AMD se está frotando las manos por la situación de debilidad de Intel, y con la llegada de los Ryzen 3000 tiene asegurado reinar durante las ventas veraniegas. Pero, si los últimos rumores son correctos, Intel no anunciaría nuevos procesadores de sobremesa hasta los últimos compases del año, por lo que no llegarían previsiblemente a tiendas hasta iniciado 2020.

Las tres transparencias supuestamente de Intel que veréis a continuación proceden de la publicación hongkonesa XFastest, y donde se ven los planes de Intel hasta el segundo trimestre del año que viene. Los Comet Lake S que llegarían en el primer trimestre de 2020 sería una nueva serie de procesadores fabricados a 14 nm y que incluirían modelos de hasta diez núcleos físicos con multihilo.

Las malas noticias —o más bien, las esperadas— serían que estos procesadores precisarían de un nuevo zócalo, el LGA 1200, y por tanto no serían compatibles las actuales placas base. La única ventaja del LGA 1200 es que sería el usado por los procesadores Ice Lake S con chips fabricados a 10 nm que llegarían en algún momento posterior al tercer trimestre de 2020.

Habría una nueva tanda de chipsets, la serie 400, para las placas base de dicho zócalo. Estos chipsets proporcionarían wifi 802.11ax, tendrían una potencia de diseño térmico de hasta 125 W, USB 3.1, USB 3.0, Thunderbolt 3, Bluetooth 5.0, USB 2.0, Ethernet y mejoras al audio, entre otros. Estos procesadores son mostrados como compatibles con DDR4-2666, si bien se indica en una nota al pie que «se está investigando si se puede activar DDR4-2933 con ellos».

137838 bytes 154139 bytes 183215 bytes