El sector de los mini-PC está al alza, debido sobre todo a las enormes mejoras introducidas por Intel en sus procesadores en el terreno de la potencia y el consumo. Hay una enorme cantidad de usuarios que solo utilizan sus equipos para ofimática, navegar, descargar y ver películas, y no se necesita un aparatoso PC para ello para asegurarse de que vaya todo fluido.

Equipos como el Intel NUC6i7KYK es un ejemplo de que se puede tener un gran rendimiento en muy poco espacio, y además sin prescindir de ningún extra.

Inspección visual y características

Intel ha decidido tratar a este NUC como un producto especial y la caja en la que viene da buena fe de ello, negra con un terminado en mate atractivo y con la información suficiente del dispositivo en sus laterales.

En el interior de la caja también vienen la fuente de alimentación externa de 120 W (19 V y 6,32 A) y el cable de alimentación, una placa para montura VESA detrás de un monitor por ejemplo, una tapa sin la calavera, y una bolsita con tornillería y una llave para cambiar la tapa superior.

196114 bytes 179839 bytes 180230 bytes 201720 bytes 217038 bytes 229326 bytes 266386 bytes 269020 bytes 231928 bytes 220761 bytes 229892 bytes 208192 bytes 355041 bytes

Este pequeño NUC, como llama Intel a sus mini-PC, mide tan solo 211 x 116 x 28 mm, siendo además vistoso al disponer en su tapa superior de una calavera inscrita, en honor al nombre que también recibe, Skull Canyon. En el frontal cuenta con dos USB 3.0 (uno de ellos es para carga rápida, en amarillo), conector de audio de 3,5 mm, lector de tarjetas SD, y receptor de infrarrojos.

En la parte trasera se sitúa el conector Thunderbolt 3 (40 Gbps) de tipo C que también tiene soporte para USB 3.1 Gen2 (10 Gbps), HDMI 2.0, mini-DisplayPort 1.2, GigabitEthernet, audio óptico, el conector de alimentación, y un cierre Kensington. También en la parte posterior se sitúa la salida de aire.

289748 bytes 347162 bytes 342475 bytes 300579 bytes 344760 bytes 238106 bytes 260481 bytes 260499 bytes 250415 bytes

El equipo se vende como un barebón, por lo que habrá que comprar por separado la memoria DDR4 y un SSD de tipo M.2. Los conectores internos M.2 pueden funcionar como PCIe 3.0 x4, y también se incluyen cabezales para USB adicionales en la placa base. También hay dos ranura para memoria SODIMM DDR4 para 1,2 y 1,35 V (se puede usar memoria de más de 2133 MHz), con un total de 32 GB como máximo.

En la placa va soldado el procesador Core i7-6770HQ, que está orientado a la movilidad. Es un cuatro núcleos con hyperthreading (ocho núcleos lógicos) a 2,6 GHZ y 3,5 GHz de turbo, con la gráfica integrada Iris Pro 580. Está limitada a 950 MHz de los 1100 MHz que puede ser configurada, aunque el procesador mantiene los 45 W de TDP máximos (los ensambladores pueden pedir una versión de 35 W de TDP).

El lector de SD está configurado como una conexión PCIe 3.0 x1, por lo que se pueden usar las de mayor velocidad del mercado. La Wi-Fi incluida es de tipo 802.11 ac de doble antena, y también se incluye Bluetooth 4.2 a través del combo Intel Dual Band Wireless-AC 8260. El conector Ethernet es de tipo 10/100/1000, controlado por un Intel I219-LM.

Intel Iris Pro 580

El apartado de los juegos no es uno para el que esté hecho este mini-PC, y prácticamente ninguno que no incluya una gráfica de movilidad de Nvidia o de sobremesa con formato de tarjeta MXM como la GTX 980. Aun así, el procesador Core i7-6770HQ incluye una GPU de tipo Iris Pro 580, con una velocidad base de 350 MHz y turbo de 950 MHz. Esta GPU puede alcanzar hasta los 1100 MHz, que se trataría de un importante empujón de FPS sobre todo si además se usa con memoria mejor que la DDR4-2133, pero en un mini-PC de este tipo las restricciones de calor limitan bastante lo que se puede incluir como GPU.

La configuración de esta iGPU es de tres fragmentos o slices como llama Intel al bloque con que crea sus gráficas, las cuales contienen 24 unidades de ejecución cada una para un total de 72 unidades de ejecución. Es un fragmento más que la Iris Pro 6200 de procesadores como el i7-5775C que tan buenas críticas recibió para equipos a la hora de trabajar. Estos fragmentos están compuestos a su vez de tres subfragmentos de ocho unidades de ejecución, que poseen unidades de texturas y caché L1 específica.

En cada fragmento se incluye la caché L3, y varias unidades adicionales para el rasterizado y renderizado de los píxeles. La gestión de los hilos a ejecutar en estas unidades se hace de forma externa a ellas a través de una unidad especial, en la que incluye la teselación, procesado de geometría o profundidad. Es una arquitectura en general bastante distinta de las de Nvidia o AMD, pero bastante eficiente y potente sobre el papel para lo que es.

En el caso de la Iris Pro 580, también incluye una pequeña memoria eDRAM de 128 MB que en la arquitectura Skylake funciona como una memoria caché para evitar el acceso continuado a la memoria L3. Cuanto más bajo el nivel de la caché (L1, L2, L3, L4), más rápida es pero también mucho más cara. Por tanto en la nomenclatura de Intel este es un procesador 4+4e, lo que significa cuatro núcleos físicos de procesamiento y una GPU de cuarta generación con eDRAM.

En total, la iGPU incluye ocho unidades de renderizado y 16 unidades de texturas. Al ser una 4+4e, el procesador incluye códecs y capacidad gráfica para manejar vídeo a 4K y 60 FPS sin problema, lo que incluye también mover el escritorio fluidamente a esa resolución y tasa de refresco.

Pruebas de rendimiento

Almacenamiento

Este modelo de NUC se puede configurar por uno mismo, y como he indicado previamente, he elegido un Transcend MTS800 de 256 GB para el equipo. Funciona sobre SATA3 y proporciona la suficiente fluidez como para no notarse en un uso cotidiano la diferencia con otros SSD de tipo PCIe 3.0 x4 más veloces. Según el presupuesto que tengáis, podéis elegir otro M.2 SATA3 con mejor rendimiento y un poco más caro, como el Samsung SSD 850 EVO, que sería también una buena compra.

Una prueba que demuestra que en un uso cotidiano los SSD proporcionan la misma sensación de rendimiento es la PCMark 8 de almacenamiento, que representa una serie de sesiones pregrabadas de uso real en el día a día para las unidades SSD. La puntuación que aporta es un cálculo del tiempo que lleva reproducir la sesión de uso de varias aplicaciones y juegos (World of Warcraft, Battlefield 3, Photoshop, After Effects, etc.).

PCMark 8 almacenamiento (puntuación)
950 PRO (256 GB)
5080
950 PRO (512 GB)
5079
850 EVO (1 TB)
4992
SanDisk Ultra II (960 GB)
4959
M.2 MTS800 (256 GB)
4907
BX200 (480 GB)
4890

Dicha prueba de PCMark 8 también calcula la velocidad de tranferencia del SSD durante el tiempo que está activo, y por tanto refleja un ancho de banda de uso real de la unidad.

PCMark 8, ancho de banda (MB/s)
950 PRO (512 GB)
621
950 PRO (256 GB)
540
850 EVO (1 TB)
293
Ultra II (960 GB)
246
840 EVO (1 TB)
221,3
MTS800 (256 GB)
193,58
BX200 (480 GB)
190

Procesador

NUC6i7KYK, Geekbench 3, mononúcleo
Core i7-4790K
4023
Core i7-6700K
3972
Core i7-6700
3697
Core i7-6770HQ
3386
Core i5-6400
2671
NUC6i7KYK, Geekbench 3, multinúcleo
Core i7-6700K
16823
Core i7-4790K
16585
Core i7-6700
14253
Core i7-6770HQ
12456
Core i5-6400
9680
NUC6i7KYK, Cinebench R15, monohilo, puntuación
Core i7-6700K
202
Core i7-4790K
193
Core i7-6700
167
Core i5-6400
151
Core i7-6770HQ
142
NUC6i7KYK, Cinebench R15, multihilo, puntuación
Core i7-6700K
1031
Core i7-4790K
885
Core i7-6700
814
Core i7-6770HQ
711
Core i5-6400
575

Rendimiento gráfico

Una vez echado un vistazo anteriormente a la arquitectura de la Iris Pro 580, las pruebas de rendimiento en juegos demuestran que, si bien es la mejor gráfica integrada presentada hasta el momento, no va a ser de gran ayuda para los jugones. También depende del género, y si bien en los juegos de disparos no permitirá jugar más allá de 1366 x 768 a 30 FPS a calidades bajas, en otros como Heroes of the Storm o League of Legends se podrá jugar a 1080p con una sana cantidad de FPS a buena calidad.

Las gráficas integradas Intel no son compatibles con DirectX 12, y por tanto esa parte de las pruebas me las he saltado. De hecho activar DX12 produce una regresión en el rendimiento y artefactos visuales, por lo que quizás en la próxima generación de iGPU, Intel le de soporte al cambiar la arquitectura (que no es compatible actualmente para la computación asíncrona, que sería la mayor fuente de mejora de rendimiento para una tarjeta gráfica).

Hitman

Hitman, 720p, en FPS
NUC6i7KYK
36,85
16,4
HD 530 (i7-6700K)
25,2
8,9
HD 4600 (i7-4790)
20,2
6,4
Iris Pro 5100 (i7-4578U)
19
5,2
Calidad baja Calidad alta
Hitman, 1080p, en FPS
NUC6i7KYK
21,95
6,1
HD 530 (i7-6700K)
15,1
4,1
HD 4600 (i7-4790K)
11,6
3,3
Iris Pro 5100 (4578U)
10,9
2,9
Calidad baja Calidad alta

Bioshock Infinite

Bioshock Infinite, 720p, en FPS
NUC6i7KYK
72
52,5
HD 530 (i7-6700K)
45,4
30
HD 4600 (i7-4790K)
37
24,4
Iris Pro 5100 (i7-4578U)
34,7
23,1
Calidad baja Calidad alta
Bioshock Infinite, 1080p, en FPS
NUC6i7KYK
43,8
30,2
HD 530 (i7-6700K)
24,9
17,1
HD 4600 (i7-4790K)
19,2
13,2
Iris Pro 5100 (i7-4578U)
17,8
11,1
Calidad baja Calidad alta

Rise of the Tomb Raider

Rise of the Tomb Raider, 720p, en FPS
NUC6i7KYK
29,7
21,8
HD 530 (i7-6700K)
20
12
HD 4600 (i7-4790K)
15,9
9,8
Iris Pro 5100 (i7-4578U)
14,8
8,1
Calidad baja Calidad alta
Rise of the Tomb Raider, 1080p, en FPS
NUC6i7KYK
17,7
13,9
HD 530 (i7-6700K)
11
6,8
HD 4600 (i7-4790K)
9,2
0
Iris Pro 5100 (i7-4578U)
8,1
3,1
Calidad baja Calidad alta

La HD 4600 falló al lanzar la prueba de rendimiento a calidad alta, y de ahí que se refleje con un valor de cero.

Otros aspectos

El NUC6i7KYK es muy completo en todos los terrenos, ya que además de incluir Bluetooth 4.2, también tiene un par de antenas internas para dar soporte a Wi-Fi 802.11 ac. Eso sitúa en los 866 Mbps la velocidad máxima de transferencia, pero el diseño de las antenas evitará que se pueda alcanzar ese máximo.

Haciendo uso de iPerf, la velocidad máxima en una conexión con un enrutador Asus RT-AC88U al que está directamente conectado un portátil, alcanza los 90 MB/s (720 Mbps) a unos tres metros de distancia. A unos siete metros con dos muros la velocidad se reduce a los 30 MB/s, por lo que su funcionamiento se ajusta a lo esperado para este tipo de wifi.

El equipo incluye un ventilador para el procesador, y cumple bastante bien su función, aunque el procesador funcionará en muchas ocasiones en torno a los 90 ºC. La zona de expulsión del equipo ronda los 50 ºC, que no es un problema para este tipo de equipo, pero el problema principal es que en cuanto se exige un poco del equipo, el ventilador empieza a hacer ruido. No es demasiado molesto, pero es un ruido de fondo continuo por lo que puede echar para atrás a más de uno que busque un equipo pequeño y completamente silencioso (y este no cumple lo segundo).

Conclusión

Intel está apostando por la creación de procesadores de bajo consumo y potentes, tanto en cómputo como en gráficos, y el NUC6i7KYK es la prueba de lo que se puede conseguir con ellos. Es un equipo pequeño, que por diseño han preferido separar la fuente de alimentación (que puede ser un inconveniente para algunos usuarios) y también lo aleja de otros mini-PC como el Mac mini que la lleva integrada.

Aun así hay otros mini-PC más potentes, como por ejemplo los Zotac que llevan tarjetas de sobremesa como el EN980 (aunque la GTX 980 es formato MXM como las de portátiles), el Zotac MAGNUS EN970 que incluye una GTX 960 (renombrada, en realidad es una 970M). Pero son más grandes y más caros que este equipo, que con un precio en torno a los 649 dólares/euros (a lo que hay que sumar unos 120 a 130 dólares más por la RAM y un SSD, o unos 780 dólares/euros en total) y todo lo que aporta es muy interesante.

Además cuenta con un conector Thunderbolt 3 y el soporte por BIOS a las gráficas externas, por lo que el que quiera usarlo para jugar podrá hacerlo. El Core i7-6770HQ tiene potencia suficiente para mover tarjetas gráficas como la GTX 1070, aunque quizás pueda limitar un poco en ciertos juegos (como ocurre entre el i7-6700 y el i7-6700K con una GTX 1080). Aunque para eso saldría más rentable comprarse un PC de sobremesa, salvo que sea un maniático del espacio, o se quiera usar de mini-PC portátil para llevarlo de casa al trabajo. Eso ya tocaría que cada potencial comprador le encontrara su utilidad.

Pero disponer de este mini-PC en el mercado, para aquellos que no les guste los PC grandes que muchas veces no se saben dónde poner por falta de espacio, o se quiera utilizar el nuc como HTPC en el salón, es quizás la mejor opción que hay ahora mismo en el mercado. Tiene potencia suficiente para jugar a títulos con bajos requisitos gráficos, como los MOBA, y el Core i7 es una opción que le dota de gran potencia de procesamiento para una completa fluidez en las tareas cotidianas. Unido a poder usar los SSD de tipo PCIe, es una compra recomendable.