Una vez que la GSMA ha cancelado la Mobile World Congress que se iba a celebrar en España —a causa del coronavirus, dicen; claro, claro—, las compañías del sector de la telefonía móvil irán anunciando sus productos en estas semanas en distintos eventos y notas de prensa. Broadcom ha hecho lo propio con su primer chip para el nuevo estándar Wi-Fi 6E anunciado en el CES 2020 de principios de enero, el BCM4389.

Con este chip, basado en el de Wi-Fi 6 (802.11ax) llamado BCM4375 y muy usado en móviles, la compañía aporta funcionamiento en la banda de los 6 GHz en disposición 2×2. Puede usar simultáneamente las bandas de 2.4 GHz, 5 GHz y 6 GHz con hasta 160 MHz por canal, pero también implementa una comunicación Bluetooth 5.0.

El chip en sí está fabricado con un proceso litográfico de 16 nm, por lo que no será el chip de este tipo que menos consuma frente a otros que puedan llegar con procesos más avanzados. Pero es una mejora sustancial frente a los 28 nm del BCM4375, ya que al final lo que se busca en los chips de comunicaciones es funcionamiento totalmente estable y reducción de costes. Los procesos más avanzados pueden añadir cierta inestabilidad en la integridad de la señal, y son bastante más caros.

247731 bytes 203978 bytes 194739 bytes 190232 bytes 222234 bytes 226638 bytes

Vía: AnandTech.