AMD introdujo en los primeros Ryzen un tipo de turbo adicional al turbo normal que podía aplicarse o no en función del sistema de refrigeración del equipo, a lo cual llamó rango de frecuencias extendido (XFR). En los Ryzen 2000 introdujo nuevasmodificaciones a las frecuencias turbo con el nuevo modo XFR2 y la segunda versión del turbo de precisión (Precision Boost 2, PB2).

La compañía lo complicó un poco por introducir terminologías, pero el turbo de precisión 2 era el modo turbo tradicional que modificaba el funcionamiento del turbo de precisión de los Ryzen 1000 en el sentido de que se puede aplicar a todos los núcleos y no a uno solo. Ahora llega en los Ryzen 3000 una optimización de lo que vienen a llamar Precision Boost Overdrive (PBO) o sobrerrespuesta del turbo de precisión, que también fuera introducido en los Ryzen 2000.

En general XFR2 y PB2 hacen exactamente lo mismo, y AMD no ha simplificado el funcionamiento en los Ryzen 3000, sino que lo complica un poco más de cara al usuario final. PBO ahora tiene en cuenta ciertas características adicionales de la placa base, más allá de la temperatura o el consumo, para pasar a regular el voltaje o la corriente que recibe el procesador al vuelo. En esencia es un overclocking automático del procesador sin entrar en su gestión por parte del usuario.

El siguiente vídeo explica lo que es, y muestra lo que tiene en cuenta PBO en esta ocasión la temperatura, la alimentación y la corriente del módulo de regulación de voltaje (VRM). El procesador buscará encajar sus frecuencias dentro de los tres límites operacionales, de modo que todo dependerá de lo bueno o no que sea el sistema de alimentación de la placa base.

Lo cual me lleva a que las placas base X570 tienen un sistema de alimentación mejorado y son las únicas que pueden utilizar esta subida automática del procesador. De acuerdo con lo indicado en el vídeo, pone de ejemplo que un procesador tenga una frecuencia máxima habitual de 4.55 GHz pero que en una placa base en particular, gracias a su sistema de alimentación, permita subirlo al vuelo a 4.75 GHz. Esto se hace respetando además lo que es XFR2 y PB2, por lo que es más amigable de cara al consumo total del procesador.

Vía: Hexus.