Microsoft está unificando cada vez más su sistema operativo Windows para que la misma versión funcione en el mayor número de plataformas posibles. Pero siempre necesitará arreglos en cuanto a la interfaz de usuario, y es simplemente lo que ocurre en el nuevo Windows in the car.

Es una alternativa que plantean a Apple CarPlay, y es difícil llamarlo competidor por que es un mercado realmente incipiente y con poca tracción entre los compradores de coches por el momento. A diferencia de CarPlay, que usa la solución QNX de BlackBerry para establecer la comunicación con las pantallas, Microsoft usa el estándar Mirrorlink, utilizado por los teléfonos Nokia y el Sony Xperia Z.

Microsoft está probando el prototipo en coches de las marcas Ford, Kia, BMW, Nissan. Las compañías que están trabajando en prototipos que usan Mirrorlink son Volkswagen, Honda, Toyoya y Citroen. Estos sistemas integrados con el coche lo que hacen realmente es proporcionar un contenedor que el smartphone usa como segunda pantalla, y cuando el usuario pulsa en alguna zona se transmite al teléfono para que decida lo que hacer.

Por eso son soluciones que permitirían en los coches conectar un iPhone, un Android o un Windows Phone sólo con que se usen las librerías adecuada para conseguir la conectividad entre dispositivos. Ahora sólo queda que Google presente su alternativa con Android.

261983 bytes 394426 bytes 437258 bytes 244368 bytes 233658 bytes 236510 bytes 273060 bytes

Vía: The Verge.