La empresa alemana Be Quiet! anunció a finales de 2017 la caja Dark Base 700, y algo más de un año después ha anunciado una versión en color blanco, si bien es una edición limitada a 3000 unidades. Esta Dark Base 700 White Edition dispone de una ventana lateral de cristal templado e interior compartimentado, con un tamaño de 519 × 241 × 544 mm (al. × an. × pr.) y pesa 13.2 kg, admitiendo en su interior placas base E-ATX, ATX, micro-ATX y mini-ITX.

Las tiras de los laterales del frontal pueden brillar en distintos colores, controladas por un botón en el frontal. El diseño de la caja es semimodular, por lo que se pueden retirar prácticamente todos los elementos de la misma, salvo el armazón externo. Dispone de filtros superior, inferior y frontal extraíbles. Tiene un peso de 13.25 kg.

En el panel frontal incluye un controlador manual de la velocidad de los ventiladores de la caja, un puerto USB 3.1 tipo C, dos USB 3.0 y dos conectores de 3.5 mm. Hay espacio para disipadores de hasta 180 mm de altura, tarjetas gráficas de hasta 286 mm o 430 mm sin el espacio para las unidades de 3.5 pulgadas, y fuentes de alimentación de hasta 285 mm. Además de siete ranuras PCIe en horizontal, dispone de dos en vertical para situar en esa posición una tarjeta gráfica.

Se pueden instalar dos ventiladores frontales de 120/140 mm, tres superiores de 120/140 mm y uno trasero de 120/140 mm, más otro de 120/140 mm en la parte inferior y otro en la cobertura de la fuente de alimentación. Cuenta con dos ventiladores de 140 mm preinstalados de tipo SilentWings 3 de hasta 1600 RPM y un ruido máximo de 15.5 dB. El concentrador de ventiladores tiene conectores para seis ventiladores.

Su precio es de 189 euros y se pone a la venta el 19 de febrero.