Gigabyte presentó en 2017 la caja AORUS AC300W, y tras una pequeña revisión para cambiarle el USB tipo C frontal del estándar 3.0 al 3.1, ahora la ha renovado en forma de la AORUS C300 Glass. En esta ocasión cambia ligeramente el diseño de la entrada de aire del frontal-lateral, y cambia el panel lateral de un panel de acero y plástico transparente a un panel de cristal templado de 4 mm de grosor ligeramente tintado.

El resto del equipo se mantiene casi intacto. La caja mide 469 × 211 × 458 mm (al. × an. × pr.) y pesa 7 kg, y en su interior dispone de los enganches para placas base ATX, micro-ATX y mini-ITX. Cuenta con un sistema de iluminación RGB direccionable (ARGB) en torno al frontal así como en la cobertura del compartimento de fuente y almacenamiento, con la posibilidad de crear efectos de luz personalizados.

Tiene espacio para tres ventiladores de 120 mm o dos de 140 mm en el frontal, uno de 120/140 mm en la parte trasera, y dos de 120/140 mm en la parte superior. Incluye dos bandejas para discos de 2.5 o 3.5 pulgadas al lado de la fuente de alimentación, así como tres de 2.5 pulgadas sujetas en la parte posterior de la placa base.

Se pueden instalar disipadores de hasta 170 mm de altura, tarjetas gráficas de hasta 410 mm de longitud, y fuentes de alimentación de hasta 200 mm. En el frontal de la caja incluye un conector HDMI para facilitar el uso de gafas de realidad virtual, y también un conector USB 3.1 tipo C, además de dos USB 3.0, dos de audio de 3.5 mm y un botón para controlar la iluminación RGB. Los filtros de polvo incluidos se pueden desmontar para facilitar su limpieza,