Tras una investigación de más de dos años por parte de la Comisión Europea a las subvenciones de los estados miembro a empresas, centradas mayoritariamente en Irlanda y Luxemburgo, llegó en 2016 a la la conclusión de que Irlanda concedió ventajas fiscales ilegales a Apple por valor de hasta 13.000 millones de euros. El pasado mes de diciembre, la compañía de Cupertino aceptó realizar el pago de este importe, a pesar de que sigue reiterando que pagaron todos los impuestos que debían en su momento.

Quedaba pendiente que ambas partes acordasen cuando comenzarían los pagos de esta cantidad, habiendo llegado ya al mismo. Apple comenzará a realizar los pagos el próximo mes de marzo, finalizando los mismos en septiembre. No obstante, esto no significa que se vaya a dar por zanjado el asunto, ya que tanto la compañía de Cupertino como el gobierno irlandés han apelado la decisión de la comisión.

Hasta que se decida sobre la apelación, el dinero permanecerá en una cuenta escrow (una cuenta de un tercero que actúa como depositario de confianza, y que entrega la cantidad acordada una vez se compruebe el cumplimiento de las condiciones de la transacción entre ambas partes). Apple está convencida de que recuperarán el dinero, por lo que ha negociado los términos de esta cuenta, de forma que sea invertido para conseguir unos réditos adecuados.

Vía: 9to5Mac.