Samsung cuenta con una buena cantidad de patentes relacionadas con las pantallas curvas y flexibles. Cubren tanto métodos de fabricación como dispositivos que las utilizan, y en la actualidad ya cuenta algunos modelos en su catálogo como el Galaxy S6 Edge. La nueva patente que le ha sido concedida en EE. UU. apunta a dispositivos con pantalla flexible que pueden convertirse en pulsera.

La compañía podría adaptar la ubicación de los componentes a lo largo de la estructura, e incluirle un panel táctil a la pantalla. Cada dispositivo vestible podría contener distintas caracteristicas, por lo que algunos modelos serían teléfonos que podrían cambiar entre un modo de teléfono y otro de reloj.

Como siempre, que una compañía reciba una patente no significa que tenga ni siquiera un prototipo de ello, y podrían pasar años hasta ver un producto semejante por parte de Samsung.

66377 bytes 141962 bytes

Fuente: Patently Apple. Vía: PhoneArena.