Esta semana ha sido de resaca de la Comic-Con de San Diego, con el primer tráiler de Escuadrón Suicida, que pondrá a un grupo de supervillanos de DC Comics a las órdenes del gobierno para llevar a cabo una misión imposible. Aunque al final de la semana hemos tenido las primeras imágenes de Apocalipsis y algunos de los miembros de la Patrulla X.

Entrando en el mundo de la tecnología, AMD ha presentado sus resultados trimestrales y son peores de lo esperado, como ya anunciara hace unas semanas. La compañía ha perdido 181 millones de dólares, y en lo que queda de año no parece que vaya a mejorar su situación. Han disminuido de manera importante las ventas de procesadores, APUs y tarjetas gráficas, y hasta el año que viene no tiene pinta de que vaya a mejorar la situación.

Por último, Intel le ha dado una patada a la Ley de Moore anunciando que habrá una tercera generación de procesadores a 14 nm llamada Kaby Lake. Esto significa que habrán pasado cerca de tres años cuando llegue al mercado la generación Cannonlake de procesadores a 10 nm a finales de 2017.

Hay un claro culpable de esto: AMD. Quizás sea que Intel esté teniendo problemas para fabricar en masa en sus fundiciones los chips a 10 nm (lo dudo), pero con la competencia fuera de combate, van a aprovechar a sacarle el máximo rendimiento económico a la actual generación de 14 nm. En esta situación perdemos todos, porque Intel no siente la necesidad de bajar los precios, y AMD no va a incentivar bajando los suyos a comprar unos procesadores, como el FX-8350, que llevan tres años a la venta.

Tecnología

Videojuegos

Cine y cultura