Si las noticias de un procesador Intel con chip gráfico integrado AMD es una noticia que parecía inverosímil, la de la compa de Qualcomm por parte de Broadcom por 100 000 millones de dólares también lo parecía. Era una cifra desorbitada pero adecuada para el tamaño que tiene Qualcomm, aunque Broadcom lo ha confirmado. Pero la realidad es que el precio estaba un poco lejos del correcto, pero hacia abajo, ya que con lo ofrecido por Broadcomm la suma asciende a 130 000 M$.

La compañía ofrece 70 dólares por acción de Qualcomm, dividiso en 60 dólares en efectivo y 10 dólares en acciones de Broadcomm, lo que le llevaría a contraer una deuda de 25 000 M$. Se trataría de un precio un 28 % por encima del valor de mercado de Qualcomm, lo que lo convertirá en bastante suculento para los accionistas de la compañía y su Junta Directiva.

Qualcomm estaba en proceso de comprar NXP Semiconductors por un valor de 39 000 M$, una compañía neerlandesa dedicada a la fabricación de chips con catorce fábricas repartidas por el mundo. La oferta de Broadcomm no afecta ni es afectada por el cierre o no de la compra de NXP Semiconductors.

Esta adquisición además sería una buena forma de que Apple, uno de los principales compradores de chips del mundo, volviera a comprar los chips de Qualcomm, ya que Apple utiliza extensamente los chips de comunicaciones de Broadcomm.