Parece evidente que el Galaxy S5 se va a convertir en otro éxito a medias para Samsung como ya ocurriera con el S4. De hecho, teniendo en cuenta lo fuerte que pisa la competencia (Sony y LG), podría hacerle mucho daño en los ingresos que obtiene de la gama alta de Android.

Pero además, si tenemos en cuenta que la versión de Android de Samsung junto al bloatware que le mete sólo deja 8GB de los 16GB con que cuenta el modelo básico, la cosa se pone incluso peor. De acuerdo que incluye lector de tarjetas microSD a diferencia del Nexus 5, y una batería reemplazable por el usuario (importante para muchos compradores) a diferencia del Sony Xperia Z2, pero en los tiempos que corren es difícil pensar en qué es lo que va a incluir y que ocupe 5GB por encima de lo que ocupa Android 4.4.2 en cualquier otro terminal.

¿Fondos de pantalla? ¿Las funcionalidades de seguridad como Samsung Knox o el lector de huellas dactilares ocupan tanto espacio? En el iPhone 5S todo el sistema operativo ocupa 3GB, en el Xperia Z2 apenas 4GB, por lo que es una buena pregunta a resolver.

Imagen externa
Imagen externa

Vía: Android Central.