AMD consiguió sorprender el año pasado con su arquitectura Zen de núcleo para unidades centrales de procesamiento (CPU) y, pese a algunos altibajos iniciales, ha sabido hacerse un hueco en un mercado que estaba totalmente dominado por Intel. Con unos procesadores Ryzen de bajo consumo, suficiente rendimiento por núcleo como para usarse en la mayoría de equipos para juegos, y un bajo precio han supuesto una buena combinación para incentivar las ventas.

Por eso muchos estaban esperando a la segunda generación, exenta de los problemas iniciales y que mejorara sustancialmente la potencia de la primera generación. Aunque esto último no ha sido así, y los Ryzen 2000 pueden ser considerados un refrito de los Ryzen 1000, la plataforma AM4 en sí ya es una plataforma madura. Por precio, unos 230 euros en su puesta a la venta, el que más llama la atención para un equipo para juegos es el Ryzen 5 2600X, y por eso ha sido el que elegí para analizar primeramente.

Ryzen 2000 y arquitectura Zen+

ryzen_5_2600x.jpg

AMD ha sabido hacerse un hueco nuevamente en el sector de los procesadores de consumo con la serie Ryzen. Incluye una microarquitectura de núcleo totalmente nueva llamada Zen, implementada en un chip denominado Zeppelin que incluye dos grupos de cuatro núcleos con una gran zona común de 16 MB de caché de nivel 3. Dicha arquitectura Zen ha experimentado poca variación en los Ryzen 2000, aunque las mejoras introducidas han validado para que AMD pase a denominarla en ellos como Zen+.

Esta mciroarquitectura está diseñada a 12 nm según el proceso de fabricación de GlobalFoundries, aunque AMD ha mantenido el tamaño del chip Zeppelin de 213 mm2, y dejando en su sitio cada uno de los elementos que lo componían a 14 nm. De esta forma hay más espacio interno entre los transistores, lo que beneficia a las temperaturas de los chips. Básicamente los Ryzen 2000 son versiones de los Ryzen 1000 con las frecuencias subidas, aunque gracias a ese proceso de 12 nm y la estructura del chip permite que se suban mucho más que los modelos a los que sustituyen.

Serie Coffee Lake de procesadores Intel
Núc./hilosFrec. baseTurboCaché L3TDPMemoriaRefrigeradorPrecio
Ryzen 7 2700X8/163.7 GHz4.3 GHz16 MB105 W2933 MHzWraith Prism RGB329 €
Ryzen 7 27008/163.2 GHz4.1 GHz16 MB65 W2933 MHzWraith Spire RGB299 €
Ryzen 5 2600X6/123.6 GHz4.2 GHz16 MB95 W2933 MHzWraith Stealth229 €
Ryzen 5 26006/123.4 GHz3.9 GHz16 MB65 W2933 MHzWraith Stealth199 €

Por una parte, esto beneficia a la potencia mononúcleo de los procesadores, con lo que aprovecharán mejor las tarjetas gráficas más potentes. Pero por otro, tampoco dejan de ser refritos, por lo que la mejora de potencia base es de en torno al 10 %. Al menos, antes de tener en cuenta un par de mejoras a nivel de arquitectura que tienen los núcleos Zen+.

Aunque AMD ha mantenido el zócalo AM4 y aparentemente así lo hará hasta 2020, cuestión a parte es que los fabricantes de placas base distribuyan en 2020 actualizaciones del BIOS para las placas base que pusieron a la venta en 2017. Personalmente lo veo poco probable, ya que preferirán en su lugar vender las placas base más modernas, y por otro lado, salvo que se tenga un chipset más nuevo se carecerá de acceso a las nuevas características de los procesadores.

En este caso son Precision Boost 2 y Extended Frequency Range 2 (XFR2). El primero permite que el turbo se aplique a todos los núcleos y no solo a uno o dos, lo que lleva a que el Ryzen 5 2600X, por ejemplo, se mantengan generalmente en torno a los 4 GHz cuando todos los núcleos están activos. En función de la refrigeración que tenga el procesador se activará o no XFR2, que es una pequeña subida adicional que se puede aplicar a alguno de los núcleos. En general, el procesador decide las frecuencias en función del consumo total, voltajes, temperaturas de cada núcleo respecto al contiguo, y otros, para entregar el máximo rendimiento posible en cada momento.

Otro aspecto clave de la arquitectura Zen+ es que se mejora la latencia de funcionamiento de la memoria de los procesadores, tanto de las cachés como del acceso a la memoria principal, lo que beneficia a ciertas cargas de trabajo. Según AMD, se mejora un 13 % la caché L1, un 34 % la caché L2, un 16 % la caché L3, y un 11 % el acceso a la memoria principal, además de permitir sin problemas memorias de 2933 MHz.

Ryzen 5 2600X

En cuanto al procesador Ryzen 5 2600X que analizo en esta review, llega en una caja de diseño prácticamente igual que en los procesadores Ryzen de 1.ª generación. El procesador en sí llega en un blíster con una pegatina y un pequeño manual, y lo que más ocupa es el refrigerador que ha incluido la compañía, un Wraith Spire, y que analizaré su rendimiento más adelante.

Este procesador funciona a una frecuencia base de 3.6 GHz y turbo de 4.2 GHz, con una potencia de diseño térmico (TDP) de 95 W, y como el resto de procesadores Ryzen 2000, puede utilizarse junto a memoria de hasta 2993 MHz antes de tener que usar perfiles de memoria (XMP) para acceder a mayores velocidades. Afortunadamente, en los Ryzen de 2.ª generación no hay casi problemas para usar memoria de 3200 MHz, y más allá dependerá mucho de la placa base utilizada.

El procesador al que sustituye, Ryzen 5 1600X, disponía de una frecuencia base de 3.6 GHz y turbo de 4 GHz, por lo que en principio su mejora depende en realidad de usarse con una placa base con chipset que saque todo el partido a Precision Boost 2 y XFR2.

256286 bytes 219797 bytes 208255 bytes 199941 bytes 266275 bytes 220854 bytes 168246 bytes 154912 bytes 248123 bytes

Actualización del BIOS

bios.jpg

El sistema básico de entrada-salida o BIOS el BIOS y no la BIOS, porque en español hay que mantener la concordancia de género del artículo con la sigla— ha mejorado sustancialmente con la llegada de los Ryzen 2000. Sobre todo el punto gris, el de la compatibilidad con módulos de memoria, que ahora es compatible con la inmensa mayoría de módulos a 3200 MHz o menos, y según AMD pueden usarse hasta los de 3600 MHz con relativa facilidad en las mejores placas base de zócalo o socket AM4.

Solo las X470 llegan con el BIOS actualizado, y por tanto toca una actualización del BIOS. Muchos me habéis preguntado cómo se hace, y siempre he respondido que es sencillo, y lo más fácil es a través del propio BIOS. La mayoría de fabricantes disponen de alguna forma de consultar con sus servidores desde él y proceder a la actualización automática, aunque esto dependerá del fabricante y modelo de placa base.

Para la que uso en el análisis, una B350M-A Prime de ASUS, la compañía lo pone fácil. Solo hay que ir al modo avanzado de configuración (F7), ir al menú de Herramientas, y seleccionar la opción Utilidad ASUS EZ Flash 3. Ahí se elige la forma de actualizar: 1) a través de una memoria USB en el que esté el nuevo archivo del BIOS descargado desde la página de asistencia técnica de la compañía; o 2) a través de Internet.

Esa última opción es la más rápida y mejor, ya que contacta con el servidor de ASUS, comprueba si hay un nuevo BIOS, los descarga en caso afirmativo, y lo instala. Busca versiones del BIOS que sean estables, por lo que no incluye las distintas betas que va publicando ASUS en la página de asistencia de la placa base. Rápido, sencillo, y para toda la familia. Lo único que hay que asegurarse es de no tocar el botón de encendido del equipo, reiniciarlo ni que se vaya la luz mientras se está parcheando la placa base.

263274 bytes 270066 bytes 234048 bytes 199371 bytes 220469 bytes 102597 bytes 160591 bytes 141649 bytes

Resultados en computación y trabajo

A continuación tenéis una serie de pruebas relacionadas con la potencia de cómputo y en entornos de trabajo del procesador. La primera prueba es un clásico para comprobar el potencial de uso en renderizaciones, Cinebench R15.

Cinebench R15, prueba mononúcleo
Core i7-8700K
206
Core i7-7700K
193
Core i7-6700K
182
Core i5-8400
173
Ryzen 5 2600X
170
Ryzen 7 1800X
162
Core i7-6900K
161
Ryzen 7 1700X
153
Ryzen 5 1600X
150
Ryzen 5 1500X
148
Ryzen 7 1700
148
Core i5-7400
147
Ryzen 3 1300X
146
Pentium G4560
144
Core i5-6400
141
Ryzen 3 1200
126
Ryzen 5 1400
125
A12-9800
98
Athlon X4 950
92
Cinebench R15, prueba multinúcleo
Ryzen 7 1800X
1640
Core i7-8700K
1556
Ryzen 7 1700X
1545
Core i7-6900K
1477
Ryzen 7 1700
1444
Ryzen 5 2600X
1357
Ryzen 5 1600X
1227
Core i5-8400
968
Core i7-7700K
963
Core i7-6700K
902
Ryzen 5 1500X
801
Ryzen 5 1400
678
Core i5-7400
567
Ryzen 3 1300X
541
Core i5-6400
528
Ryzen 3 1200
468
Pentium G4560
376
A12-9800
325
Athlon X4 950
302

7-Zip incluye una herramienta para ver su rendimiento en compresión y descompresión de archivos.

7-Zip, en MIPS
Core i7-8700K
42210
Ryzen 5 2600X
36310
Ryzen 7 1700
35703
Ryzen 5 1600X
32081
Core i7-6700K
26813
Core i5-8400
25778
Ryzen 5 1500X
21924
Ryzen 5 1400
18339
Core i5-7400
15173
Ryzen 3 1300X
14590
Core i5-6400
14380
Ryzen 3 1200
12683
Pentium G4560
12127
A12-9800
11416
Athlon X4 950
10529

Una prueba en PC Mark 8 Home, sin aceleración mediante OpenCL.

PCMark 8 Home, sin OpenCL
Core i7-8700K
4765
Core i7-7700K
4623
Core i5-8400
4086
Core i7-6700K
4054
Ryzen 5 2600X
3947
Core i7-6900K
3920
Ryzen 5 1500X
3617
Ryzen 3 1300X
3440
Ryzen 7 1700
3389
Pentium G4560
3351
Ryzen 5 1400
3306
Core i5-7400
3297
Core i5-6400
3168
Ryzen 3 1200
3114
A12-9800
2645
Athlon X4 950
2233

La potencia general del Ryzen 7 2600X es muy elevada, si bien tiene una menor potencia mononúcleo que el mejor procesador de Intel ahora mismo, el Core i7-8700K. Eso puede llevar a pequeñas limitaciones en juegos, pero a su vez los seis núcleos físicos del Ryzen 7 2600X aportan una gran potencia de procesamiento multinúcleo, que solo se puede conseguir en Intel gastándose más de 100 euros más en un procesador como el i7-8700 u 8700K. En general, tiene un muy buen rendimiento.

Metodología de análisis de rendimiento gráfico

Las pruebas de rendimiento las realizo seleccionando los preajustes ultra siempre que es posible y si dan la opción, aunque en Ashes of the Singularity los pongo en altos para forzar una tasa de fotogramas mayor. Sobre el suavizado, no lo pongo más allá de FXAA para poder compararlo bien con la resolución QHD y 4K, en la que esta última en un monitor estándar de 27 pulgadas sirve de poco o nada poner el suavizado de bordes. También el poner un suavizado de mayor o menor calidad dependerá del tamaño del monitor y la distancia de uso, y puede haber diferencias a la hora de aplicar uno u otro en función de la arquitectura de la tarjeta gráfica.

También desactivo las características específicas de tarjetas de cada marca, como la oclusión ambiental HBAO+ de Nvidia o el PureHair de AMD, por el posible impacto negativo que tengan en las tarjetas de la marca contraria. Las pruebas se han realizado con los controladores GeForce 397.31 instalados y los Radeon Adrenalin 18.3.4.

Los valores se toman de los archivos de tiempo de fotograma que generan los juegos, o mediante OCAT, una aplicación de AMD que integra la librería PresentMon de Intel. Esta librería se engancha directamente a la API gráfica que se esté usando —DX11, DX12 o Vulkan, entre otras—, dando medidas muy precisas de los tiempos de fotograma. Analizando los datos del archivo generado mediante un script se puede obtener la tasa de fotogramas, y también estudiar sus resultados en distintas gráficas pasándolos a una hoja de cálculo.

Los valores se toman al menos dos veces por juego, y se cierran todas las aplicaciones y procesos no imprescindibles mientras se ejecutan para asegurar que no hay nada consumiendo tiempo de CPU en segundo plano. También se desactivan las interfaces de Steam, UPlay y Origin para evitar conflictos. Además de mostrar la tasa media de fotogramas, incluyo el percentil 99, que es el mínimo de FPS por encima del cual se pasa el 99 % del tiempo el juego, lo cual es una medida del tiempo de fotograma máximo que hay en un juego. Generalmente, si baja de 30 FPS el percentil 99 se puede considerar como que la experiencia de juego no será totalmente fluida.

Equipos de pruebas

Para las pruebas he escogido en esta ocasión dos equipos distintos para poder realizar bien la comparación. El primero incluye un Core i7-8700K, usado tal cual también con un Core i5-8400, y un equipo con un Ryzen 5 2600X. Ambos usan la misma memoria a 3200 MHz, aunque en el caos del equipo Ryzen lo he probado con una placa base con chipset B350, lo cual no es idóneo para probar las capacidades de subida de frecuencias del Ryzen 5 2600X. Los equipos los tenéis a continuación.

Pruebas de tarjeta gráfica dedicada

Como he indicado anteriormente, las pruebas se han realizado con una GTX 1080 en cuatro procesadores distintos de un rango de precios similar. Se han tomado medidas a 1080p, 1440p y 2160p, indicando tanto la media de FPS como el percentil 99 de la información de tiempos de fotograma capturados por PresentMon o las pruebas de rendimiento integradas en los juegos.

Ashes of the Singularity: Escalation

Radeon RX Vega 64

Ashes of the Singularity: Escalation, RX Vega 64, 1080p
DX 11, media FPS
79,3
65,8
DX 11, perc. 99
30,3
24,7
DX 12, media FPS
107,8
97
DX 12, perc. 99
69,8
68,1
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X
Ashes of the Singularity: Escalation, RX Vega 64, 1440p
DX 11, media FPS
73,9
63
DX 11, perc. 99
26,3
22,9
DX 12, media FPS
95,2
91,8
DX 12, perc. 99
63
63,7
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X
Ashes of the Singularity: Escalation, RX Vega 64, 2160p
DX 11, media FPS
61,5
57,5
DX 11, perc. 99
22,3
17,4
DX 12, media FPS
75,9
76,1
DX 12, perc. 99
51,7
52,3
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X

GeForce GTX 1080 Ti

Ashes of the Singularity: Escalation, GTX 1080 Ti, 1080p
DX 11, media FPS
100,5
87,4
91
DX 11, perc. 99
60,3
50,4
59,8
DX 12, media FPS
113,1
102,8
96,3
DX 12, perc. 99
79,4
78,5
73
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400
Ashes of the Singularity: Escalation, GTX 1080 Ti, 1440p
DX 11, media FPS
100,2
87
86,1
DX 11, perc. 99
54,4
48,2
54
DX 12, media FPS
112,1
101,9
93,8
DX 12, perc. 99
78,7
74,9
67,5
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400
Ashes of the Singularity: Escalation, GTX 1080 Ti, 2160p
DX 11, media FPS
87,9
78,8
85,7
DX 11, perc. 99
51,4
45,2
51,7
DX 12, media FPS
95,5
92,4
90,3
DX 12, perc. 99
48,7
61,6
52,6
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400

Hitman

Radeon RX Vega 64

Himan, RX Vega 64, 1080p
DX 11, media FPS
82,9
81,7
DX 11, perc. 99
52
49,6
DX 12, media FPS
87,1
86
DX 12, perc. 99
68,8
65,4
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X
Himan, RX Vega 64, 1440p
DX 11, media FPS
83,1
80,6
DX 11, perc. 99
53,6
48,1
DX 12, media FPS
86,3
85,4
DX 12, perc. 99
66,8
64,6
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X
Himan, RX Vega 64, 2160p
DX 11, media FPS
60,1
59,7
DX 11, perc. 99
45,8
45,2
DX 12, media FPS
59,9
59,8
DX 12, perc. 99
43,4
42,4
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X

GeForce GTX 1080 Ti

Hitman, GTX 1080 Ti, 1080p
DX 11, media FPS
88,3
83,3
86,7
DX 11, perc. 99
62,8
52,5
57,7
DX 12, media FPS
89,5
86,7
88,2
DX 12, perc. 99
74,4
66,8
64
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400
Hitman, GTX 1080 Ti, 1440p
DX 11, media FPS
87,5
83
85,1
DX 11, perc. 99
61,2
52,8
54
DX 12, media FPS
90
87,3
88,4
DX 12, perc. 99
74,1
66,8
62,1
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400
Hitman, GTX 1080 Ti, 2160p
DX 11, media FPS
73
66,9
69,6
DX 11, perc. 99
49,6
42,5
46,4
DX 12, media FPS
71,1
65,4
68,1
DX 12, perc. 99
57,7
49,3
43,5
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400

Total War: Warhammer

Radeon RX Vega 64

Total War: Warhammer, RX Vega 64, 1080p
DX 11, media FPS
103,9
102,2
DX 11, perc. 99
77,9
75,3
DX 12, media FPS
104,6
93,4
DX 12, perc. 99
72,9
63,7
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X
Total War: Warhammer, RX Vega 64, 1440p
DX 11, media FPS
76,5
76,4
DX 11, perc. 99
58,1
58
DX 12, media FPS
79,2
79,4
DX 12, perc. 99
51,6
61
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X
Total War: Warhammer, RX Vega 64, 2160p
DX 11, media FPS
44,1
44,3
DX 11, perc. 99
34,1
33,9
DX 12, media FPS
44,9
45,6
DX 12, perc. 99
34,4
35,1
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X

GeForce GTX 1080 Ti

Total War: Warhammer, GTX 1080 Ti, 1080p
DX 11, media FPS
145,4
123,8
135,4
DX 11, perc. 99
99,8
79,9
80,6
DX 12, media FPS
110,8
91,7
101,6
DX 12, perc. 99
68,2
60,8
70,9
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400
Total War: Warhammer, GTX 1080 Ti, 1440p
DX 11, media FPS
108,7
100,5
107,5
DX 11, perc. 99
81,4
74,7
75,9
DX 12, media FPS
96,9
84,9
93,5
DX 12, perc. 99
68,4
60,5
71,1
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400
Total War: Warhammer, GTX 1080 Ti, 2160p
DX 11, media FPS
61,2
60,8
61,3
DX 11, perc. 99
44,6
46,6
44,5
DX 12, media FPS
58,7
55,8
59,3
DX 12, perc. 99
43,9
41,4
44,3
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400

Deus Ex: Mankind Divided

Radeon RX Vega 64

Deus Ex: Mankind Divided, RX Vega 64, 1080p
DX 11, media FPS
78,7
75,5
DX 11, perc. 99
60,2
58,3
DX 12, media FPS
82,9
81,9
DX 12, perc. 99
64,4
63,7
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X
Deus Ex: Mankind Divided, RX Vega 64, 1440p
DX 11, media FPS
55,1
53,2
DX 11, perc. 99
43,2
42,3
DX 12, media FPS
56,7
56
DX 12, perc. 99
44,7
43,6
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X
Deus Ex: Mankind Divided, RX Vega 64, 2160p
DX 11, media FPS
29,4
29,1
DX 11, perc. 99
24,2
23,4
DX 12, media FPS
29,9
29,6
DX 12, perc. 99
24,2
22,7
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X

GeForce GTX 1080 Ti

Deus Ex: Mankind Divided, GTX 1080 Ti, 1080p
DX 11, media FPS
96,8
82,7
97,5
DX 11, perc. 99
58,4
56,8
53,9
DX 12, media FPS
90,6
85,8
93,2
DX 12, perc. 99
70,5
63,7
57,9
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400
Deus Ex: Mankind Divided, GTX 1080 Ti, 1440p
DX 11, media FPS
65,8
58,8
64,4
DX 11, perc. 99
48,7
44,6
47,5
DX 12, media FPS
62,6
60,4
62
DX 12, perc. 99
50,9
47,2
48,2
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400
Deus Ex: Mankind Divided, GTX 1080 Ti, 2160p
DX 11, media FPS
36,2
33,4
36
DX 11, perc. 99
24,5
25,1
23,1
DX 12, media FPS
36
33,5
35,6
DX 12, perc. 99
21,3
24,7
21,5
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400

The Division

Radeon RX Vega 64

The Division, RX Vega 64, 1080p
DX 11, media FPS
101,2
102,2
DX 11, perc. 99
64,4
65,8
DX 12, media FPS
110,6
106,8
DX 12, perc. 99
72,5
74,1
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X
The Division, RX Vega 64, 1440p
DX 11, media FPS
74,1
75,3
DX 11, perc. 99
46,2
47,4
DX 12, media FPS
77,2
77,8
DX 12, perc. 99
48,8
51
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X
The Division, RX Vega 64, 2160p
DX 11, media FPS
42,5
43,9
DX 11, perc. 99
28,5
26,7
DX 12, media FPS
44,2
44,1
DX 12, perc. 99
28,7
29,4
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X

GeForce GTX 1080 Ti

The Division, GTX 1080 Ti, 1080p
DX 11, media FPS
125,5
114,8
124,2
DX 11, perc. 99
82,6
72,3
87,5
DX 12, media FPS
131,7
122,4
127,5
DX 12, perc. 99
71,4
82
73,2
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400
The Division, GTX 1080 Ti, 1440p
DX 11, media FPS
92,4
85
91,3
DX 11, perc. 99
54,6
52,9
56,9
DX 12, media FPS
90,1
89,5
90,5
DX 12, perc. 99
45,5
53,5
44,2
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400
The Division, GTX 1080 Ti, 2160p
DX 11, media FPS
51
49
52,6
DX 11, perc. 99
33,3
31,5
31,4
DX 12, media FPS
50,4
50,2
49,6
DX 12, perc. 99
29
29,7
29,2
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400

Gears of War 4

Radeon RX Vega 64

Gears of War 4, RX Vega 64, 1080p
Media FPS
113,4
117,9
Percentil 99
76,3
91,2
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X
Gears of War 4, RX Vega 64, 1440p
Media FPS
78,6
81,8
Percentil 99
61,2
66
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X
Gears of War 4, RX Vega 64, 2160p
Media FPS
42
41,6
Percentil 99
34,9
33,3
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X

GeForce GTX 1080 Ti

Gears of War 4, GTX 1080 Ti, 1080p
Media FPS
154,5
138,9
156
Percentil 99
87,5
82,1
88,4
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400
Gears of War 4, GTX 1080 Ti, 1440p
Media FPS
111,3
104,6
110,3
Percentil 99
74,1
73,7
70,9
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400
Gears of War 4, GTX 1080 Ti, 2160p
Media FPS
58
56,8
56,2
Percentil 99
41,8
39,8
42,4
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400

DiRT Rally

Radeon RX Vega 64

DiRT Rally, RX Vega 64, 1080p
Media FPS
153,1
147,6
Percentil 99
114,8
111,3
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X
DiRT Rally, RX Vega 64, 1440p
Media FPS
127,5
127,4
Percentil 99
109,8
110,1
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X
DiRT Rally, RX Vega 64, 2160p
Media FPS
72,5
74,2
Percentil 99
62,7
64,3
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X

GeForce GTX 1080 Ti

DiRT Rally, GTX 1080 Ti, 1080p
Media FPS
194,7
164,9
182,5
Percentil 99
136,2
113,6
130,8
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400
DiRT Rally, GTX 1080 Ti, 1440p
Media FPS
169,5
153
168,2
Percentil 99
140,8
112
134,4
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400
DiRT Rally, GTX 1080 Ti, 2160p
Media FPS
97,6
93
98
Percentil 99
84,2
81
86,1
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400

The Witcher 3

Radeon RX Vega 64

The Witcher 3, RX Vega 64, 1080p
Media FPS
94,7
97,5
Percentil 99
76,3
77,2
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X
The Witcher 3, RX Vega 64, 1440p
Media FPS
71,2
74,2
Percentil 99
58,2
58,1
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X
The Witcher 3, RX Vega 64, 2160p
Media FPS
41,7
44,1
Percentil 99
34,8
36
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X

GeForce GTX 1080 Ti

The Witcher 3, GTX 1080 Ti, 1080p
Media FPS
142,4
122,2
130,2
Percentil 99
77
98,7
57,4
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400
The Witcher 3, GTX 1080 Ti, 1440p
Media FPS
104,7
96,4
99,6
Percentil 99
68,6
78,9
40,4
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400
The Witcher 3, GTX 1080 Ti, 2160p
Media FPS
62,4
62,8
61,4
Percentil 99
38,9
51,2
38,9
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400

For Honor

Radeon RX Vega 64

For Honor, RX Vega 64, 1080p
Media FPS
155,1
155,1
Percentil 99
122
125
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X
For Honor, RX Vega 64, 1440p
Media FPS
107,8
108,4
Percentil 99
88,2
83,3
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X
For Honor, RX Vega 64, 2160p
Media FPS
54,4
54,9
Percentil 99
44,4
45,1
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X

GeForce GTX 1080 Ti

For Honor, GTX 1080 Ti, 1080p
Media FPS
210,8
193,6
206,4
Percentil 99
158,3
147,6
143,3
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400
For Honor, GTX 1080 Ti, 1440p
Media FPS
141,4
136,4
138,8
Percentil 99
114,8
108,5
112,1
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400
For Honor, GTX 1080 Ti, 2160p
Media FPS
75,3
72,2
74,9
Percentil 99
41,9
55,6
57,9
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400

Ghost Recon Wildlands

Radeon RX Vega 64

Ghost Recon Wildlands, RX Vega 64, 1080p
Media FPS
56
55,5
Percentil 99
45,7
45,3
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X
Ghost Recon Wildlands, RX Vega 64, 1440p
Media FPS
46
44,9
Percentil 99
37,9
36,5
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X
Ghost Recon Wildlands, RX Vega 64, 2160p
Media FPS
29,7
29
Percentil 99
23,4
22,6
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X

GeForce GTX 1080 Ti

Ghost Recon Wildlands, GTX 1080 Ti, 1080p
Media FPS
75
65,3
71,8
Percentil 99
59,9
46,7
42,4
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400
Ghost Recon Wildlands, GTX 1080 Ti, 1440p
Media FPS
59,3
54,4
56,7
Percentil 99
46,4
42,4
35
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400
Ghost Recon Wildlands, GTX 1080 Ti, 2160p
Media FPS
37,5
36
36,4
Percentil 99
28
25,3
25,3
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400

Warhammer 40 000: Dawn of War III

Radeon RX Vega 64

Dawn of War III, RX Vega 64, 1080p
Media FPS
113,4
117,9
Percentil 99
76,3
91,2
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X
Dawn of War III, RX Vega 64, 1440p
Media FPS
99
95,7
Percentil 99
82,7
73,9
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X
Dawn of War III, RX Vega 64, 2160p
Media FPS
51,9
50,7
Percentil 99
45,8
40,9
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X

GeForce GTX 1080 Ti

Dawn of War III, GTX 1080 Ti, 1080p
Media FPS
134,4
115,2
118
Percentil 99
103
90
87,8
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400
Dawn of War III, GTX 1080 Ti, 1440p
Media FPS
111,3
98,8
106,8
Percentil 99
94,2
84
84,5
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400
Dawn of War III, GTX 1080 Ti, 2160p
Media FPS
61,8
56
57,7
Percentil 99
53,2
46,3
45
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400

Assassin's Creed: Origins

assassin__039_s_creed__2017_-3852668.jpg

Radeon RX Vega 64

Assassin's Creed Origins, RX Vega 64, 1080p
Media FPS
66,8
57,1
Percentil 99
49,4
42,9
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X
Assassin's Creed Origins, RX Vega 64, 1440p
Media FPS
56,8
53,6
Percentil 99
45,9
42,3
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X
Assassin's Creed Origins, RX Vega 64, 2160p
Media FPS
35,9
35
Percentil 99
28,5
27,5
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X

GeForce GTX 1080 Ti

Assassin's Creed: Origins, GTX 1080 Ti, 1080p
Media FPS
93,1
78,7
84,5
Percentil 99
63,1
51,7
55,2
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400
Assassin's Creed: Origins, GTX 1080 Ti, 1440p
Media FPS
76,7
67,9
73,7
Percentil 99
55,1
46,6
48,2
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400
Assassin's Creed: Origins, GTX 1080 Ti, 2160p
Media FPS
47,8
43,8
47,5
Percentil 99
39,3
34,9
37,1
Core i7-8700K Ryzen 5 2600X Core i5-8400

Temperaturas, consumo y overclocking

wraith_spire.jpg

AMD proporciona con todos los procesadores Ryzen 2000 una refrigeración de serie, que en el caso del Ryzen 5 2600X es una Wraith Spire. No son las mejores, pero cumplen con su función y sin hacer un ruido excesivo. Aun así, y como se verá a continuación, con cualquier refrigeración de 30 a 40 euros se ganará en silencio y temperaturas, así como en capacidad de subir frecuencias.

Bajo una prueba de estrés como es Furmark y dejándolo durante 20 a 30 minutos, el procesador con la refrigeración de serie se mantiene en los 82 ºC funcionando a unas 2800 RPM. El nivel de ruido se sitúa en unos 38-39 dB —aunque no es ni agudo ni especialmente molesto—, y debido a esas temperaturas no da excesivo margen para subir frecuencias. En juegos se sitúa más en unos moderados 52 a 65 ºC según el juego, y es difícil que alguno vaya a hacer un uso al 100 % de todos los núcleos del procesador. Jugando, la velocidad es de unas 1800 RPM, y un ruido situado más hacia los 34-35 dBA. En reposo, esta ventilación funciona a 1450 RPM, estando a unos 42 ºC, con una temperatura ambiente de 26 ºC.

ReposoEn juegosCarga completa
Temperaturas
Wraith Spire+16 ºC+34 ºC+56 ºC
Ruido
Wraith Spire32 dB35 dB38 dB

En el terreno del consumo, solo los núcleos en carga completa consumen unos 82 vatios, frente a los 60 W que consumían los del Ryzen 5 1600X, como es normal al ser el Ryzen 5 2600X básicamente uno de esos pero subido de vueltas. El paquete completo, incluyendo el consumo del controlador de memoria y demás elementos, llega a alcanzar los 120 W. En otros análisis he visto que es más bien en torno a los 109 o 110 W, pero usan un chipset X470 y una refrigeración mejor. Eso significa que el sistema de alimentación del procesador es mejor, y permite aportar al procesador la potencia que necesita de manera más correcta. Además, el calor aumenta el consumo de energía de cualquier producto electrónico.

296355 bytes 246347 bytes 183383 bytes 422117 bytes 321387 bytes 365681 bytes 415901 bytes 321056 bytes

Me gustaría mirar esto más detenidamente en una placa X470 con una refrigeración mejor. Aun así, es un consumo bastante elevado, sobre todo en lo que se refiere a la diferencia entre los núcleos en sí y el empaquetado. En el caso de los procesadores Intel, la diferencia suele ser menor, de unos 5 a 10 W, y en el caso de los Ryzen puede superar los 30 W. Esa diferencia es debido al consumo de la interconexión Infinity, la memoria caché, etc., por lo que es una electrónica más compleja y ocupa más espacio en el chip Zeppelin comparativamente que en los chips Core. Todo esto lo digo más como curiosidad que como algo que sea bueno o malo. Intel y AMD usan arquitecturas distintas al fin y al cabo.

Con respecto al overclocking, la placa base Prime B350M-A de ASUS solo deja subirlo a 4.1 GHz en todos los núcleos antes de quedarse colgado al pasarlo a 4.2 GHz. Puesto que la frecuencia turbo se suele quedar en los 4 GHz con todos los núcleos activos gracias a Precision Boost 2, no es una mejora significativa. Dejo para una próxima actualización o un artículo a parte analizar la subida del procesador en una placa base X470, pero desgraciadamente no hemos podido conseguir una para este análisis.

Consumo del procesador, en vatios (W)
Core i5-6400
TDP de 65 W
31,1
38,5
Core i5-8400
TDP de 65 W
48,6
0
Ryzen 5 1500X
TDP de 65 W
49,5
68,3
Ryzen 5 1600X
60
76,2
Core i7-7700K
TDP de 95 W
77,9
88,1
Ryzen 5 2600X
TDP de 95 W
79,9
118,51
Core i7-8700K
TDP de 95 W
112,7
123,5
Solo núcleos Paquete

Conclusión

ryzen_5_2600x_wraith_stealth.jpg

AMD sigue por el buen camino en el terreno de los procesadores, y los Ryzen 2000, a pesar de ser solo una mejora incremental —y de esas que se han criticado muchísimo a Intel por ellas—, deja entrever un brillante futuro para esta serie. Eso tendrá que esperar a los procesadores Ryzen 3000 del año que viene, creados a 7 nm y con arquitectura Zen 2.

El Ryzen 5 2600X es un procesador muy potente en multitarea, lo que lo convierte en una opción más económico para ello que un Core i7-8700K. Cualquiera que vaya a darle un uso profesional como en diseño, vídeo o renderizado, haría bien en poner en su lista a este procesador. Pero como siempre, me suelo centrar más en el apartado del uso de los procesadores en juegos, y esa es otra historia.

En el análisis he incluido pruebas del Ryzen 5 2600X frente al Core i7-8700K con una GTX 1080 Ti, pero la historia no habría estado completa si no hubiera puesto también el Core i5-8400. Este último, de unos 160 euros frente a los 229 euros del Ryzen 5 2600X y los 315 del Core i7-8700K, es en realidad la bestia a batir en el terreno de los PC para juegos, por potencia-precio. En este aspecto, el Ryzen 5 2600X no consigue vencerlo claramente, y en la mayoría de juegos queda por debajo a la hora de aprovechar la GTX 1080 Ti, aunque algunas veces aporta un percentil 99 algo superior. Pero ciertamente, si el equipo es netamente para jugar y no se le quiere dar un uso profesional, no compensarán los 70 euros de diferencia —un 43 % más—.

ryzen_2000.jpg

De cara al futuro, cuentan las profecías que los juegos serán capaces de aprovechar los doce núcleos lógicos del Ryzen 5 2600X o el Core i7-8700K, pero estamos en el presente y eso no parece que vaya a ocurrir pronto. Es como las profecías que decían que DirectX 12 iba a revolucionar el rendimiento gráfico, y al final no ha sido así, y eso que las DX12 ya lleva desde julio de 2015 en circulación —casi tres años—. Mirando al presente y al futuro cercano, no hay diferencias entre comprar un Core i5-8400 o un Ryzen 5 2600X en juegos, con la ventaja de que el Core i5-8400 se puede acompañar de memoria de 2666 MHz sin perder rendimiento —salvo un poco en las tarjetas gráficas más potentes como la GTX 1080 Ti—.

El escenario de equipo para juegos en el que el Ryzen 5 2600X sería claramente superior sería en los que dos o más tarjetas gráficas, pero es un escenario que poca gente recomienda y yo tampoco. La dependencia de los perfiles SLI o CrossFire de las compañías lo hace poco deseable, además que AMD ya indicó que abandonaba ese terreno debido a la falta de interés de las desarrolladoras y hacia dónde va la potencia de las tarjetas gráficas. De hecho, ya no lo llama ni CrossFire, sino «multi-GPU» a secas de manera más genérica.

Dicho todo esto, como siempre a la hora de comprar o no un procesador habrá que valorar el uso que se le vaya a dar. El Ryzen 5 2600X es un procesador recomendable para juegos y uso profesional, y tiene un gran precio. Si se tiene el dinero, es recomendable para imprimir un poco de fluidez adicional al sistema operativo en el terreno de la multitarea. Si se quiere ahorrar y es un equipo para juegos u ofimática, el Core i5-8400 sigue siendo la elección idónea. En la práctica, no se puede decir nada especialmente negativo de este Ryzen 5 2600X, porque en esta ocasión mantiene el tipo incluso con una GTX 1080 Ti.