La salida al mercado del Moto X ha dado bastante de lo que hablar en cuanto a su SoC con procesador de doble núcleo, alejado de la tónica general de incluir procesadores de cuatro núcleos en los teléfonos buques insignia de las compañías. Aunque pudiera parecer lo contrario, la capacidad de procesamiento del Moto X con sus dos núcleos no dista mucho de la de otros similares como el Galaxy S4 o el HTC One.

El Moto X incluye un SoC Qualcomm Snapdragon S4 Pro MSM8960Pro con dos núcleos Krait 300 a 1.7 GHz y una gráfica Adreno 320. Este procesador, según las pruebas a las que le sometió AnandTech, se puede llegar a comportar mejor en tareas que necesiten más tiempo para completarse que los procesadores de cuatro núcleos ya que tarda más en reducir la velocidad de los mismos para evitar el sobrecalentamiento y/o ahorrar también batería. Esta reducción es habitual en todos los procesadores actuales, incluidos en los de sobremesa de Intel o AMD.

Los cuatro núcleos del Snapdragon 600 funcionan a 1.9 GHz, pero puede llegar a bajarlos hasta una velocidad de 1GHz a lo largo de un corto espacio de tiempo. Por lo tanto, para tareas puntuales los dos núcleos del Moto X pueden tener una ventaja de velocidad sobre los SoCs de la competencia ya que tarda más tiempo en reducir la velocidad de los núcleos, o al menos no quedar muy lejos en cuanto a rendimiento. En la siguiente tabla veréis que el Moto X y sus dos núcleos quedan por encima del HTC One y sus cuatro núcleos en una prueba de rendimiento de JavaScript. Tenéis más gráficas en la página de AnandTech bastante esclarecedoras.

Imagen externa

Todo esto viene a que se rumorea que Apple podría solo conseguir un aumento del rendimiento en su procesador A7, a estrenar en el iPhone 5S, de "tan solo" un 30 por ciento. Por eso tampoco parece que vaya a optar por un procesador de cuatro núcleos, y más teniendo en cuenta que la integración entre hardware y software de los productos de Apple son muy superiores a los de la competencia, obteniendo mucho más rendimiento con un hardware supuestamente inferior (y que lo sería si quisiéramos ejecutar Android, por ejemplo). Esa mejora podría venir simplemente aumentando la frecuencia del reloj del procesador, ya que por ejemplo la del iPhone está situada en 1.2GHz.

Si nos vamos a las gráficas de AnandTech, veremos que en la ejecución de tareas normales los cuatro núcleos pueden llegar a entrar en funcionamiento, pero solo dos de ellos lo harán de forma activa casi todo el tiempo para ejecutar la aplicación, un tercero se dedicará a actividades de apoyo (sobre todo tareas del sistema operativo en sí, como la multitarea), y el último tendrá un uso esporádico.

Esto me lleva también a un nuevo punto. Tanto BlackBerry como Windows Phone por el momento no soportan procesadores de cuatro núcleos. Esto es una característica que debe permitir el sistema operativo, y que de momento sólo Microsoft ha dicho que la incluirá en próximas versiones de Windows Phone. Pero además, las aplicaciones también deben estar programadas para ejecutarse en más de un núcleo a la vez.

Puede que parezca estupendo tener cuatro núcleos, pero como he comentado anteriormente, no siempre se van a aprovechar todos, y por lo general sólo dos. El resto serán aprovechados por la multitarea del sistema operativo (varias aplicaciones ejecutándose a la vez, una en primer plano y el resto en segundo plano), y que en definitiva nos va a producir dos cosas según podemos extraer del artículo de AnandTech: que va a reducirnos la velocidad de procesamiento de los núcleos con mayor antelación (haciendo que las tareas tarden más en ejecutarse), y un consumo igual de la batería.

Bien es cierto que Exynos 5 Octa hace uso de la tecnología big.LITTLE de ARM (cuenta con dos grupos de procesadores, uno de alto rendimiento y mayor consumo, y otro de bajo rendimiento y bajo consumo) y que el sistema operativo intuye cuál debe usar en cada momento, pero en la práctica no hay grandes diferencias en cuanto a rendimiento y consumo de los procesadores de doble núcleo como el del Moto X.

Por eso es también Apple bastante reticente a permitir una multitarea real en iOS. En la versión que está por venir, iOS 7, añade nuevas APIs para permitir a los desarrolladores dejar nuevos tipos de tarea ejecutándose en segundo plano. Hasta ahora permitían dejar en ese estado acciones como la descarga de un archivo desde Internet, pero añade por ejemplo que una aplicación decida descargar todos nuestros mensajes de correo antes de que nos suene el despertador y mostrarnos que tenemos correo nuevo una vez descargado y haya sonado. Y hasta ahí la multitarea de iOS. Nada de estar ejecutándose en segundo plano aplicaciones, solo procesos específicos, y es algo que Android debería copiar para que nuestras baterías durasen más tiempo.

Así pues, podemos resumir este artículo en lo siguiente: que dos núcleos no es significado de peor rendimiento que un procesador de cuatro núcleos.

Fuente: Ars Technica, AnandTech.