Broadcom es uno de los principales fabricantes de chips del mundo así como uno de los principales proveedores de Apple. Para estrechar aún más su relación, ambas compañías han firmado dos nuevos acuerdos multianuales para proporcionar componentes y módulos inalámbricos de alto rendimiento. No se ha concretado más sobre estos componentes, pero los acuerdos se extenderán durante tres años y medio.

Junto con el acuerdo firmado entre ambas compañías en 2019, generarán a Broadcom unos ingresos de 15 000 millones de dólares, y cubre los lanzamientos de nuevos productos a partir de enero de 2020. Es un acuerdo de calado para ambas compañías, aunque en el caso de Broadcom supondrá una inyección nueva de ingresos, si bien la compañía ya obtiene unos 20 000 millones de dólares anuales.

Vía: 9to5Mac.