Desde que Blizzard presentara HearthStone en el PAX East de 2013, ha conseguido una legión de fanes y ha recibido multitud de expansiones y nuevo contenido. El secreto del éxito de este tipo de juegos de cartas coleccionables es seguir proporcionando nuevas cartas, nuevas mecánicas y nuevas posibilidades para los mazos.

Blizzard anunció que durante este 2017 habría tres nueva expansiones para HearthStone con motivo del Año del Mamut, y la primera ya está disponible. Se trata de Viaje a Un'Goro, que resultará una ambientación familia a los jugadores de World of Warcraft. Nada como los tráileres que crea Blizzard para explicar esta nueva expansión brevemente.

Explora una zona llena de dinosaurios y peligros

Un'Goro es uno de los valles que más vida tuvieron en la edición básica de World of Warcraft ya que era el punto de paso a Silithus. Allí es donde se encontraban las puertas de Ahn'Qiraj, uno de los primeros eventos del juego, y uno de los primeros escenario de JcJcE que hubo. Pero en Un'Goro también ha habido una buena cantidad de eventos propios, como conseguir un dinosaurio por mascota, y la recolección de cristales.

La localización está dominada por un gran volcán en el centro, con zonas selváticas, ríos y praderas, todas llenas de dinosaurios y otros peligros. Queda perfectamente recogido en las cartas, que además añade varias mecánicas nuevas. La primera de ellas es una tribu elemental, que como es costumbre hará que se puedan crear nuevos mazos centrados en este tipo de esbirros. Un'Goro está lleno de elementales de fuego en torno al volcán.

Otra de las novedades se centra en la nueva palabra clave de adaptar, que al jugar al esbirro que la tenga se podrá elegir entre tres opciones de habilidades posibles de un total de diez. Proporciona mucha versatilidad a cartas de bajo coste, pero también cierta incertidumbre si no te da la opción que necesitabas. Entre las opciones que se ofrecerán se encuentran viento furioso, provocar, un +1/+1 adicional, o escudo divino.

La última gran novedad de la expansión son las cartas de misión, de las que cada clase tendrá la suya propia. Estas cartas tienen objetivos muy específicos y no siempre fáciles de conseguir, que al completarlos se recibirá una recompensa especial en forma de esbirro o, en el caso de la misión del guerrero, se conseguirá a Sulfuras. Para conseguir esta arma habrá que jugar siete esbirros con provocar, por lo que será necesario centrar el mazon en este tipo de esbirro, para lo bueno y lo malo.

Muchos sobres por abrir

/storage/geek/posts/2017/04/17/adaptation__1_.jpg
Ampliar t

No se puede hacer un buen análisis de una expansión de HearthStone sin abrir una buena cantidad de sobres, que es donde siempre reside la gracia de estos juegos coleccionables. Blizzard ha proporcionado 50 sobres para realizarlo —a quien agradecemos su colaboración—, a los que hay que sumar otros tres que se proporcionan de la nueva expansión para empezar.

En el vídeo que encontraréis más abajo se recoge la apertura que hice de esos 53 sobres —terriblemente aburrido—, aunque no busquéis voz que no la tiene. Estaba un poco perdido en la última dos expansiones, por lo que la narración no habría ido mucho más allá de "pues qué carta más chuli, ¿no?". Bromas a parte, lo que encontraréis en la expansión es el porcentaje habitual de cartas comunes, raras, épicas, legendarias y doradas.

/storage/geek/posts/2017/04/18/captura_de_pantalla_2017-04-07_a_las_9.42.30.jpg
Ampliar t

La apertura de estos sobres se resume en 265 cartas distribuidas en:

  • 72.5 % comunes (192).
  • 21.6 % poco comunes (57).
  • 5.2 % épicas (14).
  • 0.7 % legendarias (2).

Además, salieron nueve doradas, o un 3.34 % sobre el total de 265 cartas conseguidas en los sobres. No está mal el balance global, aunque como siempre podría haber estado mejor. Mal repartido en cuanto a las clases que me gusta jugar, pero al menos no ha ido mal al salir dos legendarias y catorce épicas.

Blizzard añade en esta expansión 135 nuevas cartas, y muchas de ellas complementan a los actuales mazos de clase —como los de bestias del cazador—, pero también se orientan a permitir los mazos de misiones y de elementales. Estos darán mucho juego para los que quieran experimentar e intentar innovar en HearthStone, que jugar siempre los mismo mazos termina aburriendo.

A continuación hay algunos ejemplos de las cartas que se pueden encontrar en Viaje a Un'Goro.

364979 bytes 365752 bytes 343114 bytes 354343 bytes 360480 bytes 350137 bytes 375283 bytes 348933 bytes 395606 bytes 375204 bytes 372996 bytes 373092 bytes 343207 bytes 361273 bytes 303052 bytes 396596 bytes 360374 bytes 362268 bytes 348562 bytes

Un buen comienzo del Año del Mamut

/storage/geek/posts/2017/04/18/captura_de_pantalla_2017-04-07_a_las_9.43.02.jpg
Ampliar t
354455 bytes 357734 bytes 453272 bytes 432116 bytes

Blizzard ha dado comienzo al Año del Mamut con fuertes cambios, y no solamente a la introducción de esta primera expansión. Las expansiones de Montaña Roca Negra, El Gran Torneo y Liga de Expedicionarios pasan al formato salvaje, así como algunas cartas de otras expansiones consideradas desequilibradoras.

La intención de Blizzard es mantener vivo el juego haciendo que los jugadores tengan que usar las mecánicas más recientes y no tengan que recurrir a mazos antiguos o contra los que se puedan encontrar una y otra vez, lo cual no resulta especialmente divertido. Pero también, como buena empresa que es, quiere que se invierta dinero en más sobres. Este punto me parece que está bien porque el juego al fin y al cabo es gratuito, y los sobres se pueden comprar con oro ganado con las misiones diarias.

Puesto que llevo con las cartas coleccionables desde el principio con las de Magic: The Gathering, este juego de Blizzard representa para mi una evolución necesaria del sector y que, por el momento, no se ha topado con ningún muro. Es un juego rápido y ágil, que lleva poco tiempo por partida —salvo que tu oponente te trolee esperando al último segundo para terminar el turno—, y que Viaje a Un'Goro le da sensación de renovación.

Pero tampoco mucha, porque el juego es el que es, y añadir demasiados cambios o demasiadas novedades sería contraproducente. Esta ampliación es un estupendo comienzo del Año del Mamut, y una que si llevas tiempo sin jugar será interesante para reengancharte. Si eres un habitual, será buen momento para crear nuevos mazos y darte al coleccionismo.