Toshiba quería vender su división de chips NAND, la más lucrativa para sus cuentas, con la intención de tapar una serie de agujeros en sus cuentas causados por varios escándalos financieros y problemas con algunas de sus divisiones como la de reactores nucleares que sufrió mucho tras el desastre de Fukushima y el parón nuclear en Japón. La compra iba a ser realizada por parte de un consorcio dirigido por Bain Capital por unos 15 000 millones de dólares, pero tiene que pasar por la aprobación de los gobiernos.

De momento, ha conseguido el visto bueno de China, dejando de lado que Western Digital, copartícipe de la fábrica, quería frenar la venta alegando que tenía derecho a decidir sobre su destino. Sin embargo, no ha conseguido convencer a los reguladores chinos, por lo que la venta sigue adelante. La venta se debe completar antes del 1 de junio, y en principio Toshiba ya habría conseguido el visto bueno de los gobiernos sobre este tema. Toshiba retendrá un 25 % de la propiedad de la empresa una vez la venda a través del consorcio de Bain Capital.

InversorInversiónPorcentaje
Toshiba Corporation350 500 M¥25 %
Bain Capital212 000 M¥15.1 %
Hoya Corporation27 000 M¥1.9 %
SK Hynix395 000 M¥28.2 %
Apple, Kingston, Seagate, Dell415 500 M¥29.8 %
Total1 400 000 M¥

Vía: TechPowerUp.