Los análisis de la GTX 1080 Ti se han empezado a publicar, previa a su puesta a la venta mañana 10 de marzo, y ahora mismo no tiene absolutamente ningún rival en el mercado. Ni por potencia ni por precio, ya que va a costar 829 euros la edición fundador, el modelo de referencia, y la GTX 1080 ha bajado a los 550 a 600 euros.

Esta tarjeta gráfica está basada en el chip GP102 totalmente desbloqueado, que es el mismo utilizado por la Titan X de arquitectura Pascal. Eso significa que la GPU dispone de 3584 núcleos CUDA —1024 núcleos más que la GTX 1080—, con 224 unidades de texturas y 88 unidades de renderizado, funcionando a una frecuencia turbo de 1582 MHz. La frecuencia base es de 1480 MHz.

El diseño de la tarjeta es de tipo turbina, con un encapsulado para evitar que se vaya el aire caliente a otros componentes de la caja, y expulsado por la parte trasera por un único ventilador. Utiliza el diseño de cámara de vapor de Nvidia para maximizar la transferencia de calor de los componentes.

Comparativa gráficas GeForce
Característica GeForce GTX 1080 Ti Titan X GeForce GTX 1080 GeForce GTX 1070
Chip GP102 GP102 GP104 GP104
Sombreadores 3584 3584 2560 1920
Uds textura 224 224 160 120
Uds renderizado 88 96 64 64
Velocidad 1480 MHz 1417 MHz 1607 MHz 1506 MHz
Turbo 1582 MHz 1531 MHz 1733 MHz 1683 MHz
Memoria GDDR5X GDDR5X GDDR5X GDDR5
Tamaño 11 GB 12 GB 8 GB 8 GB
Bus memoria 352 bits 384 bits 256 bits 256 bits
Frec memoria 11 GHz 10 GHz 10 GHz 8 GHz
Ancho de banda 484 GB/s 480 GB/s 320 GB/s 256 GB/s
Consumo 250 W 250 W 180 W 150 W
TFLOPS 11.3 11 8.6 6.75

Incluye 11 GB de memoria GDDR5X a 11 Gbps, lo que resulta una cantidad curiosa de memoria, pero estará distribuida en 11 chips de 1 GB en la placa base. El bus de memoria es de 352 bits, lo que lleva a un ancho de banda de memoria de 484 GB/s. En el terreno del cómputo, dispone de la misma capacidad que la Titan X Pascal, por lo que también servirá para redes neuronales.

El consumo de la tarjeta gráfica es de 250 W, con un conector de ocho pines y otro de seis pines, con un tamaño de pastilla de 471 mm2, y una impresionante potencia de cómputo de 11.3 TFLOPS. Está fabricado por TSMC en un nodo de 16 nm, por lo que en este terreno no hay cambios con respecto a la GTX 1080 y Titan X Pascal. Además, el chip funcionará 5 ºC por debajo de lo que lo hacía la GTX 1080.

La disposición de los conectores traseros incluye tres DisplayPort 1.4 y un HDMI 2.0b. Por último, la tarjeta lleva un conector de SLI HB para disposiciones multi-GPU.

Pruebas de rendimiento

Tras hacer el repaso a las características de la tarjeta, es el momento de ver de lo que es capaz según los críticos que han podido analizarla. Las pruebas se han centrado en la capacidad de jugar a 4K y UHD, ya que Nvidia ha prometido que con esta tarjeta sí es posible jugar a 4K y 60 FPS.

Las pruebas de AnandTech al respecto arrojan cifras en torno a los 60 FPS a 4K, por lo que sí está hecha esta tarjeta para jugar a esa resolución. En QHD, una menos exigente, se sitúan más sobre los 100 o 120 FPS. La mejora de rendimiento se sitúa entre el 25 y 35 % según juego al compararla con la GTX 1080.

27995 bytes 26900 bytes 27163 bytes 27539 bytes 27597 bytes 28032 bytes 27063 bytes 26094 bytes 26555 bytes

En PC World el resultado es similar.

61580 bytes 67676 bytes 60763 bytes 70868 bytes 56087 bytes

Aunque es una tarjeta gráfica cara —829 euros no es barato—, a cambio se recibe un aumento de potencia muy notable. Con el precio actual de las GTX 1080 y 1080 Ti, se obtiene un 30 % de rendimiento adicional por un 50 % más de precio. Es algo habitual en las tarjetas gráficas que al ir a por modelos de mayor potencia resulten más caros comparativamente, pero el que quiera jugar a 4K y tenga el dinero ya puede ir reservar su GTX 1080 Ti.

Rendimiento tarjetas gráficas

GTX 1080 Ti 100%
Titan X 98.548544974015%
GTX 1080 77.928957151616%
GTX 1070 58.278284524305%
GTX 1060 42.000214649377%
Radeon RX 480, 8 GB 41.329189328032%

Vía: Nota de prensa de Nvidia, AnandTech.