Con la llegada de los procesadores Ryzen 5 de AMD también llegan las placas base más económicas para que acompañen a su menor precio de entrada, que se sitúa en los 169 dólares por un Ryzen 5 1400. MSI ha presentado la placa A320 Grenade con este chipset, con el añadido de que costará 75 euros, tiene formato micro-ATX, y cuenta con iluminación led roja.

La placa es sencilla, pero aun así bastante completa. Tiene cuatro conectores SATA3, un M.2 para discos de hasta 2280 con PCIe 3.0 x4, cuatro puertos USB 3.0, dos puertos USB 2.0, un HDMI, un VGA y un DVI-D, con un conector Gigabit Ethernet. El audio y el chip Ethernet también son sencillos, ambos de Realtek, siendo un ALC887 y un RTL8111H. Admite memoria DDR4 de hasta 2667 MHz, y no permite el overclocking de los procesadores.

Vía: TechPowerUp.