Viendo la locura de los móviles de gama alta, queriendo diferenciarse de los móviles de gama media en precio y con prestaciones que no todos le van a sacar partido, la mayoría de los compradores de un smartphone ponen la vista en la barrera psicológica de los 300 euros para encontrar un nuevo móvil. Esta guía pretende ser más bien una recopilación de los teléfonos que nos parecen mejores por debajo de ese precio, pero siempre manteniendo una buena calidad así como relación calidad-precio.

No encontrarás teléfonos de 50 euros en este listado porque, bueno, su calidad deja mucho que desear aunque sean funcionales. Y obviamente, por 50 euros no es lo mejor que puedes encontrar por menos de 300 euros. Pero debido a que tengan una gran relación calidad-precio, podrás encontrar algún modelo de 150 euros. El listado incluye tanto smartphones como phablets con sistema operativo Android. Se trata de una selección personal, basada en lo que se puede conseguir en España con facilidad, por lo que puede ser solo orientativa para otros países hispanohablantes, o cualquier otro país en general.

Es un listado bastante concreto, que intento mantener en unos diez modelos, para no saturar al comprador con un aluvión de modelos y características, por lo que también se puede ver el artículo como los 10 mejores smartphones de gama media de menos de 300 euros. Por supuesto que en un momento dado puede haber ofertas puntuales o algún móvil interesante a buen precio, y eso lo podéis indicar en los comentarios. Puesto que la actualización del artículo es cada varias semanas —mensualmente en el peor caso—, habrá móviles que lleguen y se vayan en ese lapso de tiempo. También indicad cualquier otra duda que tengáis sobre los teléfonos, sin ningún tipo de problema, ya que para eso está el sistema de comentarios —no os cortéis—.

También tenemos otros artículos de smartphones y phablets:

XIaomi Pocophone F1

El Pocophone F1 es un móvil que ha revitalizado la gama media, en ese punto sobre los 300 euros del que se pide ya móviles que sean buenos en todos sus aspectos. Aunque en este caso Xiaomi hace ciertos malabares para ofrecer en a un precio bajo el potente Snapdragon 845 que incluye, con 6 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento. El rendimiento es estupendo, si bien se queda un poco lejos de los Snapdragon 845 utilizados en los buque insignia debido a que es una versión algo recortada. Pero aun así, funcionará más rápido que cualquier otro procesador Snapdragon por debajo de él.

La pantalla tiene un tamaño 6.18 pulgadas con una resolución de 2246 × 1080 píxeles, con un brillo que ronda los 450 nits, por lo que se podrá ver más o menos a plena luz del día. La reproducción de colores no sorprenderá a nadie, y el color tiene un tono azulado. No está mal, le resultará en general buena a aquellos que estén cambiando móviles de precio similar de años anteriores, pero es uno de los puntos en donde Xiaomi ha recortado en el Pocophone F1.

La cámara trasera es de 12 Mpx con apertura ƒ/1.9 y graba vídeo a 4K y 30 FPS, con una secundaria de 5 Mpx y apertura ƒ/2.1 para efectos de profundidad. La cámara frontal es de 20 Mpx. La captura de color y detalle de contornos es buena en condiciones de buena luz si bien, como es normal en la gama media, con poca luz se introduce ruido y pérdida de detalle de bordes por el posprocesado. Es una cámara rápida y que en general no decepcionará, además de que puede grabar vídeo a 4K y 30 FPS.

La duración de la batería es excelente, sobre todo gracias a su capacidad de 4000 mAh. Puede aguantar 10 a 12 horas de uso de pantalla, y no habrá problemas en estar todo el día fuera de casa con él dándole un uso moderado y regresar a casa con bastante batería sobrante.

Huawei Honor Play

El Honor Play de Huawei es un teléfono que mantiene el diseño en aluminio con bordes redondeados de otros móviles de la compañía, e incluye la habitual pantalla con muesca que en este caso es de 6.3 pulgadas con una resolución de 2340 × 1080 píxeles. Tiene un brillo máximo de unos 400 nits, algo justo para verse bien a plena luz del día, y tiene la tendencia habitual hacia una tonalidad ligeramente azulada de los móviles de Huawei.

El procesador es un potente Kirin 970, que fue el mejor de Huawei durante la mayor parte de 2018 hasta la llegada del Kirin 980. Es un smartphone que funciona perfectamente fluido, y está acompañado de 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento, con lector de tarjetas micro-SD. Incluye Android 8.1 de serie, pero se puede actualizar a Android 9, lo cual es una ventaja de cara a integrar y aprovechar la muesca de pantalla en todas las aplicaciones.

La batería de 3750 mAh se carga mediante un puerto USB tipo C y acepta carga rápida de hasta 18 W. Proporciona una buena autonomía al teléfono, permitiendo llegar sin problemas al final del día. La cámara trasera es quizás el apartado más flojo, aunque sea decente. Cuenta con una disposición doble de 16 Mpx y 2 Mpx con aperturas ƒ/2.2 y ƒ/2.4, y graba vídeo a 4K y 30 FPS. La secundaria es para los habituales efectos de profundidad. En general captura buenas imágenes con luz, con colores un pelín apagados, pero con buena definición. La cámara delantera para autofotos también saca fotos bastante buenas, resintiéndose ambas, como es normal, en entornos con poca luz, aunque saque fotos de noche aprovechables para el álbum de fotos.

Xiaomi Mi A2

Xiaomi sigue manteniendo el control de la gama media durante 2018 con un renovado Mi A2, que sigue siendo un teléfono de la iniciativa Android One, y por tanto tiene actualizaciones mensuales de seguridad y actualizaciones mayores del sistema operativo. El diseño externo es de aluminio con bordes de pantalla y esquinas redondeados, en la línea de todo lo demás que hay en el mercado.

Utiliza una pantalla de 5.99 pulgadas con resolución 18:9 de 2160 × 1080 píxeles, de buena calidad, con contraste estático 1500:1. Tiene un procesador Snapdragon 660 de ocho núcleos con una unidad gráfica Adreno 512, que está bastante bien para el precio por el que se mueve en otoño de 2018 de unos 200-250 euros. Hay varias versiones de memoria y almacenamiento, si bien el modelo básico tiene 4 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento.

La batería es de 3000 mAh con carga de 10 W a través de un puerto USB tipo C. Usa Bluetooth 5.0, wifi 802.11 ac, y en esta ocasión Xiaomi ha prescindido del conector de audio de 3.5 mm. En cuanto a las cámaras, la trasera es dual de 12 Mpx como sensor principal y 20 Mpx el secundario, con apertura ƒ/1.75 utilizando los sensores IMX486 e IMX376 de Sony. Tiene buena calidad de fotografías, y hace un buen posprocesamiento, y además graba vídeo a 4K y 30 FPS, o a cámara lenta de 720p y 120 FPS. La cámara frontal para autofotos es de 20 Mpx, siendo bastante buena también para ser un teléfono de gama media.

Xiaomi Mi A2 Lite

xiaomi-mi-a2-lite.jpg

El Mi A2 Lite de Xiaomi tiene un tamaño de 152.1 × 71.6 × 8.6 mm, un tamaño grande pero muy común en 2018, y tiene una pantalla de 5.84 pulgadas con resolución de 2280 × 1080 píxeles. Es algo más pequeño que su hermano mayor, el Mi A2, con un diseño en aluminio y pantalla con muesca, siguiendo la moda del año.

Incluye un Snapdragon 625, 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento, siendo un teléfono que funciona fluido, y con una pantalla de calidad. El diseño es igual al iPhone X, pero es un terminal muchísimo más barato. Tiene una amplia batería de 4000 mAh que le da autonomía para un par de días de uso normal, y la doble cámara trasera saca fotos más que decentes para la gama en la que se posiciona.

Huawei Mate 10 Lite

Huawei es una compañía que ha diversificado excelentemente su portafolio de smartphones, y el Mate 10 Lite se sitúa ahora mismo en una posición preferente en la gama media de móviles. Si bien el diseño es bastante común, incluye una pantalla de 5.99 pulgadas en un tamaño de 156.2 mm × 75.2 mm × 7.5 mm, con una resolución de 1080 × 2160 píxeles. Tiene una reproducción de color buena, con la ligera tendencia al azul que tienen todas las pantallas de Huawei, con 500 nits de brillo máximo sin reflejos y utilizable en exteriores.

El procesador incluido es un Kirin 659 de ocho núcleos Cortex-A53 acompañado de una unidad gráfica Mali-T830 MP2 a 600 MHz. Da fluidez a las tareas normales del teléfono, pero la GPU no es gran cosa respecto y por tanto no es un teléfono para jugar. La resolución del teléfono se vuelve en contra de este procesador en ese terreno. Tiene también 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento, con lector de tarjetas micro-SD y doble ranura SIM.

La batería de 3340 mAh tiene carga de 10 W, tardando unas dos horas y media en recargarse completamente, por lo que es algo lenta en este apartado. La autonomía del teléfono se sitúa sobre los ocho horas de uso de pantalla, siendo en general decente, si bien para ese extra de batería que tiene sobre los 3000 mAh estándares no aportan más autonomía.

Huawei ha ido reformando la cámara de todos sus teléfonos en todas sus gamas, y al menos el Mate 10 Lite no es un móvil que le falte calidad. Tiene buena captura de color, si bien le falta intensidad y pueden verse ligeramente apagadas, aunque bien definidas durante el día. Por la noche, la cámara es bastante normal, introduciendo bastante ruido y bordes poco definidos.

Xiaomi Mi 8 Lite

Huawei Honor 8 Lite

Motorola Moto G6

En este apartado incluye la serie Moto G6 ya que son varios modelos con distintas características, pero que en esencia son prácticamente el mismo teléfono, por tamaño y diseño, fiel a lo que viene haciendo Motorola en los últimos años. Está diseñado para mantener el agua fuera del dispositivo en pequeñas cantidades, pero no para sumergirlo. Todos incluyen también pantallas con resolución con relación de aspecto 18:9, de 1080 × 2160 px, o 720 × 1440 px en el caso del más económico Moto G6 Play, y de 5. 7 a 5.9 pulgadas. Tienen un brillo máximo en torno a los 550 nits, aunque el Moto G6 Plus llega a los 800 nits.

El Moto G6 Play es el que dispone de procesador menos potente, un tetranúcleo como es el Snapdragon 427, mientras que el Moto G6 incluye un procesador de ocho núcleos Snapdragon 450. El Moto G6 Plus es el que incluye uno bastante más potente en el apartado gráfico como es el Snapdragon 630 con una Adreno 508. La cantidad de memoria va desde los 3 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento en el G6 Play hasta los 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento en el G6 Plus.

El conector elegido para recarga y datos es un USB tipo C, que permite cargar a 10 W, por lo que no llega al estándar de carga rápida de 18 W o más que hay ahora mismo en este apartado. Por tanto, la batería de 4000 mAh del Moto G6 Play puede tardar cuatro horas en recargarse completamente. Pero gracias a esos 4000 mAh, supera las 11 horas de uso de pantalla, mientras que el Moto G6 se queda por encima de las 8 horas, y el Moto G6 Plus en las 10 horas. Todos llegan con Android 8.0 preinstalado y es una versión casi pura. Además de un conector de 3.5 mm, radio FM, Bluetooth 4.2 a 5.0, wifi 802.11ac o b/g/n de doble banda en todos ellos, los Moto G6 y G6 Plus también incluyen NFC.

En el terreno de las cámaras, los tres teléfonos tienen sensores distintos. El Moto G6 Play cuenta con una trasera de 13 Mpx y frontal de 5 Mpx, con calidad que apunta a ser más bien normal. El Moto G6 dispone de una cámara trasera dual de 12 Mpx y 5 Mpx, con apertura ƒ/1.8, capaz de grabar vídeo a 1080p y 60 FPS además de a cámara lenta, y frontal es de 8 Mpx. El Moto G6 Plus cuenta con una trasera dual de 12 Mpx y 5 Mpx con apertura ƒ/1.7 que puede grabar vídeo a 4K y 30 FPS, y una frontal de 8 Mpx. Todas ellas cumplen perfectamente su función, sobre todo con buena iluminación, si bien la del Moto G6 Plus es la que más destaca.

BQ Aquaris X2

bq_aquaris_x2_pro.jpg

La principal ventaja de este Aquaris X2 es que pertenece a la iniciativa Android One, incluyendo una versión casi pura de Android y actualizada directamente por Google, y llega por tanto con Android 8.1 y actualización asegurada a al menos Android 9. Tiene un tamaño de 150.7 mm × 72.3 mm × 8.25 mm y un peso en torno a los 160 gramos. Incluye una pantalla de 5.65 pulgadas con resolución de 2160 × 1080 píxeles de tipo IPS, con un brillo máximo de 650 nits, con trasera de plástico y marco de aluminio, si bien está hecho a prueba de polvo y salpicaduras con certificado IP52.

Incluye un buen procesador Snapdragon 636 con núcleos Kryo 260 y una unidad gráfica Adreno 509. El Aquaris X2 está disponible en versiones de 3 y 4 GB de RAM con 32 o 64 GB de almacenamiento. También tiene lector de tarjetas micro-SD de hasta 256 GB compartiendo espacio con el lector de una segunda tarjeta SIM.

La batería es de 3100 mAh compatible con Quick Charge 4+ de Qualcomm, aunque el cargador incluido es de tipo QC3.0 por lo que si se quiere la carga del 50 % de la batería en 30 minutos. Tiene sonido estéreo, radio FM, Bluetooth 5.0, wifi 802.11ac, NFC y sistemas de posicionamiento GPS, GLNSS y Galileo. En la parte posterior también dispone de un lector de huellas dactilares.

La cámara trasera dual tiene un sensor principal de 12 megapíxeles de tipo S5K2L8 de Samsung con apertura ƒ/1.8, y el secundario es de 5 Mpx con apertura ƒ/1.8 y sensor S5K5E8. Puede grabar vídeo a 4K y 30 FPS así como a cámara lenta a 1080p y 120 FPS. La frontal es de 8 Mpx con sensor S5K4H7 de Samsung, con apertura ƒ/2.0 y graba vídeo a 1080p y 30 FPS. Se acompaña de una aplicación de cámara mejorada con filtros, integración con Fotos de Google, y zum digital de hasta 10 aumentos.

Huawei P Smart

También te podría interesar: LG G6

El G6 fue el teléfono insignia de LG en 2017, el primero en usar una pantalla con relación de aspecto 18:9 (o 2:1), y ahora es uno de los mejores teléfonos de gama media por derecho propio. Su pantalla de 5.7 pulgadas con resolución de 2880 × 1440 píxeles tiene una excelente calidad de color, y de hecho es compatible con contenido de alto rango dinámico (HDR). Es de tipo OLED, con un contraste estático de 2000:1 y un brillo que llega a los 500 nits.

El diseño del teléfono, a prueba de agua y polvo con certificado IP68, está hecho en aluminio y la única pega que tiene el diseño es que los bordes del frontal no están ligeramente redondeados, lo que da una sensación un poco extraña al uso, más propia de un teléfono de gama media que de uno que ha sido de gama alta. La batería incluida, de 3300 mAh, dispone de carga rápida e inalámbrica, y tiene una autonomía de unas 6 o 7 horas de uso de pantalla, que es el punto débil del teléfono.

El procesador incluido es un Snapdragon 821, que fue criticado por no ser el más potente de 2017, el Snapdragon 835, y eso desincentivó sus ventas. Pero para ahora, en 2018, un gama media, es un procesador muchísimo más potente que cualquier otro que se pueda adquirir por 300 euros. Acompañado de 4 GB de RAM y 32 GB de RAM, con lector de tarjetas micro-SD, es un apartado que tiene bien cubierto.

La cámara es un punto fuerte de este, ahora, gama media. Es una cámara dual con dos sensores de 13 Mpx que son IMX258 de Sony con apertura ƒ/1.8, con el principal tomando información de color y el segundo es de gran angular y zum. Tiene una buena captura de color, con buen desempeño en situaciones de poca luz, si bien dista de los mejores de 2018. Graba vídeo a 4K y 30 FPS. Dispone de Android 8.

Otros artículos de teléfonos