HTC presentó en el CES del pasado mes de enero las Vive Pro, su segunda generación de gafas de realidad virtual, y ahora ha anunciado que se ponen a la venta el 5 de abril por 799 dólares (879 euros), y ya se pueden reservar.La otra pega de estas gafas es que lo que cuesta 879 euros son las gafas en sí. No incluyen la estación base, los mandos o el adaptador inalámbrico, por lo que reduce bastante a quién está dirigido: los que tengan ya unas Vive, las cuales bajan de precio hasta los 499 dólares (599 euros), o quieran gastarse otros 300 euros en comprar los componentes adicionales por separado.

Mejoran en todos los aspectos respecto a las Vive, empezando por su pantalla, que será OLED y con una resolución de 1440 × 1600 píxeles por ojo, lo que supone un 78 % más de píxeles, con una densidad de 615 PPP. Esto reducirá bastante el efecto ventana al usar las gafas —ver los píxeles con un marco a su alrededor—. Los que han podido probarlas han dicho que no se eliminar totalmente. Para eso se necesita bastante más densidad de píxeles, y una tarjeta gráfica con una potencia que todavía no está en el mercado.

En la parte frontal ahora dispone de dos cámaras para detección de profundidad —que servirán en un futuro para realizar el seguimiento de las manos—, un audio inmersivo 3D con cancelación de ruido activa. En el tintero se queda el adaptador inalámbrico que usa la tecnología WiGig de Intel para eliminar los cables de conexión. Adicionalmente, los que compren las Vive Pro hasta el 3 de junio recibirán seis meses de suscripción gratuita a Viveport, la plataforma de programas de HTC, con la que se pueden elegir obtener cinco títulos al mes de entre más de 400 programas disponibles.

60550 bytes 63130 bytes 56744 bytes 36416 bytes

Vía: EnGadget.