El pasado junio, Google finalizó el despliegue de un cable transocenánico que une los Estados Unidos con Japón y que permite hasta 60 Tbps de velocidad (de los cuales 10 Tbps están dedicados en exclusiva para Google y sus servicios), la mayor para un cable de estas características, al menos de momento. Hoy Google ha anunciado que ha extendido el cable un poco más, llegando hasta Taiwán.

Este nuevo tramo une el país del sol naciente con el mayor centro de datos de Google en Asia, situado en el condado de Changhua (en la isla principal de Taiwán) admitirá un tráfico de hasta 26 Tbps y de nuevo está enfocado a mejorar los servicios de Google en la región, aunque otras empresas también podrán hacer uso de esta conexión.

Como dato curioso, Google explica que 26 Tbps permitirían que cada habitante de Taiwán pudiera enviar una fotografía de gran tamaño a un amigo japonés cada 15 segundos, lo que harían 138.000 millones de fotografías enviadas en un solo día.

Vía: Blog de Google, 9to5Google.