Aunque el navegador Brave lleva ya tiempo en Google Play, y detrás de él está Brendan Eich, creador del lenguaje JavaScript y cofundador de la Fundación Mozilla. En su primera versión, Brave tenía una interfaz muy novedosa pero poco intuitiva, así que sus creadores han decidido darle un lavado de cara y relanzar el navegador.

Brave Software ha aprovechado bien los 4.5 millones de dólares de financiación que recibió recientemente y ha preparado una versión de su navegador con una interfaz mucho más tradicional, basado en las pestaña y no en burbujas con enlaces como sucedía en su versión anterior. Sigue manteniendo el sistema por el que los anuncios se sustituyen por unos menos invasivos, e incluso pudiendo hacer que desaparezcan con una donación en bitcoines.

La seguridad seguirá siendo muy importante en este nuevo Brave, con el forzado del protocolo HTTPS por defecto, posibilidad de bloquear cookies y ofreciendo protección contra malware y prácticas de robo de información por suplantación de identidad o bloqueo de scripts. Brave también está dispobible para Windows, Linux y macOS.