El mundo de los teléfonos de gama alta es cada vez más variado, y si lo unimos con el de las phablets en el que hasta Apple entró, lo es todavía más. El mercado de las phablets no deja de crecer y empresas como Samsung han apostado muy fuerte por él.

También tenemos otros listados de smartphones y phablets:

Los siguientes móviles de gama alta suelen tener una buena relación calidad/precio un par de meses después de haber sido puestos a la venta, una vez que las tiendas empiezan a hacer ofertas.

¿Qué conforma la gama alta?

He intentado ser objetivo a la hora de incluir los siguientes terminales. Si bien algunos objetaréis sobre la elección de teléfonos, o por qué no se han incluido otros con precio más bajo o con mejor relación calidad-precio, en la gama alta también debe aportar cosas que no se suelen tener en cuenta. Como por ejemplo la calidad de la fabricación, la durabilidad de sus pantallas, la combinación de sistema operativo y hardware, etc.

Actualmente las mejores pantallas de teléfonos están creadas con tecnología OLED. Debido a que los píxeles se iluminan de manera individual en estas pantallas, los negros que reproducen son realmente negros, con una mayor variación entre las zonas de brillo y oscuridad. También permite una reducción del consumo ya que si se tiene que mostrar un negro puro los píxeles no se iluminan. Además, estas pantallas OLED de mayor calidad suelen ser compatibles con imágenes de alto rango dinámico (HDR), lo que permite ver contenido con una alta calidad de imagen. Netflix ha activado este tipo de contenido en HDR para diversos teléfonos de gama alta.

La calidad de fabricación también es importante en un gama alta, y se precisa que sean las mejores y con los mejores diseños. Tener el mejor hardware en carcasa de plástico no da la sensación de un producto prémium. Generalmente se recurre a fabricación en aluminio, con trasera de cristal si se quiere permitir la recarga inalámbrica del dispositivo, y en muchos casos tendrán un diseño exterior a prueba de agua y polvo. También cuentan con amplias baterías y carga rápida, para recargar los móviles de cero a cien por cien de batería en menos de una hora a hora y media.

Listado de smartphones

A continuación tenéis los mejores teléfonos móviles y phablets de gama alta según nuestros criterios y gustos. El listado no está ordenado por ningún criterio en especial, porque cada uno buscará una cosa distinta en ellos. Unos que tenga una gran cámara, y otros que tenga mejor precio aunque sea de otros años.

Galaxy S10 y S10+ de Samsung

samsung_galaxy_s10.jpg

Samsung tiene en los Galaxy S10 y Galaxy S10 Plus unos estupendos teléfonos que en esta ocasión cambian un poco de diseño. Su pantalla OLED de gran calidad y capaz de reproducir contenido HDR tiene un agujero en la esquina superior derecho en lugar de una muesca, y a la vez aprovechan mucho más el frontal reduciendo aún más los marcos. Además, esa pantalla incluye un lector de huellas dactilares en la parte inferior, lo que mejora la usabilidad de este tipo de desbloqueo.

Según el país llega con un Snapdragon 855 o un Exynos 9820, ambos siendo muy potentes, con 8 GB de RAM y al menos 128 GB de almacenamiento con lector de tarjetas micro-SD. La trasera del móvil es de cristal, permitiendo la carga inalámbrica de sus baterías de 3400 y 4100 mAh, o carga rápida por el puerto USB tipo C de 25 W. La wifi es de tipo 802.11ax (WiFi 6), con Bluetooth 5.0 y NFC.

En el apartado fotográfico destaca especialmente, como no podía ser de otra forma, con una cámara trasera de triple sensor: un principal de 12 Mpx y apertura variable ƒ/1.5 a ƒ/2.4, un secundario de 12 Mpx con teleobjetivo y apertura ƒ/2.4, y un terciario de 16 Mpx y apertura ƒ/2.2 para zum óptico de dos aumentos y gran angular de 123º. La calidad de las fotografías es estupendo, de día y de noche, y por tanto aptas para fotógrafos aficionados.

Huawei P30

huawei_p30.jpg

La renovación de la gama alta de Huawei para 2019 está encabezada por los P30 y P30 Pro. Incluyen una pantalla OLED es de 6.1 o 6.47 pulgadas respectivamente con una resolución de 1080 × 2340 píxeles, que reproduce la gama DCI-P3, y que integra un lector de huellas dactilares en la propia pantalla. Están diseñados para ser resistentes al agua, con certificados IP53 e IP67, con trasera de cristal que permite carga inalámbrica de 15 W.

El procesador usado en ambos es el Kirin 980 con 6 u 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento, con el P30 Pro dispone de opciones de 256 GB y 512 GB de almacenamiento. Las baterías son de 3650 y 4200 mAh con sistema de carga rápida de 25 W a través de un puerto USB tipo C. Disponen de conectividad wifi 802.11ac, Bluetooth 5.0, NFC, y tienen Android 9 preinstalado.

El apartado fotográfico sigue igual de mimado que en modelos anteriores. Incluyen la misma cámara trasera de tres sensores: uno RGB de 40 Mpx y apertura ƒ/1.8 que es un IMX600 de Sony con filtro de color RYYB; otro de 16 Mpx y apertura ƒ/2.2 de super gran angular; y un tercero de 8 Mpx y apertura ƒ/2.4 para teleobjetivo con zum óptico de cinco aumentos y estabilizador óptico de imagen. El P30 Pro incluye un cuarto sensor de profundidad de tipo tiempo de vuelo, más preciso que los convencionales sensores de profundidad. La cámara frontal es de 32 Mpx y apertura ƒ/2.0.

Galaxy Note 9

samsung_galaxy_note_9.jpg

Samsung ha renovado su phablet insignia para 2018 con unas características similares al modelo anterior, así como el Galaxy S9. El Galaxy Note 9 mantiene el diseño con algunas modificaciones, y en su interior se esconde un lápiz, un S Pen que en esta ocasión incluye conexión Bluetooth con el teléfono y un botón configurable para realizar distintas acciones.

La pantalla es de 6.4 pulgadas con una resolución de 2960 × 1440 píxeles, compatible con HDR10, de tipo Super AMOLED, con brillo máximo cercano a los 600 nits, por lo que se verá bien en exteriores. También se acerca a la perfección la temperatura de color, cercana a los 6500 ºK. El procesador es un Exynos 9810 o Snapdragon 845 según el país, con 6 GB de RAM y un mínimo de 128 GB de almacenamiento, con opción de que sea 512 GB. Es un teléfono sobre todo orientado a un uso profesional, y por ello Samsung también ofrece un adaptador para conectarlo a un monitor externo y, si se quiere, usarlo con teclado y ratón con el teléfono haciendo de segunda pantalla o panel táctil, lo que se prefiera.

La cámara mejora, pero no tanto como en modelos anteriores, y es una evolución de la del Galaxy S9, y similar al Galaxy S9+. La cámara trasera tiene un sensor principal de 12 megapíxeles con apertura variable de ƒ/1.5 y ƒ/2.4 de gran angular, mientras que el secundario tiene un sensor también de 12 Mpx con apertura ƒ/2.4 para teleobjetivo, con zum óptico de dos aumentos. La cámara frontal es una más discreta de 8 Mpx con apertura ƒ/1.7. Cuenta con estabilizador óptico de imagen, graba vídeo a 4K y 60 FPS, así como a super cámara lenta, lo que permite grabar a 720p y 960 FPS o 1080p y 480 FPS.

La batería de 4000 mAh le dota de una buena autonomía, en torno a nueve horas de uso de pantalla. Cuenta con Bluetooth 5.0, NFC, wifi 2x2 802.11ac MU-MIMO, varios sistemas de posicionamiento, carga rápida, carga inalámbrica y lector de huellas.

Es un gran teléfono por derecho propio, si bien su precio se mantiene en la parte alta incluso dentro de la gama alta.

iPhone Xs y Xs Max

apple-iphone-xs-max.jpg

Los primeros iPhone en llegar y presentados por Apple en 2018 son los iPhone XS y XS Max, que son los mejores teléfonos del mercado actualmente, si no buscas necesariamente un teléfono con Android, y tienes el dinero para pagarlos. Ambos mantienen el diseño del iPhone X, con el XS manteniendo la pantalla de 5.8 pulgadas con resolución de 2436 × 1125 píxeles, y el XS Max tiene una de 6.5 pulgadas con una resolución de 2688 × 1242 píxeles.

Estas pantallas de tipo OLED, y específicamente la del XS Max, son las mejores usadas en un móvil, y tienen un brillo máximo de 725 nits, compatible con contenido HDR y con el color calibrado casi perfectamente de fábrica. El procesador A12 Bionic fabricado con un proceso litográfico de 7 nm incluido en ellos les da una fluidez sensacional, y es también el mejor procesador en un móvil que hay ahora mismo. El procesador consume un 40 % menos, y es un 30 % más rápido en las tareas más habituales.

La batería se sitúa en ambos casos en torno a los 3000 mAh, recargados con el conector propietario Lightning de Apple, pero le dota de una autonomía mejor que la del iPhone X, con un uso de pantalla que llega a las nueve a diez horas, según modelo. iOS 12 está optimizado para reducir el consumo innecesario, por lo que el terreno de la autonomía está bien cubierto, si bien podría ser mejor, como siempre, ya que es lo que más demandan los usuarios de un teléfono móvil.

Las cámaras mejoran, si bien se mantienen muy similares. Las dos cámaras traseras son de 12 Mpx, con el secundario haciendo labores de zum óptico de doble aumentos, y tienen aperturas de ƒ/1.8 y ƒ/2.4. Todo el apartado de procesamiento fotográfico aprovecha el motor neuronal del A12 Bionic, para mejorar la apertura y profundidad de campo después de tomar la foto, detección automática de caras, y otros muchos detalles del programa de Cámara incluido en iOS 12.

Como novedad, estos iPhone incluyen doble ranura SIM, que se activará en una actualización de iOS unas semanas después de ponerse a la venta en septiembre de 2018. También incluyen la posibilidad de provisionar su línea teléfonica a través de una SIM embebida o eSIM, que es un elemento seguro dentro de la placa base del dispositivo y que eliminar la necesidad de usar una tarjeta SIM.

Pixel 3 y Pixel 3 XL de Google

La renovación de finales de 2018 de los teléfonos Pixel dejó también dos modelos: Pixel 3 y Pixel 3 XL. Su principal ventaja, y por lo que son bastante buscados, es porque Google es el que se encarga de actualizarlos mensualmente con parches de seguridad, y también tienen dos actualizaciones de versiones mayores de Android aseguradas.

Otro apartado en el que destacan es en el fotográfico, incluso a pesar de tener solo una cámara trasera —más vale una y bien gestionada que dos mal avenidas—. Y también el Pixel 3 es de los teléfonos más pequeños de gama alta del mercado, con 145.6 mm × 68.2 mm × 7.9 mm. Y eso teniendo en cuenta que es algo grande para los que prefieren teléfonos pequeños. El diseño es a prueba de agua y polvo.

El Pixel 3 tiene una pantalla de 5.5 pulgadas con una resolución de 2160 × 1080 píxeles y el Pixel 3 XL es de 6.3 pulgadas con muesca y una resolución de 2960 × 1440 píxeles de tipo. Ambas son OLED protegidas con Gorilla Glass 5, y cubren el 100 % de la escala de color DCI-P3 y pueden reproducir contenido en HDR. Tienen altavoces frontales estéreo, con buena reproducción de sonido, pero en este apartado se quedará corto para algunos usuarios al no tener un conector de 3.5 mm, y en su lugar habrá que usar auriculares con USB tipo C o con un adaptador USB tipo C a 3.5 mm.

El procesador usado es un Snapdragon 845, con 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento, sin lector de tarjetas micro-SD, con wifi 802.11ac, Bluetooth 5.0 y NFC, además de tener la posibilidad de provisión remota con SIM embebida con las operadoras que sean compatibles con estas eSIM. Tiene una fluidez perfecta, con actualizaciones periódicas para corregir pequeños errores o mejorar el sistema operativo.

La cámara no difiere de la que se usaba en el Pixel 2, siendo de 12.2 Mpx con apertura ƒ/1.8 y graba vídeo a 4K y 30 FPS. La cámara frontal pasa a ser dual, con dos sensores de 8 Mpx y aperturas ƒ/.2.2 y ƒ/1.8, con gran angular de 97º y 75º. Las fotos son realmente estupendas, con buena saturación, bordes muy definidos, y saca buenas fotografías con poca luz. Es de las mejores cámaras en un móvil que hay en 2018 y la primera mitad de 2019.

Xiaomi Mi 9

xiaomi_mi_9.jpeg

El Mi 9 se sitúa en la gama media-alta, aunque su diseño y combinación básica de características sea más que suficiente para la inmensa mayoría de usuarios que quieran un móvil potente y con buena cámara. Empezando por su pantalla con muesca, tiene un tamaño de 6.39 pulgadas con resolución de 2340 × 1080 píxeles de tipo AMOLED y 600 nits de brillo máximo, de buena calidad y reproducción de colores.

La parte trasera es de cristal para permitir carga inalámbrica de hasta 20 W, que es un apartado en el que destaca, y tiene una batería de 3300 mAh con un puerto USB tipo C que permite la carga con 27 W. El procesador es el potente Snapdragon 855, procesador insignia de Qualcomm en 2019, que moverá bien la pantalla en juegos, y dotará de gran fluidez general al dispositivo, ya que además cuenta con al menos 128 GB de almacenamiento ultrarrápido UFS 2.1.

La cámara trasera es de 48 Mpx como sensor principal con apertura ƒ/1.75 (IMX586 de Sony), la secundaria es de 12 Mpx con apertura ƒ/2.2 (S5K3M5 de Samsung) con zum óptico de dos aumentos, y la terciaria es de 16 Mpx con apertura ƒ/2.2 (IMX481 de Sony) y gran angular de 117º. Puede grabar vídeo a 4K y 60 FPS, teniendo estabilización óptica de imagen. Es una cámara excelente, y que de hecho se sitúa entre las cinco mejores de esta primera mitad de 2019, al menos en el terreno de sacar fotografías ya que en el apartado de grabar vídeo flojea algo más, pero no mucho.

Huawei Mate 20 X

huawei-mate-20-x.jpg

Esta fableta está orientada a los jugones, según Huawei, y por ello la Mate 20 X incluye una pantalla OLED de 7.2 pulgadas (18.2 cm) con una resolución de 2244 × 1080 píxeles, si bien tiene una muesca en la parte superior para la cámara frontal, y reproduce la gama de color DCI-P3, compatible con HDR. Dispone de un potente Kirin 980 para moverla, que es de dos núcleos Cortex-A76 a 2.6 GHz, dos Cortex-A76 a 1.92 GHz y cuatro Cortex-A55 a 1.8 GHz, con una potente Mali-G76 MP10 a 720 MHz. Incluye una refrigeración por cámara de vapor de grafeno para que aguante largas sesiones de juego.

También incluye 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento, con lector de tarjetas micro-SD, por lo que el espacio no será un problema. Dispone de una enorme batería de 5000 mAh con carga rápida por USB tipo C de 40 W, por lo que tardará realmente poco en rellenarse completamente. Se incluyen altavoces estéreo de 40 dB de margen dinámico orientado a los graves, aunque reproduce igualmente bien los agudos.

En la parte posterior hay una triple cámara de 12 Mpx y 16 Mpx con apertura ƒ/1.8 y ƒ/2.2 para gran angular, y de 8 Mpx con apertura ƒ/2.4 para zum de dos aumentos. Tiene una buena calidad fotográfica, aunque no sea para lo que esté pensado el teléfono, con las mejoras habituales de la apli de Cámara de Huawei. Por último, cámara frontal es de 24 Mpx con apertura ƒ/2.0.

Huawei Mate 20

mate_20.jpg

El Mate 20 es una ligera evolución del P20 de Huawei, con algunos cambios en cuanto a pantalla y cámaras, y una actualización mayor respecto al Mate 10. La pantalla tiene una gran calidad de color, cubriendo la gama de color DCI-P3 lo que le permite reproducir contenido HDR, con resoluciones de 1080 × 2244 píxeles. El diseño en aluminio y cristal es a prueba de agua con certificado IP53 (salpicaduras).

El procesador es un potente Kirin 980 fabricado con un proceso litográfico a 7 nm, y está compuesto por dos Cortex-A76 a 2.6 GHz, dos Cortex-A76 a 1.92 GHz y cuatro Cortex-A55 a 1.8 GHz, con una unidad gráfica Mali G76MP10 a 720 MHz. Incluye 4 o 6 GB de RAM, más 128 GB de almacenamiento, con lector de tarjetas nano-SD, que es un formato propietario de Huawei. También dispone de NFC, Bluetooth 5.0, wifi 802.11ac.

En la parte posterior hay una cámara triple. Usa unos sensores para las dos primeras de 12 Mpx y 16 Mpx con apertura ƒ/1.8 de gran angular y ƒ/2.2 de ultra gran angular, y la tercera es de 8 Mpx con apertura ƒ/2.4 para labores de teleobjetivo. Dan una gran calidad fotográfica, estando entre los cinco primeros teléfonos del mercado en 2018 en este terreno. La cámara frontal es de 24 Mpx con apertura ƒ/2.0. Es una gran cámara de vídeo igualmente, pudiendo grabar a 4K. En general no se le resistirán fotos de día o de noche, sin introducir excesivo ruido en condiciones de mala iluminación.

Razer Phone 2

razer_phone_2.jpg

El Razer Phone 2 es el mejor juego que existe para jugar en 2018 y la primera parte de 2019. Está totalmente orientado a juegos, con una amplia pantalla de 5.7 pulgadas IGZO de gran calidad de color, con resolución de 2560 × 1440 píxeles compatible con contenido HDR. Tiene un brillo máximo de 600 nits, que es un 50 % más que el modelo anterior. Su diseño está hecho a prueba de agua y polvo con certificado IP67, y en general es un móvil excelente.

El procesador pasa a ser un Snapdragon 845, con 8 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento de tipo UFS 2.0, y destaca mucho en cuanto a su fluidez. Además, el procesador y su unidad gráfica integrada pueden mover la pantalla de 120 Hz, configurable también a 60 Hz y 90 Hz para ahorrar batería. El teléfono no se recalienta incluso en las sesiones de juego más intensas, si bien si se usa un monitor externo a través del conector USB tipo C compatible con DisplayPort sí que se puede llegar a calentar un poco.

Tiene una trasera de cristal que permite la carga inalámbrica del dispositivo y de su batería de 4000 mAh, que da al teléfono una autonomía bastante normal de en torno a 7 horas de uso de pantalla con el procesador funcionando al 80 % y un brillo de unos 180 nits. Los altavoces estéreo frontales son de gran calidad, muy potentes, y con sonido THX y Dolby Atmos. Usa una versión de Android 8.1 con capa de personalización Nova Launcher, y con alguna aplicación preinstalada como Netflix y otras más concretas de la compañía como Cortex o Chroma —esta última para gestionar el logo con iluminación RGB en la parte trasera—, que terminan siendo de bastante utilidad.

La cámara es el punto gris del teléfono, si bien no es un teléfono orientado a sacar fotos sino a jugar. Mantiene la disposición de cámara trasera dual del modelo anterior de 12 Mpx con aperturas ƒ/1.75 y ƒ/2.6, grabando vídeo a 4K y 30 FPS, y tiene una calidad aceptable, con buen detalle de bordes y poco ruido, y hace un trabajo decente con poca luz, pero tiene una ligera saturación. La secundaria es de teleobjetivo con zum óptico de dos aumentos, que siempre puede ayudar un poco en ciertas fotos.

Puedes leer nuestro análisis del Razer Phone 2.

ASUS ROG Phone

asus_rog_phone.jpg

El ROG Phone de ASUS es una phablet de 158.8 mm × 76.2 mm × 8.6 mm, e incluye una pantalla que lo valida como teléfono de gaming: 6 pulgadas AMOLED de 90 Hz. Los juegos se verán más fluido con el Snapdragon 845 que incluye, con 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento ultrarrápido.

La pantalla tiene una resolución de 1080 × 2160 píxeles, compatible con contenido de alto rango dinámico (HDR), y cubre el 108.6 % de la gama de color DCI-P3. La batería es de 4000 mAh, que se recarga por un puerto USB 3.0 tipo C, y cuenta con Quick Charge 4+ de Qualcomm, y carga rápida de 20 W.

Su diseño es algo más típico que el Razer Phone 2, con unos altavoces frontales estéreo de calidad. Tiene un DAC para sonido de 24 bits y 192 KHz, DTS Headphone:X 7.1, y es compatible con el códec aptX HD para el sonido a través de Bluetooth. La cámara frontal es de 8 Mpx, mientras que la trasera es dual, con un sensor principal de 12 Mpx y un secundario de 8 Mpx.

iPhone Xr de Apple

apple_iphone_xr.jpg

El modelo iPhone Xr (2018) tiene un tamaño intermedio entre el Xs y Xs Max del mismo año, en el que Apple recorta en aspectos clave para la gama alta como la pantalla y la cámara trasera. Deja solo un sensor de 12 Mpx, si bien es la mejor cámara en móvil con un solo sensor que hay en el mercado, y por tanto saca fotos de gran calidad. La pantalla es de tipo IPS con resolución de 1792 × 828 píxeles, y detecta los toques a 120 Hz, lo que confiere más fluidez de interactuación. Mantiene el desbloqueo facial el potente procesador A12 Bionic, y batería de 2716 mAh, lo que le da más autonomía que la del iPhone Xr. A cambio, es un móvil algo más grande, con 150.9 × 75.7 × 8.3 mm, si bien la pantalla es de 6.1 pulgadas.

Xiaomi Mi 8 Pro

xiaomi_mi_8_pro_.jpg

El Mi 8 Pro es de los mejores teléfonos de Xiaomi, y un gama alta por derecho propio, ya que no escatima en ningún aspecto. La pantalla es de tipo AMOLED, con un tamaño de 6.21 pulgadas y resolución de 1080 × 2280 píxeles. Tiene un brillo máximo de 600 nits de brillo y cubre la gama de color DCI-P3 compatible con HDR. También incluye un lector de huellas dactilares en la propia pantalla, para facilitar el desbloqueo.

El procesador utilizado es un Snapdragon 845, de ocho núcleos Kryo 385 y unidad gráfica Adreno 630 acompañado de 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento ultrarrápido UFS 2.1. No cuenta con lector de tarjetas micro-SD. La batería es de 3400 mAh, o de 3000 mAh en la versión con tapa trasera transparente. Es compatible con Quick Charge 4+ de Qualcomm, aunque el teléfono se suministra con un cargador QC3 de 18 W. Dispone de Bluetooth 5.0, wifi 802.11ac, y NFC, y un sistema de doble posicionamiento GPS.

Cuenta con una doble cámara trasera, con sensores IMX363 de Sony de 12 Mpx para RGB con apertura ƒ/1.8, y otro de 12 Mpx para teleobjetivo con apertura ƒ/2.4. Puede grabar vídeo a 4K y 30 FPS, así como a cámara lenta de hasta 720p y 240 FPS. DxOMark le da una puntuación en fotos de 105 puntos y 88 en vídeo, por lo que al menos en el apartado fotográfico es excelente.

La cámara delantera es de 20 Mpx, con los habituales efectos aplicables usando algoritmos de reconocimiento facial para eliminar el fondo, o sustituirlo por un fondo negro, embellecimiento de imágenes, etc. Además, incluye un sistema que clona el Face ID de Apple —marca registrada, por cierto—, con un sistema de cámara infrarroja, proyección de matriz de puntos, e iluminación para que sea un desbloqueo facial seguro.

OnePlus 6T

El OnePlus 6T cambia ligeramente su aspecto externo para añadir una pantalla con muesca algo mayor, de 6.41 pulgadas, con resolución de 2340 × 1080 píxeles de tipo AMOLED, compatible con las gamas sRGB y DCI-P3 así como reproducción de contenido HDR10. Tiene un tamaño de 157.5 mm × 74.8 mm × 8.2 mm, y la parte trasera es de cristal, aunque no tiene carga inalámbrica. El procesador es un Snapdragon 845 con 6 u 8 GB de RAM, y 128 o 256 GB de almacenamiento UFS 2.0.

La batería pasa a ser de 3700 mAh, 400 mAh más, y tiene carga rápida de 20 W, con misma disposición de cámara dual trasera de 16 Mpx y 20 Mpx, aunque cambia el sensor del principal a un IMX 519 de Sony y se mejora el software de la cámara. Puede grabar vídeo a 4K y 60 FPS, así como grabar a cámara lenta de hasta 720p y 480 FPS. No cuenta con conector de 3.5 mm, y usa el USB tipo C para carga, datos y audio.

Xiaomi Mi Mix 3

xiaomi_mi_mix_3.jpg

Huawei P20 y P20 Pro

p20.jpg

Los teléfonos P20 y P20 Pro copan la gama alta de la primera mitad de 2018 gracias a su diseño y hardware, aunque lo hacen copiando la muesca de pantalla del iPhone X. La diferencia entre ambos reside sobre todo en la cámara trasera, con el P20 Pro disponiendo de una triple cámara que permite sacar las mejores fotografías, y bastante mejores que las del Galaxy S9, al menos según DxOMark. Puede grabar vídeo también a 4K y a cámara lenta de 960 fotogramas por segundo.

La pantalla es de 5.8 pulgadas y 6.1 pulgadas, con la misma resolución de 2240 × 1080 píxeles, aunque en el P20 Pro es de tipo OLED y con mejor calidad de color. También incluye 6 GB de RAM en vez de 4 GB, y el almacenamiento en ambos es de 128 GB. La batería varía, 3400 y 4000 mAh, pero tienen ambos una buena autonomía. Incluyen Android 8.1 preinstalado, USB tipo C, y lector de tarjetas micro-SD. El lector de huellas dactilares está cómodamente colocado en el frontal de los teléfonos, lo que beneficia su uso.

El procesador Kirin 970 es muy potente, con cuatro núcleos Cortex-A73 a 2.4 GHz y otros cuatro Cortex-A53 a 1.8 GHz, con una unidad gráfica Mali-G71MP12 a 900 MHz. Dispone de un coprocesador de redes neuronales que permite usarlo en algunas aplicaciones para aumentar su velocidad o mejorar, por ejemplo, la calidad general y del enfoque de los sistemas de cámaras traseras creados junto a Leica.

Samsung Galaxy S9

samsung_galaxy_s9.jpg

Samsung le ha cogido el truco a crear smartphones de gama alta, manteniendo un diseño atractivo y algo diferente a la competencia gracias a su pantalla que aprovecha al máximo el frontal. La pantalla del Galaxy S9 es de 5.8 pulgadas en un tamaño de 147.3 × 68.5 × 8.3 mm, mientras que el Galaxy S9+ tiene una de 6.2 pulgadas en 158.1 × 73.8 × 8.5 mm, ambas de 2960 × 1440 píxeles, de tipo SuperAMOLED, y la mejor del mercado a principios de 2018, además de que reproduce HDR con el estándar HDR10.

El procesador es un Snapdragon 845 o un Exynos 9810 dependiendo del país, acompañado de 4 o 6 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento ultrarrápido. La cámara mejora con repecto a la del Galaxy S8, y la del Galaxy S9+ es la mejor del mercado en el terreno fotográfico, con 104 puntos en fotos según DxOMark, superando ampliamente a la competencia. Sin embargo, en grabación de vídeo flojea algo más, pero aún así es de las mejores. El Galaxy S9+ incluye una cámara secundaria de teleobjetivo con zum óptico ×2.

El teléfono conserva el lector de tarjetas micro-SD, el conector de audio de 3.5 mm, está hecho a prueba de agua y polvo, wifi 2×2 802.11 ac MU-MIMO, NFC, Bluetooth 5.0, y puerto USB tipo C. Llega con Android 8.0 Oreo, redondeando el mejor teléfono del mercado en la primera mitad de 2018.

Sony Xperia XZ3

xperia_xz3.jpg

El Xperia XZ3 representa el primer teléfono de gama alta de la compañía que deja atrás un diseño con mucho marco de pantalla y bordes y esquinas más rectangulares por un diseño más habitual en el mercado y redondeado. Dispone de un potente procesador Snapdragon 845, con 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento de tipo UFS 2.1, con una pantalla de 6 pulgadas con resolución de 1440 × 2880 píxeles con HDR de gran calidad.

La autonomía se sitúa en torno a las ocho horas de pantalla, bastante estándar, o un día y medio de uso moderado. El sonido usa un LDAC de Sony, con altavoces estéreo. La cámara trasera es de 19 Mpx con una lente G de Sony, sensor Exmor RS más un procesador de imágenes BIONZ, pudiendo grabar vídeo a 4K con HDR, así como a super cámara lenta a 1080p y 960 FPS. Por otro lado, la cámara frontal es de 13 Mpx. Llega con Android 9 preinstalado.

HTC U12+

htc-u12_.jpg

El U12+ es un teléfono de gama alta con un diseño similar a casi el resto de los teléfonos que hay en el mercado, en aluminio, con los mismos marcos estrujables para acciones adicionales que el U11, y es a prueba de agua y polvo. Incluye una pantalla de 6 pulgadas con resolución de 1440 × 2880 píxeles de gran calidad, compatible con contenido HDR10, aunque se queda un poco bajo en el brillo con 400 nits.

El procesador es un potente Snapdragon 845, con 6 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento, con lector de tarjetas micro-SD. Con el diseño del teléfono, el lector de huellas se ha movido a la parte trasera. La batería de 3500 mAh con carga rápida a través de puerto USB tipo C tiene una autonomía de 7 a 8 horas de pantallas debido a esa gran resolución de pantalla que tiene, y es el punto más gris que tiene para los que usen mucho el teléfono fuera de casa. Los altavoces incluidos dan un sonido de hasta 80 dB de potencia, con gran calidad de sonido. No tiene conector de 3.5 mm, y a cambio se dan unos auriculares USonic con DAC integrado que dan un gran sonido.

La cámara es el punto fuerte del teléfono, con una cámara dual delantera y dual trasera, siendo esta última de 12 Mpx de tipo Ultrapixel 4 con apertura ƒ/1.75 y otra secundaria de 16 Mpx para zum óptico de doble aumento con apertura ƒ/2.6. Puede grabar a 4K y 60 FPS. La cámara delantera tiene dos sensores de 8 Mpx. DXoMark le dio una puntuación de 106 puntos a las fotos y 95 puntos al vídeo, demostrando que saca buenas fotos tanto en condiciones de mucha luz como de poca.

V40 ThinQ de LG

lg-v40-thinq-003.jpg

El V40 ThinQ incluye un diseño iphonero con pantalla con muesca de 6.4 pulgadas, de tipo OLED y con resolución de 3120 × 1440 píxeles, que reproduce contenido de alto rango dinámico (HDR). Tiene un procesador Snapdragon 845 con 6 GB de RAM y al menos 64 GB de almacenamiento UFS 2.1, lector de tarjetas micro-SD, conector USB tipo C con carga rápida además de carga inalámbrica por su trasera de cristal.

La cámara trasera principal es de 16 Mpx con apertura ƒ/1.9 y ángulo de visión de 107º; la secundara es de 12 Mpx con apertura ƒ/1.5 y 78º; y la terciaria es de 12 Mpx para teleobjetivo con zum óptico de dos aumentos, apertura ƒ/2.4 y 80º. Las cámaras delanteras son de 8 Mpx y 5 Mpx, con apertura ƒ/1.9 y ƒ/2.2, con gran angular ed 80º y 90º.

LG G7 ThinQ

El teléfono insignia de LG para 2018 es un nuevo clon del iPhone X, llamado G7 ThinQ, aunque mantiene un marco inferior de pantalla al que se suele denominar barbilla, además de la ceja o muesca superior. Pero no es un gran problema, porque la pantalla es de gran calidad, con un tamaño de 6.1 pulgadas y resolución de 3120 × 1440 píxeles, que arroja los 564 PPP, más que cualquier otra pantalla similar. Además, tiene un brillo máximo de 1000 nits, lo que la hace compatible plenamente con las imágenes de alto rango dinámico (HDR), y cubre la gama DCI-P3. La calidad de color es sensacional al ver contenido HDR10.

El procesador es un Snapdragon 845, que es el más potente que hay en 2018, con 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento ultrarrápido UFS 2.1, con lector de tarjetas micro-SD de hasta 2 TB. Hay una versión con 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento. El sistema de audio incluye un tetra-DAC de 32 bits con un chip de audio Sabre ES9218 de ESS, y tiene una gran potencia de altavoz que puede llamar la atención de los que quieran lo mejor en este terreno.

La cámara trasera dual cuenta con sensores de 16 Mpx con apertura ƒ/1.9, con la principal teniendo un angular de 71º y la secundaria de gran angular de 107º. La cámara frontal se queda en los 8 Mpx, apertura ƒ/1.9 y 80º. Es en este apartado donde LG destaque el apelativo ThinQ del teléfono, ya que usa inteligencia artificial para mejorar la calidad de las fotografías.

La carcasa es de aluminio y cristal, a prueba de agua con certificado IP68, y permite la carga inalámbrica Qi, y también tiene certificado de resistencia MIL-STD 810G. Tiene una batería de solo 3000 mAh, que parece algo justa para lo que tienen otros teléfonos de gama alta, y se puede recargar también con un cable con conector USB tipo C con carga rápida. Tiene un lector de huellas en la parte trasera, además de NFC, Bluetooth 5.0 y wifi 802.11ac. Llega con Android 8 Oreo preinstalado.

Otras opciones de gama alta o media-alta

A continuación tenéis otros teléfonos que no son exactamente de gama alta o han sido sustituidos por versiones más recientes, pero que por características, precio o que nos resultan simplemente interesantes, pueden situarse en la gama media-alta, o han descendido desde la gama alta de años anteriores.

Honor View 20 de Huawei

honor-v20.jpg

El Honor View 20 (V20) tiene un potente procesador Kirin 980 de dos Cortex-A76 a 2.6 GHz, dos Cortex-A76 a 1.92 GHz y cuatro Cortex-A55 a 1.8 GHz, con una unidad gráfica Mali-G76MP10 a 720 MHz. Está acompañado de 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento. Tiene mucha potencia a la hora de proporcionar una fluidez perfecta en el uso del sistema operativo, y tiene Android 9 preinstalado.

La pantalla es de 6.4 pulgadas, teniendo una ratio pantalla-frontal del 91.8 %, con resolución de 1080 × 2310 píxeles, con un brillo máximo sobre los 450 nits y el color está ligeramente calibrado hacia el azul, como es habitual en los móviles de Huawei. La batería es de 4000 mAh, con un sistema de carga de hasta 22.5 W a través de un USB tipo C para recargar el 55 % de ella en treinta minutos. La recarga completa lleva unas dos horas. La autonomía se sitúa sobre las 8 a 10 horas de uso de pantalla, y en uno medio puede durar un par de días de uso.

La cámara trasera tiene un sensor IMX586 de 48 Mpx con apertura ƒ/1.8, y que será de los mejores sensores que haya en teléfonos en este 2019. La cámara frontal se queda en 25 Mpx y apertura ƒ/2.0. A pesar de la resolución de la cámara, las fotografías solo son marginalmente mejores que una cámara buena de 12 Mpx, aunque quizás haya margen de mejora desde el terreno del software por parte de Huawei. Las fotos tienen mucho detalle, con bordes nítidos, buena exposición y sin saturarlas.

Sony Xperia XZ2

xperia_xz2.jpg

El Xperia XZ2 es un giro en la dirección del diseño de los dispositivos de Sony, y un cambio muy bien recibido aunque todavía le quede bastante por hacer en este apartado. El Xperia XZ2 es un teléfono móvil que cuenta con un potente Snapdragon 845 en su interior, con 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento ultrarrápido UFS 2.1, más un lector de tarjetas micro-SD.

No es un teléfono que sea especialmente pequeño con un tamaño de 153 mm × 72 mm × 11.1 mm, pero Sony promete que está hecho para encajar perfectamente en la mano y facilitar su uso. La pantalla es de 5.7 pulgadas con resolución de 2160 × 1080 píxeles, compatible con la reproducción de contenido HDR10, y está protegida por Gorilla Glass 5.

La cámara trasera es de 19 Mpx capaz de grabar a 4K con HDR y a super cámara lenta de 960 FPS. Saca fotos más que buenas, aunque se quede a cierta distancia de lo que el Huawei P20 puede ofrecer en el apartado fotográfico, aunque en el de vídeo sea de lo mejor. Dispone de una gran calidad de audio, carga inalámbrica, carga rápida, diseño a prueba de agua, y en general todo lo que se puede esperar de un auténtico teléfono de gama alta.

Xiaomi Mi 8

mi_8.jpg

El Mi 8 llega con una pantalla con muesca de tipo AMOLED compatible con HDR y con una resolución de 2280 × 1080 píxeles, y un potente Snapdragon 845 en su interior, acompañado de 6 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento. Tiene una gran calidad en su fabricación y componentes, que quedan perfectamente respaldados por una cámara dual trasera de 12 Mpx y el software de cámara de fotos de Xiaomi, actualizada con la última versión de MIUI, su capa de personalización.

También dispone de una amplia batería de 3400 mAh con carga rápida, doble SIM, NFC, Bluetooth 5.0, wifi 802.11ac, USB tipo C para carga y datos. Hay una versión especial con una tapa trasera que deja ver su interior —o algo similar a su interior real—. La cámara ha recibido una puntuación de 105 puntos por parte de DXoMark y de 88 en vídeo, por lo que como cámara de fotos está entre las cinco mejores en junio de 2018, solo superada por cámaras como la cámara triple del P20 Pro de Huawei. Es un teléfono que tiene pocos peros que ponerle, ya que además es un gama alta económico para lo que lleva, aunque llega con un precio de unos 600 euros.

Razer Phone

Ampliar

El Razer Phone es el primer smartphone de la compañía, y uno orientado a aquellos que quieran jugar con móvil o ver vídeos, películas o escuchar música. Cuenta con una pantalla de 5.72 pulgadas con una resolución de 2560 × 1440 píxeles, que cuenta con un refresco de pantalla de 120 Hz y un sistema de refresco adaptativo codesarrollado con Qualcomm. La pantalla tiene una gran calidad de color, y puede reproducir contenido de alto rango dinámico de imágenes (HDR).

El procesador incluido es un potente Snapdragon 835, con 8 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento. No son apartados en los que se quede corto. Además, cuenta con una batería de 4000 mAh con carga rápida a través de un conector USB tipo C, y Razer ha prescindido del conector de 3.5 mm para el audio. Cuenta con una autonomía de en torno a 12 horas viendo vídeos, y recarga el 85 % de su capacidad en una hora.

Los altavoces frontales cuentan con un DAC de 24 bits, y tienen un doble amplificador, por lo que la experiencia del sonido también acompaña a la calidad de imagen, además de que cuenta con Dolby Atmos y certificado THX. La cámara es el apartado más normal del teléfono, con una trasera dual de 12 Mpx, con apertura f/1.75 de gran angular y otro de apertura f/2.6 para realizar zum. La cámara frontal es de 8 Mpx con apertura f/2.0. Da una gran calidad las fotografías que saca, aunque queda por detrás de las mejores del mercado, aunque sea una buena cámara.

Samsung Galaxy S8

Ampliar

Samsung ha abrazado en el Galaxy S8 la tendencia de los teléfonos de gama alta de aprovechar al máximo su frontal. Gracias a solo contar con unos estrechos márgenes en la parte inferior y superior del teléfono, incluye 5.8 pulgadas con una resolución atípica de 2960 x 1440 píxeles, en un tamaño de 148.9 x 68.1 x 8.0 mm. La pantalla es compatible con el estándar HDR10 de alto rango dinámico de imágenes.

Puede parecer un teléfono grande, pero no lo es más que los de otras compañías que incluyan pantallas de 5 a 5.5 pulgadas. Además, tiene una alta calidad de reproducción de imagen, y su formato más alargado permite ver más contenido en pantalla en un momento dado y mejora la multitarea al poder ver más de dos aplicaciones simultáneamente.

El procesador se vende según el país con un procesador Snapdragon 835 o un Exynos 8895, que son procesadores muy potentes y con un consumo limitado. Dispone de 4 GB de RAM de tipo LPDDR4 y 64 GB de almacenamiento ultrarrápido UFS 2, que está a un paso de ser un SSD.

El botón de inicio está incluido en la propia pantalla, y el lector de huellas se ha movido a la parte posterior, lo cual no resulta nada práctico. Además, es el primer teléfono en incluir Bluetooth 5.0, y también tiene NFC, wifi 802.11 ac MU-MIMO y lector de tarjetas micro-SD. También dispone de carga rápida QuickCharge 2.0.

Samsung no ha tocado demasiado la cámara del Galaxy S8, y no ha abrazado la tendencia actual de que tengan una doble cámara trasera los teléfonos de gama alta. El sensor es un Exmor RS IMX260 de Sony, y dispone de una resolución de 12 megapíxeles con cámara a la que Samsung denomina como Dual Pixel con autofo rápido..

Apple iPhone 8

Ampliar

El iPhone 8 mantiene el diseño que Apple ha usado desde el iPhone 6, pero en esta ocasión la parte trasera del dispositivo es de cristal en vez de aluminio. El motivo es la inclusión de carga inalámbrica de tipo Qi, compatible con cualquier cargador de este tipo que hay en el mercado.

Uno de los cambios con respecto al iPhone 7 se encuentra en la pantalla, ya que dispone de imágenes de alto rango dinámico (HDR) con el contenido multimedia compatible (HDR10 y Dolby Vision), y tiene 600 nits de brillo máximo. Por lo demás, sigue siendo la misma pantalla de 4.7 pulgadas.

El procesador en esta ocasión es un A11 Bionic, que es el procesador más potente para teléfonos que hay, bastante por encima del Snapdragon 835, y también en el apartado de la GPU. La cámara ha mejorado, siendo de 12 Mpx con captura de vídeo a 4K y 60 FPS, y cámara lenta a 1080p y 240 FPS. El modelo iPhone 8 Plus incluye una cámara secundaria trasera para labores de teleobjetivo, pero por lo demás es prácticamente la misma cámara.

El iPhone 8 mantiene el conector Lightning para recarga, usa Bluetooth 5.0 y LTE Avanzado, con versiones de 64 y 256 GB de almacenamiento interno, y también mantiene el lector de huellas dactilares en el botón de inicio frontal del teléfono, y la pantalla con sensores de presión.

Cambios recientes

Productos añadidos

  • Samsung Galaxy S10 [21 mar 2019]
  • Samsung Galaxy S10+ (S10 Plus) [21 mar 2019]
  • Xiaomi Mi 9 [21 mar 2019]
  • Huawei P30 [12 abr 2019]
  • Huawei P30 Pro [12 abr 2019]

Productos eliminados

  • Asus ZenFone 5Z [12 abr 2019]

Otros artículos de teléfonos

Otros artículos de interés