Los mini-PC de Intel, a los que llama NUC (del inglés next unit of computing, 'nueva unidad de computación'), están actualmente entre los equipos más interesantes del sector. Quizás en parte porque añaden un Thunderbolt 3 de serie, y es un conector muy versátil. Pero también porque se espera ver un nuevo Hades Canyon, que llegó con un procesador con chip gráfico Radeon, con la llegada de la 11.ª generación de procesadores Core.

La primera información de esta noticia es precisamente esa, y es que la próxima generación de procesadores, fabricados a 10 nm+, será la 11.ª generación. No es la 20.ª generación, ni la serie 20, ni ninguna invención similar. Los próximos NUC usarían procesadores Tiger Lake U de tipo Core i3, Core i5 y Core i7.

La llegada de estos nuevos procesadores y NUC sería a mitad de este año, en forma de unos NUC Phantom Canyon, sucesor del Hades Canyon, que tendría una tarjeta gráfica dedicada en un volumen de 1.35 L, y la serie Panther Canyon, que sería la línea sucesora de los Bean CAnyon, los que tienen un aspecto más habitual en los NUC.

intel-11th-gen-core-2048x576.png
captura_de_pantalla_2020-03-05_a_las_19.00.20.png

Vía: Videocardz.