Intel ha mostrado en varias ocasiones uno de sus mini-PC basado en los Tiger Lake H, el más grande de ellos. Se trata del denominado Beast Canyon y que oficialmente se llama NUC 11 Extreme Kit. Es un modelo que a diferencia del Phantom Canyon de apenas 1.3 L llega hasta los 8.1 L. Es un tamaño suficiente para incluir una tarjeta gráfica PCIe 4.0 ×16 de hasta 304 mm de longitud siempre que tenga un ancho de dos ranuras (40 mm, no más) y un consumo de hasta 350 W.

El equipo tiene un tamaño de 189 mm × 120 mm × 357 mm y está hecho con una carcasa en color negro. El frontal tiene el logo de la calavera de esta serie de mini-PC para jugones iniciada con los Skull Canyon —ese equipo nos sigue funcionando como un tiro cinco años después de que lo comprara para la empresa. En su interior hay una fuente de alimentación de 650 W con certificado 80 PLUS Gold.

El centro neurálgico de este equipo está en realidad en el elemento de cómputo NUC Extreme 11, que viene a ser una tarjeta con un conector PCIe que se inserta en una placa de bus PCIe común a la que también se conecta la tarjeta gráfica. Es un método de comunicación más propio de centros de datos que de un producto de consumo. Tiene un diseño más refinado que el inicial presentado como NUC 9 Extreme, pero el único ventilador y su posición no auguran que Intel haya resuelto el problema de ruido en carga de este tipo de mini-PC.

Vídeo

Las opciones de procesador son un Core i7-11700B y un Core i9-11900KB, ambos basados en los Tiger Lake H pero con el TDP modificado de 45 W hasta los 65 W para conseguir mayor rendimiento. Ambos son de ocho núcleos con multihilo con ligera diferencia en las frecuencias turbo, si bien el Core i9 permite subir sus frecuencias. Pero nuevamente, no veo que el diseño de refrigeración vaya a permitir milagros y la opción con Core i7 parece mejor idea a nivel de coste. La ventaja de este diseño es que se podría comprar un elemento de cómputo nuevo y sustituir el incluido para reutilizar la caja. No es un diseño terriblemente modular, pero es algo más versátil que otros. En este equipo hay tres ventiladores de 92 mm para la refrigeración de la caja.

Ese NUC 11 Extreme incluye cuatro ranuras M.2 y dos ranuras de memoria para hasta 64 GB de DDR4-3200 en formato SO-DIMM. Una de las unidades puede ser PCIe 4.0 ×4 al estar conectada directamente al procesador. Incluye wifi 802.11ax (Wi-Fi 6E), Bluetooth 5.2, y un conector RJ-45 en la parte trasera de 2.5 Gb/s. En el frontal hay dos USB 3.0, un lector de tarjetas SDXC y uno de audio de 3.5 mm. En la parte trasera hay seis USB 3.1, un HDMI 2.0b y dos Thunderbolt 4.

El precio del equipo con el Core i7 es de 1150 dólares y con el Core i9 es de 1350 dólares. Hay tiendas que venderán versiones preconfiguradas con memoria, almacenamiento y sistema operativo para que sean sacar de la caja y usar.