Cadence y Micron están colaborando para llevar al mercado los primeros chips de memoria DDR5 que los fabricantes de módulos de memoria usen para los equipos generalistas. En mayo indicaron que tendrían en 2019 listos los chips, y se han reafirmado en sus intenciones adelantándose a la aprobación del estándar de memoria por parte del JEDEC y colaborando en la producción de este tipo de chips de memoria.

Micron podría empezar a producirlos en masa a finales de 2019, por lo que no parece posible que haya equipos de consumo que usen esta memoria en 2019, si bien en el sector de los servidores y centros de datos se llevan diseñando soluciones con DDR5 desde la segunda mitad de 2017. Por tanto, podrían llegar soluciones a finales del próximo año que la usen. Se espera que funcionen a entre 4266 MHz a 4600 MHz, y alcancen los 6400 MHz cuando la tecnología esté madura. Tienen un consumo de entorno a 1.1 V frente a los 1.2 V de los módulos actuales de 2667 MHz.

1104.ddr53.jpg-650x0.jpg

En el sector consumo, los dispositivos consumo que usen esta memoria DDR5 empezarían a diseñarse en 2019, si bien ya debería de haber empresas que estén diseñando productos para equipos de sobremesa —módulos de memoria, por ejemplo— y portátiles con DDR5.

La producción de chips por parte de Micron sería utilizando un proceso litográfico inferior a los 18 nm, y en chips de 16 Gb (2 GB), lo que podría permitir módulos de DDR5 de 32 GB. Sin embargo, Cadence tiene desarrollados procesos de diseño de soluciones DDR5 basadas en los nodos N7 y N7+ (7 nm y 7 nm+) de TSMC, sin y con el uso de luz ultravioleta extrema (UVE) para crear alguna de las capas, pero está trabajando en procesos litográficos aún más avanzados.

Fuente: Cadence. Vía: AnandTech.