Intel tiene dos problemas actualmente: la competencia de los EPYC de AMD, y los problemas para cubrir la demanda de sus procesadores. Bueno, si contamos que lleva retrasando unos años la llegada de los procesadores con una litografía de 10 nm, en realidad son tres problemas. No son problemas menores, sobre todo el de la competencia de AMD, que claramente ha favorecido una bajada de precios generalizada de Intel y que apueste por procesadores de más núcleos, que es el terreno en el que está compitiendo AMD.

Eso ha llevado a que Intel presentara, y finalmente haya puesto a la venta, el Xeon W-3175X, que dispone de 28 núcleos físicos con multihilo, o 56 hilos de ejecución en total, con el que promete no tener rival en el sector durante un tiempo. Para su construcción, siendo un chip Xeon escalable, usa la arquitectura Skylake SP que en lugar de comunicar los núcleos en un doble anillo pasa a hacer que cada núcleo sea un nodo de una red, lo que acerca la comunicación entre ellos a una red moderna de enrutadores.

Este procesador funciona con una frecuencia base de 3.1 GHz y turbo de 4.5 GHz, un valor de turbo que irá cambiando en función del número de núcleos en uso. Con los veintiocho núcleos activos tendrá un reloj a 3.8 GHz. La potencia de diseño térmico (TDP) de este procesador es de 255 vatios, con un consumo en uso de unos 310 W según el análisis de AnandTech. Se puede refrigerar bastante bien con una líquida, y subiendo el chip a los 4.3 GHz en todos los núcleos se pasa a consumir el límite de 510 vatios establecido por Intel para este procesador. Las temperaturas son altas en este último caso, de 110 ºC, por lo que no es algo recomendable para tenerlo funcionando así día y noche.

Entrando en el terreno del rendimiento neto, podéis ver en las siguientes gráficas que se comparte muy bien, claramente por encima del Ryzen Threadripper 2990WX de 32 núcleos físicos con multihilo y casi mismo TDP. También tiene acceso a 44 canales PCIe 3.0, e incluye 38.5 MB de caché.

36558 bytes 35918 bytes 34379 bytes 37401 bytes 41249 bytes 36744 bytes 36051 bytes 36591 bytes 36897 bytes 35170 bytes 37745 bytes

En general también destaca en lo que son pruebas que hacen uso de las instrucciones vectoriales de tipo AVX y AVX-512, que son usadas frecuentemente en el entorno profesional al que está orientado este procesador. La plataforma usada por este procesador incluye doce bancos de memoria que funcionan en seis canales, lo que hace que sea un procesador especialmente bueno en todo lo relacionado con pruebas de uso intensivo de la RAM. Un sistema típico puede tener hasta 192 GB de RAM tipo DDR4-2667, ya sea con corrección de errores (ECC) o sin ella.

En esta ocasión Intel ha terminado poniendo un precio casi adecuado al procesador, teniendo en cuenta que en general es mejor que el Ryzen Threadripper 2990WX de 1800 dólares. Ese precio para el Xeon W-3175X es de 2999 dólares, a pesar de que los rumores previos llegaron a decir que costaría como 7000-8000 dólares. Si bien es un procesador caro, al entorno al que está orientado puede digerirlo mejor que los Xeon de pasadas generaciones sin que se haga de digestión pesada. Es además el PVPR para tiendas, por lo que a empresas costaría sustancialmente menos con los descuentos por volumen.