Una de las noticias más curiosas de finales de 2017 fue la oferta de adquisición que le hizo Broadcom a Qualcomm, ya que ofrecía unos 130 000 millones de dólares por ella. Qualcomm rechazó la propuesta por considerarla muy por debajo del valor real que tiene, pero Broadcomm tardó un par de meses en realizar otra oferta por la compañía en el que aumentaba la oferta de 70 dólares por acción a entre 80 y 82 dólares por acción, hasta un 17 % más.

Qualcomm ha rechazado esta nueva propuesta por considerarla nuevamente baja, aunque en esta ocasión la junta de dirección de la compañía ha realizado algunos cambios en su actitud hacia esta propuesta. Teniendo en cuenta que Broadcom y Qualcomm son dos de los mayores diseñadores de chips del mundo, este tipo de compra podría ser detenida muy fácilmente por los regularadores de competencia de los países de medio mundo, salvo que Broadcom esté muy segura de lo que está haciendo.

Por ello, Qualcomm se ha ofrecido a reunirse con Broadcom para «ver si se pueden solucionar las serias deficiencias de valoración y certeza de la propuesta» realizada. Además, le ha pedido que responda a unas preguntas: ¿cuál es el valor más alto al que estaría preparada Broadcom a adquirir Qualcomm?, ¿es 82 dólares por acción o es superior?, y ¿está dispuesta Broadcom a llevar a cabo cualquier medida que sea nececsaria para asegurarse de que la transacción propuesta se lleva a cabo?

La adquisición sería de gran embergadura, y la más importante que se haya llevado a cabo en el mundo, ya que se está hablando ahora mismo de la adquisición de una compañía por entre 150 000 y 200 000 millones de dólares. Broadcom y Qualcomm investigan en los mismos sectores, chips de comunicaciones o procesadores ARM entre otros, y Qualcomm asegura estar muy por delante de sus competidores en el despliegue de las redes 5G. Es una oferta de compra que se podría calificar cuanto menos de extraña y que de llevarse a cabo tendría un fuerte impacto en todo el sector.

Vía: EnGadget.