AMD se ha autocoronado como el rey de los procesadores para gaming con los Ryzen 5000, y ya sabéis que odio especialmente el uso de ese anglicismo crudo en español. Es un término que en nuestro idioma mezcla postureo, esnobismo y falta de ideas en la publicidad y está orientado a engañar al consumidor. Pero al fin y al cabo AMD tiene que vender sus productos por encima de los de la competencia, e Intel no es ajena al uso de esa palabra para vender sus Core de 10.ª generación como «los mejores para gaming».

Pero lo que no puede haber es dos reyes en juegos, salvo que haya dos reinos separados. Tengo intención de probar varios Ryzen 5000, pero me ha parecido oportuno empezar por el Ryzen 7 5800X porque por precio se sitúa cerca del Core i9-10850K (nota: debido a la demanda inicial el 5800X está sobre los 610 euros), y este último no tiene casi diferencia de rendimiento respecto al bastante más Core i9-10900K. Aunque, eso sí, para este análisis he usado el 10900K para compararlo con el 5800X porque es el que tenía a mano.

Como es habitual, el análisis se divide en unas pocas pruebas enlatadas de uso general y profesional, y me centro más en las pruebas en juegos, seguido de un repaso a consumos, temperaturas y capacidad de subida de frecuencias del procesador.

Desembalado y características

ryzen_7_5800x.jpeg

Lo cierto es que el desembalado del Ryzen 7 5800X no es gran cosa. Este procesador se vende en la habitual caja de los Ryzen, y pesa poco. Tan poco que la mayor parte del interior está vacío, con un par de cartones sujetando el blíster que contiene el procesador contra el lateral desde el que se ve el propio procesador. Me parece un gasto inútil de cartón, y en estos casos, por puro ecologismo, AMD tendría que reducir el empaquetado a lo mínimo imprescindible.

El blíster del procesador es el habitual de plástico que contiene una pegatina de los Ryzen 7, y también hay un certificado de autenticidad y garantía, y una tarjeta que pone «importante, léelo». Esa tarjeta viene a decir que es un procesador para placas base de zócalo AM4 que tengan una versión de BIOS compatible.

El Ryzen 5 5800X tiene unas características que en principio deberían permitir extraer toda la potencia de las mejores tarjetas gráficas del mercado al tener ocho núcleos con multihilo. Ningún juego usa más de ocho núcleos actualmente, por lo que con las afirmaciones de AMD sobre su potencia mononúcleo se podría concluir que es lo máximo que podría necesitar la mayoría de jugones. El problema es que el tope de rendimiento en realidad está en el Ryzen 9 5900X, ya que le saca algo de frecuencia turbo. El Ryzen 5 5800X tiene 3.8 GHz de frecuencia base y 4.7 GHz de turbo, mientras que el 5900X tiene 3.7 GHz de frecuencia base y 4.8 GHz de turbo.

Núcs./hilosFrec. baseTurbo máx.Caché N2+N3TDPPVPR
Ryzen 9 5950X16/323.4 GHz4.9 GHz72 MB105 W799 $
Ryzen 9 3950X16/323.5 GHz4.7 GHz72 MB105 W749 $
Ryzen 9 5900X12/243.7 GHz4.8 GHz70 MB105 W549 $
Ryzen 9 3900X12/243.8 GHz4.6 GHz70 MB105 W499 $
Ryzen 7 5800X8/163.8 GHz4.7 GHz36 MB105 W449 $
Ryzen 7 3800X8/163.9 GHz4.5 GHz36 MB105 W399 $
Ryzen 5 5600X6/123.7 GHz4.6 GHz35 MB65 W299 $
Ryzen 5 3600X6/123.8 GHz4.4 GHz35 MB65 W249 $

El Ryzen 7 5800X cuesta 449 dólares o unos 465 euros, pero ahora mismo hay una escasez y las pocas unidades que se pueden conseguir (a noviembre de 2020) se sitúan por encima de los 600 euros. Hay que esperar a que baje de precio, este y el resto de los Ryzen 5000, para poder valorarlo adecuadamente por ese lado. Pero suponiendo los 465-475 euros que ha estado hasta agotarse, su competidor directo es el Core i9-10850K de Intel, de diez núcleos físicos.

Cambios de la arquitectura Zen 3

AMD no ha dejado nada sin tocar en la arquitectura Zen de núcleo, aunque el cambio más evidente sea la unificación de la caché de nivel 3. Esto hace que los ocho núcleos del procesador accedan todos a la misma caché de 32 MB, en lugar de estar segregada en dos de 16 MB para cada cuatro núcleos. De esta forma el chíplet también reduce las latencias de acceso a la información de los núcleos al poder consultar el total de 32 MB de caché.

Pero además del cambio evidente, la compañía no ha dejado sin tocar nada de la tubería de ejecución normal de un procesador. Eso implica cambios en el predictor de saltos, las tuberías de ejecución de microoperaciones, el ancho de palabra de entrega de operaciones de enteros y coma flotante, mayor ancho de banda en las operaciones de carga y almacenamiento, y muchos otros pequeños cambios que llevan al aumento de las instrucciones por ciclo ejecutadas por el procesador al 19 % alegado por la compañía.

No pretendo entrar en este artículo en todos los cambios que ha experimentado la Zen 3, y os remito al de AnandTech si queréis saber más al respecto, pero recojo a continuación las transparencias que resumen todos esos cambios.

Equipos de prueba

core_i7_8700k.jpg

Para la realización de las pruebas de este artículo, y sobre todo las de en juegos, he usado los siguientes equipos (con el enlace a las configuraciones completas):

  • Core i9-10900K, Z490-E ROG Strix , 32 GB (4× 8 GB) DDR4-3733 CL 17
  • Ryzen 5 5800X, X570-E ROG Strix , 32 GB (4× 8 GB) DDR4-3733 CL 17
  • Core i7-8700K, Z370-E ROG Strix, 32 GB (4× 8 GB) DDR4-3200 CL 16
  • Ryzen 5 3600, B450, 32 GB (4× 8 GB) DDR4-3200 CL 16
  • Core i5-8400, H310, 16 GB (2× 8 GB) DDR4-2667 CL 14

Para usarlos he procedido a devolver el BIOS a los valores de fábrica y a activar simplemente el perfil de memoria (XMP). En el caso del Ryzen 5 5800X, al ser memoria de 3733 MHz he tocado dos parámetros que es recomendable tocar: el reloj del bus (FCLK) poniéndolo a 1866 MHz desde los 1800 MHz, y la tasa de comandos pasando a ser de 1T en lugar de 2T.

Pruebas de rendimiento general y profesional

ryzen_7_5800x_.jpeg

Con la mejora del 19 % de las IPC los procesadores Ryzen 5000 tienen precisamente eso, más las mejoras de rendimiento por mejoras de frecuencia. Los Ryzen 3000 de sobremesa alcanzaron a los procesadores de Intel en este terreno, y esta mejora hace que necesariamente sean mejores en el rendimiento por núcleo que los de Intel. Al menos en tareas generales y profesionales que son más predecibles, porque el rendimiento en juegos es más impredecible.

La tónica general de las siguientes pruebas es que el Ryzen 7 5800X supera en rendimiento al Core i9-10900K. No me paro mucho en estas pruebas porque en esta página nos centramos más en los juegos, y al final la idea subyacente es que los Ryzen 5000 son excelentes en este frente del uso general. Al final el precio es lo determinante en el terreno profesional, porque si el 5800X es igual de potente pero cuesta un 20 % más que un 10900K (por poner un ejemplo), al profesional no le tiene por qué interesar más el 5800X. Por eso incluyo en el artículo de los mejores procesadores una gráfica que relaciona potencia y precio.

Producto Posición
Ryzen 7 5800X
629
Ryzen 7 3800XT
539
Core i9-10900K
531
Core i7-10700K
512
Ryzen 9 3900X
502
Core i9-9900K
500
Core i7-8700K
487
Core i7-9700K
466
Ryzen 5 3600
462
Core i5-8400
411
Producto Posición
Ryzen 7 5800X
15367
Core i9-10900K
14248
Core i7-8700K
8736
Producto Posición
Ryzen 7 5800X
1599
Core i9-10900K
1317
Core i7-8700K
1207
Producto Posición
Core i9-10900K
11357
Ryzen 7 5800X
10901
Core i7-8700K
7015
Producto Posición
Ryzen 7 5800X
1673
Core i9-10900K
1367
Core i7-8700K
1279
Producto Posición
Ryzen 7 5800X
99617
Core i9-10900K
93949
Core i7-8700K
53993

Metodología de análisis de rendimiento en juegos

Las pruebas de rendimiento las realizo seleccionando los preajustes ultra siempre que es posible y si dan la opción. En cuanto al suavizado, no lo pongo más allá de FXAA siempre que se indique claramente el nombre del suavizado usado en los ajustes para así poder compararlo bien con la resolución QHD y 4K, en la que esta última en un monitor estándar de 27 pulgadas sirve de poco la activación de suavizado de bordes avanzados como TAA. Al poner un suavizado de mayor o menor la mejora en calidad visual dependerá del tamaño del monitor y la distancia de uso, y puede haber diferencias a la hora de aplicar uno u otro en función de la arquitectura de la tarjeta gráfica. Tampoco se aplica por igual los distintos suavizados en distintas arquitecturas gráficas, por lo que prefiero quitarlo de la ecuación siempre que pueda. Hay un problema colateral y es que por ejemplo al probar el DLSS en las tarjetas gráficas de NVIDIA habrá menos diferencia al comparar FXAA, un suavizado liviano, con DLSS que si se comparara TAA, un suavizado más intensivo, con DLSS.

También desactivo las características gráficas específicas de cada marca, como la oclusión ambiental HBAO+ de Nvidia o el PureHair de AMD, por el posible impacto negativo que puedan tener en las tarjetas de la marca contraria. Las pruebas se han realizado con los controladores GeForce 456.71 instalados y con los Radeon Software 20.11.1.

Los valores se recogen o bien de los archivos de tiempo de fotograma que generan los propios juegos, como es el caso de The Division 2, o bien mediante la herramienta PresentMon desarrollada por un destacado empleado de Intel. Esta herramienta se engancha directamente a la biblioteca gráfica que se esté usando —DX11, DX12 o Vulkan, entre otras—, dando medidas muy precisas de los tiempos de fotograma. Analizando los datos del archivo generado mediante un script se puede obtener la tasa de fotogramas, y también estudiar sus resultados en distintas gráficas pasándolos a una hoja de cálculo si así se quisiera.

Los valores se toman al menos dos veces por juego, y se cierran todas las aplicaciones y procesos prescindibles mientras se ejecutan para asegurar que no hay nada consumiendo tiempo de CPU en segundo plano. También se desactivan las interfaces de Steam, Connect u otros para evitar conflictos. Además de mostrar la tasa media de fotogramas, incluyo el percentil 99, que es el mínimo de FPS por encima del cual se pasa el 99 % del tiempo el juego. Generalmente, si baja de 30 FPS el percentil 99 se puede considerar como que la experiencia de juego no será totalmente fluida.

Pruebas en juegos

Shadow of the Tomb Raider

GeForce RTX 2080 Ti Founders Edition
Ryzen 7 5800X
179.3
Core i9-10900K
175.6
Core i7-8700K
151.6
Ryzen 5 3600
125.5
Core i5-8400
110.6
Media Percentil 99
GeForce RTX 2080 Ti Founders Edition
Ryzen 7 5800X
78.0
Core i9-10900K
77.8
Media Percentil 99

Control

GeForce RTX 2080 Ti Founders Edition
Core i9-10900K
138.2
Core i7-8700K
136.1
Ryzen 7 5800X
134.2
Media Percentil 99
GeForce RTX 2080 Ti Founders Edition
Core i9-10900K
45.3
Ryzen 7 5800X
45.3
Media Percentil 99

Watch Dogs: Legion

GeForce RTX 2080 Ti Founders Edition
Core i9-10900K
101.9
Core i7-8700K
98.4
Ryzen 7 5800X
98.1
Media Percentil 99
GeForce RTX 2080 Ti Founders Edition
Core i9-10900K
48.1
Ryzen 7 5800X
47.7
Media Percentil 99

F1 2020

GeForce RTX 2080 Ti Founders Edition
Core i9-10900K
230.7
Core i7-8700K
218.8
Ryzen 7 5800X
216.3
Media Percentil 99
GeForce RTX 2080 Ti Founders Edition
Ryzen 7 5800X
112.1
Core i9-10900K
110.3
Media Percentil 99

Death Stranding

GeForce RTX 2080 Ti Founders Edition
Core i9-10900K
151.6
Ryzen 7 5800X
145.2
Core i7-8700K
132.2
Media Percentil 99
GeForce RTX 2080 Ti Founders Edition
Core i9-10900K
72.5
Ryzen 7 5800X
69.4
Media Percentil 99

Hitman 2

GeForce RTX 2080 Ti Founders Edition
Ryzen 7 5800X
151.7
Core i9-10900K
149.0
Core i7-8700K
118.0
Media Percentil 99
GeForce RTX 2080 Ti Founders Edition
Core i9-10900K
69.3
Ryzen 7 5800X
68.9
Media Percentil 99

Red Dead Redemption 2

GeForce RTX 2080 Ti Founders Edition
Core i9-10900K
105.8
Core i7-8700K
104.4
Ryzen 7 5800X
101.8
Core i5-8400
90.4
Ryzen 5 3600
78.3
Media Percentil 99
GeForce RTX 2080 Ti Founders Edition
Ryzen 7 5800X
53.1
Core i9-10900K
50.1
Media Percentil 99

The Division 2

GeForce RTX 2080 Ti Founders Edition
Core i7-8700K
148.3
Core i9-10900K
148.0
Ryzen 7 5800X
144.6
Ryzen 5 3600
141.8
Core i5-8400
125.4
Media Percentil 99
GeForce RTX 2080 Ti Founders Edition
Core i9-10900K
51.9
Ryzen 7 5800X
50.9
Media Percentil 99

Gears 5

GeForce RTX 2080 Ti Founders Edition
Core i9-10900K
133.6
Ryzen 7 5800X
131.4
Core i7-8700K
109.1
Ryzen 5 3600
105.3
Core i5-8400
101.1
Media Percentil 99
GeForce RTX 2080 Ti Founders Edition
Core i9-10900K
59.6
Ryzen 7 5800X
57.8
Media Percentil 99

Forza Horizon 4

GeForce RTX 2080 Ti Founders Edition
Ryzen 7 5800X
190.4
Core i9-10900K
188.9
Core i7-8700K
168.0
Core i5-8400
153.0
Ryzen 5 3600
149.7
Media Percentil 99
GeForce RTX 2080 Ti Founders Edition
Core i9-10900K
113.9
Ryzen 7 5800X
112.0
Media Percentil 99

Total War: Warhammer 2

GeForce RTX 2080 Ti Founders Edition
Core i9-10900K
134.8
Ryzen 7 5800X
133.4
Core i7-8700K
124.4
Core i5-8400
104.8
Ryzen 5 3600
97.6
Media Percentil 99
GeForce RTX 2080 Ti Founders Edition
Ryzen 7 5800X
57.4
Core i9-10900K
55.9
Media Percentil 99

The Witcher 3

GeForce RTX 2080 Ti Founders Edition
Core i9-10900K
184.4
Core i7-8700K
182.9
Ryzen 7 5800X
179.4
Ryzen 5 3600
171.9
Core i5-8400
170.2
Media Percentil 99
GeForce RTX 2080 Ti Founders Edition
Ryzen 7 5800X
83.3
Core i9-10900K
82.1
Media Percentil 99

For Honor

GeForce RTX 2080 Ti Founders Edition
Core i7-8700K
245.3
Core i9-10900K
244.8
Ryzen 7 5800X
238.4
Ryzen 5 3600
226.0
Core i5-8400
220.5
Media Percentil 99
GeForce RTX 2080 Ti Founders Edition
Ryzen 7 5800X
96.5
Core i9-10900K
90.5
Media Percentil 99

Assassin's Creed: Origins

GeForce RTX 2080 Ti Founders Edition
Core i9-10900K
117.2
Ryzen 7 5800X
107.7
Core i7-8700K
104.1
Ryzen 5 3600
94.9
Core i5-8400
87.8
Media Percentil 99
GeForce RTX 2080 Ti Founders Edition
Core i9-10900K
65.5
Ryzen 7 5800X
61.6
Media Percentil 99

Consumo, temperaturas y overclocking

ryzen_7_5800x___.jpeg

Este procesador tiene una potencia de diseño térmico (TDP) o potencia de calor disipada de 105 W, que a pesar de que se mide con la misma unidad que el consumo eléctrico (el vatio) indican cosas distintas. Por eso el consumo de este procesador se sitúa en torno a los 125 W él solo, ligeramente por encima de la TDP, y en realidad no es mal valor porque si se compara con el Ryzen 7 3800X hay una mejora importante del rendimiento por vatio a un consumo similar. En el equipo de pruebas, en juegos como Shadow of the Tomb Raider con la RTX 2080 Ti, el consumo se sitúa entre los 400 a 450 W según el momento, que es más o menos similar a lo que consume un Core i9-10900K con la RTX 2080 Ti en juegos. En carga la temperatura se sitúa sobre los 85 ºC (Δ 60 ºC con la habitación a unos 25 ºC).

En cuanto a la subida de frecuencias, el Ryzen 7 5800X no permite demasiada, aunque siempre está el factor lotería. En mi caso no he podido ponerlo a más de 4700 MHz en todos los núcleos a 1.4 V, y eso apenas son 200 MHz más respecto a los 4500 MHz que suele estar en pruebas como la de Cinebench R20. Aun así, sirve para ganar en esta prueba en torno a un 6 % de rendimiento. En juegos no se nota en exceso, pudiéndose ganar uno o dos fotogramas por segundo en algunos títulos con una RTX 2080 Ti, aunque con una tarjeta más potente como una RTX 3090 quizás se pueda ganar más. Con esa pequeña subida ni el consumo ni la temperatura cambia demasiado. En este caso la temperatura ronda los 90 ºC (Δ 65 ºC).

La siguiente tabla recoge el valor medio de consumo en diez minutos de ejecutar Furmark. Hay que tener en cuenta que el 10900K, como otros procesadores de Intel, tienen al inicio de la ejecución de cualquier carga de trabajo un consumo superior para mantener el Turbo Boost 2.0, y se mantiene según un parámetro Tau, una ventana de tiempo variable según el uso reciente del Turbo Boost 2.0. Es por ello que las pruebas de rendimiento deben ejecutarse durante unos cuantos minutos y después tomar valores. En el caso del Core i9-10900K, ese estado de consumo mejorado alcanza los 250 W durante una tau inicial de 52 segundos, tras lo cual el consumo del 10900K y el 5800X son bastante parecidos. El Turbo Boost 2.0 no se usa salvo que la carga de trabajo sea especialmente exigente. Jugando se incurrirá esporádicamente en el PL2, sobre todo al inicio, porque son cargas de trabajo sostenidas en el tiempo para el procesador y por tanto la tau evitará que se alcance ese PL2 la mayor parte del tiempo.

Producto Posición
Ryzen 7 5800X
134,9
Core i9-10900K
129,5
Core i7-8700K
95,96
Producto Posición
Core i9-10900K
121,1
Ryzen 7 5800X
108,5
Core i7-8700K
84,64

Conclusión

ryzen_7_5800x.jpeg

La falta de competencia en el sector de los procesadores llegó a su fin cuando AMD puso en el mercado los primeros Ryzen hace bastante más de tres años. De hecho, en febrero hará cuatro años que están en el mercado, y han hecho que Intel apriete el culo y plantee mejoras de arquitectura sustanciales. Las cuales está ejecutando, poco a poco, pero en el aquí y ahora AMD es el competidor mejor posicionado e Intel el peor, aunque todavía competitivo a pesar de que la primera usa una litografía de 7 nm y la segunda de 14 nm. Dentro de unos meses, ya veremos cómo está la cosa.

Los Ryzen 5000 vienen a cubrir la diferencia de rendimiento que todavía existía en juegos entre las arquitecturas de AMD e Intel. Y lo hace de la mejor manera posible, porque como se ha visto en este análisis del Ryzen 7 5800X hace un gran aprovechamiento de una RTX 2080 Ti, la cual está a la altura o algo por encima de la más reciente RTX 3070 dependiendo del juego. Aunque según lo visto en las pruebas a altas tasas de fotogramas, el Core i9-10900K sigue siendo el rey. Por poco. Muy poco. Me habría gustado hacer este análisis con la RTX 3080 o RTX 3090, pero toca hacerlos con lo que se tiene en el momento. Cuando haga esos análisis o de las RX 6000 —lo que consiga antes—, incluiré el habitual apartado de comparación por prcesador, por lo que estad atentos a ellos.

Este modelo de Ryzen 5000 tiene algunos peros que hace que me parezca menos interesante que su modelo inmediatamente superior. Por un lado está el coste por núcleo y por otro el tema del consumo. En el caso del Ryzen 7 5800X, es el que peor coste por núcleo tiene de los Ryzen 5000. Lo resumo en la siguiente tabla.

Núcs./hilosFrec. baseTurbo máx.Caché N2+N3TDPPVPRCoste por núcleo
Ryzen 9 5950X16/323.4 GHz4.9 GHz72 MB105 W799 $66.58 €
Ryzen 9 5900X12/243.7 GHz4.8 GHz70 MB105 W549 $45.75 €
Ryzen 7 5800X8/163.8 GHz4.7 GHz36 MB105 W449 $56.12 €
Ryzen 5 5600X6/123.7 GHz4.6 GHz35 MB65 W299 $49.8 €

Como se ve, el Ryzen 7 5800X tiene un coste por núcleo un 22 % superior al Ryzen 9 5900X, aunque en juegos no se necesita ahora mismo —ni en el futuro cercano— un procesador de más de ocho núcleos. Incluso salvo que se quiera jugar en monitores de 144 Hz tampoco se necesita uno de ocho núcleos y se puede vivir perfectamente con uno de seis núcleos como el Ryzen 5 5600X o incluso un Ryzen 5 3600, u opciones de Intel como el Core i5-10400F. Pero como hay gente que compra el PC para bastantes años, parece razonable que en un futuro haya monitores de 144 Hz de calidad por 150 euros o menos, y siempre es bueno tener la posibilidad de aprovecharlos, aunque si se puede comprar un Ryzen 7 5800X, sería conveniente plantearse comprar un Ryzen 9 5900X en su lugar porque a la larga puede merecer más la pena.

El Ryzen 7 5800X también tiene otra pega y es que consume bastante más por núcleo que el 5900X o el 5950X, y son procesadores con cuatro y ocho núcleos más. Si se mira en análisis de otros sitios como AnandTech, el 5800X en sí consume en esas pruebas casi lo mismo que un 5900X y un 5950X. También consume lo mismo o algo más que el Core i9-10900K mientras se juega. Al 5800X han ido a parar los chíplets malos de arquitectura Zen 3, los de peor curva de voltaje, aunque aun así es un procesador interesante. Y lo será más cuando vaya bajando más de precio. Pero también hace que tenga muy poco margen de subida, aunque con apenas 200 MHz más consigue en cargas de trabajo profesionales un 5-6 % más de rendimiento gratis, a costa de subir el voltaje de 1.15 V a 1.375-1.4 V. Mucha subida de voltaje para tan poco mejora de frecuencias.

La nueva arquitectura Zen 3 es un gran avance para AMD, y es una que estará en el mercado todo 2021 porque no se espera que tenga sucesora hasta 2022. Durante este tiempo, y salvo que Intel consiga desmarcarse con sus próximos procesadores, hay cierto margen para que cada uno compre lo que quiera para equipos de alto rendimiento a los que van dirigidos los primeros Ryzen 5000, ya sea de Intel o de AMD. Al plantearte si compras un Core i9-10850K o un Ryzen 5 5800X, la respuesta sería «compra lo que más te guste».

En tareas profesionales el 5800X tiene más rendimiento por núcleo, pero a mismo precio el 10850K casi no puede dar más rendimiento total a pesar de tener dos núcleos más. Ambos están en el momento de escribir esto a unos 475 euros. Y es que son tan similares que incluso en temperaturas o consumo se portan igual, por lo que no podría decirle a nadie que se decantara por uno u otro por razones que no sean del futuro cercano.

En ello incluyo el PCIe 4.0, que a día de hoy no tiene gran utilidad frente a PCIe 3.0, pero cuando lleguen otras tecnologías como DirectStorage será más interesante, o al menos en los juegos que lo implementen, y para que sea de gran utilidad pasarán varios años. Otra cosa que incluyo en ello es el acceso inteligente a memoria (SAM) al combinar una Radeon RX 6000 con un Ryzen 5000, que es una implementación de una característica antigua del estándar PCIe. Promete en torno a un 5 % más de rendimiento en juegos, pero habrá que esperar a que estén en el mercado las tarjetas gráficas para saber si realmente aportan lo que promete AMD. Pero no hay que perder de vista la competencia de las RTX 30, que el DLSS podría ser determinante para convertir en irrelevante esa diferencia... si es que hubiera más desarrolladores que lo implementaran en sus juegos. Además de NVIDIA ya está trabajando en su respuesta al SAM para procesadores de Intel y de AMD, aunque hay muy pocos detalles al respecto.

Resumiendo un poco lo dicho, ahora mismo no hay ninguna razón por la que comprar un procesador de Intel por encima de uno de AMD, y viceversa. Hay que mirar bastante bien precios, porque los de Intel seguirán bajando, pero si a alguien le gusta más un Core i9-10850K que un 5800X, no podría quitarle la idea de la cabeza con ningún argumento sólido. Y viceversa. Lo que sí podría decirle es que si va a comprar un equipo con un 5800X, ¿por qué no te gastas 100 euros más y te compras directamente un 5900X? Al final el 5800X es el menos interesante de los Ryzen 5000 por un tema de coste.