Samsung ha renovado sin grandes novedades su phablet insignia con la Galaxy Note 8. Atrás se quedan los problemas de la Galaxy Note 7 con su batería, y son problemas que Samsung ha ido recalcando en los últimos meses que no se volverán a producir, mejorando enormemente el control de calidad de las baterías usadas en sus teléfonos.

En realidad, el teléfono no es muy distinto al Galaxy S8 Plus, pasando de una pantalla de 6.2 a 6.3 pulgadas de tipo Super AMOLED, manteniendo la resolución de 2960 × 1440 píxeles, y los mínimos marcos superior e inferior. La caracasa externa de aluminio y cristal están hechos a prueba de agua con certificado IP68, y dispone de carga inalámbrica.

Comparativa Galaxy S y Galaxy Note
Galaxy S8 Galaxy S8+ Galaxy Note 8 Galaxy Note7
Compañía Samsung Samsung Samsung Samsung
Pantalla 5.8" 6.2" 6.3" Super AMOLED 5.7" Super-AMOLED
Resolución 2960 × 1440 px 2960 × 1440 px 2960 × 1440 px 2160 × 1440 px
Procesador Exynos 8895 Exynos 8895 Exynos 8895 Exynos 8890
Memoria 4 GB 4 GB 6 GB 4 GB
Almacenamiento 64 GB 64 GB 64 GB 64 GB
Batería 3000 mAh 3500 mAh 3300 mAh 3500 mAh
Cámaras (tr./fr.) 12 Mpx/8 Mpx 12 Mpx/8 Mpx 12 Mpx/5 Mpx
Tamaño 148.9 × 68.1 × 8.0 mm 159.5 × 73.4 × 8.1 mm 162.5 × 74.8 × 8.6 mm 153.5 × 73.9 × 7.9 mm
Peso 155 g 173 g 195 g 169 g
SO Android 7.0 Android 7.0 Android 7.1.1 Android 6.0.1
Extras micro-SD,
NFC,
carga rápida,
lector de huellas,
USB tipo C
micro-SD,
NFC,
carga rápida,
lector de huellas,
USB tipo C
micro-SD,
NFC,
carga rápida,
carga inalámbrica,
lector de huellas,
USB tipo C
micro-SD,
NFC,
lector de huellas,
USB tipo C
Precio 375  EUR
349  USD
459  EUR
480  USD

Mejoras discretas, pero mejoras al fin y al cabo

El mejor apartado de esta serie Galaxy Note es la inclusión del S-Pen, un lápiz digital que proporciona un nivel adicional de interacción con el teléfono. Hay mejoras, aparentemente sustanciales, en la cámara trasera, que ahora cuenta con un objetivo secundario, también de 12 Mpx para labores de teleobjetivo, permitiendo un zum óptico x2, y x10 digital, contando con estabilizador óptico de imagen y apertura f/1.7. La cámara frontal es de 8 Mpx con apertura f/1.7.

El procesador será los dos usados en el Galaxy S8, y según la región. El Snapdragon 835 es un sistema en chip (SoC) con cuatro núcleos Kryo 280 a 2.35 GHz de alta potencia y otro clúster de cuatro Kryo 280 a 1.90 GHz para eficiencia. La GPU es una Adreno 540, que es bastante más potente que otras gráficas integradas que se pueda encontrar ahora mismo en dispositivos móviles.

El Exynos 8895 es un un SoC de cuatro núcleos personalizados Exynos M2 a 2.3 GHz y cuatro Cortex-A53 a 1.7 GHz. La GPU elegida para este chip por Samsung es una Mali-G71 de ARM, en la línea de potencia de la Adreno 540. en la práctica, ambos procesadores son similar en potencia, con uno u otro ganando en unas u otras pruebas. Buenos procesadores en general.

Están acompañados de 6 GB de memoria LPDDR4 con almacenamiento a elegir entre 64 GB, 128 GB y 256 GB de tipo UFS 2.1, con lector de tarjetas micro-SD de hasta 256 GB. También dispone de NFC, Bluetooth 5.0, wifi 802.11 ac, conector USB 3.0 tipo C para conectarlo a la base de acople Dex que la misma Samsung vende por separado, carga rápida QC2.0 de Qualcomm para la batería de 3300 mAh, y llega con Android 7.1.1 preinstalado. Además del desbloqueo por huella dactilar, también incluye escáner de iris.

Disponibilidad y precio

El teléfono se pondrá a la venta el 14 de septiembre, y se puede precomprar por 1010.33 euros en colores negro medianoche y oro arce.