenta con una conexión USB 3.1 tipo C que permite velocidades de lectura secuencial de hasta 1050 MB/s. La carcasa está hecha a prueba de pequeñas inmersiones en agua y es ultrarresistente frente a caídas, con certificado IP55. Su pequeño formato y buen diseño en negro y naranja lo convierten en una de las SSD externas más interesantes.

X8 Portable de Crucial

La serie X8 Portable de Crucial es una SSD externa con interfaz USB 3.1 y conector USB tipo C, que permite una velocidad máxima de 1050 MB/s, siendo compatible con USB 3.0 y USB 2.0 pero con velocidades inferiores. Internamente funciona con una interfaz PCIe 3.0 y está basado en el P1 de la misma compañía.

Portable T7 de Samsung

La Portable T7 de Samsung tiene un tamaño de 85 mm × 57 mm × 8 mm, con un peso de 58 g, y cuenta con un conector USB 3.1 tipo C que permite hasta 1050/1000 MB/s de lectura/escritura secuencial. Es compatible con cifrado por hardware AES-256, y tiene un lector de huellas para desbloquear su uso en el PC. Implementa un controlador ASM2362 de ASMedia como puente de la conexión PCIe 3.0 ×2 a la USB.

Lo mejor

  • Cifrado por hardware AES-256.
  • La versión T7 Touch añade protección adicional.
  • Muy pequeña y de solo 57 g.

Lo peor

  • Solo es USB 3.1.
  • Solo tiene tres años de garantía.

T7 Shield Portable

La serie T7 Shield Portable es similar a la serie T7 Portable pero por un coste ligeramente mayor ofrece una carcasa hecha a prueba de golpes, agua y polvo con certificado IP65. Su tamaño es de 59 mm × 88 mm × 13 mm y pesa 98 g. Su conector es un USB 3.1 tipo C con unas velocidad de 1050/1000 MB/s de lectura/escritura secuencial.

WD_Black P50

La serie WD_Black P50 de Western Digital tiene un tamaño de 62 mm × 118.1 mm × 14 mm y la carcasa está hecha de aluminio. El puente PCIe-USB es un ASM2364 de ASMedia, y lo habilita para alcanzar velocidades de hasta 1050 MB/s. Tiene una interfaz USB 3.2 tipo C.

My Passport SSD de Western Digital

La nueva generación del My Passport SSD tiene un diseño más refinado y menos industrial, en varios colores como negro o rojo, y tiene una conexión USB 3.1 tipo C para velocidades de hasta 1050 MB/s, y cuenta con cifrado por hardware AES-256. Su tamaño es de 45 mm × 90 mm × 10 mm.

Rocket NANO de Sabrent

Esta unidad hace honor a su nombre al tener un tamaño de 29.2 mm × 69.8 mm × 12.7 mm y pesar 68 g, por lo que podría entrar en el bolsillo de las monedas de un vaquero. Tiene una interfaz USB 3.1 tipo C que le permite alcanzar los 1000 MB/s de lectura. La carcasa está hecha de aluminio y se vende en color gris y negro, así como una versión ultrarresistente del modelo de 2 TB.

Con conexión Thunderbolt o USB4

1366_2000.jpg

La ventaja de las unidades USB4/Thunderbolt 3, que son compatibles con los puertos Thunderbolt 4, es que la velocidad de lectura/escritura máxima es mayor que con USB3.2 al tener una conexión PCIe 3.0 ×4, pero además no limita el rendimiento aleatorio, que es su gran problema. Si se quiere transferir información al máximo rendimiento, una unidad Thunderbolt/USB4 es imprescindible. De hecho, gracias a ello funcionan estas unidades externas funcionan igual que si fueran internas.

ADATA SE920

Esta unidad mide 64.2 mm × 105 mm × 15.9 mm, pesan 181 y tiene interfaz USB4, por lo que aprovechan al máximo la velocidad de la SSD que incluye, tanto en lectura/escritura secuencial como aleatoria. Alcanza una velocidad máxima de 3.8 GB/s, por lo que no se le puede pedir mucho más a una SSD externa en cuanto a velocidad.

Rugged SSD Pro de LaCie

El Rugged SSD Pro de LaCie es un modelo ultrarresistente de 64.9 mm × 97.9 mm × 17 mm y un peso de 100 g que tiene un certificado a prueba de agua y polvo IP67. Tiene una interfaz Thunderbolt 3 basada en una SSD tipo PCIe 3.0 ×4 —una FireCuda de Seagate—, y alcanza los 2800 MB/s de lectura secuencial. Tiene modelos de 1 TB y 2 TB.

Cajas para SSD externas y bases de acople

firecuda-dock-pdp-battles.jpg

Para cerrar el artículo tenéis a continuación varios modelos de carcasas externas para SSD internas y así poderlas convertir en externas. Hay para unidades de 2.5 pulgadas y M.2, así como con un puerto USB 3.0 o un Thunderbolt. Estas últimas son bastante más caras debido a la tecnología en sí, pero permite sacar todo el rendimiento de las que implementan una interfaz PCIe 3.0 ×4.

También hay un apartado para las bases de acople que tienen espacio para unidades M.2 o 2.5 pulgadas ya que son al fin y al cabo externas y hasta cierto grado son portátiles. Hay tanto modelos normales como los de «gaming» o de pardillos, que básicamente no aportan nada adicional pero tienen un sobrecoste debido a la inclusión de lucecitas de colores.

Para usar estas cajas y bases lo normal es que ya se busque sobre todo para unidades M.2 al ser más pequeñas, y en ellas hay distintos tamaños del que hay que asegurarse que lo permiten incluir en ellas. Por ejemplo, las M.2 pueden ser en formato 2230, 2242, 2280 o 22110, indicando las últimas cifras la longitud de la unidad: 2280 quiere decir que tiene 22 mm de ancho y 80 mm de largo. Hay también multitud de carcasas externas para unidades de 2.5 pulgadas, que son las mismas que para discos duros externos de ese formato.

ASUS ROG Strix Arion

9.4

sobre 10

Lo mejor

  • Alto rendimiento para ser USB 3.1 tipo C.
  • Temperatura de funcionamiento muy baja.
  • Buen diseño con iluminación ARGB.

Lo peor

  • Limitará cualquier unidad PCIe actual.

Otras cajas