La presentación del Galaxy S5 dejó en el aire la nueva gama de procesadores Exynos. ¿Tendría Samsung la intención de utilizarlos en su buque insignia? Pues la respuesta es sí, y para demostrar que no sólo de Snapdragon 800 viven los mejores teléfonos del momento, ha presentado en el Mobile World Congress sus nuevos Exynos 5 Hexa y Octa. Ambos soportan resoluciones e 2560x1440 píxels, por lo que podrían ser utilizados en tabletas.

Exynos 5 Octa 5422 es un nuevo procesador basado en el diseño del 5420 y la arquitectura big.LITTLE de ARM, y que representa un aumento de la frecuencia de los núcleos del procesador. Pasan de los 1,8 GHz hasta los 2,1 GHz para el grupo de cuatro núcleos destinados a alto rendimiento, y de 1,3 GHz hasta los 1,5GHz para el grupo dedicado a tareas de bajo consumo. La GPU es la misma, por lo que no habrá mejoras en este terreno. La única diferencia es que desde un principio se podrán utilizar los ocho núcleos a la vez para tareas que así lo requieran, comportándose como un verdadero procesador de ocho núcleos.

Exynos 5 Hexa 5260 es un procesador que también está basado en la tecnología big.LITTLE de ARM, y como su nombre indica, dispone de seis núcleos distribuidos en dos grupos (uno de dos núcleos Cortex A15 de alto rendimiento, y otro de cuatro núcleos A7 de bajo consumo). Funcionan a menor frecuencia (1,7GHz y 1,3GHz), y también soporta el uso de los seis núcleos simultáneamente. Lo interesante es que, como ya he dicho alguna vez, cuatro núcleos no siempre son mejores, por lo que podría tener un importante impacto en la duración de la batería.

Son buenos procesadores, pero como está ocurriendo en todos los fabricantes de Android, no hay grandes novedades con respecto a un año atrás. El mercado ha madurado repentinamente, y no hay ningún tipo de innovación ni mejoras sustanciales en el terreno del hardware, por lo que en los próximos meses vamos a ver una dura competencia entre las empresas en el sector de los precios.

Fuente: AnandTech

Fuente: Samsung. Vía: AnandTech.