El mundo de las tarjetas gráficas cambia mucho de mes a mes, precios incluidos. Para haceros más llevadera la búsqueda de nuevo hardware para vuestro equipo, os mostramos en esta guía distintas opciones según el precio que tengáis pensado gastaros, pero siempre teniendo en cuenta que lo que queréis es montaros un equipo para jugar.

Podéis consultar otros artículos de componentes y periféricos:

A continuación tenéis un resumen de las tarjetas gráficas más interesantes por rango de precio para que os sirva de orientación si simplemente queréis ver cómo está el mercado actualmente si lleváis tiempo sin mirar.

Comparativa de tarjetas gráficas por gama

Comparativa de las tarjetas gráficas más baratas por gama
Frec. base/turbo Memoria Frec. memoria Consumo Precio
GT 1030 2G perfil bajo 1227 MHz / 1468 MHz 2 GB GDDR5 6 GHz 30 W 79.99 €
GTX 1050 D5 2G 1379 MHz / 1493 MHz 2 GB GDDR5 7 GHz 75 W 145.90 €
GTX 1050 Ti Mini 1303 MHz / 1417 MHz 4 GB GDDR5 7 GHz 75 W 187.00 €
GTX 1060 3GB 1506 MHz / 1708 MHz 3 GB GDDR5 8 GHz 120 W 239.90 €
RX 580 Pulse 8G 1257 MHz / 1340 MHz 8 GB GDDR5 8 GHz 185 W 359.90 €
GTX 1060 Mini 1506 MHz / 1708 MHz 6 GB GDDR5 8 GHz 120 W 309.00 €
GTX 1070 Mini 1518 MHz / 1708 MHz 8 GB GDDR5 8 GHz 150 W 489.00 €
GTX 1070 Ti AMP Edition 1607 MHz / 1683 MHz 8 GB GDDR5 8 GHz 180 W 535.00 €
RX Vega 64 Gaming OC 8G 1276 MHz / 1560 MHz 8 GB HBM2 1.9 GHz 295 W 769.00 €
GTX 1080 Super JetStream 1708 MHz / 1847 MHz 8 GB GDDR5X 10 GHz 200 W 589.00 €
GTX 1080 Ti Mini 1506 MHz / 1620 MHz 11 GB GDDR5X 11 GHz 250 W 889.00 €

Rendimiento de las tarjetas gráficas

Para comparar adecuadamente los productos de esta guía y ayudaros a encontrar la más barata, hemos creado una clasificación de potencia, sobre 100 puntos, que tiene en cuenta diversos apartados de las tarjetas —ancho de banda, velocidad de texturas, suavizado de bordes, potencia de procesamiento en bruto, y otros—, adjudicando un peso a cada apartado según creemos que influye en su potencia para juegos, en la que la mejor de cada apartado recibe una nota de 100. Puede no ser perfecta, por lo que iremos retocando el baremo para ajustarlo a lo que aportan a los gamers.

Los enlaces de cada tarjeta os llevarán a los datos de la tarjeta de referencia de Nvidia, pero ahí podéis ver un listado completo de modelos en la pestaña de Relacionados, con un desglose del precio. Lo que suelen modificar los fabricantes en sus versiones con respecto a estas tarjetas de referencia son la frecuencia del reloj para darle un empujón de rendimiento, mejores sistemas de refrigeración para subir frecuencias, y otros. Si llega subida de fábrica también suele aumentar el precio —viene indicado por lo general en el nombre de la tarjeta como OC—.

Rendimiento tarjetas gráficas

Titan Xp
GTX 1080 Ti
Titan X
Radeon RX Vega 64 Refrigeración Líquida
GTX 1080
Radeon RX Vega 64
GTX 1070 Ti
Radeon RX Vega 56
GTX 1070
Radeon RX 580, 8 GB
Radeon RX 580
Radeon RX 480, 8 GB
Radeon RX 480
GTX 1060
Radeon RX 570
Radeon RX 470
GTX 1060, 3 GB
GTX 1050 Ti
GTX 1050
Radeon RX 560
Radeon RX 460
Radeon RX 550
GT 1030
Radeon RX Vega 11
Radeon Vega 8
Titan Xp
GTX 1080 Ti
Titan X
Radeon RX Vega 64 Refrigeración Líquida
Radeon RX Vega 64
GTX 1080
GTX 1070 Ti
Radeon RX Vega 56
GTX 1070
Radeon RX 580, 8 GB
Radeon RX 580
Radeon RX 480, 8 GB
Radeon RX 480
GTX 1060
Radeon RX 570
Radeon RX 470
GTX 1060, 3 GB
GTX 1050 Ti
Radeon RX 560
GTX 1050
Radeon RX 460
Radeon RX 550
GT 1030
Radeon RX Vega 11
Radeon Vega 8

La siguiente gráfica ordena los modelos de tarjetas según su potencia/precio para que podáis solventar la duda de cuál es mejor para lo que voy a invertir en ella, sobre todo si dudáis entre las tarjetas de dos compañías diferentes. Cuanto más arriba de la tabla, mejor relación de coste por punto de potencia tiene.

Sigue siendo orientativa a 1080p, 1440p y 4K UHD, y es muy difícil plasmar en una sola gráfica el hecho que algunos juegos van mejor o peor en ciertas tarjetas como motivo de la buena —o mala— optimización de los controladores de las compañías como por ejemplo para DirectX 12, ya que no todo depende del hardware.

GT 1030
79.99 €
Radeon RX 550
99.90 €
GTX 1050
145.90 €
GTX 1060, 3 GB
239.90 €
GTX 1050 Ti
187.00 €
GTX 1070 Ti
535.00 €
GTX 1060
309.00 €
GTX 1080
589.00 €
Radeon RX 580
324.00 €
GT 730
81.98 €
GTX 1070
489.00 €
Radeon RX 570
309.90 €
Radeon RX 580, 8 GB
359.90 €
GTX 1080 Ti
889.00 €
Radeon RX Vega 64
769.00 €
Radeon RX Vega 56
679.00 €
GT 730 Rebrand
81.98 €

Nota: si veis alguna cosa errónea en este artículo, no queda clara o estáis en desacuerdo con ello, por favor indicadlo en los comentarios y ayudadnos a mejorarlo. Intentad mantener una actitud positiva y colaboradora, que de personas con actitudes negativas y destructivas ya está lleno el mundo. Hablando se entiende la gente, y siempre es posible que saquéis conclusiones alejadas de lo que queremos transmitir en el artículo, o que nos hayamos expresado mal.

Detalles técnicos

Las tarjetas gráficas actualmente son por lo general poco ruidosas, ya que con las últimas arquitecturas de AMD y Nvidia se ha reducido considerablemente su consumo y por tanto la generación de calor, lo que puedan ser refrigeradas por menos ventiladores funcionando a menos revoluciones.

Las versiones mini de un solo ventilador suelen ser bastante silenciosas, como por ejemplo las que proporciona Gigabyte o EVGA. Permiten un ligero aumento de frecuencias y son al menos igual de potentes que las tarjetas de referencia, pero a cambio son silenciosas. Estos modelos básico son por lo general las versiones recomendables para los que no tengan pensado hacer overclocking.

Unidad de procesamiento gráfico (GPU)

La unidad de procesamiento gráfico (GPU) es el chip que conforma el núcleo de cualquier tarjeta gráfica. Tanto AMD como Nvidia utilizan arquitecturas distintas para ellas, pero mantienen rasgos comunes. Por ejemplo, incluyen una alta cantidad de procesadores de flujos de datos (stream processors), también llamados sombreadores/shaders —o núcleos CUDA en el caso de las GPU de Nvidia—, y que se dedican a ejecutar las instrucciones gráficas que les remite la aplicación que hagan uso de ellas.

La ejecución de las instrucciones se realiza de forma paralela, por lo que son buenas para diseño gráfico o tareas de computación, y en años recientes se ha introducido la ejecución asíncrona para aprovechar mejor los momentos de inactividad que pueda tener algunos de los sombreadores. No se pueden comparar los datos de núcleos y frecuencia de funcionamiento entre las GPU de distintos fabricantes, y menos el dato típico de potencia cómputo que se da en operaciones en coma flotante por segundo (FLOPS). En este apartado siempre ganan las GPU de AMD frente a las de Nvidia, pero no así en potencia en juegos.

Memoria

El tipo de memoria utilizado no es relevante para el común de los usuarios, y ahora mismo se diferencian en dos tecnologías distintas. La memoria GDDR graphics double data rate o doble tasa de datos para gráficos— actualmente está disponible en versiones GDDR5 y GDDR5X. Se diferencian en consumos y velocidad máxima, y en la arquitectura de las tarjetas gráficas eso afecta al ancho de banda de memoria, que se calcula como velocidad por bus de datos. Por tanto, si una tarjeta gráfica dispone de un bus de datos de 64 bits y una velocidad de 6 GHz, dispondría del mismo ancho de banda que una de 128 bits a 3 GHz.

Nvidia usa diversas técnicas de compresión de memoria, y generalmente necesita mover menos cosas a memoria, por lo que es más eficiente en su uso con anchos de banda inferiores a los que arrojan las tarjetas de AMD. También existe la memoria HBM —alto ancho de banda—, que funciona a menor velocidad pero dispone de un bus de 4096 bits pero funcionando desde 1 GHz. Tiene ciertas ventajas a la hora de reducir la latencia de acceso a memoria, para aplicaciones de realidad virtual o cómputo, pero en juegos no va a arrojar diferencias significativas.

Conectores

Los conectores más habituales de las tarjetas gráficas modernas son el HDMI (High Definition Multimedia Interface) y el DisplayPort, aunque muchas de ellas también incluyen el conector DVI (Digital Visual Interface). Las dos primeras también transportan sonido, con la ventaja que tiene de cara a los monitores que incluyen altavoces, ya que eliminan cables. Aunque una tarjeta no disponga de conectores suficientes de un tipo, hay una miríada de adaptadores entre distintos formatos que resultarán útiles y no demasiado caros. El conector VGA ya está completamente obsoleto, aunque queden muchos monitores que lo usen, y lleguen portátiles y monitores nuevos que lo incluyan.

Para utilizar una resolución 4K UHD (3840 × 2160) y 60 Hz es necesario disponer de un conector DisplayPort 1.2 o HDMI 2.0 en la tarjeta gráfica. Las modernas de AMD y Nvidia incluye DP 1.4 y HDMI 2.0b, que permiten además otros formatos de imagen como una mayor profundidad de color y enviar las imágenes de alto rango dinámico (HDR) en los monitores que tengan también HDR.

También existen otros conectores menos utilizados, como mini-DisplayPort, común hace un tiempo en portátiles y tarjetas gráficas de AMD, pero que ha caído en desuso a favor del conector USB tipo C con modo alternativo de DisplayPort 1.2. Hay adaptadores también para HDMI a USB tipo C, DisplayPort a mini-DisplayPort, etc.

Consejos de compra

Antes de decidiros por una tarjeta, debéis tener en cuenta algunas cosas:

  • Por relación potencia/precio, el rango de 150 a 250 euros es el ideal. Por encima de ese punto, poco partido vais a sacarle a vuestros euros a menos que realmente queráis tener el mejor equipo del momento.
  • Si queréis una tarjeta que dure dos o tres años en calidad ultra, habría que decantarse por alguna en el rango de 200 a 400 euros —según los precios—, y asegurarse de tener un procesador que acompañe, como un Core i7.
  • Puesto que las tarjetas gráficas bajan de precio continuamente, en el caso de muchos jugones es mejor comprar una de 150 a 250 euros y cambiarla en dos a tres años, según lo exigente que se sea a la hora jugar en alto o ultra. De esta forma también se podrá jugar siempre a las novedades más punteras sin problemas de rendimiento.
  • Los precios que pongo son orientativos. El mercado de componentes cambia de precio de un día para otro, y resulta difícil mantener todos los artículos actualizados en todo momento. Podéis indicar cualquier problema con ellos en los comentarios, o preguntar si tenéis dudas sobre si es una buena compra algún modelo que hayáis visto a un precio distinto.

Todoterreno (hasta 100 euros)

En este rango actualmente se sitúa la GT 1030 y algunos modelos de GTX 1050 de Nvidia, así como las RX 550 y RX 560 de AMD. Las RX 550 y GT 1030 tienen un rendimiento similar, y la GTX 1050 rinde mejor que la RX 560. Hay que comprobar bien el precio de las tarjetas de ambas compañías antes de comprarlas para hacer la mejor inversión posible.

GeForce GT 1030

La GeForce GTX 1030 es una tarjeta gráfica de gama baja que puede mover gráficos a 1080p con una calidad baja en una gran cantidad de juegos, pero que en otros más exigentes será necesario bajar la resolución para jugarlos con una fluidez suficiente. Sin embargo, en juegos de deportes electrónicos como Overwatch o League of Legends, no tiene problemas en moverlos a 1080p y calidad alta a 60 FPS, por lo que puede ser una buena comprar para los jugones menos pudientes o que no les interese tanto la calidad gráfica sino solamente jugar. Sus conexiones de vídeo suelen ser un HDMI y un DisplayPort, y otros modelos incluye un DVI-D, o sustituyen alguno de los anteriores por él —o incluyen uno de cada—.

Puedes consultar los precios de distintos modelos en:

Puedes leer nuestro análisis de la GT 1030:

Radeon RX 550

El modelo RX 550 es la gama baja de tarjetas gráficas de AMD, y puede mover los juegos a 1080p en calidad baja a una tasa de fotogramas decente. Para jugar a 1080p y una calidad gráfica en condiciones hay que irse ya a la RX 560 o GTX 1050, que son básicamente el doble de potentes. Esta tarjeta gráfica es de bajo consumo, alcanzando los 50 W, por lo que no necesita de un cable de alimentación PCIe. Sus conexiones de vídeo suelen limitarse a un HDMI, un DisplayPort y un DVI-D.

Puedes leer nuestros análisis de los modelos de RX 550:

Podéis consultar los precios de distintos modelos en:

Potente y barata para jugones (100 a 180 euros)

Estas tarjetas sirven para jugar de manera barata a juegos en 1080p. Su calidad gráfica dependerá de lo nuevos que sean los juegos, aunque se podrá jugar a calidad medio-alto en juegos de hace un par de años, mientras que los más recientes requerirán bajar la calidad gráfica a medio-bajo, según el modelo de tarjeta gráfica. Pero en general servirán para tener una buena calidad gráfica a 1080p de manera fluida.

RX 560

La Radeon RX 560 es un modelo que dispone del doble de sombreadores que la RX 550, y está disponible con 2 o 4 GB de memoria gráfica. Es una mucho mejor opción para jugar a 1080p y calidad gráfica decente. Cuenta con los habituales conectores DVI-D, HDMI y DisplayPort, uno de cada. Este modelo tiene un consumo de 80 W, por lo que requiere de un conector PCIe de seis pines para su alimentación.

GTX 1050

gtx-1050.jpg

La GeForce GTX 1050 es una buena tarjeta gráfica en la que no dejarse mucho dinero pero con la que poder jugar a 1080p a calidad media o alta en una gran variedad de títulos de primera línea. En los juegos de e-sports no tendrá problemas en moverlos a 1080p y ultra, así como una tasa de fotogramas elevada para aquellos que tengan un monitor de más de 60 Hz.

Esta tarjeta suele traer tres conectores traseros, incluido un HDMI, un DisplayPort y un DVI-D. Los 2 GB de VRAM que incluye no lo hacen demasiado a prueba de futuro, pero tampoco lo necesita para los juegos para los que está orientada. También tiene un bajo consumo, en torno a los 60 W, con cierto margen para subirla hasta los 75 W, ya que es un modelo que no dispone de conector de alimentación adicional salvo en los modelos más caros —que no suele compensar comprarlos en lugar de una GTX 1050 Ti—.

Podéis consultar los precios de distintos modelos en:

GTX 1050 Ti

La GeForce GTX 1050 Ti es el máximo representante de la gama media de tarjetas gráficas Nvidia. Con un coste sobre los 160 euros, es una tarjeta recomendable para jugar a 1080p y calidad alta o ultra en la mayoría de los juegos, por lo que los que busquen un equilibrio de coste-rendimiento la encontrarán como muy atractiva —sobre todo por estar agotada la mejor todavía RX 570 debido a la criptominería—.

Los modelos de los fabricantes suelen incluir tres conectores, uno de cada de HDMI, DisplayPort y DVI. Al igual que el resto de las GPU de Nvidia, la incluida en la GTX 1050 Ti es de bajo consumo, y se sitúa en los 75 W. Según el fabricante, si la GPU llega subida de fábrica, necesitará de un conector PCIe de seis pines de alimentación, y en el resto no lo necesitará. Disponer del conector PCIe también permitirá hacer un overclocking en condiciones a la GPU y memoria GDDR5 incluida en este modelo, en una cantidad de 4 GB y funcionando a 7 GHz.

Puedes leer nuestro análisis de la GTX 1050 Ti. Puedes consultar los precios de distintos modelos en:

Potente y duradera (180 a 250 euros)

Este es el rango de precios recomendado para una tarjeta que dure unos pocos años. Es también el rango de precio ideal para estar siempre a la última cambiando de tarjeta cada dos años.

Radeon RX 570

La RX 570 es una versión ligeramente subida de la RX 470, por lo que los modelos avanzados de la RX 470 tienen la misma potencia de partida de la RX 570.

Análisis disponibles:

GTX 1060 de 3 GB

Esta tarjeta tiene una potencia similar a la GTX 980, con la ventaja de que se porta bien en DirectX 12 al tener compatibilidad con la computación asíncrona. La versión con 3 GB de VRAM es en torno a un 10 % menos potente que la versión con 6 GB.

Puedes leer nuestros análisis de la GTX 1060 de 3 GB:

Potencia de futuro (250 a 350 euros)

En este punto la relación potencia/precio empieza a disminuir enormemente, pero la potencia gráfica obtenida es sobresaliente. Permiten jugar a 1080p en ultra a los juegos actuales, aunque los de rabiosa actualidad o aquellos que son más exigentes puede ser necesario bajar un poco algunos ajustes gráficos.

Radeon 580

radeon-rx-570.jpg

La Radeon RX 580 de 4 GB es una tarjeta todoterreno excelente, con la que se podrá jugar durante un par de años a 1080p y ultra en una gran cantidad de títulos. Tiene una potencia similar a la RX 480/580 de 8 GB y esta a la GTX 1060 de 6 GB, por lo que es suficientemente mejor que la GTX 1060 de 3 GB como para decantarse por ella en caso de encontrar buenos precios.

Puedes leer nuestro análisis de la RX 480 de 8 GB.

4 GB de VRAM

8 GB de VRAM

GTX 1060 de 6 GB

geforce-gtx-1060.jpg

La GeForce GTX 1060 es la tarjeta de referencia en la gama media, ya que el chip que le da vida es de bajo consumo e ideal para mover gráficos a una resolución de 1080p. En muchos videojuegos incluso se puede utilizar con una resolución QHD (2560 × 1440 píxeles), ya sea bajando la calidad gráfica o que sean juegos poco exigentes como League of Legends u Overwatch, los cuales también puede llegar a jugarse en monitores a 1080p y 144 Hz.

Generalmente las GTX 1060 disponen de tres conectores DisplayPort 1.4, un HDMI 2.0b y un DVI-D, por lo que pueden mover sin problemas resoluciones 4K y 60 Hz si el monitor dispone también de la conexión apropiada.

Puedes leer nuestros análisis de la GTX 1060 de 6 GB:

Puedes ver el listado completo de tarjetas ordenado por precio:

Para los bolsillos más pudientes (más de 350 euros)

Zona peligrosa la que hay a continuación. Por potencia gráfica son las mejores, pero el precio empieza a ser prohibitivo. En este punto, la relación potencia-precio es decreciente, y aumentos puntuales de rendimiento cuestan cada vez más. El máximo ejemplo de ello es la nueva Nvidia Titan X.

GTX 1070

geforce_gtx_1070.jpg

La GeForce GTX 1070 es la tarjeta gráfica para los que quieren una tarjeta de gama media-alta para jugar a 1080p y altas tasas de fotogramas con gran calidad gráfica, o quieren intentarlo a QHD en diversos títulos. Con esta jugar a 1080p y calidad ultra a 50+ FPS en cualquier juego es totalmente posible, incluso en aquellos más recientes que a la GTX 1060 se le puedan atragantar. Es una tarjeta gráfica potente en cualquier situación. En algunos juegos concretos, los menos exigentes, se puede jugar incluso a 4K UHD, aunque no sea una tarjeta gráfica para ello.

Cuenta generalmente con tres conectores DisplayPort 1.4, un HDMI 2.0b y un DVI-D. También incluye un puente SLI para conectar varias GTX 1070, aunque se recomienda un máximo de dos usando un puente SLI HB que es de mayor ancho de banda y permite jugar con mayor fluidez al aprovechar mejor la potencia de las dos GTX 1070 que estén conectada..

Puedes leer nuestros análisis de la GTX 1070:

También puedes comprobar los precios de todos los modelos:

Radeon RX Vega 56

Este modelo es algo más potente que la GTX 1070, y tiene un PVPR de 399 euros. Desgraciadamente, a fecha de escribir esto —principios de septiembre de 2017—, están bastante lejos de ese precio y pueden no ser

Puedes comprobar los precios por modelos:

GeForce GTX 1070 Ti

Esta tarjeta gráfica se basa en una GPU que es una versión venida a menos de la GTX 1080. Es muy potente para jugar a 1080p y 1440p, y a 4K en ciertos tipos de juegos. Con sus 8 GB de GDDR5 tiene suficiente para mover todos los juegos actuales, pasados y futuros a esas resoluciones. Cuando se estabilice su precio entre los de la GTX 1070 y 1080, será una opción de compra muy tentadora. Ha salido a la venta el 2 de noviemrbe de 2017, pro lo que no tendrán un buen precio los modelos personalizados hasta dentro de unas semanas.

Podéis leer nuestro análisis de la GTX 1070 Ti.

Podéis ver el listado por precio de las GTX 1070 Ti.

GTX 1080

Con esta tarjeta ya sí que es posible usarla para jugar a 4K, pero no en todos los juegos se conseguirá hacerlo a 40 o 50 FPS, y en muchos de los más actuales puede llegar por los pelos a los 30 FPS. Pero para jugar a 1440p es una tarjeta excelente, y a 1080p sería matar moscas a cañonazos, y en ese caso es mejor mirar una GTX 1060 de 6 GB o una RX 480.

Puedes leer nuestro análisis de la GTX 1080.

También podéis ver el listado por precio de las GTX 1080.

GeForce GTX 1080 Ti

La GTX 1080 Ti se puede considerar como la primera tarjeta gráfica para jugar a 4K, ya que en la inmensa mayoría de los juegos se mantendrá entre los 50 y 60 FPS, y en muchos aún más. Suficiente para jugar en los actuales monitores 4K y 60 Hz.

Puedes leer nuestro análisis de la GTX 1080 Ti:

También puedes comprobar los precios de todos los modelos:

Radeon RX Vega 64

Puedes comprobar los precios por modelos:

Extra: tarjetas gráficas de portátil

Podéis consultar el artículo Los mejores portátiles del momento para ver comparativas de GPU y CPU usadas comúnmente en los portátiles y tabletas con Windows 10.

Otros artículos de PC

Otros artículos de interés