El análisis de las tarjetas gráficas de la serie GT 1030 lo empecé con un modelo de MSI con refrigeración pasiva. Un grueso disipador proporciona un funcionamiento silencioso, pero sus temperaturas no permitían mucho margen para subidas de la GPU o la memoria. Por eso se quedó la pregunta en el aire de si las GT 1030 permitirían un buen overclocking o no.

El chip usado en las GT 1030, el GP108, es de muy bajo consumo. Son apenas 30 W, que dejan mucho margen a posibles subidas con respecto a los 75 W que puede extraer de la ranura PCIe de una placa base. El modelo aquí analizado es el GT 1030 Aero ITX, que en principio parece un modelo muy interesante además de compacto.

Inspección visual y características

MSI vende esta tarjeta gráfica en una caja muy básica, con una bandeja de cartón de reciclaje, una bolsa sencilla, y acompañada de un pequeño manual y un disco con los controladores.

La GeForce GT 1030 Aero ITX 2G OC tiene un tamaño de tan solo 147 x 102 x 38 mm, que es básicamente la anchura mínima para el conector PCIe 3.0 x 16. La carcasa está hecha en negro con algunos elementos de embellecimiento en gris claro, así como el logo de MSI en el ventilador de 80 mm. Debajo hay un pequeño disipador que cubre la GPU y la memoria.

230550 bytes 326741 bytes 298162 bytes 267761 bytes 340536 bytes 356772 bytes 211471 bytes 198014 bytes 339333 bytes 409112 bytes 352092 bytes

En el terreno de los conectores también es básico, ya que dispone solo de un HDMI 2.0b y un DVI-D, que es suficiente para manejar un par de monitores, que está dentro de lo razonable para este chip gráfico. Aunque la tarjeta solo cueste 80 euros, tiene una buena calidad de fabricación, y para el chip gráfico que es, el sistema de refrigeración es mucho más que suficiente.

Equipo de pruebas

El equipo principal de pruebas utilizado para realizar todas las mediciones lo tenéis a continuación. La habitación donde se han hecho las pruebas estaba a 26 ºC. Es un equipo que no limita de ninguna forma a una tarjeta de tan bajo rendimiento como es esta, y se ha probado con la versión de Windows 10 Creadores y el modo juegos activado.

Pruebas de rendimiento

Debido al tipo de tarjeta de baja potencia que es, he obviado en esta ocasión las pruebas de rendimiento en función de distintos procesadores porque ya la RX 460 no se veía limitada por los habituales Penitum G4560, Core i3-6100 o Core i5-6400 que uso para probarlo. La GT 1030 es una tarjeta que está notablemente por debajo de la potencia de la GTX 1050, por lo que es algo innecesario a estudiar con cualquier procesador vendido actualmente.

Además, debido al tipo de tarjeta de bajo rendimiento orientado a jugar a 1080p, tampoco he probado en esta ocasión el rendimiento a 1400p y mucho menos a 4K como hago habitualmente con el resto de tarjetas gráficas.

Ashes of the Singularity

Ashes of the Singularity es más una prueba de rendimiento que un juego, y hay que tomarlo como tal. Aun así, resulta interesante probarlo debido a que es el más avanzado en cuanto a aprovechar las posibilidades de las DirectX 12. Aunque en estas gráficas no se vea, es un juego que se beneficia muy notablemente del número de núcleos más que de su potencia, por lo que en los ocho núcleos obtiene resultados de rendimiento prácticamente el doble que en procesador de cuatro núcleos en tarjetas potentes como la GTX 1080.

Comparativa de GPU

Ashes of the Singularity, 1080p, High, FPS
GTX 1080 Ti 11G
82,4
96
GTX 1080 8G
80,7
93
GTX 1070 8G
75,6
82
GTX 1060 6G
63,1
61,9
GTX 1060 3G
61,5
60,3
GTX 970 4G
55,3
53
RX 480 (8 GB)
55,1
63,6
RX 470 4G
51,7
56,5
GTX 960 2G
40
33,9
GTX 1050 Ti 4G
37,6
35,5
GTX 950 2G
33,9
27,5
GTX 1050 2G
33,8
29,4
RX 460 2G
27,1
29
GT 1030 2G (OC)
23,6
16,5
GT 1030 2G
22
16,2
RX 550 2G
20,2
20,9
GT 1030 2G, pasivo
20,1
16
DirectX 11 DirectX 12

Rise of the Tomb Raider

Este juego de Microsoft Studios es bastante exigente en cuanto a procesador, aunque sobre todo si se quiere jugar con las DirectX 11. Bajo las DX12 descarga de trabajo al procesador, con lo que incluso un i3-7100 es suficiente como para aprovechar bastante bien las tarjetas gráficas más potentes. Los parámetros puestos son todo al máximo, quitando PureHair y HBAO+.

Comparativa de GPU

Rise of the Tomb Raider, 1080p, DX11 y DX12, en FPS
GTX 1080 Ti 11G
170,5
165,6
GTX 1080 8G
151,3
146,7
GTX 1070 8G
122,8
118,1
GTX 1060 6G
86,1
86,3
GTX 1060 3G
78,9
64
GTX 970 4G
75,5
61,2
RX 480 8G
72,2
75,5
RX 470 4G
66,3
68,5
GTX 960 2G
49,6
29,5
GTX 1050 Ti 4G
48,8
46,7
GTX 1050 2G
41,6
37,2
GTX 950 2G
40,6
27,1
RX 460 2G
29,9
34,2
GT 1030 2G (OC)
24,3
23,1
RX 550 2G
22
23,9
GT 1030 2G, pasiva
21
22,1
GT 1030 2G
20,7
21,8
DirectX 11 DirectX 12

Hitman

Hitman es compatible con DX12 bajo las tarjetas gráficas de Nvidia y AMD. En el caso de las tarjetas Pascal, consiguen una mejora de rendimiento en los modelos con más memoria y potencia. Puesto que está probado a todo al máximo, en las tarjetas de menos VRAM puede haber una pérdida de rendimiento al usar las DX12.

Comparativa de GPU

Hitman, 1080p, DX11 y DX12, en FPS
GTX 1080 Ti 11G
120,8
143,1
GTX 1080 8G
117
131,7
GTX 1070 8G
92,3
103,5
RX 480 8G
80
83,2
GTX 1060 6G
73,8
85
RX 470 4G
68,5
74,9
GTX 1060 3G
67,2
74,5
GTX 970 4G
58,7
56,6
GTX 950 2G
42,2
40,3
GTX 960 2G
39,2
45,9
GTX 1050 Ti 4G
39,1
43,7
RX 460 2G
33,8
31,3
GTX 1050 2G
30,1
32,8
RX 550 2G
24,3
20,9
GT 1030 2G (OC)
23
14,4
GT 1030 2G, pasiva
21,4
13,4
GT 1030 2G
21
13,9
DirectX 11 DirectX 12

Total War: Warhammer

Total War: Warhammer recibió el parche que activaba las DirectX 12 y la computación asíncrona tiempo después de su puesta a la venta. Pero fue bastante bien recibido por los usuarios de AMD, porque aumentó notablemente el rendimiento del juego en estas tarjetas gráficas.

El juego es dependiente de la potencia del procesador, pero sobre todo en DX11, ya que en DX12 descarga bastante trabajo del procesador y permite obtener bastante más rendimiento adicional al combinarlo con otros procesadores de cuatro y ocho núcleos.

Comparativa por GPU

Total War: Warhammer, 1080p (FHD), calidad ultra, en FPS
GTX 1080 Ti 11G
166,1
117,9
GTX 1080 8G
133,9
117,5
GTX 1070 8G
109,8
101,1
GTX 1060 6G
79,4
73,6
GTX 1060 3G
76,3
71
GTX 970 4G
73,8
67,6
RX 480 8G
63,8
83,4
RX 470 4G
62,6
76,4
GTX 960 2G
47
34
GTX 1050 Ti 4G
45,4
41,5
GTX 950 2G
40
30,5
GTX 1050 2G
39,4
31,2
RX 460 2G
28,5
36,5
RX 550 2G
25,9
26,1
GT 1030 2G (OC)
25,1
23,8
GT 1030 2G
21,3
21,4
GT 1030 2G, pasiva
21,1
21,2
DirectX 11 DirectX 12

Deus Ex: Mankind Divided

Eidos ha añadido un nuevo título con compatibilidad a DirecX 12, en la línea de Rise of the Tomb Raider. Es un juego exigente en el apartado de los gráficos, sobre todo en los efectos, aunque a simple vista a muchos jugadores no impresione demasiado la calidad gráfica del juego.

Comparativa por GPU

Deus Ex: Mankind Divided, 1080p (FHD), calidad ultra sin MSAA, en FPS
GTX 1080 Ti 11G
97,8
97,9
GTX 1080 8G
74,7
75,3
GTX 1070 8G
61,5
60
RX 480 8G
46,5
47,7
GTX 1060 6G
45
43,7
GTX 1060 3G
41,1
41,3
RX 470 4G
40,6
42,4
GTX 960 2G
26
18,8
GTX 1050 Ti 4G
25,6
25,1
GTX 1050 2G
21,4
14,5
GTX 950 2G
21,4
15,3
RX 460 2G
18,5
16,3
RX 550 2G
13,1
11,8
GT 1030 2G (OC)
13,1
7,6
GT 1030 2G
12
7,3
GT 1030 2G, pasiva
11,9
7,1
DirectX 11 DirectX 12

Gears of War 4

Gears of War 4 es un ejemplo de juego DirectX 12 en el que no necesariamente salen beneficiadas las tarjetas gráficas de AMD. La arquitectura Pascal de Nvidia es compatible con la computación asíncrona, que se puede activar y desactivar en la prueba de rendimiento dentro del juego para ver su efecto, y que lo examiné cuando el juego salió al mercado. Esto desmiente una de las mentiras que más circula por Internet de que las tarjetas gráficas de Nvidia no son compatibles con la computación asíncrona.

Comparativa por GPU

Gears of War 4, DirectX 12, Ultra, en FPS
GTX 1080 8G
138,4
GTX 1070 8G
111,5
GTX 1060 6G
85,2
RX 480 8G
79,4
GTX 1060 3G
75,6
RX 470 4G
70,5
GTX 960 2G
48,3
GTX 1050 Ti 4G
45,9
GTX 950 2G
40,3
GTX 1050 2G
39,1
RX 460 2G
36,1
GT 1030 2G (OC)
26,1
RX 550 2G
25,5
GT 1030 2G
24,9
GT 1030 2G, pasiva
12,2

Dirt Rally

DiRT Rally es un ejemplo de juego de carreras en el que el escenario está muy cuidado, pero tampoco es especialmente exigente en el apartado gráfico. El juego incluye una prueba enlatada, que consiste en cuatro etapas, y va cambiando entre vista exterior e interior. La calidad se pone a ultra, con antiescalonamiento 2x MSAA.

Comparativa por GPU

Dirt Rally, calidad ultra, 2x MSAA, en FPS
GTX 1080 Ti 11G
170,9
GTX 1080 8G
155
GTX 1070 8G
151,6
GTX 1060 6G
124,3
GTX 1060 3G
116,3
GTX 970 4G
109,9
RX 480 8G
108,6
RX 470 4G
96,1
GTX 1050 Ti 4G
75,2
GTX 960 2G
71,9
GTX 1050 2G
68,9
GTX 950 2G
62,6
RX 460 2G
50,2
GT 1030 2G (OC)
40,8
RX 550 2G
37,6
GT 1030 2G
37,1
GT 1030 2G, pasiva
35,6

The Division

The Division es uno de los juegos en línea que más éxito tuvo en 2016, pero al que la falta de contenido de alto nivel le lastra la fidelización de los jugadores. El banco de pruebas incluido es muy completo en el sentido del recorrido que hace la cámara, que pone a prueba diversas características de calidad de imagen, explosiones y muñecos en movimiento. Además, los FPS varían poco o nada de una ejecución a otra, por lo que es una prueba fiable en cuanto a sus resultados.

Comparativa por GPU

The Division, calidad Superior, sin antiescalonamiento, DX11 y DX12
GTX 1080 Ti 11G
130,1
GTX 1080 8G
97,5
GTX 1070 8G
81,3
RX 480 8G
64,5
GTX 1060 6G
60,5
RX 470 4G
57,8
GTX 1060 3G
56,4
GTX 970 4G
52,7
GTX 960 2G
35,3
GTX 1050 Ti 4G
33,5
GTX 1050 2G
31,5
RX 460 2G
29,2
RX 550 2G
20
GT 1030 2G (OC)
19,2
GT 1030 2G, pasiva
17,2
GT 1030 2G
17,1

The Witcher 3

The Witcher 3: Wild Hunt es un juego que, una vez desactivado Nvidia Hairworks y otras opciones pro-Nvidia, sigue teniendo una ligera preferencia por las tarjetas gráficas de Nvidia debido a ser un juego DX11.

Comparativa por GPU

The Witcher 3, Ultra, sin Nvidia HairWorks
GTX 1080 Ti 11G
135
GTX 1080 8G
101
GTX 1070 8G
83
GTX 1060 6G
59
RX 480 8G
53
GTX 970 4G
52
RX 470 4G
49
GTX 1060 3G
41
GTX 1050 Ti 4G
34
GTX 960 2G
34
GTX 1050 2G
31
GTX 950 2G
28
RX 460 2G
26
RX 550 2G
19
GT 1030 2G (OC)
18
GT 1030 2G, pasiva
16
GT 1030 2G
16

Crysis 3

Crysis 3 sigue siendo un juego bastante exigente a nivel gráfico, y una buena prueba para comprobar la potencia de una tarjeta gráfica. En su tiempo fue un juego patrocinado por AMD, pero actualmente rinde mejor en las tarjetas de Nvidia. La configuración gráfica para las pruebas se sitúa en muy alta, y se toman medidas de tiempos de circuitos preestablecidos que se repiten varias veces para intentar ajustar al máximo la fiabilidad del rendimiento, ya que el juego carece de banco de pruebas integrado.

Comparativa por GPU

Crysis 3, calidad Alta, en FPS
GTX 1080 Ti 11G
125
GTX 1080 8G
100
GTX 1070 8G
81
GTX 1060 6G
60
GTX 970 4G
56
GTX 1060 3G
55
RX 480 8G
52
RX 470 4G
49
GTX 1050 Ti 4G
36
GTX 960 2G
34
GTX 1050 2G
32
GTX 950 2G
30
RX 460 2G
26
RX 550 2G
20
GT 1030 2G (OC)
19
GT 1030 2G
18
GT 1030 2G, pasiva
17

For Honor

For Honor es uno de los últimos juegos de Ubisoft, y mantiene el uso de DirectX 11. Para las pruebas se ha desactivado HBAO+, y dejado el antiescalonamiento a FXAA. Es un juego que funciona generalmente mejor en las tarjetas gráficas Nvidia.

Comparativa por GPU

For Honor, calidad Ultra, en FPS
GTX 1080 Ti 11G
206,5
GTX 1080 8G
159,1
GTX 1060 6G
95,4
RX 480 8G
87
GTX 970 4G
81,8
RX 470 4G
79,2
GTX 960 2G
53,7
RX 460 2G
37,6
GT 1030 2G (OC)
32,1
GT 1030 2G
28,6
RX 550 2G
28,5
GT 1030 2G, pasiva
24,5

Ghost Recon Wildlands

Ghost Recon Wildlands es un juego que beneficia a las tarjetas gráficas Nvidia, en parte por ser un juego exclusivo de DirectX 11. Es muy exigente si se quiere jugar a la máxima calidad gráfica posible.

Comparativa por GPU

Ghost Recon Wildlands, calidad Ultra, en FPS
GTX 1080 Ti 11G
75,6
GTX 1080 8G
60,8
GTX 1060 6G
40,6
GTX 1060 3G
36,8
RX 480 8G
36,3
GTX 970 4G
33,5
RX 460 2G
15,4
GT 1030 2G (OC)
11,4
Radeon RX 550 2G
11,2
GT 1030 2G, pasiva
10,8
GT 1030 2G
10,6

Rendimiento a 1080p y calidad media/baja

Los resultados anteriores están tomados a 1080p y ultra, lo cual es un escenario irreal para este tipo de tarjetas, como muy bien me recordaron en el análisis de la anterior GT 1030. Sirve para ubicar a esta tarjeta con respecto a las demás que están en el mercado, pero no aquellos que quieran jugar de verdad con ella.

Por eso en la siguiente tabla se resumen otras mediciones de esta tarjeta a 1080p, pero en esta ocasión a nivel de calidad tanto medio como bajo. Con esta GT 1030, si se quiere jugar suficientemente por encima de los 30 FPS, hay que seleccionar la calidad baja. En algunos casos incluso habrá que bajar la resolución, como por ejemplo en juegos exigentes como Deus Ex: Mankind Divided.

Pero en el caso de los juegos de deportes electrónicos, funcionarán sin problemas a 60 FPS o más, y eso en calidad ultra.

Calidad UltraMediaBaja
Rise of the Tomb Raider18.732.540.8
Total War: Warhammer 21.235.643.0
Deus Ex: Mankind Divided 12.022.729.2
The Division 17.129.645.1
For Honor 28.636.443.6
Overwatch 68
Heroes of the Storm 81

Por último, quiero puntualizar que, en las gráficas de rendimiento a ultra, se ve perjudicado el rendimiento bajo DirectX 12 por algún motivo. Cuando se baja a una resolución media, el rendimiento en The Division bajo DX12 pasa de 8.3 a 27.2 FPS, que no es muy distinto de los 29.6 FPS bajo DX11. En Deus Ex: Mankind Divided se pasa de 7.3 a 22.1, y así sucesivamente.

Por tanto, esta tarjeta gráfica también es muy capaz de funcionar bien bajo DX12, y en Gears of War 4 dispone de 24.9 FPS, frente a los 25.5 de la RX 550 de AMD. Es algo que no comprobé en el anterior análisis y di por sentado que la GT 1030 no era muy capaz bajo DX 12. Fallo mío.

Temperaturas, ruido y overclocking

Esta tarjeta dispone de un único ventilador, y un pequeño disipador de aluminio. En reposo la tarjeta es inaudible y mantiene unas temperaturas bajas, en torno a los 30 a 35 ºC con la habitación a 26 ºC, y eso implica un uso de escritorio, navegando o viendo algún vídeo. Cuando se juega, la temperatura oscila entre a los 53 y 54 ºC, con el ventilador funcionando a bajas revoluciones, que sigue siendo inaudible por encima del ruido de otros componentes.

Este sistema de refrigeración permite subidas generosas de las frecuencias, y en durante el análisis de la tarjeta las fui subiendo poco a poco. Al principio pensaba que no permitiría mucha subida, porque además no se puede modificar el consumo de la tarjeta —en Afterburner el máximo es el 100 %—. Pero después de un rato de ir subiendo y probando en juegos, lo subí directamente a +200 MHz de frecuencia base y +1000 MHz de memoria.

El resultado es estabilidad total de la tarjeta gráfica, y un buen porcentaje de subida en todos los juegos. En alguno puntual, como Total War: Warhammer, la subida alcanza el 18 % de mejora en esa calidad 1080p y ultra, lo cual son muy buena noticias. No habría problema, por el tipo de tarjeta que es, en dejarla cuasipermanentemente con la subida hecha. En general se consigue al menos un 9 o 10 % de mejora, que a una calidad gráfica más reducida se puede notar mucho en la estabilidad de los fotogramas por segundo.

El consumo del equipo con esta tarjeta se sitúa entre los 100-110 W, o más hacia 110-120 W con overclocking —entre 5 y 10 W más—. Es una cantidad ridícula para la buena potencia que tiene, y en un equipo más normal, como por ejemplo un Pentium G4560, debería andar el consumo más hacia los 80 W o menos.

Conclusión

La situación actual del mercado de las tarjetas gráficas, en junio de 2017, es que la criptominería está afectando al precio de las tarjetas AMD de manera muy negativa. Buenas noticias para AMD, malas noticias para el consumidor. Los equipos de minería están dejando el mercado sin tarjetas Radeon, que como se ha comentado en alguna noticia, terminarán regresando al mercado por dos duros cuando la fiebre del criptooro termine.

Mientras tanto, la RX 550 no es una competencia de esta GT 1030, y se puede considerar como cara en comparación. La GT 1030 más barata en España, entre la que está esta de 80 euros, tiene una potencia similar que la RX 550 de 95 euros en una buena cantidad de juegos, pero con el overclocking se convierte en mejor. Cuando probé la RX 550, el Radeon Wattman no permitía subirla, y creo que eso no ha cambiado —o igual era un fallo del software que lo hayan corregido—.

Sea como sea, ahora mismo la GT 1030 es la opción para jugar a deportes electrónicos más económica, y sale muy rentable. Este modelo de MSI es una buena muestra de ello.