Western Digital es uno de los grandes fabricantes de discos duros que desde el año pasado ha inciado su andadura en el mundo de los SSD, el tipo de almacenamiento que poco se va imponiendo en todo tipo de equipos. La compra de SanDisk ha tardado un poco en dar sus frutos, pero las líneas WD Green y WD Blue son las primeras de SSD bajo la marca Western Digital y no de su subsidiaria.

El disco WD Green que analizo en el presente artículo es el modelo de 240 GB. Es una buena capacidad para analizar porque es una cantidad suficiente para instalar el sistema operativo, las aplicaciones y algún juego. También existe un modelo de 120 GB, que suele estar recomendados a presupuestos ajustados, y que es suficiente para instalar Windows y las aplicaciones más habituales.

SSD de Western Digital
Característica WD Green, 120 GB WD Green, 240 GB
Lectura secuencial 540 MB/s 545 MB/s
Escritura secuencial 405 MB/s 435 MB/s
Lectura aleatoria 4 KB 37000 IOPS 37000 IOPS
Escritura aleatoria 4 KB 63000 IOPS 63000 IOPS
Controlador Silicon Motion SM2256S Silicon Motion SM2256S
Encriptación
Durabilidad 40 TB 80 TB

Características técnicas

Este SSD incluye chips NAND fabricados por SanDisk con un tamaño de transistores de 15 nm, y de tipo TLC (tres bits por celda). Debido a la forma de funcionar de las memorias NAND —que podéis consultar en el artículo ¿Qué es un SSD?, utilizar este tipo de memorias afecta a su durabilidad pero a cambio se obtiene mucha más capacidad por chip fabricado, lo que abarata los costes de producción y por tanto de los SSD. Por eso esta serie WD Green está orientada a los que buscan unos SSD económicos para equipos que tengan un uso normal.

El apartado de la durabilidad no importa realmente si no se va a utilizar el equipo para tareas pesadas como por ejemplo aplicaciones de diseño que están continuamente escribiendo en disco. Para equipos con un uso netamente ofimático, ver vídeos y jugar, los 80 TB de durabilidad del WD Green SSD 240 GB son más que suficientes, y pueden pasar cinco o seis años antes de que el SSD presente algún problema. En ese tiempo seguro que este SSD ya ha sido jubilado por su baja capacidad.

Utiliza un controlador Silicon Motion SM2256S, alcanzando una velocidad máxima teórica de 545 MB/s de lectura secuencial y 435 MB/s de escritura secuencial. El apartado de la lectura y escritura aleatoria de archivos de tamaño 4 KB se queda en los 68 000 y 37 000 IOPS (operaciones de entrada y salida por segundo), que son valores ajustados a la capacidad, el controlador usado y el tipo de memoria. De aquí se puede deducir que será muy importante el coste de este SSD para decidir si es buena compra o no, más allá de los datos que puedan arrojar las pruebas de rendimiento.

412573 bytes 373113 bytes 347261 bytes 481322 bytes 421941 bytes 430896 bytes

Pruebas

Los SSD actuales tienen una tendencia a proporcionar la misma experiencia de usuario, y eso significa que la mayoría de las tareas que se tienen que hacer de leer y escribir ficheros en un uso normal se realiza en unos tiempos muy parecidos e indistinguibles para el usuario final. Un disco SATA3 y uno PCIe 3.0 x4 no tendrán diferencias notables si se utilizan para jugar, arrancar el sistema operativo o tareas básicas en programas de diseño, ya que dependen más del procesador y tarjeta gráfica.

Aun así, pueden proporcionar velocidades muy distintas para otras tareas más específicas, como copia de archivos grandes o pequeños entre discos, y para eso utilizo dos tipos de pruebas distintas: una para datos de uso específicos, y otras para datos de experiencia de usuario. Las pruebas están realizadas en un PC con una placa base Asus Z170 Pro Gaming, memoria DDR4-3000 y un Core i7-6700K, con Windows 10 Home 64 bits.

Lectura/escritura aleatoria y secuencial

La primera de ellas es una prueba de lectura/escritura secuencial y aleatoria de archivos 128 KB y 4 KB respectivamente, en el que se miden los resultados con colas de profundidad variables. Estas colas representan el número de operaciones que están siendo ejecutadas en un momento dado, y debido a la naturaleza de la memoria NAND, el rendimiento se beneficia de tener colas de mayor profundidad que potencia el paralelismo en las operaciones de E/S.

En una prueba enlatada es habitual que la QD sea de 32 para saturar el enlace E/S, pero en un uso real la profundidad de la cola suele ser sobre todo de 1, 2 y 4. En los siguientes datos se recogen los resultados de la media de estos tres tamaños de colas de profundidad. En el caso de las pruebas secuenciales, se realizan con bloques de 128 KB, y en las pruebas aleatorias son bloques de 4 KB. Se han dejado durante 5 minutos con Iometer en una zona de 16 GB de las unidades SSD.

WD Green SSD 240 GB, lectura secuencial 128 KB (MB/s)
X400 (1 TB)
535
850 EVO (1 TB)
521,17
Ultra II (960 GB)
516,23
MX300 (750 GB)
489,2
BX200 (480 GB)
480,61
BX200 (240 GB)
474,35
WD Green (240 GB)
391
WD Green SSD 240 GB, escritura secuencial 128 KB (MB/s)
Ultra II (960 GB)
488,78
850 EVO (1 TB)
483,92
MX300 (750 GB)
481
X400 (1 TB)
301,15
WD Green (240 GB)
141
BX200 (480 GB)
96,74
BX200 (240 GB)
84,11
WD Green SSD 240 GB, lectura aleatoria 4 KB (MB/s)
Ultra II (960 GB)
77,38
850 EVO (1 TB)
65,74
MX300 (750 GB)
64,5
X400 (1 TB)
63,52
WD Green (240 GB)
54,8
BX200 (240 GB)
49,98
BX200 (480 GB)
41
WD Green SSD 240 GB, escritura aleatoria 4 KB (MB/s)
850 EVO (1 TB)
237,11
MX300 (750 GB)
200,5
X400 (1 TB)
173,46
Ultra II (960 GB)
117
BX200 (480 GB)
52
BX200 (240 GB)
47,11
WD Green (240 GB)
45,2

PCMark 8

Una prueba que demuestra que en un uso cotidiano los SSD proporcionan la misma sensación de rendimiento es la PCMark 8 de almacenamiento, que representa una serie de sesiones pregrabadas de uso real en el día a día para las unidades SSD. La puntuación que aporta es un cálculo del tiempo que lleva reproducir la sesión de uso de varias aplicaciones y juegos (World of Warcraft, Battlefield 3, Photoshop, After Effects, etc.).

WD Green SSD 240 GB, PCMark (puntuación)
850 EVO (1 TB)
4992
MX300 (750 GB)
4963
Ultra II (960 GB)
4959
SSD 840 EVO (1 TB)
4922
BX200 (480 GB)
4890
WD Green (240 GB)
4830

Dicha prueba de PCMark 8 también calcula la velocidad de tranferencia del SSD durante el tiempo que está activo, y por tanto refleja un ancho de banda de uso real de la unidad.

WD Green SSD 240 GB, PCMark ancho de banda (MB/s)
850 EVO (1 TB)
293,1
Ultra II (960 GB)
246
MX300 (750 GB)
243
SSD 840 EVO (1 TB)
221,3
BX200 (480 GB)
190
WD Green (240 GB)
154,3

CrystalDiskMark 5.1.2

El rendimiento de esta prueba enlatada arroja resultados normales, similares como ya se ha visto anteriormente a otros SSD de gama de entrada como es la WD Green.

82113 bytes

Conclusión

Western Digital pone a la venta un SSD de gama de entrada, a un PVPR de 89 euros por la versión de 2.5 pulgadas, y de 95 euros por el modelo de tipo M.2. Son precios de fabricante, obviamente en cuanto se pongan a la venta bajarán para adecuarse al mercado como ocurre con todos los SSD. Además posiblemente el precio esté ya afectado de la escasez de memoria NAND que está impactando al precio de los SSD y memoria RAM DDR4, por lo que no se puede valorar en realidad el precio de fabricante y hay que esperar a que llegue a las tiendas y pase un tiempo.

En general es un buen SSD, en la parte baja del rendimiento, que debería de estar relativamente barato o rondar los 70 a 75 euros en un poco de tiempo para situarse en el precio de otros modelos similares como el BX200, de rendimiento similar, aunque como digo es difícil saber debido al precio que están experimentando los SSD.

La velocidad de lectura-escritura secuencial está en la parte baja de la tabla, pero la mejora de rendimiento de los SSD procede de los tiempos de acceso, y en ese apartado el WD Green SSD proporcionará esa mejora tan necesaria en los equipos actuales. Como se ve en los resultados de PCMark 8, el rendimiento en el día a día del SSD es similar al resto de SSD, por lo que no se puede decir nada negativo de este modelo, pero tampoco destaca en ningún aspecto, o debería hacerlo en el apartado del precio cuando se ponga a la venta.