AMD ha puesto a la venta sus procesadores Ryzen 5 para aquellos que buscan montar un equipo con un procesador entre los 180 y 300 euros. Se trata de una serie de cuatro procesadores de ocho y doce núcleos lógicos, que intentan llevar procesadores potentes a un mayor público.

No son los mejores procesadores para jugar a 1080p, que es la resolución a la que juega la inmensa mayoría, pero no tiene problemas para mover una GTX 1080 muy por encima de los 60 Hz del monitor típico. Además de que, de cara a futuro, si en algún momento los estudios empiezan a usar ampliamente más de cuatro núcleos, aportarán una ventaja adicional sobre los actuales Core i5.

Por otro lado, Microsoft ha empezado a distribuir la actualización de Windows 10 Creadores a todos los equipos. Cuenta con una serie de mejoras de su navegador Edge, de seguridad, más opciones de privacidad que se muestran al instalarla, el modo de juego para sacar más rendimiento a equipos de menor rendimiento liberando al procesador de trabajo, y más.

En general no hay cambios de calado, pero incluye una buena cantidad de mejoras. En el proceso de distribuir esta actualización, ya no proporciona asistencia para Windows Vista, y Windows 7 y 8.1 no reciben actualizaciones si funcionan en equipos con procesadores Kaby Lake de Intel o Ryzen de AMD.

Por último, la serie de tarjetas gráficas RX 500 de AMD está en el horizonte. Se supone que llegan el 18 de abril, por unos precios similares a las actuales RX 400, con unas mejoras mínimas de rendimiento. Habrá un nuevo chip, Polaris 12, que se usará en la nueva RX 550 orientada al sector económico, por debajo de los 90 a 100 euros.

Tecnología

Videojuegos

Cine y cultura