Los planes de las compañías tecnológicas como AMD e Intel suelen ser conocidas por los grandes distribuidores para planificar su carga de trabajo durante los siguientes meses. Pero de vez en cuando alguien dentro de ellas comete un error y, lo que debería ser un vídeo privado de YouTube, se torna público y todo el mundo pasa a conocer los entresijos de las compañías, y de primera mano. Es lo que le ha ocurrido a Bluechip, un distribuidor alemán que ha publicado la hoja de ruta de AMD e Intel para este 2018.

En el vídeo, ya borrado, se puede ver la confirmación de los chipsets Z390 de Intel y Z490 de AMD, las cuales llegarían en el tercer trimestre del año —pero sin confirmar— y en junio, respectivamente. AMD también tendría planeado un B450 que llegaría en las placas base de sus socios en julio, y los Ryzen Threadripper de segunda generación estaría disponibles a partir de agosto de 2018 junto con una nueva tanda de placas base con chipset X399.

Es más interesante que finalmente el rumoreado procesador de 8.ª generación de Intel con ocho núcleos físicos o dieciséis hilos de ejecución llegaría en el último trimestre del año y sería un Coffee Lake. Con el retraso de los procesadores Cannon Lake a 2019, tampoco es de extrañar, aunque bien lo que se calienta el Core i7-8700K, tengo curiosidad por saber cómo se va a portar ese bicho. Seguramente unas frecuencias más bajas, y más orientado a equipos con un par de tarjetas gráficas para juego a 4K.

66285 bytes 167201 bytes 240969 bytes 304729 bytes

Vía: AnandTech.