La gama alta de smartphones Android, también llamados teléfonos móviles o celulares, se renueva cada trimestre con distintos fabricantes lanzando al mercado nuevos teléfonos. Cuando no es Samsung es OPPO, y cuando no Xiaomi o la propia Google, embarcada en su línea Pixel. Pero eso significa que cada vez hay más entre lo que elegir para comprar, y para haceros la elección más sencilla os traemos este artículo de los mejores móviles Android de gama alta.

Debido a la tendencia a hacer los teléfonos cada vez más grandes, me he tenido que ir alejando de incluir en este los móviles de pantalla comedida y en el de phablets las de pantallas más grande. Aquí intento meter los teléfonos centra más en los móviles que no se van mucho de los 155 mm de altura, y dejo para un artículo distinto las que son más bien phablets de gama alta, pero muchas veces resulta imposible. En la práctica,

También tenemos otros listados de smartphones o móviles y phablets:

Los mejores teléfonos móviles de gama alta Android, teniendo en cuenta en parte la calidad/precio pero sobre todo su calidad, son los siguientes según nuestro criterio y gustos. Tened en cuenta que los teléfonos aquí expuestos tienen una alta durabilidad, ya sea por usar pantallas Gorilla Glass, o por lo general ser resistentes al uso y paso de tiempo. Encontraréis teléfonos más baratos, con características que los harán ir fluidos, pero suelen contar con diseños más normales, cámaras más mediocres o con peor política de actualizaciones del sistema operativo.

Puesto que las características técnicas son muy parecidas, voy a centrarme en el valor añadido que diferencia a estos teléfonos móviles. Además, como es difícil que un teléfono de hace seis meses de gama alta deje de serlo porque su compañía lance una versión renovada, también incluyo modelos que ahora mismo están realmente bien de precio y que tampoco tienen muchas diferencias con respecto a los teléfonos que les sustituyen aunque se puedan englobar en la gama media-alta y no en la alta.

Cosas a tener en cuenta

Android Central

A la hora de comprar un teléfono móvil de gama alta es que se está pagando por el mejor hardware del mercado. Son los procesadores más potentes, que servirán en muchos casos para jugar con gran calidad y fluidez —aunque no sea el uso principal de un teléfono—, aunque la potencia gráfica que tienen suele estar redirigida actualmente hacia el procesamiento de datos de manera más rápida y eficiente. Procesadores como el Snapdragon 888 disponen de un coprocesador para ello, y los Pixel disponen de una unidad de procesamiento visual para mejorar la calidad de las fotografías, entre otros usos. Normalmente la gama alta incluye al menos 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento, lo que llevará a que no sea un problema para el usuario medio.

También se espera de un teléfono de gama alta, cuando ya te pones en unos precios de 500 o más euros, es que tengan una gran cámara de fotos. Aunque está de moda que dispongan de varios sensores traseros —o delanteros, para selfis—, no necesariamente aportan una mejor calidad de fotos. Aportan mejora de la información de la imagen capturada o características de teleobjetivo, pero en última instancia la calidad de la imagen tomada depende del posprocesado realizado por el teléfono, que depende de algoritmos que varían enormemente de una compañía a otra. Puede resultar útil aquellos que tienen un sensor de ultra gran angular en ciertas situaciones, pero generalmente no darán la misma calidad de imagen que el sensor principal.

Anshel Sag (Forbes)

En estos teléfonos también es común que dispongan de un almacenamiento ultrarrápido de tipo UFS 3.1 (almacenamiento flash universal), frente al eMMC (tarjeta multimedia embebida) de teléfonos de gamas inferiores. La principal diferencia es la velocidad de apertura de aplicaciones o reapertura de las mismas si llevan tiempo sin usarse. Además, los que dispongan de lector de tarjetas micro-SD es conveniente acompañarlos de tarjetas micro-SD que dispogan de la calificación de aptas para uso con móviles, marcadas con A1 o A2 en su caja.

También se espera, a estas alturas, que los teléfonos de gama alta tengan sistemas de ahorro de consumo, baterías de 4500 mAh o más, y que sobre todo tengan carga rápida. Eso llevará generalmente a recargarlos con el adaptador de pared incluido con ellos para que se puedan cargar rápidamente, ya que las tomas USB 3.0, salvo las especiales para ello, no pueden aportar el vataje necesario, generalmente entre 30 y 65 vatios para estos sistemas de carga rápida. La carga inalámbrica es un extra igualmente interesante para la comodidad del usuario, así como la carga inversa para cargar otros dispositivos desde la batería del móvil. Esta carga inversa también puede ser cableada o inalámbrica.

Por último, para el diseño del teléfono suelen optarse por aluminio, o aluminio y cristal, y muchos usuarios buscarán algún modelo que sea a prueba de agua, que también es algo común entre los móviles de gama alta. En estos casos, si el teléfono dispone de ellas, es necesario que las tapas de los conectores estén en su sitio. Hay que tener en cuenta que ese a prueba de agua es sobre todo ante eventualidades, pero que no son para sumergir indefinidamente los teléfonos. Además, las pantallas no están adaptadas para usarse bajo el agua, por lo que usarlos en el medio acuático puede ser prácticamente imposible.

Igualmente, hay una tendencia a eliminar el conector de 3.5 mm de audio para sustituirlo por una salida de audio digital a través de un conector USB tipo C. Tiene la ventaja de que la conversión digital-analógico (DAC) se hace directamente en los auriculares con ventajas de calidad de sonido, pero tienen que ser auriculares especiales que integran un DAC para ello. Los fabricantes suelen acompañar en estos casos a los teléfonos de un adaptador de USB tipo C a jack/conector de 3.5 mm que ya incluye un DAC.

En el terreno del sistema operativo, los móviles de gama alta suelen tener asegurado al menos dos o tres actualizaciones mayores de Android, y generalmente algún año adicional de actualizaciones de seguridad. Muchos móviles de gama media suelen quedarse con la versión de Android con la que se compran aunque reciben alguna actualización menor de vez en cuando, por lo que los de gama alta suelen durar más tiempo en uso gracias a esas actualizaciones y la potencia que tienen.

Samsung Galaxy S22

galaxy_s22.webp

La serie Galaxy S22 está compuesta por tres modelos, siendo los dos primeros muy parecidos entre sí con un cambio de tamaño. De hecho, el Galaxy S22 resulta muy interesante porque mide 146 mm × 70.6 mm × 7.6 mm, que para los tiempos que corren es de poca altura. Su peso acompaña con 168 g. El S22+ es más grande, 157.4 mm × 75.8 mm × 7.6 mm y pesa 196 g.

Eso implica que el S22 tiene una pantalla de 15.5 cm de diagonal (6.1 in) y el S22+ de 16.8 cm (6.6 in) de tipo OLED y alcanza los 1300 o 1750 nits de brillo máximo al reproducir contenido HDR. Son de 120 Hz con refresco adaptable, y tiene muestreo de toques a 240 Hz.

El procesador es un Exynos 2200 (España) o un Snapdragon 8 Gen 1 en otras regiones, con 8 GB de RAM y 128/256 GB de almacenamiento. La batería es de 3700 mAh (S22) o 4500 mAh (S22+) con carga rápida de 25 W por USB tipo C, con buena autonomía para 15-20 horas de uso de pantalla para reproducir vídeos o navegar por internet.

El sistema de cámaras trasero incluye un sensor principal de 50 Mpz y ƒ/1.8, secundaria de 12 Mpx y ƒ/2.2 de ultra gran angular de 120º, y terciaria de 10 Mpx y ƒ/2.4 de zum óptico de tres aumentos. Sus fotografías son realmente buenas, con buena exposición y detalles, e incluso de noche son muy buenas gracias a los modos de mejora que incluye Samsung en sus móviles. La cámara frontal es de 10 Mpx y ƒ/2.2, que también es bastante buena con las habituales herramientas de Samsung para mejorar los selfis.

Pixel 6 y Pixel 6 Pro de Google

Vídeo

El Pixel 6 es el primero de Google en utilizar su propio procesador, el Tensor, y da un rendimiento bastante notable. El diseño del móvil está hecho a prueba de agua y polvo. La pantalla es de 6.4 in tipo AMOLED con refresco de 90 Hz y reproduce contenido de alto rango dinámico. Hay un lector de huellas en la pantalla. La calidad de color es estupenda y todo el contenido se verá estupendamente en ella con un brillo máximo sobre los 900 nits, y además está flanqueada por altavoces estéreo.

La batería es de 4600 mAh con carga rápida, carga rápida inalámbrica de 21 W y carga inalámbrica inversa. La autonomía está en la media, no impresionará pero conseguirá rascar sobre las 12 a 15 horas de uso de pantalla según la tarea.

En cuanto a las cámaras traseras, la principal es excelente. Saca fotos de día estupendas, como mucho detalle y buena captura de color, y de noche las fotos salen bien equilibradas, sin excederse en procesarlas para reducir ruido, y no se hace necesario usar el modo nocturno. Es muy buena cámara para noche o en situaciones con poca luz, cielo encapotado, etc.

El Pixe 6a es similar al Pixel 6 pero reduce la pantalla y el tamaño del móvil, hasta los 152.2 mm × 71.8 mm × 8.9 mm y su peso a los 178 g. Para los que quieren un teléfono inteligente de tamaño comedido, es de lo mejor que van a encontrar en el mercado actual. La pantalla es de 15.5 cm de diagonal tipo OLED con 1080 × 2400 píxeles y 60 Hz, protegida por Gorilla Glass 3.

Mantiene una batería de 4300 mAh con carga rápida de 30 W, y la cámara trasera baja a una de 12.2 Mpx y ƒ/1.7 que graba vídeo a 4K y 60 f/s. Saca fotos y vídeos muy buenos a pesar de su baja cantidad de megapíxeles, pero el procesador Tensor hace un muy buen posprocesamiento. Mantiene la secundaria de ultra gran angular, y la frontal es de 8 Mpx.

Xiaomi serie 12

0_xiaomi_12.webp

El modelo 12 de Xiaomi es el mejor móvil que ha producido la compañía hasta el momento, y por bastante diferencia. Lo lleva en el precio. Tiene un tamaño comedido, con 152 mm de altura, y eso siempre es un potente reclamo. La pantalla es de 15.9 cm de diagonal (6.28 in) con lo que tiene marcos mínimos. Es de tipo OLED, 120 Hz, reproduce HDR hasta a 1100 nits, FHD+, y en general es una pantalla increíble para multimedia. Hay un lector de huellas en la pantalla, y tiene altavoces estéreo.

El procesador es un Snapdragon 8 Gen 1, que era lo más potente que hay en Android en el momento en que llegó este móvil al mercado. El rendimiento en el día a día es perfecto, en juegos también, y no va a haber quejas en estos terrenos. La batería es de 4500 mAh, con carga rápida de 67 W e inalámbrica de 50 W. La autonomía es decente, no sorprende, pero durará 10-14 horas de uso de pantalla con tareas normales tipo navegación web, vídeos o chatear. Si se juega, durará bastante menos.

La cámara trasera de 50 Mpx es excelente, aunque compite con muchos móviles en calidad, y por tanto no es un apartado en el que destaque sobre móviles actuales y los mejores de los mejores de hace uno o dos años. Eso sí, las fotos son nítidas, con buena exposición, quizás muy ligeramente sobresaturadas, pero son fotografías excelentes. Puede grabar vídeo a 8K, aunque es mejor usarla para grabar a 4K y 60 f/s, que es su fuerte.

ROG Phone 5 de ASUS

Vídeo

El ROG Phone 5 de ASUS está entre los mejores móviles del mercado a pesar de la clara orientación a jugones o gamers que tiene. El diseño es bonito, con una trasera bastante particular con el logo de ROG.

La pantalla es de 17.2 cm (6.77 in) de tipo AMOLED y con una resolución de 1080 × 2448 píxeles, protegida por Gorilla Glass Victus. Tiene un refresco de 144 Hz, un tiempo de respuesta de 1 ms, y reproduce contenido de alto rango dinámico. Cubre el 111 % de la escala de color DCI-P3, el 106 % de la NTSC, y el 150 % de la sRGB. Alcanza los 1200 nits de brillo máximo al reproducir HDR, y cuenta con altavoces estéreo con un chip conversor digital-analógico de tipo 9280AC Pro de ESS.

El procesador es un potente Snapdragon 888 con 8 GB a 18 GB de RAM. Dispone de 128 GB a 512 GB de almacenamiento UFS 3.1. Las opciones de 18+512 GB se quedan para la edición, exactamente igual por lo demás, ROG Phone 5 Ultimate. Cuenta con doble ranura nano-SIM, wifi 802.11ax, Bluetooth 5.2, 5G y NFC. Es un procesador potente que puede mover sin problemas contenido exigente 3D.

El ROG Phone 5 incluye una batería de 6000 mAh, que en realidad son dos de 3000 mAh. Esto sitúa la placa base del móvil en el centro del móvil a lo ancho, lo cual aleja el calor de los laterales y donde puede que tenga el usuario los dedos. La autonomía se va a las 16 horas de uso de pantalla navegando y viendo vídeos, algo más si se pone la pantalla a 60 Hz.

La cámara trasera es de 64 Mpx y ƒ/1.8 que graba vídeo hasta a 8K y 30 f/s y a cámara lenta desde HD y 480 f/s hasta 4K y 120 f/s, con una secundaria de 13 Mpx de ultra gran angular de 125º, y una tercera de 5 Mpx para fotomacrografía. La cámara frontal es de 24 Mpx. Saca fotos bastante buenas aunque no sea el mejor móvil del mercado para ello, ni pretenda serlo. Pero las instantáneas tienen buena exposición y detalle, buen color, y hace un trabajo bastante bueno en fotos nocturnas.

OnePlus 10 Pro

Vídeo

OnePlus ha renovado el 10 Pro centrándose en aspectos importantes para un gama alta como la cámara o el procesador, pero no cambia mucho más frente a su predecesor. Aun así, sigue siendo de los mejores móviles del mercado. Tiene un tamaño de 163 mm × 73.9 mm × 8.55 mm y un peso de 201 g. Su pantalla AMOLED de 17 cm de diagonal (6.7 in) tiene una resolución de 1440 × 3216 px y un refresco de 120 Hz. Cuenta con una gran reproducción de colores, un buen brillo máximo y reproduce contenido HDR10+. Tiene altavoces estéreo.

El procesador es un Snapdragon 8 Gen 1, el mejor procesador de esta primera mitad de 2022 para los teléfonos con Android. Tiene al menos 8 GB y 128 GB de almacenamiento UFS 3.1. La batería es de 5000 mAh con carga rápida de 65 W, lo que permite recargarse desde cero en unos 40 minutos. También cuenta con carga inalámbrica de 50 W y carga inversa inalámbrica. Su autonomía anda sobre las 15 horas de reproducción de vídeo y navegación web, o más hacia las 12 horas con un poco de todo (llamadas, navegación, vídeo, chat, fotos).

El sistema de cámaras trasero incluye una cámara de 50 Mpx y ƒ/1.8, otra de 50 Mpx y ƒ/2.2 de ultra gran angular de 150º, y una de teleobjetivo de 8 Mpx y ƒ/2.4 con zum óptico ×3.3. Una interesante novedad es que puede capturar fotos con color de 10 bits, aunque su utilidad en la práctica es discutible. Captura fotos con buen detalle de día y de noche aunque hay veces que es un poco agresivo con el posprocesado. La grabación de vídeo también es muy buena, sobre todo a 4K, aunque también puede grabar a 8K.

Poco F4 GT (Xiaomi)

Vídeo

Galaxy Z Fold4

Vídeo

Galaxy Z Flip4

Vídeo

Realme GT 2 Pro

Vídeo

Nubia Redmagic 7

Vídeo

Mi 11 de Xiaomi

Vídeo

El Mi 11i es similar al Mi 11 pero con algunos recortes de características, aunque mantiene el Snapdragon 888. El diseño es algo distinto, sin la pantalla integrándose con los cantos, y es resistente al agua con certificado IP53. La pantalla alcanza solo los 1300 nits y tiene un refresco de 120 Hz. La batería baja a los 4520 mAh con carga rápida de 33 W.

Las cámaras traseras cambian ligeramente. La principal sigue siendo de 108 Mpx con ƒ/1.8, tiene una secundaria de 8 Mpx y ƒ/2.2 de ultra gran angular de 119º, y una terciaria de 5 Mpx y ƒ/2.4 para fotomacrografía. Graba vídeo hasta a 8K y 30 f/s, o a cámara lenta de FHD y 960 f/s. La frontal es de 20 Mpx y ƒ/2.5.

Serie 9 de OnePlus

Vídeo

Samsung Galaxy S21 FE 5G

Vídeo

Serie Galaxy S21 de Samsung

Vídeo

El Galaxy S21 es un móvil parecido al Galaxy S20, con algunos cambios para hacer hueco de serie a la conectividad 5G, aunque refina el diseño del dispositivo lo que le da un mejor aspecto y sensación en la mano. Además es de los móviles más pequeños que están llegando al mercado, y eso que tiene 151 mm de alto. Pero en un tiempo en el que suelen llegar con 160-170 mm, es un recorte importante. El diseño también es a prueba de agua y polvo con certificado IP68.

También es más ligero de lo normal, aunque esto se debe a que la trasera es de plástico, y sitúa su peso en los 170 g. La pantalla es de 15.7 cm de diagonal, es de tipo AMOLED con un refresco de 120 Hz de tipo adaptable entre los 48-120 Hz, alcanza los 1300 nits y reproduce contenido de alto rango dinámico. Es de una calidad enorme, y tiene un lector de huellas integrado en su parte inferior. Eso sí, respecto al Galaxy S20 su resolución baja a los 1080 × 2400 píxeles. La pantalla está flanqueada por altavoces estéreo.

Tiene un procesador Exynos 2100, si bien hay una versión para EUA y Corea del Sur que tiene un Snapdragon 888. La batería es de 4000 mAh, y eso hace que la autonomía sea algo inferior a lo normal respecto a los que tienen 5000 mAh, pero el tamaño de pantalla y su resolución hacen que al menos aguante entre 11-14 horas de navegación web o reproducción de vídeo. Se puede mejorar bajando a 60 Hz el refresco de la pantalla. La batería tarda en torno a una hora y media en cargarse totalmente desde cero. Tiene carga inalámbrica de 10 W y carga inversa inalámbrica (puede recargar otros dispositivos) de 4.5 W.

En cuanto a las cámaras traseras, son cuatro: principal de 12 Mpx y ƒ/1.8, secundaria de ultra gran angular de 12 Mpx y ƒ/2.2, telefoto de 64 Mpx y ƒ/2.0. La cámara frontal es de 10 Mpx y ƒ/2.2. Las fotos del sensor principal son muy, muy buenas, tanto de día como de noche, y está entre las mejores del mercado, aunque por detrás de la calidad de la cámara del Mate 40. La cámara de ultra gran angular saca instantáneas nítidas y bien expuestas. La de telefoto hace un buen trabajo de día, con mucho detalle y buen posprocesado.

Serie Find X3 de OPPO

Vídeo

Black Shark 5 (Xiaomi)

Vídeo

Black Shark 4 (Xiaomi)

El procesador incluido es un Snapdragon 870 acompañado de 6 GB a 12 GB de memoria y 128 GB a 512 GB de almacenamiento según el modelo. El modelo Black Shark 4 Pro incluye en su lugar un Snapdragon 888. La batería es de 4500 mAh y cuenta con carga rápida de 120 W a través de un puerto USB tipo C. La conectividad del dispositivos incluye wifi 802.11ax, Bluetooth 5.2, NFC y 5G. Incluye lector de huellas dactilares en uno de los cantos.

En cuanto a las cámaras traseras, la versión normal tiene una de 48 Mpx y ƒ/1.79 con una secundaria de 8 Mpx de ultra gran angular de 119º. La versión BS4 Pro cambia el sensor principal por uno de 64 Mpx. La cámara frontal es 20 Mpx. En este tipo de dispositivos la fotografía al final es lo de menos, aunque en este caso está bien cubierto.

Xiaomi 11T y 11T Pro

Vídeo

El 11T Pro de Xiaomi es un buen ejemplo de los móviles de gama alta que está produciendo la compañía. Tiene una estructura de aluminio con trasera de cristal, y cuenta con un certificado IP53 a prueba de agua y polvo. Es un diseño bonito aunque la pantalla no haga un máximo aprovechamiento del frontal y tenga ciertos marcos.

La pantalla es de 16.9 cm (6.67 in) de diagonal con una resolución de 1080 × 2400 píxeles, de tipo Super AMOLED con profundidad de 10 bits, con un refresco de 120 Hz, un brillo máximo de 1000 nits. Tiene muestreo de toques a 480 Hz para que vaya superfluida la interacción con ella. Reproduce contenido de alto rango dinámico (HDR) tanto en HDR10+ como Dolby Vision. Está flanqueada por altavoces estéreo.

El procesador es un potentísimo Snapdragon 888, lo que le dará total fluidez además de ser un dispositivo en el que se pueden jugar a títulos 3D exigentes. La batería de 5000 mAh junto con el procesador y la pantalla OLED hacen que sea un dispositivo de buena autonomía aunque nada excepcional. Puede aguantar sobre las 12 horas de uso de pantalla navegando y reproduciendo vídeo, algo más en ciertas situaciones.

La cámara trasera de 108 Mpx y ƒ/1.75 puede grabar hasta a 8K y 30 f/s (4K y 60 f/s) y a cámara lenta FHD y 960 f/s en el 11T Pro. La compañía ha incluido más modos de grabación de vídeo para hacer viable la grabación de vídeo profesional con el móvil. La cámara secundaria trasera es de 8 Mpx y ƒ/2.2 de ultra gran angular, mientras que el tercer sensor es de 5 Mpx y ƒ/2.4 de fotomacrografía. La cámara frontal es de 16 Mpx y ƒ/2.45 siendo capaz de grabar vídeo a FHD y 30 f/s por lo que no pasa de lo normalita. Las cámaras tienen todas una gran calidad para el tipo que son, y se sitúan sin problemas entre las mejores del mercado, aunque no tanto en el top diez.

El 11T es un modelo con algunos cambios para reducir su precio, empezando por un Dimensity 1200. También le da 5G, pero es menos potente aunque consume menos, por lo que la autonomía del móvil se va a las 14-15 horas, o más dependiendo de lo que se haga, siempre que se tenga a un nivel de brillo moderado. La cámara trasera pasa a grabar vídeo a 4K y 60 f/s y a cámara lenta a HD y 960 f/s.

Cambios recientes

Productos añadidos

  • Samsung Galaxy Z Fold4 [18 sep 2022]
  • Samsung Galaxy Z Flip4 [18 sep 2022]

Productos eliminados

  • Samsung Galaxy Z Fold3 5G [18 sep 2022]
  • Samsung Galaxy Z Flip3 5G [18 sep 2022]

Otros artículos de teléfonos

Otros artículos de interés