Finalmente ha llegado el primer modelo de tarjeta gráfica basado en el chip Polaris 11. Está orientado a ofrecer una buena relación de potencia-precio, y se ha materializado en la RX 460. El modelo usado en el análisis de la RX 460 es de Sapphire, el fabricante exclusivo de tarjetas gráficas con chips de AMD, y por ello generalmente el más barato.

La RX 460 llega en modelos con 2 y 4 GB de memoria GDDR5, y el modelo de 2 GB tiene un precio orientativo de 109 dólares. Es por tanto un modelo interesante, y que es el analizado en este artículo. Sobre todo hay que mirar contra qué tarjetas gráficas compite de Nvidia, que en este caso por rango de precios sería la GTX 750 Ti pero que, según podréis comprobar en el análisis, compite en realildad con la GTX 950.

Arquitectura del chip Polaris 11

La arquitectura del chip Polaris 11 es esencialmente similar a la del chip Polaris 10, comentando en el análisis de la RX 480, pero con diferencia número de unidades de computación (CU) incluidas. De las 36 que incluye Polaris 11 en su versión completa, se pasan a 14 CU, manteniendo el mismo número de sombreadores (64 SP cada una), lo que arroja un total de 896 sombreadores, destinadas a realizar todos los cálculos para la generación de gráficos y cargas netamente de cómputo relacionadas.

Cada CU incluye cuatro unidades de textura (TMU), para un total de 56 TMU, y mismos cuatro motores de computación asíncrona (ACE, Asynchronous Compute Engine) que Polaris 10, que son los que vigilan el nivel de uso de los sombreadores para determinar si hay tiempo de introducir cargas asíncronas para avanzar trabajo. Al hacerlo por hardware se gana en última instancia un mayor rendimiento en DX12 y Vulkan que con la implementación de Nvidia mediante los controladores GeForce.

También se incluyen cuatro controladores de memoria de 32 bits, lo que da un bus de memoria de 128 bits. En cada uno de ellos van ubicados cuatro unidades de renderizado (ROP), para un total de 16 ROP. El consumo total de este chip se sitúa por debajo de los 75 W en carga, pero diría según las pruebas que veréis más adelante que va bastante justo a esos 75 W. Los 2 GB de memoria GDDR5 funcionan a 7 GHz, lo que da un ancho de banda total de 112 GB/s.

Comparativa tarjetas gráficas
Característica Radeon RX 460 Radeon R7 360 Radeon R7 260
Chip Polaris Tobago Bonaire
Sombreadores 896 768 768
Uds textura 56 48 48
Uds renderizado 16 16 16
Velocidad 1090 MHz 1000 MHz 1000 MHz
Turbo 1200 MHz  MHz  MHz
Memoria GDDR5 GDDR5 GDDR5
Tamaño 2 GB 2 GB 2 GB
Bus memoria 128 bits 128 bits 128 bits
Frec memoria 7 GHz 7 GHz 6 GHz
Ancho de banda 111 GB/s 112 GB/s 96 GB/s
Consumo 75 W 100 W 95 W
TFLOPS 2.2 1,5 1,5

Inspección visual

La Sapphire Radeon RX 460 2 GB es de los modelos más básicos que se pueden encontrar con este chip Polaris 11. Cuenta con un sistema de refrigeración de doble ventilador, y un disipador que va de un lado a otro de la pequeña placa. La tarjeta tiene un tamaño de 216 x 111.5 x 36 mm, por lo que es relativamente pequeña. Además es un modelo que, como el de referencia de AMD, no necesita de un conector PCIe, y toda la potencia la extrae de la ranura de la placa base.

Eso son 75 W, pero generalmente debería situarse por debajo de los 65 W. En la parte posterior incluye un conector HDMI 2.0b, un HDMI 1.4 y un DL-DVI, pudiendo gestionar resoluciones de hasta 3840 x 2160 a 120 Hz a través del DisplayPort. También cuenta con compatibilidad con salida de imagen HDR con monitores y televisores que soporten el alto rango dinámico, así como los que den soporte a la teconología de refresco adaptable FreeSync.

863362 bytes 839738 bytes 1046793 bytes 937528 bytes 756742 bytes 817693 bytes 764583 bytes 863831 bytes

Equipo de pruebas

Para la realización de las pruebas de rendimiento he utilizado diversos equipos debido a que quería comprobar a la vez que analizaba la tarjeta gráfica algunas cosas adicionales. Por ejemplo, cómo afecta el uso de un procesador de cuatro núcleos lógicos como un Core i5-6400 frente a un ocho núcleos lógicos como el Core i7-6700K.

Aun así, el equipo principal de pruebas utilizado para realizar todas las mediciones lo tenéis a continuación. En este caso el equipo estaba con la tapa lateral quitada, por aquello del verano y que la habitación donde he hecho las pruebas se pone a 28 ºC. Son condiciones similares a las pruebas anteriores, y no deberían afectar al funcionamiento normal de la tarjeta, aunque quizás sí al overclocking potencial.

Pruebas de rendimiento

En esta ocasión la tarjeta a analizar se sitúa en la parte baja de las gama de tarjetas gráficas de AMD, Sapphire Radeon RX 460 de 2 GB de VRAM. Puesto que es una tarjeta gráfica que está orientada a jugar a 1080p, solo se han realizado las pruebas de rendimiento a esta resolución.

Siempre que ha sido posible, los ajustes gráficos han sido puestos al máximo, al igual que en el resto de modelos probados. Pero al disponer de solo 2 GB de VRAM, hay diversos ajustes que no ha sido posible ponerlos en los juegos. En otros habrá causado pérdidas de rendimiento al no disponer de suficiente VRAM.

También hay que tener en cuenta al interpretar los resultados que la RX 460 no es una tarjeta gráfica para jugar a ultra, si no a medios o altos, para poder mantenerse estable por encima de los 30 FPS o sobre los 40 o más FPS para los que quieran una mayor fluidez de imagen. Si en alguna prueba queda por debajo de los 30 FPS, es normal, porque los ajustes de las pruebas están puestos todos a alto.

Por último, las mejoras bajo DirectX 12 en este tipo de chip deberían ser por lo general menores que en una gráfica con un Polaris 10, salvo en aquellos escenarios en que un procesador lento pueda limitar más el rendimiento bajo DirectX 11. Eso es debido a que al tener menor sombreadores hay menos posibilidad de desperdiciar tiempo de uso de ellos (están más activos más tiempo), y por tanto los motores de computación asíncrona (ACE) del chip no encuentran hueco para introducir tareas asíncronas.

Rise of the Tomb Raider

Este juego de Microsoft Studio es bastante exigente en cuanto a procesador, aunque sobre todo si se quiere jugar con las DirectX 11. Bajo las DX12 descarga de trabajo al procesador, con lo que incluso un i3-6100 puede ser suficiente como para aprovechar bastante bien las tarjetas gráficas más potentes, pero en los procesadores de cuatro y ocho núcleos es mejor jugarlo bajo DX11.

Comparativa por procesador

Rise of the Tomb Raider, 1080p, en FPS
i5-6400@2133
23,6
34
i7-6700K@3000
23,4
33,6
i7-6700@2133
23,3
33,7
i3-6100@2133
20,3
33,8
DirectX 11 DirectX 12

Comparativa de GPU

Rise of the Tomb Raider, 1080p, DX11 y DX12, en FPS
MSI GTX 1060 Gaming X
87,7
88,5
RX 480 (8 GB)
73,3
64,3
GTX 970
70,9
58,1
GTX 960
32,1
33
GTX 950
29,4
31,9
RX 460 (OC)
24,9
35,8
RX 460
23,4
33,6
DirectX 11 DirectX 12

Ashes of the Singularity

Ashes of the Singularity es más una prueba de rendimiento que un juego, y hay que tomarlo como tal. Aun así resulta interesante probarlo debido a que es el más avanzado en cuanto a aprovechar las posibilidad de las DirectX 12 se refiere. Beneficia notablemente a las tarjetas gráficas de AMD, aunque las Pascal también se benefician algo de las DX12.

Comparativa por procesador

Ashes of the Singularity, 1080p, en FPS
i7-6700@2133
26,3
28,3
i7-6700K@3000
25,9
28,3
i3-6100@2133
25
28
i5-6400@2133
20
27,7
DirectX 11 DirectX 12

Comparativa de GPU

En este caso, la subida de frecuencias no le sienta demasiado bien al juego, ya que hay regresión de rendimiento. Se podría solucionar tocando un poco los valores de voltaje de la memoria o las frecuencias para ajustar el consumo, pero he preferido mantener los resultados en función de las frecuencias y voltajes usados en los demás juegos.

Ashes of the Singularity, 1080p, High, FPS
MSI GTX 1060 Gaming X
59,3
60,9
GTX 970
51,3
48,3
RX 480 (8 GB)
46,4
57,2
GTX 960
35,4
32,2
GTX 950
35
32,7
RX 460
25,9
28,3
RX 460 (OC)
14,8
27,7
DirectX 11 DirectX 12

Hitman

Hitman es un título bastante intensivo de GPU y CPU, que favorece notablemente a las tarjetas AMD, como otros juegos anteriores de la franquicia.

Comparativa por procesador

Hitman, 1080p, en FPS
i5-6400@2133
48,9
36,8
i7-6700K@3000
48,8
36
i7-6700@2133
48
36,5
i3-6100@2133
47,5
36,4
DirectX 11 DirectX 12

Comparativa de GPU

En este caso, debido a la cantidad de memoria y la arquitectura de la RX 460, no es posible poner todos los parámetros a ultra y por tanto la comparativa con el resto de tarjetas gráficas habitual en Hitman no es posible. En este caso la calidad de las texturas se sitúa en bajo, la calidad de las sombras en intermedio, y la resolución de las sombras en intermedio, tanto al probar la RX 460 como su competidora GTX 950.

Hitman, 1080p, DX11 y DX12, en FPS
RX 460 (OC)
49,5
37,3
RX 460
48,8
36
GTX 950
42,3
32,1
DirectX 11 DirectX 12

Total War: Warhammer

Total War: Warhammer recibió el parche que activaba las DirectX 12 y la computación asíncrona tiempo después de su puesta a la venta. Pero fue bastante bien recibido por los usuarios de AMD, porque ha aumentado notablemente el rendimiento del juego en estas tarjetas gráficas.

Pero a su vez, es dependiente de la potencia del procesador, pero sobre todo en DX11, ya que en DX12 descarga bastante trabajo del procesador y permite obtener bastante más rendimiento adicional al combinarlo con otros procesadores de cuatro y ocho núcleos.

Comparativa por procesador

Total War: Warhammer, 1080p, en FPS
i7-6700@2133
35,3
36,9
i7-6700K@3000
35
37,1
i5-6400@2133
34,5
36,6
i3-6100@2133
33,9
35,8
DirectX 11 DirectX 12

Comparativa por GPU

Total War: Warhammer, 1080p (FHD), calidad ultra, en FPS
MSI GTX 1060 Gaming X
81,9
78,9
GTX 970
75,2
69,2
RX 480 (8 GB)
63,8
79
RX 460 (OC)
38,2
39
GTX 950
36,7
33,8
RX 460
35
37,1
DirectX 11 DirectX 12

Grand Theft Auto V

Uno de los títulos más jugados actualmente sigue siendo GTA V gracias a su modo en línea, y no puede faltar a la hora de valorar una tarjeta gráfica nueva. Rockstar está haciendo una gran labor a la hora de añadir continuamente nuevo contenido al juego, y eso se ve recompensado por la comunidad de jugones.

Comparativa de GPU

Grand Theft Auto V, calidad muy alta, en FPS
MSI GTX 1060 Gaming X
68,1
GTX 970
57
RX 480 (8 GB)
50,4
GTX 960
33,9
GTX 950
30,2
RX 460 (OC)
24,6
RX 460
23,4

The Division

The Division es uno de los juegos en línea que más éxito han tenido este año, pero que la falta de contenido de alto nivel lastra la fidelidad de los jugadores. El banco de pruebas incluido es muy completo en el sentido del recorrido que hace la cámara, que pone a prueba diversas características de calidad de imagen, explosiones y muñecos en movimiento.

Comparativa por procesador

The Division, 1080p, en FPS
i7-6700K@3000
28,1
i3-6100@2133
27,3
i7-6700@2133
27,1
i5-6400@2133
27

Comparativa por GPU

The Division, calidad Superior, sin antiescalonamiento
MSI GTX 1060 Gaming X
60,4
RX 480 (8 GB)
58,4
R9 390
52,9
GTX 970
52,2
GTX 960
34,8
GTX 950
29,8
RX 460 (OC)
29,1
RX 460
28,1

The Witcher 3

The Witcher 3: Wild Hunt es un juego que, una vez desactivado Nvidia Hairworks, no tiene una especial preferencia por ninguna compañía de tarjetas. La calidad gráfica se pone a la máxima posible, desactivando las características específicas de Nvidia, y se contabilizan los FPS de varios cortes del juego.

Comparativa por procesador

The Witcher 3, 1080p, en FPS
i7-6700K@3000
25
i7-6700@2133
25
i5-6400@2133
25
i3-6100@2133
25

Comparativa por GPU

The Witcher 3, Ultra, sin Nvidia HairWorks
MSI GTX 1060 Gaming X
59
GTX 970
52
RX 480 (8 GB)
52
GTX 960
38
GTX 950
29
RX 460 (OC)
27
RX 460
25

Crysis 3

Crysis 3 sigue siendo un juego bastante exigente a nivel gráfico, y una buena prueba para comprobar la potencia de una tarjeta gráfica. En su tiempo fue un juego patrocinado por AMD, pero actualmente rinde mejor en las tarjetas de Nvidia. La configuración gráfica para las pruebas se sitúa en muy alta, y se toman medidas de tiempos de circuitos preestablecidos que se repiten varias veces para intentar ajustar al máximo la fiabilidad del rendimiento, ya que el juego carece de banco de pruebas integrado.

Comparativa por procesador

Crysis 3, 1080p, calidad muy alta, en FPS
i7-6700K@3000
26
i7-6700@2133
26
i5-6400@2133
26
i3-6100@2133
25

Comparativa por GPU

Crysis 3, calidad Alta, en FPS
MSI GTX 1060 Gaming X
61
GTX 970
55
RX 480 (8 GB)
52
GTX 960
34
GTX 950
30
RX 460 (OC)
28
RX 460
26

Dirt Rally

DiRT Rally es un ejemplo de juego de carreras en el que el escenario está muy cuidado, pero tampoco es especialmente exigente en el apartado gráfico. El juego incluye una prueba enlatada, que consiste en cuatro etapas, y va cambiando entre vista exterior e interior. La calidad se pone a ultra, con antiescalonamiento 2x MSAA.

Comparativa por procesador

Dirt Rally, 1080p, en FPS
i7-6700K@3000
51
i5-6400@2133
50,5
i7-6700@2133
50,1
i3-6100@2133
50

Comparativa por GPU

Dirt Rally, calidad ultra, 2x MSAA, en FPS
MSI GTX 1060 Gaming X
129,8
GTX 970
102,5
RX 480 (8 GB)
100,7
GTX 960
67,4
GTX 950
59,8
RX 460 (OC)
52,1
RX 460
51

¿Tarjeta gráfica para deportes electrónicos?

AMD ha insistido en la presentación y venta de esta tarjeta gráfica que es un modelo orientado a aquellos que disfrutan de los eSports o deportes electrónicos. El rendimiento en ellos en realidad es inferior al de una GTX 950 por el mero hecho de que son juegos antiguos, y por tanto benefician a una arquitectura pro-DX11 como es la Maxwell.

Por ejemplo, en Heroes of the Storm los FPS varían entre 75 y 120 con una RX 460, mientras que con una GTX 950 varían entre 90 y 160. Algo similar ocurre en StarCraft 2 o Dota 2. Para la mayoría de usuarios con un monitor normal de 60 Hz será una tarjeta interesante, pero puede combinar bien con un monitor FreeSync barato. Sirve bien para los deportes electrónicos, sobre todo para lo que cuesta. Aunque no le haría mal para aumentar su atractivo que bajara un poco su precio.

Temperaturas, ruido y overclocking

El apartado de la subida de frecuencias en esta tarjeta gráfica es complicado. Al no disponer de un conector de alimentación, toda la potencia la extrae de la ranura PCIe. Esto limita enormemente la capacidad de OC de la tarjeta, y por ello no tengo claro que sea ni siquiera buena idea hacérselo.

Además, debido a la limitación de potencia consumida, sin aumentar los voltajes no se obtiene mejora de rendimiento en esta tarjeta. De hecho todo lo contrario, ya que puede producir regresión en el rendimineto. Los valores siguientes son los conseguidos para un OC estable, aunque también corresponden con los máximos permitidos por la tarjeta, con un aumento del límite de energía en Radeon Wattman, y aumentando el límite de calor a 80 ºC.

NormalOCIncremento
Frec. turbo120912896,6 %
Vel. VRAM7000800014%
Voltaje GPU1079 mV1150 mV6,59 %
Voltaje memoria850 mV950 mV11,7 %

La mejora conseguida con el overclocking depende enormemente del juego. Mientras que en Total War: Warhammer se puede conseguir un 9,1 % (que es bastante teniendo en cuenta la limitación de potencia), en The Division apenas llega a un 3,9 %. Claramente no es una tarjeta para OC, aunque en la caja tenga una pegatina diciendo que sí. También puede limitar el rendimiento con OC el que dispone de 2 GB de VRAM, cuando ciertos efectos y texturas en ciertos juegos pueden necesitar 4 GB. Es algo derivado de evaluar a todas las tarjetas gráficas en ajustes ultra.

Total War: Warhammer (DX11)FPSMejora (%)
Turbo (1209 MHz, base 1090 MHz)35,0
Frec. turbo subida (+80 MHz)37,36,57 %
Memoria (+1 GHz)36,64,57 %
Ambos (CPU y GPU subidas)38,29,1 %
The DivisionFPSMejora (%)
Turbo (1209 MHz, base 1090 MHz)28,1
Frec. turbo subida (+80 MHz)28,72,1 %
Memoria (+1 GHz)27,9–1 %
Ambos (CPU y GPU subidas)29,23,9 %

El consumo normal del equipo descrito anteriormente en juegos, sin hacer OC, se sitúa en torno a los 138 W. Al subir las frecuencias se llega a un consumo de 170 W, pero al no disponer de herramientas específicas para obtener el consumo extraído de la ranura PCIe, solo puedo intuir que es bastante probable que esté sacando el consumo, al subir frecuencias, fuera de especificación y por encima del máximo de corriente y potencia extraído de la ranura PCie recomendable.

Al fin y al cabo AMD indica que el consumo es inferior a 75 W, no que sea inferior a 50 W o 40 W, por lo que hay que entenderlo como que en carga la tarjeta consumirá entre 65 y 75 W. Eso se puede comprobar también en el análisis de la Asus RX 460 Strix de Tom's Hardware, que tienen las herramientas para ver la distribución de carga entre ranura y conector PCIe.

Las temperatura son buenas en esta tarjeta en general, situándose sin problemas en unos normales 70 ºC. La tarjeta no hace casi ruido, y en un uso normal los ventiladores no tienen casi trabajo. Al menos en el modelo recibido, los ventiladores hacen un pequeño ruido al girar, mínimo, que se oirá si se tiene la caja abierta, pero no si se tiene cerrada. Generalmente tengo el equipo de pruebas abierto en el lado derecho de mi mesa, y por tanto este tipo de ruidos los noto en seguida. Por otro lado, esta tarjeta no tiene sufre de ruido eléctrico.

Conclusión

AMD ha puesto a la venta un chip gráfico que aporta una buena potencia para lo que cuesta. Eso son 109 dólares por la tarjeta de referencia, que se traducen a los 125 euros de este modelo básico de 2 GB de VRAM de Sapphire. Es un modelo que en ocasiones supera a la GTX 950, y en otros tampoco se queda lejos. En juegos antiguos suele quedar peor que la gráfica de Nvidia, pero de cara a futuro, y a las DirectX 12, proporcionará un rendimiento muy parejo en realidad, por un precio menor.

Es una muy buena tarjeta para lo que cuesta. La mayoría de tarjetas GTX 950 se sitúan en torno a los 155 euros, salvo un modelo concreto de Gigabyte que se está vendiendo en los 140 euros. Ese modelo de GTX 950 es a priori más interesante que esta RX 460, sobre todo si se van a jugar títulos del año pasado o anteriores, pero no hay que perder de vista tampoco que esta RX 460 se porta mucho mejor en los juegos actuales (y seguro que en los futuros).

Esos 30 euros de diferencia son un mundo para muchos jugones, que tienen que mirar al máximo lo que gastan en su PC, y la RX 460 es para esos compradores. Es una tarjeta muy recomendable ahora mismo, pero comprada al precio adecuado. No lo es tanto el modelo de 4 GB, porque ya por su precio, sobre los 150 euros, ya sí que tocaría meditar si no sale mejor comprar la GTX 950 (que seguramente sí). Pero el problema al que se enfrenta AMD es que, en cuanto Nvidia presente nuevas tarjetas Pascal entre los 100 y 200 euros, el interés por la RX 460 puede hundirse salvo que le baje el precio.