Al igual que otras compañías Microsoft ha estado desarrollando su propio sistema de realidad virtual y aumentada con la ventaja de que la ha integrado directamente en Windows 10. Pero también sigue evolucionando sus gafas de realidad aumentada HoloLens, las cuales han captado bastante atención de los profesionales y, ahora, también del Ejército de los Estados Unidos. Según indica Bloomberg, Microsoft ha cerrado un acuerdo por el Ejército por valor de 480 millones de dólares.

Cada HoloLens cuesta entre 3000 y 5000 dólares para los profesionales y empresas que quieren comprar, por lo que de momento entra en el precio la nada desdeñable cifra de 100 000 gafas. La intención del Ejército es la de usarlo en el entrenamiento de los soldados, pero también sobre el campo para crear soldados más letales y que puedan detectar y neutralizar amenazas de manera más eficiente al disponer de más información para tomar mejores decisiones en el campo de batalla.

Microsoft ha vendido hasta ahora unas 50 000 unidades de HoloLens, según han indicado a la Oficina de Patentes de la Unión Europea, por lo que el pedido es un empujón más que importante a esta división de Microsoft. Además se presupone que la versión que se venderá al Ejército variará respecto a la comercial para adaptarse a las necesidades de los soldados. Los ofendiditos que estén trabajando para HoloLens y no quieran participar en un proyecto para el Ejército de los EE. UU. podrán solicitar que se les cambie de proyecto.

Vía: TechSpot.