Viendo la locura de los móviles de gama alta, queriendo diferenciarse de los móviles de gama media en precio y con prestaciones que no todos le van a sacar partido, la mayoría de los compradores de un smartphone ponen la vista en la barrera psicológica de los 300 euros para encontrar un nuevo móvil. Esta guía pretende ser más bien una recopilación de los teléfonos que nos parecen mejores por debajo de ese precio, pero siempre manteniendo una buena calidad así como relación calidad-precio.

No encontrarás teléfonos de 50 euros en este listado porque, bueno, su calidad deja mucho que desear aunque sean funcionales. Y obviamente, por 50 euros no es lo mejor que puedes encontrar por menos de 300 euros. Pero debido a que tengan una gran relación calidad-precio, podrás encontrar algún modelo de 150 euros. El listado incluye tanto smartphones como phablets con sistema operativo Android. Se trata de una selección personal, basada en lo que se puede conseguir en España con facilidad, por lo que puede ser aún más orientativa para otros países hispanohablantes, o cualquier otro país en general.

Es un listado bastante concreto, que intento mantener en unos diez modelos, para no saturar al comprador con un aluvión de modelos y características, por lo que también se puede ver el artículo como los 10 mejores smartphones de gama media de menos de 300 euros. Por supuesto que en un momento dado puede haber ofertas puntuales o algún móvil interesante a buen precio, y eso lo podéis indicar en los comentarios. Puesto que la actualización del artículo es cada varias semanas —mensualmente en el peor caso—, habrá móviles que lleguen y se vayan en ese lapso de tiempo. También indicad cualquier otra duda que tengáis sobre los teléfonos, sin ningún tipo de problema, ya que para eso está el sistema de comentarios —no os cortéis—.

También tenemos otros artículos de smartphones y phablets:

Redmi Note 8 Pro de Xiaomi

El Redmi Note 8 Pro es una variante mejorada del Redmi Note 8, y eso significa que su aspecto externo es similar, pero resulta una phablet aún más interesante. Su pantalla de 6.53 pulgadas es de tipo OLED con una resolución de 2340 × 1080 píxeles y muesca mínima, y alcanza los 650 nits de brillo máximo. La calidad de color es buena para un móvil de gama media pero lejos de las mejores pantallas del mercado.

El procesador incluido es un Helio G90T de MediaTek, que no es el habitual de la gama media pero se comporta excelentemente con dos núcleos Cortex-A75 a 2.2 GHz y seis Cortex-A55 a 2 GHz, compitiendo en algunos casos en rendimiento general con el Snapdragon 845. La unidad gráfica es una PowerVR GM9446 a 970 MHz, que en este caso distinta mucho de la Adreno 630, pero excelente aun así para un móvil de gama media.

En cuanto a la batería, tiene un comportamiento excelente habida cuenta de que incluye una de 5000 mAh. Se carga por un puerto USB tipo C con carga rápida de 18 W, por lo que tarda en cargar totalmente en torno a hora y media. Se puede usar su pantalla durante más de doce horas haciendo reproducción de vídeos tirando de wifi, por lo que a un usuario normal le podría durar sin problemas más de dos días haciendo uso de él cuatro o cinco horas diarias.

En cuanto a la cámara, tiene una disposición de cuatro sensores traseros. El sensor principal es de 64 Mpx con apertura ƒ/1.7, el secundario es de 8 Mpx para gran angular, 2 Mpx para fotomacrografía, y de 2 Mpx para efectos de profundidad. La cámara frontal es de 13 Mpx o 20 Mpx. Puede grabar vídeo a 4K y 30 f/s y a cámara lenta de hasta HD y 960 f/s.

La calidad general de la captura de imágenes es buena, capturando mucha luz y comportándose bien de noche con poco ruido. De día tiene buena exposición, detalles y calidad general del sensor principal, el zum óptico de dos aumentos resulta efectivo y mejor de lo esperado, pero el de gran angular no es tan bueno y queda relegado a un segundo plano.

Realme X2

El X2 de Realme, empresa perteneciente al conglomerado de OPPO o OnePus, es una buena elección por debajo de los 300 euros gracias a una buena relación de características y precio. Con un diseño típico de aluminio y cristal, incluye una pantalla de 16.3 cm (6.4 pulgadas) con una resolución de 2340 × 1080 píxeles, protegido por Gorilla Glass 5, siendo de tipo Super AMOLED por lo que su calidad es muy alta —y beneficia a la autonomía con el tema oscuro de Android—.

Incluye un procesador Snapdragon 730G, que es la versión del SD730 con mejoras en el apartado gráfico con 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento ultrarrápido tipo UFS 2.1. Dispone de una amplia batería de 4000 mAh, con carga rápida de 30 W (5 V y 6 A) a través de un puerto USB tipo C.

Tiene wifi 802.11 ac, Bluetooth 5.0 y NFC. La cámara frontal es de 32 Mpx. La cámara de este móvil es avanzada y de buena calidad, 64 Mpx con apertura ƒ/1.8, otro de 8 Mpx y apertura ƒ/2.25 de gran angular de 119º, otro para mejorar la toma de retratos y el último sirve para macrofotografía.

Samsung Galaxy M20

El Galaxy M20 incluye una pantalla Super AMOLED de 6.3 pulgadas con resolución de 2340 × 1080 píxeles, con una gran calidad de color. Dispone de un potente procesador Exynos 7904 de ocho núcleos, acompañado de 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento, con lector de tarjetas micro-SD. Tiene una amplia batería de 5000 mAh con carga rápida de 15 W a través de un conector USB tipo C.

Dispone de una cámara trasera de 13 Mpx y apertura ƒ/1.9 con un sensor secundario de 5 Mpx con gran angular de 120º. La frontal es de 8 Mpx y apertura ƒ/2.0. En general saca buenas fotos con buena reproducción de color, aunque presente dificultades y ruido en escenas con poca luz, como es habitual en los móviles de gama media.

Motorola One Vision

El One Vision es un teléfono de buen tamaño, con 160.1 mm × 71.2 mm × 8.7 mm, e incluye una pantalla de 16 cm (6.3 pulgadas) con resolución de 2520 × 1080 píxeles con balazo en su esquina superior izquierda, con unos 450 nits de brillo máximo y una tonalidad azulada en su pantalla, modificable.

Motorola recurre a un procesador Exynos 9609 para él, que es de ocho núcleos hasta a 2.2 GHz, y tiene buena potencia. Cuenta con 4 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento más lector de tarjetas micro-SD, y en general el apartado de la fluidez lo tiene bien cubierto junto a una versión casi pura de Android 9.

El diseño del móvil cuenta con certificado a prueba de agua y polvo IP52. La batería de 3500 mAh le da una buena autonomía de en torno a 9 horas de uso de pantalla, y se recarga por un puerto USB tipo C con carga rápida de 15 W.

La cámara trasera de doble sensor: uno de 48 Mpx con apertura ƒ/1.7 con estabilización óptica de imagen y otro de 5 Mpx. Puede grabar vídeo a 4K y 30 f/s. La calidad de las imágenes es buena, con mucho detalle gracias a la cámara de 48 Mpx, con un modo de uso a 12 Mpx para captar más luz ambiental. La cámara frontal es de 25 Mpx y graba vídeo a 1080p y 30 f/s.

Redmi Note 8 de Xiaomi

El Redmi Note 8 es un móvil de gama media muy potente, con un procesador Snapdragon 665, y viene acompañado de 4 GB de RAM y al menos 64 GB de almacenamiento. El diseño incluye una carcasa de plástico pero está fabricado a prueba de salpicaduras.

La pantalla de 16 cm (6.3 pulgadas) tiene una resolución de 1080 × 2340 píxeles siendo de tipo IPS, y alcanza los 600 nits de brillo máximo. Tiene buena calidad general y reproducción de colores.

La batería de 4000 mAh le da una buena autonomía, en torno a las 13-14 horas de uso de pantalla mientras se navega o reproduce vídeo, y dispone de carga rápida de 18 W por lo que llevará algo más de dos horas el que se recargue desde cero.

En cuanto a la cámara trasera, está compuesta por cuatro sensores, que incluye uno principal de 48 Mpx, y otros de gran angular, profundidad y fotomacrografía. La calidad de las imágenes tomadas a resolución de 12 Mpx es bastante buena, con buen detalle y baja distrorsión salvo en aquellas situaciones donde haya mucho detalle, y con buena captura de los colores en las escenas.

Mi 9T de Xiaomi

El Mi 9T de Xiaomi es un móvil interesante por su diseño, aunque no el exterior hecho de aluminio y cristal, sino por el diseño de la pantalla ya que no tiene ningún tipo de muesca o balazo en su parte superior, lo que lleva a que sea un todo pantalla. Además, esta pantalla es Super AMOLED de 16,2 cm (6.39 pulgadas) de diagonal, con una resolución de 2340 × 1080 píxeles con un máximo de 600 nits de brillo en el modo automático. Tiene buena precisión de color, vívidos y agradables, y cubre la escala de color sRGB.

Ese diseño de pantalla hace que la cámara delantera sea emergente desde la parte superior, y es un sensor de 20 Mpx. La pantalla tiene integrado un lector de huellas dactilares en su parte inferior. El procesador es un Snapdragon 730 de dos núcleos Cortex-A76 a 2.2 GHz y otros seis Cortex-A55 a 1.7 GHz, acompañados de al menos 6 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento.

En cuanto a la autonomía, la batería de 4000 mAh unido al tipo de pantalla hace que no tenga demasiados problemas en superar las once horas de uso de pantalla navegando por internet o más de quince horas reproduciendo vídeo. Tiene carga rápida de 18 W, por lo que la carga completa desde cero se conseguirá en algo más de hora y media. Tanto el altavoz como la calidad de audio son buenas y acompañan bien a la experiencia visual.

En cuanto a la cámara trasera, tiene un sensor principal de 48 Mpx de apertura ƒ/1.75, otro secundario de 8 Mpx y apertura ƒ/2.4 con zum óptico x2, y un terciario de 13 Mpx de gran angular de 124.8º. Graba vídeo a 4K y 30 f/s y cámara lenta a FHD y 960 f/s. Como ocurre con este sensor, agrupa los píxeles de cuatro en cuatro para sacar fotos de 12 Mpx de mayor calidad, y lo consigue.

De día tiene buen detalle y exposición, buena captura de colores y en general saca buenas fotos. La cámara de telefoto hace bien su función, y la de gran angular captura bien los colores y detalles, aunque se nota que se queda en calidad por detrás de la principal. El modo noche es efectivo, pero se pierde mucho detalle debido a un desenfoque agresivo para eliminar el ruido, pero tiene un buen balance de color y buen rango dinámico. En general, es una cámara muy buena.

La versión Mi 9T Pro, algo más cara, es prácticamente igual pero con un procesador más potente Snapdragon 855.

Realme 5 Pro

Realme ha entrado en Europa con fuerza con varios dispositivos con muy buenas características por su precio, y el 5 Pro es uno de ellos. Con un diseño típico, en aluminio y trasera de plástico con facetado y brillo, la pantalla frontal tiene 16 cm (6.3 pulgadas) de diagonal siendo de tipo IPS y resolución de 2340 × 1080 píxeles, con un ligero toque azulado, y con brillo máximo de unos 500 nits.

El procesador es un Snapdragon 712 que le imprimirá buena fluidez, con 4 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento ultrarrápido UFS 2.1. El lector de huellas lo tiene en la parte trasera, dispone de wifi 802.11ac, Bluetooth 5.0, un potente altavoz de buena calidad y que no introduce demasiado ruido a niveles altos, así como conector de 3.5 mm. La bandeja de tarjetas tiene para dos nano-SIM y una micro-SD de hasta 256 GB.

La batería de 4045 mAh le dota de una gran autonomía, con más de diez horas de uso de pantalla navegando por internet o haciendo cosas más pesadas que no sea jugar, por lo que aguantará sin problemas todo el día lejos de un enchufe. Se carga por un puerto USB tipo C con carga rápida de 20 W, tardando en torno a los 90 minutos en cargarse desde cero.

La cámara trasera tiene un sensor principalIMX586 de Sony de 48 Mpx con apertura ƒ/1.8, el secundario es de 8 Mpx de gran angular de 119º, y hay otros dos de 2 Mpx de macrofotografía y profundidad de campo. Puede grabar vídeo a 4K y 30 f/s y a cámara lenta a 720p y 960 f/s. La cámara frontal es de 16 Mpx, siendo de calidad aceptable para selfis y videoconferencias.

La calidad de las imágenes del sensor principal es bueno, con un posprocesado decente que no es demasiado agresivo y respeta bien los detalles capturando bien los colores, pero de noche o poca luz es cuando tiene más problemas, con una agresiva reducción de ruido. El sensor de gran angular, si bien permite captar más escena, no tiene buen detalle y las fotos aparecen ligeramente sobreexpuestas, siendo preferible evitarlo.

Galaxy A50s de Samsung

El Galaxy A50s de Samsung está fabricado en plástico con acabado en brillo, e incluye una pantalla Super AMOLED de 162.6 cm (6.4 pulgadas) de diagonal con una resolución de 2340 × 1080 píxeles, e incluye un lector de huellas dactilares en su parte inferior. Tiene un brillo máximo de unos 550 nits, con buena reproducción de colores y cubre la escala de color DCI-P3 con un ΔE < 2 —diferencia entre el color medido y el representado—.

El procesador es un Exynos 9611 de cuatro núcleos Cortex-A73 a 2.3 GHz y cuatro Cortex-A53 a 1.7 GHz, siendo muy potente, e incluye una unidad gráfica Mali-G72 MP3, similar a la incluida en el Snapdragon 660. La batería no defraudará consiguiendo más de 9-10 horas de uso, algo más viendo vídeos debido a la pantalla Super AMOLED, siendo de 4000 mAh con una recarga por puerto USB tipo C con carga rápida de 15 W, tardando en torno a las dos horas en recargarse.

La disposición de cámara trasera del es de un sensor de 25 Mpx y ƒ/1.7 como principal, 5 Mpx y ƒ/2.2 de profundidad, y 8 Mpx y ƒ/2.2 de gran angular, mientras que la delantera es de 25 Mpx y ƒ/2.0. Como es habitual cuando ya se mueve el móvil sobre los 300 euros, consigue capturar buen detalle y color, aunque en este caso dependerá mucho de la escena. La cámara de gran angula hace bien su función, sin alardes.

En condiciones de poca luz, la cámara aplicar mucho difuminado y al final se pierde mucho detalle pero son perfectamente aprovechables. No es el móvil que se elegiría por su cámara sino por pantalla, procesador, autonomía y calidad de audio, con la cámara quedándose en un segundo plano: buena, pero hay mejores en su rango de precio.

Motorola serie Moto G8

Galaxy M30s de Samsung

Otros artículos de teléfonos