El sector de los semiconductores se está haciendo cada vez más pequeño con las adquisiciones de compañías que se están llevando a cabo. La siguiente podría ser la de Qualcomm, ya que Broadcom estaría interesada en establecer un trato con Qualcomm para su compra, que estaría valorada en más de 100 000 millones de dólares. Las acciones de Qualcomm subieron más de un 14 % tras conocerse esta noticia procedente de Bloomberg, aunque la subida ha ido moderándose con el paso de las horas.

El actual Broadcom Ltd. surgió el año pasado tras la compra de Broadcom Corp. por parte de Avago Technologies Ltd. por 37 000 M$. Avago llevaba en el panorama internacional desde 1961 como una división de Hewlett-Packard, y se separó de ella en 1999. Su negocio se centra en la creación de chips de comunicaciones, aunque también diseña sistemas en chip (SoC) para dispositivos móviles, entre otros.

Por otro lado, Qualcomm fue creada en 1985 en EE. UU., y además de ser conocida por los SoC de la serie Snapdragon, tiene un amplio portafolio de patentes relacionadas con tecnologías esenciales para la industria de las comunicaciones, como por ejemplo de LTE. Sin embargo, una serie de condenas por prácticas anticompetitivas se lo está poniendo difícil en medio mundo, y además ha iniciado una guerra legal con Apple que está desgastando a la compañía, ya que Apple está prescindiendo de sus chips para sus productos —y Apple es de los principales compradores de chips del mundo, por no decir el más importante—.

Tanto Broadcom como Qualcomm son empresas de semiconductores sin fundiciones, lo que significa que no los producen directamente, sino que tienen que recurrir a terceros para que los fabriquen.