AMD ha realizado su renovación anual de tarjetas gráficas con la serie RX 500, que en este caso se compone de chips exclusivamente de la arquitectura Polaris, como no podía ser de otra forma. Para completar la parte baja de su alineación de tarjetas gráficas ha añadido un chip Polaris 12 que conforma la tarjeta gráfica RX 550.

Entre esas tarjetas hay diversos modelos con uno y dos ventiladores, entre los que se encuentran los habituales modelos de Gigabyte como la Radeon RX 550 D5 2G del presente análisis. Es una tarjeta que en principio está totalmente orientada a equipos que se vayan a destinar a juegos tipo MOBA y competitivos tipo Overwatch y Counter Strike: Global Offensive, aunque no se portará del todo mal en el resto.

Inspección visual y arquitectura Polaris 12

La caja del modelo analizado dispone de un diseño en negro y rojo, habitual para las tarjetas gráficas basadas en los chips de AMD. En el interior viene bien empaquetada la tarjeta, con una bolsa con precinto de seguridad para saber rápidamente si es un producto nuevo o usado —que nunca se sabe a la hora de comprar por ciertas tiendas en línea—.

La carcasa externa es de plástico negro con un par de líneas en rojo de adorno, con un ventilador de 90 mm. En la caja solo se incluye un pequeño manual y un CD con los controladores de AMD. La tarjeta dispone de un conector HDMI 2.0b, un DisplayPort 1.4 y un DVI-D, y por lo demás cuenta con un diseño de placa sencillo, con un fino disipador de aluminio que debería ser más que suficiente para una tarjeta que consume 50 W.

219229 bytes 274646 bytes 346497 bytes 143122 bytes 218197 bytes 403860 bytes 329127 bytes 342734 bytes 354101 bytes 266747 bytes 355756 bytes 306668 bytes 277820 bytes

La GPU de esta tarjeta está basada en Polaris, y es un chip Polaris 12. Se trata de una versión recortada del Polaris 11, y exactamente AMD la ha recortado a la mitad. Dispone de 512 procesadores de flujo, también llamados sombreadores o shaders, en vez de los 896 de la RX 460 de la anterior generación de AMD. La frecuencia base se queda en 1100 MHz con un turbo de 1183 MHz, aunque este modelo de Gigabyte dispone de un turbo de 1195 MHz, que no representa una subida significativa.

Sobre el papel, el rendimiento de la RX 550 será de en torno a un 30 % inferior al de la RX 460. Dispone de 2 GB de memoria GDDR5 a 7 GHz, con un bus de memoria de 128 bits lo que le permite disponer de un ancho de banda de 111 GB/s. Por la potencia de esta tarjeta, la memoria no debería ser un problema, y dispone de un ancho de banda más que suficiente.

Comparativa gráficas Radeon
Característica Radeon RX 560 Radeon RX 460 Radeon RX 550
Chip Polaris Polaris Polaris
Sombreadores 1024 896 512
Uds textura 64 56 32
Uds renderizado 16 16 16
Velocidad 1175 MHz 1090 MHz 1100 MHz
Turbo 1275 MHz 1200 MHz 1183 MHz
Memoria GDDR5 GDDR5 GDDR5
Tamaño 2 GB 2 GB 2 GB
Bus memoria 128 bits 128 bits 128 bits
Frec memoria 7 GHz 7 GHz 7 GHz
Ancho de banda 112 GB/s 111 GB/s 111 GB/s
Consumo 80 W 75 W 50 W
TFLOPS 2.6 2.2 1.2

La arquitectura del chip Polaris 12 también mantiene 32 unidades de textura y 16 de renderizado, lo que lleva su potencia de cómputo según AMD a unos 1.2 TFLOPS, frente a los 2 TFLOPS de la RX 460 o los 2.6 TFLOPS de la RX 560. Esto ya es indicativo de lo que se va a ver en las pruebas de rendimiento, que es una tarjeta muy de gama de entrada y que por precio no será especialmente interesante por ahora.

El precio de referencia de la Radeon RX 550 de AMD es de 79 dólares, pero se está vendiendo más sobre los 100 a 120 euros, lo que la hace poco atractiva. Su precio ideal rondaría los 80 a 90 euros, porque de otra forma incluso la GT 1030 de Nvidia se convierte en una opción de compra mucho más interesante.

411795 bytes 388740 bytes 336871 bytes 346431 bytes 324508 bytes 338913 bytes

Equipo de pruebas

El equipo principal de pruebas utilizado para realizar todas las mediciones lo tenéis a continuación. La habitación donde se han hecho las pruebas estaba a 26 ºC. Es un equipo que no limita de ninguna forma a una tarjeta de tan bajo rendimiento como es esta, y se ha probado con la versión de Windows 10 Creadores y el modo juegos activado.

Pruebas de rendimiento

Debido al tipo de tarjeta de baja potencia que es, he obviado en esta ocasión las pruebas de rendimiento en función de distintos procesadores porque ya la RX 460 no se veía limitada por los habituales Penitum G4560, Core i3-6100 o Core i5-6400 que uso para probarlo. La RX 550 es una tarjeta que está notablemente por debajo de la potencia de la RX 460, por lo que es algo innecesario a estudiar con cualquier procesador vendido actualmente.

Además, debido al tipo de tarjeta de bajo rendimiento orientado a jugar a 1080p, tampoco he probado en esta ocasión el rendimiento a 1400p y mucho menos a 4K como hago habitualmente con el resto de tarjetas gráficas.

Ashes of the Singularity

Ashes of the Singularity es más una prueba de rendimiento que un juego, y hay que tomarlo como tal. Aun así, resulta interesante probarlo debido a que es el más avanzado en cuanto a aprovechar las posibilidades de las DirectX 12. Aunque en estas gráficas no se vea, es un juego que se beneficia muy notablemente del número de núcleos más que de su potencia, por lo que en los ocho núcleos obtiene resultados de rendimiento prácticamente el doble que en procesador de cuatro núcleos en tarjetas potentes como la GTX 1080.

Comparativa de GPU

Ashes of the Singularity, 1080p, High, FPS
GTX 1080 Ti 11G
82,4
96
GTX 1080 8G
80,7
93
GTX 1070 8G
75,6
82
GTX 1060 6G
63,1
61,9
GTX 1060 3G
61,5
60,3
GTX 970 4G
55,3
53
RX 480 (8 GB)
55,1
63,6
RX 470 4G
51,7
56,5
GTX 960 2G
40
33,9
GTX 1050 Ti 4G
37,6
35,5
GTX 950 2G
33,9
27,5
GTX 1050 2G
33,8
29,4
RX 460 2G
27,1
29
Radeon RX 550 2G
20,2
20,9
DirectX 11 DirectX 12

Rise of the Tomb Raider

Este juego de Microsoft Studios es bastante exigente en cuanto a procesador, aunque sobre todo si se quiere jugar con las DirectX 11. Bajo las DX12 descarga de trabajo al procesador, con lo que incluso un i3-7100 es suficiente como para aprovechar bastante bien las tarjetas gráficas más potentes. Los parámetros puestos son todo al máximo, quitando PureHair y HBAO+.

Comparativa de GPU

Rise of the Tomb Raider, 1080p, DX11 y DX12, en FPS
GTX 1080 Ti 11G
170,5
165,6
GTX 1080 8G
151,3
146,7
GTX 1070 8G
122,8
118,1
GTX 1060 6G
86,1
86,3
GTX 1060 3G
78,9
64
GTX 970 4G
75,5
61,2
RX 480 8G
72,2
75,5
RX 470 4G
66,3
68,5
GTX 960 2G
49,6
29,5
GTX 1050 Ti 4G
48,8
46,7
GTX 1050 2G
41,6
37,2
GTX 950 2G
40,6
27,1
RX 460 2G
29,9
34,2
Radeon RX 550 2G
22
23,9
DirectX 11 DirectX 12

Hitman

Hitman es compatible con DX12 bajo las tarjetas gráficas de Nvidia y AMD. En el caso de las tarjetas Pascal, consiguen una mejora de rendimiento en los modelos con más memoria y potencia. Puesto que está probado a todo al máximo, en las tarjetas de menos VRAM puede haber una pérdida de rendimiento al usar las DX12.

Comparativa de GPU

Hitman, 1080p, DX11 y DX12, en FPS
GTX 1080 Ti 11G
120,8
143,1
GTX 1080 8G
117
131,7
GTX 1070 8G
92,3
103,5
RX 480 8G
80
83,2
GTX 1060 6G
73,8
85
RX 470 4G
68,5
74,9
GTX 1060 3G
67,2
74,5
GTX 970 4G
58,7
56,6
GTX 950 2G
42,2
40,3
GTX 960 2G
39,2
45,9
GTX 1050 Ti 4G
39,1
43,7
RX 460 2G
33,8
31,3
GTX 1050 2G
30,1
32,8
Radeon RX 550 2G
24,3
20,9
DirectX 11 DirectX 12

Total War: Warhammer

Total War: Warhammer recibió el parche que activaba las DirectX 12 y la computación asíncrona tiempo después de su puesta a la venta. Pero fue bastante bien recibido por los usuarios de AMD, porque aumentó notablemente el rendimiento del juego en estas tarjetas gráficas.

El juego es dependiente de la potencia del procesador, pero sobre todo en DX11, ya que en DX12 descarga bastante trabajo del procesador y permite obtener bastante más rendimiento adicional al combinarlo con otros procesadores de cuatro y ocho núcleos.

Comparativa por GPU

Total War: Warhammer, 1080p (FHD), calidad ultra, en FPS
GTX 1080 Ti 11G
166,1
117,9
GTX 1080 8G
133,9
117,5
GTX 1070 8G
109,8
101,1
GTX 1060 6G
79,4
73,6
GTX 1060 3G
76,3
71
GTX 970 4G
73,8
67,6
RX 480 8G
63,8
83,4
RX 470 4G
62,6
76,4
GTX 960 2G
47
34
GTX 1050 Ti 4G
45,4
41,5
GTX 950 2G
40
30,5
GTX 1050 2G
39,4
31,2
RX 460 2G
28,5
36,5
Radeon RX 550 2G
25,9
26,1
DirectX 11 DirectX 12

Deus Ex: Mankind Divided

Eidos ha añadido un nuevo título con compatibilidad a DirecX 12, en la línea de Rise of the Tomb Raider. Es un juego exigente en el apartado de los gráficos, sobre todo en los efectos, aunque a simple vista a muchos jugadores no impresione demasiado la calidad gráfica del juego.

Comparativa por GPU

Deus Ex: Mankind Divided, 1080p (FHD), calidad ultra sin MSAA, en FPS
GTX 1080 Ti 11G
97,8
97,9
GTX 1080 8G
74,7
75,3
GTX 1070 8G
61,5
60
RX 480 8G
46,5
47,7
GTX 1060 6G
45
43,7
GTX 1060 3G
41,1
41,3
RX 470 4G
40,6
42,4
GTX 960 2G
26
18,8
GTX 1050 Ti 4G
25,6
25,1
GTX 1050 2G
21,4
14,5
GTX 950 2G
21,4
15,3
RX 460 2G
18,5
16,3
Radeon RX 550 2G
13,1
11,8
DirectX 11 DirectX 12

Gears of War 4

Gears of War 4 es un ejemplo de juego DirectX 12 en el que no necesariamente salen beneficiadas las tarjetas gráficas de AMD. La arquitectura Pascal de Nvidia es compatible con la computación asíncrona, que se puede activar y desactivar en la prueba de rendimiento dentro del juego para ver su efecto, y que lo examiné cuando el juego salió al mercado. Esto desmiente una de las mentiras que más circula por Internet de que las tarjetas gráficas de Nvidia no es compatible con la computación asíncrona.

Comparativa por GPU

Gears of War 4, DirectX 12, Ultra, en FPS
GTX 1080 8G
138,4
GTX 1070 8G
111,5
GTX 1060 6G
85,2
RX 480 8G
79,4
GTX 1060 3G
75,6
RX 470 4G
70,5
GTX 960 2G
48,3
GTX 1050 Ti 4G
45,9
GTX 950 2G
40,3
GTX 1050 2G
39,1
RX 460 2G
36,1
Radeon RX 550 2G
25,5

Dirt Rally

DiRT Rally es un ejemplo de juego de carreras en el que el escenario está muy cuidado, pero tampoco es especialmente exigente en el apartado gráfico. El juego incluye una prueba enlatada, que consiste en cuatro etapas, y va cambiando entre vista exterior e interior. La calidad se pone a ultra, con antiescalonamiento 2x MSAA.

Comparativa por GPU

Dirt Rally, calidad ultra, 2x MSAA, en FPS
GTX 1080 Ti 11G
170,9
GTX 1080 8G
155
GTX 1070 8G
151,6
GTX 1060 6G
124,3
GTX 1060 3G
116,3
GTX 970 4G
109,9
RX 480 8G
108,6
RX 470 4G
96,1
GTX 1050 Ti 4G
75,2
GTX 960 2G
71,9
GTX 1050 2G
68,9
GTX 950 2G
62,6
RX 460 2G
50,2
Radeon RX 550 2G
37,6

The Division

The Division es uno de los juegos en línea que más éxito tuvo en 2016, pero al que la falta de contenido de alto nivel le lastra la fidelización de los jugadores. El banco de pruebas incluido es muy completo en el sentido del recorrido que hace la cámara, que pone a prueba diversas características de calidad de imagen, explosiones y muñecos en movimiento. Además, los FPS varían poco o nada de una ejecución a otra, por lo que es una prueba fiable en cuanto a sus resultados.

Comparativa por GPU

The Division, calidad Superior, sin antiescalonamiento, DX11 y DX12
GTX 1080 Ti 11G
130,1
GTX 1080 8G
97,5
GTX 1070 8G
81,3
RX 480 8G
64,5
GTX 1060 6G
60,5
RX 470 4G
57,8
GTX 1060 3G
56,4
GTX 970 4G
52,7
GTX 960 2G
35,3
GTX 1050 Ti 4G
33,5
GTX 1050 2G
31,5
RX 460 2G
29,2
Radeon RX 550 2G
20

The Witcher 3

The Witcher 3: Wild Hunt es un juego que, una vez desactivado Nvidia Hairworks y otras opciones pro-Nvidia, sigue teniendo una ligera preferencia por las tarjetas gráficas de Nvidia debido a ser un juego DX11.

Comparativa por GPU

The Witcher 3, Ultra, sin Nvidia HairWorks
GTX 1080 Ti 11G
135
GTX 1080 8G
101
GTX 1070 8G
83
GTX 1060 6G
59
RX 480 8G
53
GTX 970 4G
52
RX 470 4G
49
GTX 1060 3G
41
GTX 960 2G
34
GTX 1050 Ti 4G
34
GTX 1050 2G
31
GTX 950 2G
28
RX 460 2G
26
Radeon RX 550 2G
19

Crysis 3

Crysis 3 sigue siendo un juego bastante exigente a nivel gráfico, y una buena prueba para comprobar la potencia de una tarjeta gráfica. En su tiempo fue un juego patrocinado por AMD, pero actualmente rinde mejor en las tarjetas de Nvidia. La configuración gráfica para las pruebas se sitúa en muy alta, y se toman medidas de tiempos de circuitos preestablecidos que se repiten varias veces para intentar ajustar al máximo la fiabilidad del rendimiento, ya que el juego carece de banco de pruebas integrado.

Comparativa por GPU

Crysis 3, calidad Alta, en FPS
GTX 1080 Ti 11G
125
GTX 1080 8G
100
GTX 1070 8G
81
GTX 1060 6G
60
GTX 970 4G
56
GTX 1060 3G
55
RX 480 8G
52
RX 470 4G
49
GTX 1050 Ti 4G
36
GTX 960 2G
34
GTX 1050 2G
32
GTX 950 2G
30
RX 460 2G
26
Radeon RX 550 2G
20

For Honor

For Honor es uno de los últimos juegos de Ubisoft, y mantiene el uso de DirectX 11. Para las pruebas se ha desactivado HBAO+, y dejado el antiescalonamiento a FXAA. Es un juego que funciona generalmente mejor en las tarjetas gráficas Nvidia.

Comparativa por GPU

For Honor, calidad Ultra, en FPS
GTX 1080 Ti 11G
206,5
GTX 1080 8G
159,1
GTX 1060 6G
95,4
RX 480 8G
87
GTX 970 4G
81,8
RX 470 4G
79,2
GTX 960 2G
53,7
Radeon RX 460 2G
37,6
Radeon RX 550 2G
28,5

Ghost Recon Wildlands

Ghost Recon Wildlands es un juego que beneficia a las tarjetas gráficas Nvidia, en parte por ser un juego exclusivo de DirectX 11. Es muy exigente si se quiere jugar a la máxima calidad gráfica posible.

Comparativa por GPU

Ghost Recon Wildlands, calidad Ultra, en FPS
GTX 1080 Ti 11G
75,6
GTX 1080 8G
60,8
GTX 1060 6G
40,6
GTX 1060 3G
36,8
RX 480 8G
36,3
GTX 970 4G
33,5
Radeon RX 460 2G
15,4
Radeon RX 550 2G
11,2

Rendimiento en vídeo

A continuación tenéis un vídeo del rendimiento en Overwatch y Heroes of the Storm de la RX 550 analizada. No tiene mayor problema en moverlos a 1080p y calidad ultra a más de 60 FPS, por lo que es una tarjeta suficiente para este tipo de juegos. Están grabados simplemente con Radeon ReLive, que funciona bastante bien como veis.

Temperaturas, ruido y overclocking

Esta tarjeta gráfica no es para subirla, y lo deja bien claro el propio programa Radeon Wattman de AMD, ya que al intentar modificar las frecuencias, no se consiguen aplicar correctamente y vuelven a las frecuencias de referencia. La memoria sí se puede subir, pero con subir 200 MHz se vuelve inestable el sistema y el equipo se bloquea al realizar una prueba de rendimiento en Ashes of the Singularity: Escalation.

En el terreno de la temperatura y el ruido, el chip es de bajo consumo, y se sitúa en los 50 W. En carga la temperatura no supera los 67 ºC, y el ventilador no llega a acelerarse prácticamente, siendo prácticamente impercetible sobre el ruido ambiente. En este apartado es una buena compañera de los HTPC y otros equipos con los que se quiera un funcionamiento silencioso.

Conclusión

AMD ha intentado poner a la venta una tarjeta gráfica de gama baja, que acompañe decentemente en equipos baratos a sus procesadores Ryzen 5 y futuros Ryzen 3, y en general es una tarjeta que aporta suficiente rendimiento para juegos sencillos. Para los MOBA tipo Heroes of the Storm como he mostrado en el vídeo de más arriba, no tiene mayor problema en moverlos a 1080p y 60 FPS en calidad ultra, pero son juegos por lo general poco exigentes y muy optimizados. Incluso en Overwatch lo mueve a 1080p y 60 FPS en altos.

Pero debido al precio que tienen actualmente, muy por encima de los 80 a 85 euros que debería tener el modelo más barato, la RX 550 es poco recomendable. En su lugar es mucha mejor idea comprar una RX 460 que tiene un rendimiento entre un 30 y un 40 % superior al de la RX 550 y tiene un precio entre 100 y 120 euros, como la RX 550. Quizás esto cambie en unas semanas, pero en la fecha de este análisis, la RX 550 es una tarjeta nada recomendable por precio.

El modelo de Gigabyte en sí es una versión estupenda del modelo de referencia de AMD, y por tanto es muy recomendable. Tiene un ruido imperceptible en carga, con buenas temperaturas y un diseño adecuado para la gama baja de tarjetas gráficas en la que se sitúa.