Imagination Technologies no avanzó excesivamente sus arquitecturas gráficas durante la pasada década y eso hizo que Apple cancelara el acuerdo que tenía con ella para pasar a usar su propia arquitectura gráfica. Con la presión, apretaron el culo en la compañía y terminaron rápidamente el desarrollo de una arquitectura gráfica en 2019, la serie A, y en 2020 la empresa y Apple cerraron un acuerdo de patentes para volver a usar sus arquitecturas gráficas. A finales del año pasado se anunció la serie B, la cual se ha usado en la tarjeta gráfica dedicada de la china Innosilicon.

Para ser más concreto, han usado la arquitectura BXT más orientada a cómputo y que tiene un 70 % más de densidad de transistores que las arquitecturas gráficas de NVIDIA y AMD. Es un diseño especial multi-GPU, de hasta cuatro, en el que una de ellas actúa de principal, pudiendo repartir esta GPU maestra las cargas de trabajo como mejor les parezca entre todas en lugar de depender de la asignación de los controladores. Es un diseño descentralizado más óptimo, según Imagination Technologies.

Se indica que tiene cinco clientes que están desarrollando productos para el entorno sobremesa, portátiles de alto rendimiento y computación en la nube con su arquitectura. Quitando a Apple y Innosilicon, los otros tres creo que no se sabe quiénes son por ahora. La tarjeta gráfica dedicada anunciada por Innosilicon hace unos días tiene una interfaz PCIe 4.0, conectores HDMI 2.1 y DisplayPort 1.4, y usa memoria GDDR6X. Es compatible con DirectX, OpenGL, OpenCL y Vulkan.

Vídeo