Shuttle es un popular fabricante de mini-PC, y uno que lleva décadas en el negocio de los PC de pequeño tamaño. Sus equipos más generalistas son bastante característicos en cuanto a tamaño y prestaciones, y uno de los más económicos es el barebón SH310R4. Este equipo, como se indica en su propio nombre, incluye un chipset H310 para los procesadores Core de Intel de 8.ª generación.

Estos equipos suelen ser idóneos para aquellos que quieran algo que ocupe poco en el escritorio, y no están especialmente limitados en cuanto a la potencia que pueden entregar. Por ello, no hay problemas en ponerle un procesador Core i7 y una tarjeta gráfica de gama media potente, aunque con las limitaciones de consumo que pueda plantear el hecho de que tenga una fuente de 300 W y una caja con un solo ventilador de 92 mm para la refrigeración.

Características y desembalado

shuttle-sh310r4.jpg

Shuttle no ha variado la presentación de sus barebones en los últimos años. La caja en la que se venden es la misma desde hace tiempo, blanca con el SH310R4 en su interior debidamente protegido, con una caja marrón con los accesorios, una bolsa a la derecha con el cable de alimentación, y la documentación en la parte superior.

El barebón es un tipo de producto en el que se ofrece al usuario una caja de PC, placa base, fuente de alimentación y refrigeración del procesador, pero no se suministra ni la memoria, ni el procesador ni el almacenamiento. Es un armazón que ofrece lo mínimo para que el usuario sea el que decida qué componentes incluir.

SH310R4 de Shuttle
ProcesadorNo incluido. Hasta un Core i7 de 95 W.
Tarjeta gráficaNo incluida. Hasta una de 120 W de consumo, como la GTX 1060
MemoriaDos bancos de memoria DDR4 de 2666 MHz (no compatible con perfiles XMP)
AlmacenamientoUna ranura para SSD de tipo M.2 PCIe 3.0 ×4 o SATA3, dos bahías para unidades de 2.5 pulgadas
Puertos

Frontal: dos USB 3.0, dos de audio 3.5 mm

Traseros: dos USB 3.0, cuatro USB 2.0, tres audio 3.5 mm, HDMI, VGA, DisplayPort

Conectividad1× Ethernet, ranura adicional para M.2 2230 Wifi+Bluetooth
Fuente de alimentaciónPC61J de Shuttle (300 W, 80 PLUS Bronze)
Dimensiones

190 mm × 215 mm × 329 mm (al. × an. × pr.)

13.4 L

Peso3.4 kg
Extrasun PCIe 3.0, un PCI
PVPR280 euros
PVPunos 260 euros (feb. 2019)

La caja tiene un tamaño de 190 mm × 215 mm × 329 mm (al. × an. × pr.) con un peso de 3.4 kg y un volumen de 13.4 L. La tapa de aluminio se puede quitar retirando tres tornillos moleteados de la parte posterior, lo cual dejará las tripas del equipo al descubierto. La placa base tiene un formato especial de Shuttle, pero tiene los enganches para instalar una placa base mini-ITX, lo que convierte a esta caja en reutilizable de cara a futuros equipos.

140564 bytes 222265 bytes 188920 bytes 265857 bytes 380689 bytes 327965 bytes 381898 bytes 463570 bytes 478664 bytes

La placa base incluye dos bancos de memoria para DDR4 de hasta 2667 MHz, pero hay que tener en cuenta que el BIOS no permite la gestión de perfiles XMP como sí permiten las H310 de otras compañías, aunque no en todos los casos. Eso significa que debéis comprar módulos de DDR4 cuyo perfil JEDEC, o perfil por defecto, sea de 2400 MHz o 2667 MHz en función del procesador que instaléis. Por ejemplo, hay muchos módulos de 2667 MHz que tiene perfil XMP a esa velocidad pero el perfil JEDEC o por defecto es de 2133 MHz, lo que significa que os funcionarán solo a 2133 MHz con este equipo.

La placa base tiene igualmente ranuras para un M.2 2280 y un combo M.2 2230 de wifi+Bluetooth; en la parte posterior-superior tiene unos agujeros que se puede usar para poner las antenas. También dispone de una ranura PCIe 3.0 ×16 y una PCI, con solo espacio para dos ranuras PCIe en la parte posterior del equipo, por lo que si se quiere usar una tarjeta gráfica de doble ranura se perderá el PCI. También dispone de tres conectores SATA3 para almacenamiento.

276602 bytes 310265 bytes 355389 bytes 292435 bytes 352808 bytes 405803 bytes 332070 bytes 278338 bytes 407700 bytes 377086 bytes 413231 bytes 338114 bytes 287063 bytes 352900 bytes 158177 bytes 243141 bytes 374104 bytes

En el interior se puede ver el sistema de refrigeración patentado por la compañía, que es de tres caloductos con una base de cobre y un único ventilador en la parte posterior. La fuente de alimentación incluida es de 300 W con un certificado 80 PLUS Bronze, lo que no dará demasiado margen para los componentes a incluir. Se pueden instalar procesadores Core i7 de 95 W, y hasta tarjetas gráficas de 120 W, y Shuttle menciona expresamente como el máximo a la GeForce GTX 1060.

El chip de audio es algo básico, siendo un ALC662 de Realtek, y el controlador Ethernet es un i219LM de Intel con velocidad de hasta 1 Gb/s. El panel frontal tiene un espacio retirable por si se quiere instalar en el equipo una unidad o dispositivo de 5.25 pulgadas —como una regrabadora de DVD o un lector de Blu-ray—, y tiene dos conectores USB 3.0 en la parte inferior junto a dos de audio de 3.5 mm. En la parte trasera hay dos USB 3.0, cuatro USB 2.0, un Ethernet, tres de audio de 3.5 mm, un VGA, un HDMI 2.0 y un DisplayPort 1.2.

Un barebón práctico y versátil

0_img_0366.jpg

Para la prueba del equipo he optado por las siguientes piezas adicionales:

  • Core i5-8400
  • GeForce GTX 1060 Edición Fundador
  • Dos módulos HyperX Fury DDR4-2666 de 8 GB (perfil JEDEC de 2666 MHz)
  • Gammix S11 de 480 GB de ADATA, SSD de tipo PCIe

Al precio actual, eso son unos 690 euros adicionales a sumar al coste del barebón, por lo que el precio final del equipo se sitúa sobre los 1000 euros. Es importante tener en cuenta que es posible montar un PC con una semitorre de características similares por unos 100 euros menos, que dará más posibilidades de expansión y de elección de componentes, pero se pierde la característica de pequeño tamaño que es lo fundamental de este equipo.

Sobre la elección de procesador, se podría tener un Core i7-8700K también en el equipo, pero con una GTX 1060 instalada sería poco ideal, por el consumo de ambos y el del resto de componentes, así como los picos de consumo que pueda haber. Al ser un mini-PC, recomendaría limitarse a, si se quiere esa GTX 1060, instalar un Core i5-8400 como máximo. De esta forma también se elimina calor interno y por tanto ruido del equipo. La otra opción sería, si se quiere por ejemplo para trabajar o diseño, instalar una GeForce GTX 1050 Ti de 75 W de consumo, lo que dejaría bastante margen para instalar un Core i7.

350674 bytes 376110 bytes 394673 bytes 347008 bytes 292742 bytes 255639 bytes 316717 bytes 282445 bytes 253213 bytes 254387 bytes 299729 bytes 274349 bytes

Ruido

Los barebones de Shuttle los llevo usando desde hace años, incluso diría que el primero lo compré sobre el 2004 buscando pequeño tamaño y poco ruido. El primer apartado lo cumplió, pero el segundo puede que no lo cumpla para todo el mundo. La fuente de alimentación incluye un ventilador de 40 mm que puede ser algo ruidoso en carga, yéndose a los 32-34 dB en carga medido a unos 70 cm de distancia —detrás del monitor que he usado para probarlo, un 27UK850 de LG, con el ventilador del procesador también en carga. Si se tiene todo en uso, incluida una tarjeta gráfica, el equipo puede irse a los 36-40 dB de ruido, que es menor al de un portátil típico para juegos.

No es un ruido nada alto, y de hecho en reposo casi no hace ruido, si bien hay un cierto runrún de fondo de la fuente, el ventilador del procesador y la tarjeta gráfica que puede resultar molesto si se busca el silencio absoluto —sobre todo de madrugada—; para la inmensa mayoría de los usuarios será totalmente tolerable, y si se tiene música en el equipo con unos altavoces, no se notará nada. De hecho, Shuttle ha mejorado bastante en este apartado ya que ha cambiado en tiempos recientes los ventiladores de sus barebones, siendo bastante más silenciosos que antes. Aun así, se puede sustituir el incluido para el procesador por uno más silencioso, como un Silent Wings 2 de Be Quiet! de 92 mm. Con eso se elimina todo el ruido procedente de ese ventilador preinstalado, que puede ser más ruidoso ya que el de la fuente de alimentación casi no hace ruido.

Por tanto, los que busquen un equipo silencioso con esta potencia no lo van a encontrar, pero tampoco lo van a encontrar en la competencia. La única opción que queda es, como es mi caso, optar por semitorres con fuentes de alimentación pasivas (y caras), optar por grandes disipadores con ventiladores de baja velocidad, y tarjetas gráficas silenciosas —en general como las ediciones fundador de las GeForce RTX—. Pero eso ya requiere una inversión muchísimo mayor.

Más allá de tener cuidado con la elección de los módulos de memoria para que tengan un perfil JEDEC de 2666 MHz, la elección de componentes no representa un problema para este barebón. Hay espacio para instalar la GTX 1060 y poner la bandeja con las unidades encima, aunque no cuanto más pequeña la tarjeta gráfica, mejor. También recomendaría elegir una tarjeta gráfica tipo turbina para que expulse todo el calor fuera del equipo en lugar de recircularlo. En este último caso puede ponerse el ventilador del procesador a tope, y eso sí sería un ruido muy alto.

Temperaturas y consumo

El equipo lo he probado con esta GTX 1060 FE y el Core i5-8400 en carga completa, y consume en torno a los 210 W máximo, con temperaturas normales de funcionamiento de la tarjeta gráfica, sobre los 78 ºC, y el procesador, sobre los 65-70 ºC según el nivel de uso. Con una prueba de carga como Furmark, el equipo no ha tenido problemas para funcionar largos periodos de tiempo sin cortes ni ruido adicional.

En reposo apenas consume 25 W, que es algo más de la mitad de lo que consumiría una semitorre con una placa base normal —andaría sobre los 42-45 W—, debido a que la placa base también está diseñada para consumir lo mínimo. Eso tiene algunos inconvenientes, como el uso de un BIOS bastante básico, y en el que apenas hay opciones a tocar. Más allá de gestionar la unidad de arranque, activar el multihilo u otros parámetros básicos, no aporta nada más, siendo la pérdida más notable la de no poder activar perfiles XMP.

En juegos, en Civilization VI apenas consume 120 W —algo más cuando procesa el turno—, mientras que en juegos más exigentes puede consumir sobre los 160-170 W, unos 10-20 W menos de lo que consumiría una semitorre con mismos componentes y una placa base de consumo normal.

Conclusión

0_img_0249.jpg

Actualmente hay cada vez menos razones para comprarse un equipo grande y aparatoso, sobre todo si se quiere mantener tal y como se compre durante bastantes años. Hay consumidores que aguantan con sus equipos hasta diez años y, por tanto, un barebón o mini-PC va a ser una opción a considerar. Como he indicado en las características del SH310R4, al poder instalar incluso una GTX 1060 le dotará de buena potencia gráfica al equipo con un consumo suficientemente bajo. Para los que les guste trastear en el equipo o renovarlo cada poco, la compra de este equipo no tendrá sentido.

Para esos usuarios que sí puedan estar interesados en él, he de decir que estos barebones de Shuttle son de los mejores que hay en el mercado. Con una fuente de 300 W y un chipset H310 se pueden conformar equipos muy potentes hoy en día. El diseño del equipo está cuidado, si bien el diseño no ha cambiado mucho en los últimos años, y el aluminio en color negro de la tapa le da un buen acabado.

Tiene buenas capacidades de expansión, con dos unidades de 2.5 pulgadas y un M.2 PCIe, además de poder ponerle esa grabadora de DVD. Todo en un pequeño tamaño que permitirá liberar espacio en la habitación y simplificará también la limpieza de la mesa. Tampoco se queda corto en capacidad para procesador, tarjeta gráfica y memoria, con las limitaciones indicadas. Los niveles de ruido son muy buenos, salvo por el runrún que hay en reposo pero que no resulta molesto. En general, este SH310R4 es un buen barebón con el que crear un mini-PC de gama media.

Recomendado Geektopia

Puntuación

8.5

sobre 10

Lo mejor

  • Pequeño tamaño y buen diseño.
  • Amplias posibilidades de configuración para un equipo generalista.

Lo peor

  • No es totalmente silencioso en reposo, pero sí muy silencioso.
  • No permite usar XMP para los módulos de memoria.