Qualcomm empieza a estar en esa situación en la que, en su posición predominante en el sector de los procesadores para móviles, puede permitir no innovar al presentar nuevos procesadores. Es lo que viene a ocurrir con la presentación del Snapdragon 712 que se trata de una versión ligeramente subida del Snapdragon 710.

Este sistema en chip mantiene los dos núcleos Kryo 360 basados en los Cortex-A75, pero pasan a funcionar a 2.3 GHz frente a los 2.2 GHz del modelo en que se basa. Los otros seis núcleos basados en el Cortex-A55 mantienen la velocidad de 1.7 GHz. Lo que Qualcomm ha indicado es que la unidad gráfica (GPU) Adreno 616 mejora un 10 % su rendimiento, que es la mejora más sustancial que tiene este chip, porque el resto se mantiene igual.

Vuelve a tener Quick Charge 4.0, la misma unidad de procesamiento de imagen y de señales digitales —Spectra 250 y Hexagon 685—, funciona con memoria LPDDR4X a 1866 MHz con 1 MB de caché para el chip, y tiene el mismo módem Snapdragon X15. Por tanto, es una versión especialmente cribada del Snapdragon 710, en la que se asegura un poco más de frecuencia del clúster principal y esa mayor potencia de la GPU.

Vía: AnandTech.